ENTRETENIMIENTO

Aprenda a cocinar de forma sencilla con Carolina Cruz y Lincoln Palomeque

Septiembre 25, 2012 - 12:00 a.m. Por:
Redacción de El País
Aprenda a cocinar de forma sencilla con Carolina Cruz y Lincoln Palomeque

Carolina Cruz asegura que “de la cocina, todo me gusta, no hay algo que me parezca incómodo, al contrario, todo es divertido”. Por su parte, Lincoln Palomeque dice que “Sin duda, lo que menos me gusta de la cocina es lavar platos”.

La presentadora caleña y el actor tendrán ahora un espacio en televisión para compartir recetas fáciles que se pueden hacer en pareja.

A ellos, además del amor, los une el hecho de ser inexpertos cocineros. Lo dicen sin complejos y reconocen que hasta hace muy poco eran un completo “desastre” en el tema de los fogones, las medidas, las mezclas y los tiempos de cocción. Sin embargo, Carolina Cruz y Lincoln Palomeque asumieron el reto que les planteó una firma de salsas para que su poca experiencia sirviera de ejemplo para que otros se animaran a cocinar a través de recetas sencillas que aprenden en Tv. “La idea es conectarnos con la gente para saber qué hacer para el almuerzo, además aprender entre todos a cocinar de una manera chévere, agradable y dinámica. Lo clave es que la gente se divierta, y aunque usen ingredientes básicos el resultado sea muy saludables”, anticipa Lincoln Palomeque.Ellos, unos honrosos primíparos de la cocina que ya dan sus lecciones a los colombianos a través de emisiones de un minuto por los canales privados tres días a la semana (ver recuadro), dan la receta para llevar bien puesto el delantal y no morir de hambre en el intento. 1. Adobe las ganas y la buena actitud “Cuando empezamos, no sabíamos cocinar. Con el tiempo hemos aprendido, así que tenemos el mismo nivel y en la cocina no hay competencia ni rivalidad; al contrario, nos ayudamos mutuamente y todo cuanto preparamos lo hacemos con mucho gusto”, expresa Carolina Cruz, una carnívora confesa.Para Lincoln Palomeque, la clave en una relación de pareja y en la cocina es la misma: “Ponerle amor a todo. Hay que tener paciencia, tranquilidad, ganas, porque quienes no saben tienen que empezar a experimentar y habrá momentos en los que no va a quedar perfecto”.2. Que nunca le falten“Un buen delantal para creerse el cuento, unos buenos sartenes, una licuadora que es clave en algunos momento y vasijas para hacer mezclas”, sugiere Lincoln. Entre tanto, Carolina recomienda hacerse a “un buen juego de ollas, cucharitas para revolver y otras que se puedan meter en el aceite caliente a la hora de freir, un secador de pasta y una vajilla (que no sea la más costosa pero que sí se vea bonita) con varios puestos para invitar a los amigos”.3. Mezcle y no tema probarCarolina cree que la gente le tiene miedo a la cocina porque piensa que es complicada, “pero cuando estás en una buena compañía, con una buena actitud, quieres divertirte, pasar un rato agradable y cocinar algo sencillo, se puede hacer”. Eso sí, advierte que errores puede haber en el proceso y lo mejor es no darse látigo, sino aprender la lección y, para la próxima, mejorarlo. “Lo más común es que algo se me pase de calorcito o quede el arroz más durito y no tan blando”, admite. En el universo de la cocina también se vale aplicar truquitos a fin de salir victorioso y no despavorido ante un plato o ingrediente que parece estar poseído, como a veces sucede con el aceite. Por eso Lincoln sugiere, cuando el aceite está muy caliente y empieza a salpicar, “agregar un poquito de sal y así minimizar el riesgo”.4. Adicione amor “Lo que no puede faltar al entrar en la cocina es el amor el amor, la dedicación, la buena energía y las ganas de ver un buen resultado”, dice Carolina Cruz. Para la presentadora caleña, cocinar es una manera de conquistar de manera permanente al ser amado. “Es cierto que a uno lo conquistan por el estómago, pero también uno puede estar enamorado y enamorarse más porque la cocina es un universo nuevo para compartir. Empezar a cocinar y a probar nuevas técnicas para alimentar la relación es interesante”, dice. Entre tanto, Lincoln advierte “tener cuidado con la sal, porque si te pasas con ella, nunca será bueno ni para la salud ni para el sabor”.5. En su punto Los gustos deben ser respetados, así que conózcalos bien. La pareja reconoce que mientras Carolina ama el picante y Lincoln lo destesta, a él le gustan más los sabores agridulces porque le parecen exóticos. Al meterse en la cocina ellos, además de pareja, son “dos socios” del sabor.

VER COMENTARIOS
CONTINÚA LEYENDO
Publicidad