Aryel Altamar presentará su sesión de hiptnotismo colectivo este sábado en Cali
ENTRETENIMIENTO

Aryel Altamar presentará su sesión de hiptnotismo colectivo este sábado en Cali

Noviembre 22, 2014 - 12:00 a.m. Por:
Redacción de El País

El argentino Aryel Altamar presentará este sábado, en la Biblioteca Departamental, su espectáculo de hipnosis ‘Tranze’. Es el polo opuesto de Tony Kamo.

Ete hipnotista no lo hará comer cebollas, desnudarse, ni acostarse en el piso o huir de cucarachas inexistentes. Lo que sí le hará sentir el argentino Aryel Altamar, con tan solo una orden mental y un movimiento corporal, es cambios de temperatura intensos, risas, llanto o hasta convertirlo en integrante de una orquesta, en jinete de un caballo imaginario y convencerlo de que habla otro idioma o tiene otro sexo. Al final, pueda que no se acuerde de nada, pero tendrá la sensación de haber vivido una experiencia increíble, y de paso, habrá aprendido a relajarse de tal manera, que nunca más tendrá problemas de insomnio y sí mucha más concentración. Aryel, quien estará este sábado, a las 7:00 p.m., en la Sala Diego Garcés de la Biblioteca Departamental, con su sesión grupal ‘En Tranze’, dice que a través de hipnosis se puede eliminar una fobia, dejar de fumar (con una efectividad del 80%), adelgazar, hacer una extracción de dientes sin necesidad de anestesia, tener un parto sin dolor o curarse de un trauma de infancia. Aryel asegura que no pertenece a la misma rama de la hipnosis de Tony Kamo, donde para hipnotizar se genera miedo o pánico. “Basta ya de poner en ridículo a la gente, de hacer que piense que “si paso al frente este tipo me va a hacer comer cebolla, me va a tirar al piso, todos se van a reír de mí, o me va a producir miedo. ¡Basta de eso!”, afirma. Y explica que la hipnosis es “una alternativa frente a tantas pastillas que la gente consume; una demostración del poder de la mente humana; una anestesia, pero mental”.El propio Aryel, quien afirma que pesaba 140 kilos, asegura que hoy está delgado gracias a la hipnosis y a todo un seguimiento con nutricionistas. “La hipnosis lo que hace es ayudarte a cumplir con la dieta, a no desfallecer. Te cura la ansiedad y la obsesión por la comida”. Y asegura que elimina de la mente esas excusas mentales de “llenaré la nevera por si viene alguien”, “me voy a comer esto antes de que se venza”, “No puedo tirar la comida, porque en el mundo hay mucha gente que no come”, “Hoy comeré, total, mañana me cuido”. Dichas frases quedan erradicadas a través de hipnosis, y con ayuda de audios que se deben escuchar todas las noches durante 21 días, y que sirven para reprogramar a la mente para que siga una línea. De dicho tema hablará en su seminario para adelgazar, el próximo 29 de noviembre, en la Biblioteca Departamental. Este sirve tanto para una persona que quiere bajar tres kilos hasta para una que quiera bajar 60. “Les enseño cómo bajar y cómo mantenerse”. Pero Aryel advierte que no hipnotiza a nadie en contra de su voluntad. “No puedo hipnotizar a alguien que no quiera, porque si le digo que piense en una botella y se pone a pensar en un árbol, no funciona”. “La hipnosis es en realidad autohipnosis. Yo soy el guía. La virtud del hipnotista es conocer los métodos, hay más de 500, y saber cuál usar con cada quien. La gente piensa que quien se hipnotiza es mentalmente vulnerable, que se puede manejar y es lo contrario, es quien se logra concentrar más, quien sabe seguir reglas”.

VER COMENTARIOS
CONTINÚA LEYENDO
Publicidad