Arnold Schwarzenegger cuenta cómo se siente volver a interpretar a Terminator
ENTRETENIMIENTO

Arnold Schwarzenegger cuenta cómo se siente volver a interpretar a Terminator

Junio 28, 2015 - 12:00 a.m. Por:
Elpais.com.co | Colprensa

Arnold Schwarzenegger regresa como el abuelo de ‘Terminator Génesis’, un filme casi tan sorprendente como su vida real. Actor, gobernador e infiel, algunos de sus roles.

[[nid:437993;http://contenidos.elpais.com.co/elpais/sites/default/files/imagecache/563x/2015/06/arnold-schwarzenegger.jpg;full;{ ‘The Terminator’, se hizo en 1984, bajo la dirección de James Camerón. Se realizó con un presupuesto de 6,4 millones de dólares y recaudó USD $78.371.200. Foto: Especial para El País}]]

Hace más de tres décadas, luego de 15 años infatigables de carrera como actor en Hollywood, Arnold Schwarzenegger tenía la responsabilidad de demostrar que no era un actor de éxito de un par de películas. Lea también: Arnold Schwarzenegger, un infiel de peso

 En 1982 protagonizó ‘Conan, el bárbaro’  y fue su primer éxito de taquilla, una cinta que tendría una segunda parte también con una buena acogida. 

Sus 1,88 mts. de estatura y un cuerpo que lo llevó a ser Mr. Olympia en siete ocasiones, junto a su marcado acento austriaco lo limitaban a cierto tipo de papeles, hasta que le llegó la oportunidad de postularse para un rol de villano.

Era una película de bajo presupuesto al mando de un joven y entusiasta director canadiense que, sin saberlo, crearía uno de los personajes más famosos del cine de acción de todos los tiempos. 

Se trataba de James Cameron, quien venía de dirigir  ‘Pirañas II’, y ahora se lanzaba con un guion propio,  batallando contra la poca fe de la industria. Fue él quien creyó en el musculoso austriaco para que se convirtiera en el cyborg asesino enviado a través del tiempo desde el año 2029 a 1984 para asesinar a Sarah Connor. 31 años después del hito cinematográfico, Arnold vuelve a esta saga que llega a su quinta entrega: ‘Terminator Genesis’. A propósito del estreno, habló así con la prensa mundial:   

  ¿Qué lo motivó a volver a esta saga cinematográfica?

Me emocioné tan pronto leí el primer borrador del guion, lo que ocurrió mucho antes de que alguien fuera contratado para la película. Me emocionó porque volvieron a prestarle  atención a la idea original de la saga. 

Ese fue el factor más importante  para hacer parte de ‘Terminator Genesis’,  grandes personajes interpretados por grandes actores.

 ‘Terminator’ fue una de sus  películas de bajo presupuesto...

También he hecho películas independientes, como ‘Maggie’, que se trata de zombies, pero es verdad, ‘Terminator’ fue una producción de medio millón de dólares, lo que es divertido, porque también es exigente.  Todo se hace en seis semanas y  la clave está en los personajes. Esto lo combinas con grandes películas, donde los efectos visuales, las acrobacias y demás te hacen ser más coordinado. Es  nutrirse de  formas distintas de hacer cine.  

 ¿Cómo fue trabajar con Emilia Clarke?

Recuerdo cuando hicimos la primera mesa de lectura, Emilia estaba sentada a mi lado. Durante  los primeros cinco minutos no hablamos del guión, ella solo me hablaba de tiendas de ropa y la verdad me gustó, fue divertido. 

Luego empezamos la lectura y nos metimos de lleno,  en poco tiempo encontramos el tono y sentíamos que las personas alrededor percibían que les estábamos dando el lugar a cada una de las frases y momentos plasmados en el guión. 

 Usted es reconocido por sus escenas de acción, ¿cómo fue el trabajo en este aspecto con sus coprotagonistas?

Increíble, realmente se metieron en el trabajo. Tuvimos  personas que realizaron las escenas de lucha muy bien, que se metieron dentro de la pelea. Creo que lo atractivo de este elenco es su compromiso. 

En un momento se lo dije a  Alan Taylor, pues hicimos estas escenas durante más de tres meses y ningún actor se quejó del dolor,  de las heridas que siempre aparecían o  de que estaban cansados.

  ¿Fue extraño volver a un papel que no hace desde hace  12 años?

 Es como andar en bicicleta, ya sabes, es cuestión de tomar ritmo en ella. Recuerdo que cuando leí el guion y comencé a practicar las líneas, casi de inmediato empecé a hablar como una máquina de nuevo y  el personaje volvió a mí.

Algo que debía tener claro, era  el juego que propone la película. Cuando se es ‘Terminator’, es distinto a cuando interpreto a ‘Protector’, es algo un poco  contradictorio.  Es por esto que fue indispensable la buena comunicación con el director,   para ser el villano cuando se debe y sacar el lado protector y  paternal cuando es  necesario. 

Un lado  paternal que usted explora en su vida personal...

Con mis hijas, y eso ayuda. Mi primera hija nació cuando hicimos ‘El vengador del futuro’, ya tiene 25 años de edad. Con los años, siendo padre de dos hijas, creo que se aprende mucho sobre cómo ser protector.

 ¿Revisó las tres películas de ‘Terminator’ en las que había participado antes de trabajar en ésta?

Sí, vi cada una de las tres películas para recordar y analizar el tono de mis personajes. En especial la uno y la dos, donde el cambio es notorio. Creo que eso fue lo que me ayudó en esta continuación. 

 ¿Por qué cree que su personaje es tan popular?

Muchas personas me han dicho que lo han disfrutado por que Terminator es una máquina que se ve como un ser humano. Es indestructible y  muchos desearían ser así. También comprendieron que en la realidad que propone la película no hay límites. Aún así, este personaje no es responsable de nada porque termina siendo un aparato creado por los propios humanos. 

Por ejemplo, en el primer ‘Terminator’ destruyó una comisaría y lo hizo sin recibir castigo alguno.

 La forma en que Jim Cameron escribió y  filmó el personaje, tenía implícito  que  a pesar de que era un villano terminaría  convirtiéndose en un héroe.

Creo que es lo que el público disfruta: no saben en realidad si están viendo a un tipo malo, a un tipo bueno, o a una máquina que no tiene sentimientos y obedece órdenes. 

 

VER COMENTARIOS
CONTINÚA LEYENDO
Publicidad