ENTRETENIMIENTO

Así describen al exfutbolista Freddy Rincón sus amigos y familiares

Septiembre 01, 2013 - 12:00 a.m. Por:
Meryt Montiel | Editora equipo de Domingo
Así describen al exfutbolista Freddy Rincón sus amigos y familiares

Con su amigo Faustino Asprilla, Freddy Rincón observó el inicio de ‘La Selección’

No le gustan las extravagancias, las cosas que llaman mucho la atención, prefiere pasar inadvertido.

Aunque estaba consciente de que el actor que lo encarna en ‘La Selección’, el cartagenero Antonio Jiménez no sabía ni cómo patear un balón, el día del lanzamiento de la serie en Bogotá Freddy Rincón le dijo que estuviera tranquilo, que estaba muy agradecido con lo que estaba haciendo y durante la transmisión del espacio “esbozó una sonrisa”. Esa sonrisa, en el único día que por fin se pudieron ver y hablar frente a frente, le dio un ‘parte de tranquilidad’ a Jiménez, quien describió a Rincón para El País como alguien muy imponente no solo por su estatura sino por sus gestos muy marcados, muy fuertes, “pero que al momento de hablar es de una amabilidad impresionante, muy dado a los demás. Me llevé una grata sorpresa”. El modelo y actor, al que le debieron poner doble para las grabaciones de las primeras escenas porque “yo tenía un estilo muy tosco para jugar”, asegura sentir “pena” con Rincón por este comienzo, pero aprovechó para enviarle un mensaje: “Que no se preocupe, que las escenas que siguen son con unas jugadas bacanísimas y los goles mucho más”. Y sin necesidad ahora de un doble, porque las jugadas las hace él mismo gracias a lo aprendido con los profesores en la cancha. De todas maneras, para el costeño es una experiencia muy linda la que “he vivido representando a un ídolo como él”.Y como un ídolo también lo siente mucha gente donde quiera que Freddy va, porque aún son decenas de personas las que le piden autógrafos, fotografías y le agradecen al exvolante todo cuanto hizo con sus jugadas maravillosas por el fútbol colombiano. Y él, como dice uno de sus amigos, siempre se muestra asequible, con una sonrisa, porque mantiene esa misma humildad de sus orígenes, la que ha conservado a pesar del dinero y de la fama. De la sencillez de este deportista, uno de los dos colombianos que ha jugado en el Real Madrid, da testimonio el periodista Jaime Dinas, también su amigo personal. Freddy, asegura Dinas, siempre ha sido un hombre sencillo, para nada ostentoso. No es de lujos, de querer tener la camioneta más cara, el reloj más costoso o la cadena más grande. No le gustan las extravagancias, las cosas que llaman mucho la atención, prefiere pasar inadvertido. En su carro lleva un equipo de sonido normal, nada estruendoso. Es un tipo muy tímido, por eso casi no se prestaba para entrevistas. Esa timidez, agrega Dinas, era por muchos tomada como si fuera un tipo engreído, prepotente, lo que nunca ha sido”. Similar apreciación tiene el futbolista Faustino Asprilla sobre su colega. “Freddy es una persona tranquila, muy noble, que habla muy poco, medio tímido. Le encanta mucho la salsa, como la de Gilberto Santa Rosa. Y como buen hijo de Buenaventura, le gustan mucho los mariscos, el pescado. Cuando yo iba a Brasil me invitaba a almorzar a su casa y cuando él viajaba, yo lo invitaba a la mía. Después de nuestra época en la Selección Colombia, en la que se reía mucho con mis chistes, hemos seguido una bonita amistad. Hoy es uno de mis mejores y últimos amigos”.Padre de cuatro hijosEste espigado negro de 1.85 cms. de estatura, de 47 años, que hasta hace poco “cargaba con un afrodisíaco en el carro, en una botella de dos litros, para mantenerse activo”, como lo revela con una risa pícara uno de sus amigos, ha sido amado por varias mujeres, aunque no tiene fama de mujeriego, según sus conocidos.De su relación con Piedad, una bonaverense que hoy vive en Cali, nació su primogénito Freddy Stiven. El joven de unos 23 ó 24 años, como calcula Ignacio Rincón, su tío, jugó en el Deportivo Cali, “pero ya no es jugador, porque se chuzó con un alambre el ojo, le dio una infección y lo perdió. A pesar de que el papá por mucho tiempo estuvo con él para arriba y para abajo, para una parte y la otra, no le pudieron arreglar ese ojo”, precisa Ignacio Rincón. Una caleña que vive en Estados Unidos es la madre de su segundo hijo, Sebastián Rincón, de 19 años, quien estuvo en el Santa Fe y tal parece que fue vendido a un equipo de ese país. Sebastián siempre dice que se está capacitando con trabajo y mucha dedicación para mantener arriba el apellido que hizo grande su padre. Y Freddy, tal como lo reveló hace dos años a El País, sostiene que lo que más le ha exigido a Sebastián es que sea humilde y que respete la profesión. “Le digo que él debe ser él, que el apellido nadie se lo va a quitar y que el compromiso suyo debe ser engrandecer aún más el apellido”.La actual compañera sentimental del ex mediocampista es Priscila, una brasilera con la que tiene dos hijos: un niño y una niña, aún menores de edad. Ella, con quien reside actualmente en el apartamento que ocupaba su mamá Rufina Valencia, en el barrio Altos de Arboleda, en el oeste de Cali, ha sido, según sus propias palabras en reciente entrevista con El País, “una de las personas más importantes en mi vida por todo lo que ha tenido que aguantarme”.Priscila es una mujer, como agrega el periodista Jaime Dinas, esencial en su vida, “porque le imprime a Freddy mucho optimismo y tranquilidad, sobre todo en momentos difíciles como los que pasó en Brasil” (país donde fue privado de su libertad por líos con la justicia).

CONTINÚA LEYENDO
Publicidad
VER COMENTARIOS
Publicidad