Ángela Becerra presenta ‘Memorias de un sinvergüenza de siete suelas’
ENTRETENIMIENTO

default: Ángela Becerra presenta ‘Memorias de un sinvergüenza de siete suelas’

La escritora caleña presenta hoy su libro ‘Memorias de un sinvergüenza de siete suelas’.

Ángela Becerra presenta ‘Memorias de un sinvergüenza de siete suelas’

Abril 25, 2013 - 12:00 a.m. Por:
Colprensa
Ángela Becerra presenta ‘Memorias de un sinvergüenza de siete suelas’

La escritora caleña, Ángela Becerra.

La escritora caleña presenta hoy su libro ‘Memorias de un sinvergüenza de siete suelas’.

Francisco Valiente ha muerto, ahora es un fantasma. Y es a través de los relatos de sus muchas mujeres, que lo amaron y lo odiaron, que se reconstruye la imagen de este personaje cínico... pero a la vez seductor. ‘Memorias de un sinvergüenza de siete suelas’ es la novela más reciente de Ángela Becerra, la célebre autora caleña ganadora del Premio Planeta, que hoy tendrá un encuentro con sus lectores en el marco de la Feria del Libro en Corferias, Bogotá. Antes, como primicia, respondió estas preguntas para nosotros: Vuelve al tema de los sentimientos y del ser humano. ¿Por qué ese interés en hacerlos su tema principal? Me apasiona adentrarme en lo más profundo de la psiquis humana, donde se esconden las grandes contradicciones. Quería llevar al límite los sentimientos. Que los personajes tuvieran que ‘funambular’, es decir, hacer equilibrios en la cuerda de las emociones. Esta historia se mueve en esos extremos. ¿De dónde sale ese sinvergüenza de siete suelas? El embrión de esta novela parte de dos personajes que encontré por ahí. En este caso me inspiré en un desconocido con el que tuve oportunidad de compartir mesa en un Carnaval de Venecia -que iba disfrazado de Casanova y que había perdido su identidad y tomado íntegramente la del veneciano-, y con su magistral interpretación acabó seduciéndonos a quienes le escuchábamos. Y me inspiré en un hombre que parecía un ser íntegro y sin disfraz, pero descubrí que en simultánea seducía a siete mujeres, sin sentir ningún tipo de remordimiento. ¿La actualidad también la inspiró?Las noticias en España por las que desde hace un tiempo desfilan corruptos y sinvergüenzas que esperan ser juzgados acabó por perfilar el personaje. Este tipo de sinvergüenzas abunda en las sociedades de sangre caliente, como la latina.Es una novela que está todo el tiempo entre el amor y el odio. ¿Es una manera de decir que así es la vida? La vida es luz y sombra. No podemos decir que un ser que es capaz de amar sin medida, no llegue también, movido por el egoísmo de querer para sí lo que no puede obtener, a tomar el odio como bandera para supervivir emocionalmente.¿Esta novela es romántica y antirromántica al tiempo? Esta novela no es ni romántica ni antirromántica; es la vida misma, pero retratada en ‘alta definición’. Si fuese un cuadro te diría que todo está repintado, repasado por un pincel, y los colores son vibrantes y primarios. No le gustan los puntos medios...Jamás he vivido en los grises. Prefiero los extremos: la gran felicidad, por la que vale la pena luchar, o la gran tristeza, que te lleva a valorar la vida o a replanteártela. Los puntos medios llevan al conformismo y ello va en contra de mi naturaleza. Creo que el inconformismo es la base de la búsqueda, del crecimiento.¿Por qué ha dicho que es una novela escrita con furia?He dicho que la escribí con furia y pasión, como cuando te montas en un caballo y, al hacerlo, sientes su fuerza. Las palabras cabalgaban al galope y me llevaron a sentir cada página, como sientes en la cara el viento en una carrera loca; todo lo que está reflejado en la novela era una especie de droga, adrenalina que me invitaba a ir a más; a templar la cuerda a ver hasta dónde me llevaba este caballo.¿Cómo despedirse de esos personajes que la persiguieron durante cuatro años? Jamás me despido de ellos. Se quedan como fantasmas durante mucho tiempo; me van acompañando, me hablan dentro, me dicen frases, hasta que, cansados de que ya no les deje hablar, terminan silenciándose.

VER COMENTARIOS
CONTINÚA LEYENDO
Publicidad