'Apaporis, en busca del río', desde hoy en las salas de cine
ENTRETENIMIENTO

'Apaporis, en busca del río', desde hoy en las salas de cine

Febrero 17, 2012 - 12:00 a.m. Por:
Alberto Posso Gómez | especial para El País

El documental del cineasta caleño Antonio Dorado denuncia el histórico saqueo del hombre blanco a la raza indígena.

Apenías tenía 32 años cuando Edmund Wade Davis alcanzó la fama con ‘La serpiente y el arco iris’, sobre los ritos del vudú haitiano. Su mundo siempre lo constituyó el naturalismo, la antropología y la etnobotánica, hasta convertirse en un personaje mundial. Canadiense y figura de la National Geographic, Davis es ahora el mayor experto vivo en culturas indígenas de América. La lectura de uno de los más famosos libros de Davis, ‘El río’, fue para el caucano afincado en Cali, Antonio Dorado, director del clásico ‘El rey’, el comienzo de un gran reto. Acompañado de un pequeño equipo dispuesto a enfrentar lo que fuera para lograr su propósito, Dorado decidió entonces poner a rodar ‘Apaporis’, el documental que a partir de hoy Colombia tendrá la oportunidad de ver en pantalla grande.“Quedé comprometido con esta lectura, fue como una bofetada desde la selva. Entender cómo un extranjero era capaz de ver la grandeza de un precioso lugar que en Colombia nosotros mismos ignoramos. Supe que era mi responsabilidad como cineasta, lograr que los espectadores reflexionaran acerca de este paraíso selvático que históricamente hemos mirado como ‘el patio trasero’, donde han tenido lugar tantos saqueos”, dice Dorado.Tal como lo hace Davis en su obra, el propósito del cineasta colombiano era repetir los pasos del científico Richard Evans Schultes, en un período de tiempo mucho más breve, pero sumamente productivo en materia cinematográfica. Breve, pero en la pantalla, porque el rodaje de ‘Apaporis’ fue un extenso proceso que comenzó en el 2007 y llegó hasta el 2010, por cuanto se hicieron necesarios varios viajes para lograr el producto final.El filme recrea cómo el dr. Schultes le dedicó doce años de su vida al estudio de la raza, las costumbres y el entorno de la Amazonía colombiana, entre 1941 y 1952. Se sumergió del todo en esta cultura desconocida para los colombianos citadinos, reconoció más de 30.000 especímenes botánicos; descubrió 300 de ellos, antes ignorados por el mundo; dominó la técnica del cultivo del caucho y la coca; y recreó con su cámara miles de imágenes todavía inéditas para los colombianos. Todo con respeto por los conocimientos de las comunidades indígenas, hasta el punto de considerarlos sus maestros.En su investigación, se topó por ejemplo con el curare, un potente relajante muscular, fundamental en el desarrollo de la anestesia moderna, perfeccionado a principios del siglo pasado. El curare permitía a los indígenas matar o revivir la presa, y su preparación confundió por más de dos siglos a botánicos famosos. Sólo por citar otro ejemplo, la quinina se registra en el Vademécum de los médicos, como medicina sintetizada, bajo un complejo nombre científico complejo. Muy pocos colombianos saben que tanto el curare como la quinina surgieron de los conocimientos ancestrales de las comunidades del Amazonas. Los espectadores de ‘Apaporis’, ahora sí lo sabrán.Éste es el principal valor de este documental premiado y elogiado: el descubrir a Colombia y al mundo, ese fascinante pulmón del Amazonas, y cómo el hombre blanco se ha empeñado en acosarlo y destruirlo, en lugar de defenderlo y enaltecerlo.Pero no es ésa la única virtud de la película. Casi que en un susurro, pleno de emotividad, el propio Antonio Dorado narra la travesía completa. Desde su visita a la casa de Wade Davis en Nueva York, donde observó las fotografías en blanco y negro tomadas por Richard Evans Schultes con su cámara réflex, de las cuales los espectadores pasan a las imágenes en movimiento rodadas por el equipo colombiano.Todo es enigmático, impactante y poderoso. La forma como lograron entrar a la selva con sus costosos equipos, ante la lógica prevención de los indígenas. La posterior relación de camaradería cuando ellos comprendieron la intención de la película. La compenetración con las costumbres, culturas, lenguas, especies autóctonas y el medio ambiente. Todo ello observado por una puesta en escena tan natural como perfecta, tan espontánea como rigurosa, tan sutil como objetiva… ¡un extraordinario espectáculo audiovisual!“Cumplí mi sueño de recorrer los mismos pasos de Richard Evans Schultes. Ver con mis ojos y a través de la cámara esa maravillosa selva en una de las regiones más conflictivas del mundo. Tuvimos que reunir poco a poco fondos de becas y auxilios de toda clase. Era preciso que al menos intentáramos que la película hiciera que alguien pusiera atención a este tema ecológico vital. El conseguir que el documental se pase en salas de cine, en pantalla grande y en 35 mm, quiere decir que lo logramos”, concluye Dorado.Desde Mitú hasta el río Apaporis, esta obra maestra del documental contemporáneo nos va dejando estupefactos ante la belleza del escenario y del filme; consternados ante la denuncia sociológica y etnobotánica tan absoluta; sobrecogidos ante el insondable poder de la naturaleza. Verla es sencillamente… ¡imprescindible!Más sobre el documental‘Apaporis’ registra paisajes paradisiacos y desconocidos, a través un diario de viaje por la selva Amazónica Colombiana, siguiendo los pasos del etnobotánico Richard Evans Schultes, desde Mitú hasta el río Apaporis, revelando mitos milenarios para revivir los muertos.Algunas experiencias son relatadas por el alumno de Schultes, Wade Davis, autor del best seller: ‘El Río y explorador de la National Geographic’.“El viaje por el Apaporis es un acercamiento a la sabiduría de estos grandes botánicos que a través de sus conocimientos milenarios pueden vivir en una relación armónica con la naturaleza. En los registros se puede advertir, cómo a pesar de la lucha de los chamanes por combatir a través de sus ritos y pócimas sagradas los espíritus malignos, las comunidades se ven asediadas por la muerte y la desaparición de sus lenguas y sus culturas”, dice Antonio Dorado.

VER COMENTARIOS
CONTINÚA LEYENDO
Publicidad