ENTRETENIMIENTO

Así es Diego ‘El Cigala’, la figura central de Ajazzgo 2012

Septiembre 10, 2012 - 12:00 a.m. Por:
Paola Guevara, editora de Vé

Se trata del ganador del Grammy Latino, quien popularizó el flamenco en el mundo. Confesiones de un gitano fanático del fútbol y la Televisión colombiana.

Desde Madrid, España, Diego ‘El Cigala’ sostuvo un diálogo con El País que mostró el lado cómico, juguetón y sentimental del ídolo que estará este sábado en Cali para deleitar al público de Ajazzgo 2012. Repite en Cali. ¿Qué verá su público?Lo primero será ir por una carne encebollada, y espero poder conocer mucho más sobre la famosa Cali salsera que no he alcanzado a explorar en otras ocasiones. En cuanto al repertorio me enfoco en tres discos, ‘Lágrimas negras’, ‘Dos lágrimas’ y ‘Picasso en mis ojos’. Y tendré alguna sorpresa bajo la manga...¿Con algún colombiano le gustaría hacer colaboraciones?De hecho, ya he hablado con Juanes, quiero cantar con él, y también conocí a Carlos Vives y me encantó como ser humano, me pareció muy humano, muy ‘chévere’.En su carrera hubo un antes y un después de ‘Lágrimas negras’...Claro que sí, fue mi contacto con la música afrocubana y artistas latinos extraordinarios como Beny Moré y Héctor Lavoe. Yo los desconocía y hoy me siento parte de ellos. Son genios y yo no espero cantar como ellos, solo intenté aportar la voz flamenca pero siempre respetando la esencia de sus canciones. No las canto como un flamenco jondo. Pegaría como un culo. Qué tal que yo empezara a cantar NOoOoOoOoO seiiieeee deciiiiirteeeeiiii Eso estaría muy mal. (Risas)Con todo respeto... un poco Lo que sí puedo aportar es la interpretación. Me gusta meterme dentro de la música, meterme en el papel, apegarme a la historia, al sentimiento. Respeto las palabras de bolero, por eso debo vocalizar bien. En el flamenco se vale fundir las palabras pero en el bolero sería desastroso, por eso he estudiado vocalización, para que se me entienda desde la bulería hasta el tango... (De repente susurra con timidez) ¿Te puedo hacer una pregunta?Cómo no, maestro...¿Has visto la serie de Pablo Escobar?Claro, es muy vista en Colombia¿Ese hombre sí era así?Incluso peor...Entonces se pasó, perdió el control, matar para él era como comprar chiclets, la vida para él no valía nada, el asesinato de Lara Bonilla, de Galán, de Guillermo Cano... te confieso que este último me puso a llorar, no he dejado de pensar en esa familia en Navidad, cuando reparten los regalos y el abuelo no está... se me salen las lágrimas...¿Cómo está siguiendo la serie?Por ‘interné’, todos los días la he visto, voy en el capítulo 61 y no puedo despegarme, me tiene ‘obsesionao’... ¿Cómo pudo este loco soñar con ser presidente? ¿Quién lo mandó a meterse en el Palacio de Justicia? Hace poco vi por televisión el encuentro del hijo de Pablo Escobar con los hijos de las víctimas de su padre, con el hijo de Lara y con el hijo de Galán, se dan un abrazo y dicen que todo está perdonado. Admiro mucho a un país donde ese tipo de cosas ocurren, admiro la valentía de esos hombres que se dan la mano y son capaces de reconciliarse... han roto un esquema.¿Sabe usted que el protagonista de la serie, Andrés Parra, es caleño?¿Es caleño? ¡No puede ser! (grita con emoción). ¡Es un genio! He visto los documentales y el actor es igual. Le felicito porque es genial, ojalá salga eso en la entrevista, que lo felicito y quisiera conocerle. ¡Cómo quisiera ir al tejado donde mataron a Escobar! ¡Y a la Hacienda Nápoles!Sepa que existe un ‘narcotour’¿Tienen algo llamado ‘narcotour’? (Cigala suelta una carcajada profunda, que le sale del alma, que asciende a notas agudas y se ahoga en las notas bajas una y otra vez, una risa contagiosa que vuelve a alzar vuelo cuando uno ya cree que está a punto de extinguirse).4 minutos más tarde...¿Ya se reconcilió con los ‘puristas’ que lo acusan de pervertir el flamenco?A los puristas yo los llamo ‘flamencólicos’, eso lo dice todo, ¿no? (risas). ¿La fusión todavía le suena a ‘confusión’?La fusión me suena a aromática, a infusión (risas), yo prefiero pensar en mi música como ‘sonidos del alma’, jamás como una fusión.¿Cómo le resulta la experiencia de cantar en portugués?Querrás decir en ‘portuñol’ (Risas). ¡En portuñol lo pasé fatal! ¡Yo no tenía ni puta idea! Fue Paco de Lucía quien me enseñó. Con decirte que cuando estábamos grabando ‘Eu sei que vou te amar’ mi percusionista se me acercó y de dijo conmovido: “Diego, qué bonito te suena eso de ‘Eusebio, vou te amaaaar...’ (de nuevo, carcajadas). ¿Te imaginas? ¿Yo declarándole mi amor a Eusebio, el futbolista?¿Qué es el duende?Nadie lo sabe. El duende llega cuando se le da la gana y te enciende el piloto, pero desaparece igual cuando se le antoja. Yo creo que más bien el duende habita en algunas personas. En el flamenco es especial porque más que un género musical es un estado de ánimo, no responde a reglas fijas ni va a rajatabla según la partitura.Para interpretar necesita entrar a un estado de ánimo especial. ¿Cómo se prepara minutos antes de salir al escenario?Lo peor es cuando acabo de bajarme de un avión y llego corriendo a un camerino donde solo tengo 10 minutos antes de encontrarme con el público. En esos casos no siento ganas de cantar... pero escucho el rumor de la gente que espera y me toca hacer como un robot Transformer, y es sobre el escenario que encuentro el duende extraviado mientras canto. Pero siempre siento pánico antes de salir, y espero que ese miedo jamás desaparezca. Cuando no tenga miedo querrá decir que me he vuelto una máquina. Usted es hincha del Real Madrid y se precia de saber de fútbol. Si tuviera que hacer un equipo de músicos ¿a quién llamaría a su ‘selección’?(Carcajadas) ¡Qué divertido! ¡Eso me gusta! Paco de Lucía sería el portero (risas), y Tomatito... Tomatito sería centrocampista (se detiene para reír largamente)... Y Bebo Valdés sería el entrenador, me lo imagino allí, sentadito en una silla, dando órdenes con las manos... Héctor Lavoe sería el defensa... y a Jimmy Hendrix y a Beethoven los pondría de delanteros. Ray Charles por una banda, y Stevie Wonder por la otra banda...¿Dos músicos ciegos sí jugarían bien? (Risas) Yo creo que sí, pero en algún punto nos daríamos cuenta de que apestamos y alguien diría: ‘Estamos haciendo el ridículo, ¡cada uno a su instrumento!’, y de repente empezaríamos a tocar y todo el estadio estallaría de emoción: ¡Ahhhhhh! Sería un concierto fenomenal (Risas).Usted es amigo del director de cine Fernando Trueba, dígale que El País de Cali le dio una idea para una nueva película...¡Claro! ¡Esto tiene que ser una película! (carcajadas). Dios le bendiga ese ojo.Vea también: Segunda parte: Diego, 'El Cigala', más allá de sus 'lágrimas negras' Tercera parte: Diego 'El Cigala', hijo de un camarón

CONTINÚA LEYENDO
Publicidad
VER COMENTARIOS
Publicidad