ENTRETENIMIENTO

Andrea Serna habla sobre sus 15 años de carrera

Abril 24, 2012 - 12:00 a.m. Por:
Claudia Liliana Bedoya | Elpais.com.co

Dice que su clave para esta década y media en los medios es no planear el siguiente paso.

Está de quince y no se lo cree. “¿Sí? ¿Todo eso?”, pregunta Andrea Serna un tanto extrañada, mientras hace sus cuentas en voz alta intentando establecer con certeza su carrera en radio y televisión. “A ver, trece años en RCN y dos en el Noticiero Nacional...”Sus ojos se iluminan, los números no la engañan y solo atina a decir “Es gratificante ver que se pudo hacer lo que se pensó. Veo a esa niña inquieta e impulsiva que quería estar en todo, poco sueño, mucho trabajo; hoy ya llegó la serenidad para disfrutar más todo”.Una taza de café y dos vasos con agua fueron los acompañantes de una charla con El País, en la que Andrea Serna compartió sus experiencias como directora del espacio radial ‘La hora del té’ –que se emite de lunes a viernes por RCN Radio Cadena Básica– y descubrió sus proyectos futuros tanto en los medios como en su vida personal. Andrea, ¿’La hora del té’ es un formato de radio impuesto o a su gusto?Es el reflejo de cómo a mí me gusta abordar el entretenimiento. Cuando trabajaba en las Noticias de RCN Televisión me encantaba verlo como algo más serio y cero frívolo. Con Jorge Balaguera –su compañero de programa– le buscamos el detalle a cada noticia, con testimonios y buena información. Solo hablamos de celebridades y es un programa que gozo. ¿Alcanza a tomarse el té en esa hora?Nos servimos el tecito cuando empezamos el programa; y se pasa tan rápido y hablamos de tantas cosas que no me alcanzo a tomar el té. Generalmente me toca tomármelo después del programa. ¿Y con qué lo acompaña?Con un sanduchito de queso bien tostadito, que a veces se me enfría. También con unas galleticas, pero sobretodo con una buena conversación. ¿Siente nostalgia de haber abandonado a las amas de casa que la seguían en la mañana con ‘Llegó la hora’?No, adoro ese público y algunas me siguen por la tarde. Ahora me sorprende tener la posibilidad de hablar para gente joven y la retroalimentación inmediata gracias a las redes sociales. ¿Le asustan las redes sociales? Me impresionan un poco y a veces me abruman porque es saber al instante qué piensan de lo que acabas de decir y compartir con tanta gente lo que está sucediendo contigo. ¿Difícil subirse en el bus del ‘Twitter’?Yo empecé un poco tímida porque no era la más amiga ni de la tecnología ni del internet, era como un mundillo desconocido, pero en mi cuenta (@andreasernaRCN) ya tengo más de 677.000 seguidores. Era tímida porque internet es como la vida y me dio impresión enfrentarme a eso, pero ha sido la mejor y más grata experiencia. Me llama la atención la calidez, la amabilidad, el respeto y la cantidad de admiración que te pueden dar. Se destaca por saber proteger su vida privada, ¿cómo lo maneja en las redes sociales?, ¿cuál es la delgada línea entre lo que se publica o no?Es algo tan propio, que simplemente lo manejas como tu eres, piensas o te comportas. Mi prioridad está en lo que creo puede generar más interés. Si yo soy fuente de información en entretenimiento prefiero serle fiel a eso. Pero a nadie le enriquece saber qué hago en mi vida cotidiana. Lo que sí hago es leer un libro con mis seguidores, a medida que avanzo en la lectura subo frases, y a veces la gente lo agradece porque le llegan en un momento justo.Con internet todo está cambiando. ¿Cómo ve a los medios en un futuro? Sí, la forma va cambiando a una velocidad impredecible pero creo que lo importante es que se conserve la esencia: la seriedad para abordar los temas, cultivar la credibilidad cada vez más, la profundidad para hacer todo, la confirmación de las noticias, la inquietud, la curiosidad por estar en búsqueda de nuevas cosas y no dejarse llevar por la facilidad de publicar en todas partes.Con su experiencia, ¿qué les dice a los jovencitos que llegan a las facultades de comunicación con el único sueño de estar frente a una cámara?Creo que salir en cámara o estar frente a un micrófono es el resultado de muchas otras cosas. Antes de eso hay que saber del oficio, conocerlo, tener idea de cómo se hacen las cosas, de cómo se producen, de cómo salen al aire. Yo tuve mi propia escuela de muchos años, me le medí y aprendí; pero hay que ser inquietos y los mejores observadores. Ha hecho de todo en radio y televisión, ¿en qué se siente más cómoda?Me fascina la televisión en vivo, me enloquece y es lo que más me gusta hacer. Me da sustico sobre todo las primeras veces de cada proyecto, pero me encanta, es algo que me anima. Aunque debo reconocer que la radio aporta a tu credibilidad. ¿Qué le falta por hacer?En medio alternativos quisiera, y ya lo tengo estructurado, entrar al mundo de los blogueros. Por la cercanía con las mujeres y las amas de casa, siento que hay temas en los uno puede enriquecer a quienes lo necesitan. Me siento útil en dar consejos y convocar a personas que dominen información sobre estilos de vida de la A a la Z . ¿No la han animado a escribir un libro?No sé, no lo he pensado, pero tal vez una cosa lleve a la otra. Sale del aire y como toda mujer sigue su vida de casada. Pregunta de regla: ¿cuándo llegará el bebé?Sí que me lo han preguntado, ¡qué presión! (Risas). Estamos preparados para que crezca nuestra familia y cuando sea el mejor momento, no debe faltar mucho para eso, pero estamos preparadísimos.¿Han pensado en el número?Me he vuelto de menos de planes y eso se lo dejo a Dios, no quiero hacerlo tan programado y que parezca una hoja de Excel. Mejor que la vida nos sorprenda y sin tanta presión.

VER COMENTARIOS
CONTINÚA LEYENDO
Publicidad