Andrés Cepeda, padrino y empresario

Andrés Cepeda, padrino y empresario

Marzo 03, 2013 - 12:00 a.m. Por:
Isabel Peláez | Reportera de El País
Andrés Cepeda, padrino y empresario

Andrés Cepeda se define a sí mismo como una persona estricta.

Conozca más de la vida de este artista que se define como estricto en sus asuntos profesionales.

Cuando llega a su camerino, Andrés Cepeda es muy místico en su decoración. Con unas telas hindúes de colores forra las paredes y pone sahumerios, para sentirse relajado y tranquilo. Pero su mayor secreto es un menú que no le puede faltar antes de subirse al escenario, y es un caldito de agua con papa y cilantro picado, que le encanta.Eso sí, es muy estricto en los asuntos profesionales. “Él debe tener todo claro, su repertorio tiene que estar escrito en una hoja, no sale a improvisar nunca, sea un concierto pequeño o grande, le da la misma importancia y se fija mucho en los detalles”, dice Jairo Fernando Martínez, director de promoción de FM Entretenimiento, quien trabaja con él en la parte comercial desde su producción Para Amarte Mejor y en los últimos tres álbumes, incluido ‘Vivo en Directo’. Esa última fue su exitosa producción de jazz, en la que convocó a grandes como Horacio Hernández ‘el negro’, baterista de latin jazz; el bajista cubano Armando Gola, al pianista Alexander Alonso y al trompetista, teclista y arreglista Dahyan Diaz. De ahí salieron temas como Tu Ausencia, Te Quiero Decir, Dulce Milagro y Más Bonita que tú. Pronto lanzará Vivo en Directo 2.“Cuando está en el escenario está pendiente del público y de su banda. Cosa que ve mal, les hace señas, tiene maneras de comunicarse con sus músicos, con su mánager y corrige de inmediato la falla”, dice Jairo. Pero él jamás lo ha visto “desencajado ni pataletudo”, “pone las cosas claras con el máximo respeto”.Sus amigos (entre los que cuenta a Fonseca, a “Carlitos” Vives y a “Santiaguito” Cruz) admiran su voz. Otro de ellos es Juan Gabriel Turbay, quien dice: “Cualquier canción cantada por la voz de Andrés siempre es una cosa muy bonita”.Para su hermana Consuelo, “los defectos de Andrés son más cualidades, es muy organizado y estricto en el aseo. Eso a algunos les puede parecer aburrido, intenso, por ser tan perfeccionista”.Una forma de describir a Andrés es la que da ella: “es muy puntual con sus compromisos. Muy buen amigo de sus amigos, no se va por los laditos, es muy frentero, sabes a qué te atienes cuando hablas con él. Es tremendamente inteligente y muy, muy sensible, tiene un bagaje cultural impresionante que ha adquirido a través de sus lecturas (lee mucho a William Ospina). Es muy emocional, emotivo, muy orgulloso de ser colombiano, quiere mucho a Bogotá. Es una persona sencilla y fácil, pero lo que más me gusta es su capacidad de sentir”.A Jairo Fernando Martínez lo que más le impresiona de él es lo sensible y profesional que es. “Le afectan cosas que uno no creería. A estas alturas saca un sencillo y al otro día te pregunta: ‘¿Cómo nos fue en la radio?’ ‘¿Quién lo puso?’ Eso ya debería haberlo superado porque es exitoso, pero mantiene casi que en vela en los lanzamientos de sencillos, de álbumes y convocatorias de periodistas”.Para Martínez, Cepeda es un artista internacional desde antes que lo conociera, de él le hablaba gente de otros países que escuchaba ya su música. “Su desempeño es mayor que el de los artistas de otros países sin que sea multimediático, solo que no es de los que empeñan su arte”.En 2003 a Cepeda le dijeron en EE.UU.: “Grabe salsa y verá que con eso sí le va súper bien”. Jairo es testigo: “Le han dicho que cante hasta con reguetoneros, ‘cante con este y va a ser número uno en Puerto Rico’” Él lo pudo haber hecho y se pudo haber puesto en manos de los mejores productores del mundo (rechazó ofertas de Los Estefan), pero no, él dijo, ‘lo mío es otra cosa’. Es un loco, se fue por el camino que quiso y logró reconocimiento internacional con su mensaje y con su filosofía”, dice Martínez.Cepeda no terminó sus estudios de música en la Javeriana, pero es músico y empresario, tuvo bar en Bogotá: ‘La casa del equeco’; en 2011 con Brian Pinero creó el bar restaurante Islamorada. Y apadrinó a sus pupilos Patricia del Valle, Victoria Castillo y Sebastián Trujillo (de La Voz).

VER COMENTARIOS
CONTINÚA LEYENDO
Publicidad