ENTRETENIMIENTO

Angélica Blandón, protagonista de '180 Segundos', pasó de policía a ladrona

Abril 13, 2012 - 12:00 a.m. Por:
Redacción de El País
Angélica Blandón, protagonista de '180 Segundos', pasó de policía a ladrona

Angélica Blandón, actriz pereirana.

La actriz pereirana habla de su rol en la nueva película caleña '180 Segundos', que se estrenará este viernes.

La mayoría de los actores en Colombia se dan a conocer primero por el teatro y la televisión. A la paisa Angélica Blandón le pasó al contrario: “Llevaba mucho tiempo haciendo teatro y papeles pequeños en Tv., y ‘Paraíso travel’ fue el pantallazo de mi carrera”, confiesa.Angélica fue una de ‘Las muñecas de la mafia’, luego una de las ‘Tres Milagros’, y ahora regresa al cine como la única mujer del elenco de actores de ‘180 segundos’, una película en la que interpreta a una ladrona caleña. Y sí que se robará la atención de los espectadores. Hablamos con ella, quien no pudo asistir a la premiere en Cali debido a sus compromisos con la nueva novela del canal Caracol ‘5 Viudas’. ¿Cómo fue la experiencia del rodaje de ‘180 segundos’?Maravillosa, aunque sorpresiva. Llegué a la película en paracaídas. Dos semanas antes a la actriz que iba a hacer mi personaje, no le coincidían las fechas de sus compromisos con el rodaje, y me llamaron. Leí el guión y me encantó. Siendo la ópera prima de Álex Giraldo había mucho amor por la película, todos nos entregamos.¿Qué le atrajo del guión?Me gusta la forma en que la película está hecha, van ver. Y otra de las cosas que me atrajo es que soy la única mujer. Todos los personajes, incluída Angélica, representan a unos ladrones, pero nunca hablan de robar. La historia es cómo viven ellos, cómo se gozan la vida y se ven aventados a una situación riesgosa.¿Fue positivo ser la única mujer del grupo de actores?Me pareció más atractivo, esto en una pantalla grande tiene un significado importante. Impacta más que si ves muchas mujeres. En la televisión he coincidido y, en parte, me ha gustado hacer personajes donde hay más mujeres que hombres. Aquí es lo contrario, me pareció interesante, un reto.¿Cuál fue la diferencia entre la plástica y sensual Brenda de ‘Las muñecas de la mafia’ y la sencilla y batalladora ‘Milagros’?Intento que los personajes sean distintos siempre. Pero siempre he querido que mis personajes sean mujeres que sufren una transformación, que la vida les cambie. Y que tengan algo para contar. Han sido guerreras y con ideales. Brenda era una mujer de pueblo que vendía celulares, metida en un mundo de narcotráfico aunque siempre quiso estar al margen de eso. Y Milagros Rendón venía de clase media, de unos padres trabajadores, pero más importante para ella era el intelecto que la belleza física. Tenía el deseo de cambiar el mundo por uno más justo, eso me parecía inspirador. Y lo sufrí mucho, porque tenía la maldición del amor, eso pesa en la carga emocional.¿Cómo hace para liberarse de esa carga emocional de un personaje?Yo exorciso cada vez que tengo una escena. Brenda era malgeniada, con un carácter muy fuerte, muy explosiva. Ese personaje me sirvió para decir las cosas que no digo como debería decir. Cuando tengo espacios tranquilos, cuando no está Brisa (su hija), medito. El personaje al que más he tenido que hacerle duelo y dejar ir es a Milagros.Trabajó con Farina en ‘Tres Milagros’. ¿Cree que un actor nace o se hace?La carrera de Farina ha sido de lucha y de pulso. Es una mujer muy verraca, de admirar. Y su vida le ha servido para llenarse de experiencia. Muchos actores teorizan el arte, pero no lo saben expresar. Ella tiene un animal interior que muchos quisiéramos tener.¿Cómo hace una paisa para interpretar a una caleña en ‘180 segundos’?Una de las características del personaje es que es de Cali y busqué pequeñas cosas que destacan. Considero que las caleñas son muy relajadas, muy alegres, y como parchan mucho con los hombres tienden a ser a veces un poco masculinas. Le di esas características y también esos movimientos de cadera que tienen. Aparte, es un personaje muy firme en sus convicciones y muy inteligente.¿Qué quisiera hacer los últimos 180 segundos de su vida?Estar en un teatro y que mi último segundo sea recibiendo los aplausos.¿Recuerda un beso que haya durado ese tiempo?El último (risas).¿A qué personaje mítico le gustaría tener con usted tres minutos?Me habría encantado conocer a Frida Kahlo y a María Félix. Hay muchas mujeres con las que hubiera querido hablar.¿Cómo hace para que su papel de mamá no se vea afectado?Hago magia como las mamás del mundo. Me levanto más temprano y me acuesto más tarde. Cuando me preguntan por qué no escojo un protagónico sola, la respuesta es que trabajar con tres o más protagonistas hace que me quede un día o dos en la semana para recogerla en el colegio, almorzar con ella, es tiempo valioso para mí, eso no tiene precio.

CONTINÚA LEYENDO
Publicidad
VER COMENTARIOS
Publicidad