ENTRETENIMIENTO

Aprenda a vivir sin infecciones respiratorias agudas

Noviembre 14, 2013 - 12:00 a.m. Por:
Redacción de El País
Aprenda a vivir sin infecciones respiratorias agudas

Las IRA son un grupo de enfermedades que se producen en el aparato respiratorio, causadas por microrganismos como virus y bacterias, que comienzan de forma repentina y duran menos de dos semanas.

Un experto nos explica cómo evitar la propagación de las infecciones respiratorias agudas (IRA). Los niños, las principales víctimas.

Las enfermedades respiratorias causan entre un 10 y un 12% de ausentismo laboral en Colombia. Eso implica que las compañías deben tomar unas medidas de limpieza y prevención para evitar y minimizar la propagación de estas.Fernando Forero, director HSEQ de Sodexo Colombia, especialista en salud ocupacional y epidemiología, explica que “las lluvias y los cambios de temperatura traen varios tipos de infecciones respiratorias generadas principalmente por virus; estos se transmiten con facilidad por contacto con secreciones que pasan de las vías respiratorias a las manos y a objetos, de ahí a las vías respiratorias de otras personas. También pueden transmitirse directamente”. Hay unas enfermedades respiratorias producidas por los rinubirus que solamente se concentran en la nariz. Es lo que da moqueadera, ardor en los ojos, estornudadera. Hay otras que se ubican, dependiendo del germen que las origina, en la faringe y en la garganta, entonces la gente se queja de ardor y puede darse faringitis y laringitis. “La laringitis es cuando se inflaman las cuerdas vocales la persona pierde la voz y en la medida en que va descendiendo en el tracto respiratorio, la cosa se complica más, se puede dar la amigdalitis, traqueítis, bronquiolitis que en los niños es una enfermedad muy delicada, porque si no se trata adecuadamente puede generar posteriormente casos de hipertensión pulmonar, puede presentarse una neumonía, una traqueítis y otra serie de enfermedades”, dice Forero. Las infecciones del tracto respiratorio superior, la nariz y la garganta usualmente no requieren tratamiento cuando son ocasionadas por virus, pero las del tracto respiratorio inferior son más susceptibles de complicarse, generando neumonías, bronquitis y otros cuadros. Explica Forero que “un gran porcentaje de las enfermedades respiratorias son ocasionadas por virus, que está siempre ahí aprovechando las oportunidades que le permitan propagarse. Entonces todas son contagiosas, en especial las enfermedades virales porque el virus por ser una partícula, fácilmente se desplaza en la saliva, en el estornudo, queda sobre una superficie, sobre tela, sobre la madera, sobre una chapa y eso lo hace susceptible de contagiarse”.Los síntomas que se pueden generar son fiebre, malestar general, congestión, secreción nasal, tos, dolor de garganta, expectoración y dificultad para respirar.En los niñosEn los más pequeños es primordial identificar los signos de dificultad respiratoria, que alertan sobre la complicación del cuadro respiratorio. Éstos son: aumento de la frecuencia respiratoria, aleteo nasal (se ensanchan las fosas nasales al respirar), tirajes intercostales (se evidencia que al respirar, la piel y los músculos entre las costillas se hunden), quejido espiratorio (se oye un silbido cuando el niño bota el aire) y la pérdida de sincronía entre tórax y abdomen al respirar. Por este tipo de afecciones mal tratadas, el ausentismo laboral ha aumentado crecientemente. Según un estudio realizado por la Organización Mundial de la Salud -OMS- las ausencias a nivel laboral se han elevado en un 12% afectando considerablemente tanto la salud como la economía tanto de empleado como de empleador.Si la dificultad respiratoria se complica hay que llevar al niño inmediatamente a la clínica porque puede necesitar tratamientos adicionales, de oxígeno, terapia respiratoria. Un pico de fiebre no es problemático, pero la persistencia de esta frente a una dificultad respiratoria amerita una consulta médica.Formas de prevenciónLa Organización Mundial de la Salud aconseja consumir alimentos naturales ricos en vitaminas A y C, como mandarina, limón, lima, naranja, banano, papaya, piña, fresas, limón, guayaba, kiwi, mango, etc., tanto en porción como en jugos así como las verduras de hoja verde oscura como tomate, zanahoria, espinaca, acelga, ajo, brócoli, coliflor, calabaza, etc., son beneficiosos para mantener en buen estado el sistema inmunológico.Si no tiene la enfermedad y quiere evitar el contacto con los virus, es necesario que lave con frecuencia sus manos con agua y jabón, en especial después de tener contacto físico con personas enfermas u objetos que tocan muchas personas (chapas, transporte público, teléfonos públicos, etc.).Evite estar en lugares poco ventilados donde se reúnan muchas personas. Existen esquemas de vacunación para condiciones y edades específicas, por lo que debe consultarse para ver lo más conveniente. Y mantenga limpios los objetos de uso común.

VER COMENTARIOS
CONTINÚA LEYENDO
Publicidad