ENTRETENIMIENTO

Anddy Caicedo revela toda su magia

Octubre 14, 2013 - 12:00 a.m. Por:
Meryt Montiel Lugo, editora Equipo de Domingo
Anddy Caicedo revela toda su magia

Anddy Caicedo, cantante de salsa.

El ex integrante de Guayacán Anddy Caicedo presenta su segundo álbum y habla de su carrera como solista.

La música de Anddy Caicedo suena a negrura, amor, felicidad, como él mismo la describe. Y no la hace pensando en premios, en tener un gran éxito en la Feria de Cali o en luces de Navidad. No. Él la hace para los corazones, el bailador, el gusto de la gente, para que luego del 31 de diciembre siga sonando...Prueba de ello es su segundo álbum como solista, ‘Mágico’, en el que la mitad de sus doce canciones son de su propia autoría y las otras, de su padre, Nino Caicedo. Muchas mañanas, su papá, el compositor de los éxitos de Guayacán, se levantaba diciéndole: ‘hijo, te tengo una canción, ¿qué te parece?’ y todas le gustaban. Así que él debíó terminar sus propias canciones rápidamente porque sino, se quedaría solo con los temas de su padre, “porque, ¿cómo decirle que no a un compositor como él, todo un maestro?”.En su nueva producción hay canciones románticas, con mensaje social, otras con más golpe para el bailador, unas más para el enamorado e incluso para el ‘entusado’.Por estos días, el ex cantante de Guayacán Orquesta está presentando ‘¿Y qué hago yo?’, el tema promocional de su álbum y del que rodará el video en Cali.Al oír este tema cualquiera pensaría que lo hizo motivado por una decepción amorosa: (“tal parece que se acabó, soy el único que sigue esperando el momento para hablar y qué hago yo con estas ganas de abrazarte, de mimarte, de tenerte aquí conmigo..). Pero, en realidad lo escribió decepcionado por un sueño laboral que se le escapaba. “Nosotros como artistas tenemos los mismos problemas que tiene cualquier ser humano y yo tenía las esperanzas puestas en algo que no sucedió, fue una desilusión y así nació esta composición que fue la punta de lanza de mi disco”, comenta este joven de 1,81 m de estatura, cuyo rostro ilumina su blanquísima sonrisa.Por su experiencia en Guayacán y por ser hijo de quien es, pareciera que Anddy no tendría inconvenientes en promocionar su música como solista en las emisoras. Y aunque admite que en su caso personal siempre lo han apoyado y querido, se lamenta de que la salsa de los nuevos salseros no tenga tanta presencia en la radio. Explica Anddy que se necesita refrescar el género, que hay mucha música vieja producida hace 50, 60 años (Héctor Lavoe, Pete Conde Rodríguez, Celia Cruz) ocupando en la radio el lugar de nuevos artistas como él o como Mauro Castillo o Casanova. “La falta de espacios hace que la gente se vaya a Internet y deje de escuchar radio, busque la nueva música en Youtube o la programe en sus reproductores”, dice.Agrega este artista que estudió siete semestres de música en la Universidad del Valle, que esa necesidad de oxigenación es más que todo en la salsa y en la radio de Cali. “Si tú ves otros géneros como el reggaetón ves superartistas colombianos como J. Balvin, Reikon o Malumba que suenan a nivel mundial porque les han dado el espacio. En la balada se vé a Santiago Cruz, Cepeda, a muchos otros porque hay mucho espacio, ellos (los de la radio) se dieron cuenta de que había que poner música nueva. Si en las emisoras de baladas solamente pusieran la música de Sandro, Andrés Cepeda no estaría sonando. Entonces hace falta más presencia de la nueva salsa que se está haciendo”, reclama de manera sosegada. Si tiene más facilidad de ser tenido en cuenta en los medios por el hecho de ser el hijo del maestro Nino Caicedo explica que le toca nadar en dos vertientes. Por un lado, están las personas que lo atienden con una sonrisa, que tratan de ayudarlo, que luego de escuchar sus temas se muestran complacidos; y los que han creído en él desde un principio como solista y le animan con un “yo sabía que iba a ser así, porque hijo de tigre sale pintao”.Pero también están los que dicen “¿Y ese qué se cree? ¿Que porque es hijo de Nino ya le vamos a abrir las puertas? Los que quieren mantenerse a distancia, sin siquiera haberme conocido, conversado conmigo”. Sin embargo, dice convencido, todo se sopesa con la música. “Tú puedes ser el hijo del Presidente, pero si no estás haciendo buena música no te pueden ayudar”.Una gran experienciaLos cimientos que recibió Anddy en su hogar, donde se crió con música, sus estudios en el Conservatorio de Bellas Artes de Cali y en la Universidad del Valle y su experiencia de diez años en Guayacán nutriéndose del sentimiento, de la forma de laborar y del respeto que tienen los maestros Alexis Lozano y Nino Caicedo por la música, hicieron de este chocoano un artista integral, que desde antes de independizarse para ser solista ya sabía qué sonido quería cuando tuviera su propia orquesta.Por eso, cuando sale de Guayacán, “ya tenía un diseño de como yo quería sonar, qué arreglistas quería usar, qué canciones quería hacer y cuando se lanza el tema ‘Caminan bailando’ (de su ábum debut Anndy Caicedo Esencial) fue un éxito de la Feria de Cali en 2009, lo cual me dijo que no estaba equivocado y me dio una gran satisfacción. Fue el comienzo de una hermosa carrera”.Tan maduro como artista estaba cuando salió de Guayacán que la primera oferta laboral la recibió del mismísimo Jairo Varela, director del Grupo Niche, quien lo llamó para que hiciera parte de la agrupación, pero él le respondió que esa propuesta era un honor pero, que con todo respeto, él no la aceptaba, que prefería recorrer su propio camino. Entonces, el maestro le ofreció que grabara en su estudio.“En todas las canciones de mi primer CD estaban Jairo Varela y Nino Caicedo ayudándome en el proceso, eso es una bendición... Jairo se metía al estudio y decía, ‘ya, ya, muchos pregones, váyanse’, y sacaba a Richie (Valdés) y a mi papá, ‘váyanse, déjenme solo con él’. Y no era productor del disco, ni estaba invirtiendo en este, eso era por puro cariño. Esos fueron momentos de éxtasis para mí, ¡no me lo podía creer¡”.Las anécdotas de Anddy"Hace años me llamaron para participar en El Zorro, pero estaba trabajando en Guayacán, viajando mucho, el tiempo no era mío. Cuando salí de Guayacán, me fui a vivir a Bogotá. Allí me contactó Herney Luna (director de Allá te Espero, El Joe ). Él estaba cenando con Deisy Marroquín, mi mánager actoral y me llaman y me dicen 'tenemos una opción para ti, serías el hijo del Joe, pero queremos tenerte a ti mientras tanto como Saoko, pero si el hijo del Joe no funciona, quisiéramos que fueras el Joe, pero por ahora concéntrate en Saoko, lo único es que en la Costa son bien regionalistas y tú no eres costeño. Empecemos el proceso. ¿Qué te parece?'. Yo me siento honrado,dije, y empecé el proceso, me conocí con el hijo de El Joe, hicimos amistad en su momento, pero en ese proceso apareció un costeño, guajiro Jair Romero con mucha fuerza, muchas ganas, empezamos a ensayar. Pero antes de la llamada de Herney a mí me habían llamado a un casting de una novela llamada Un Sueño Llamado Salsa, como habían pasado 20 días y no me habían contactado yo estaba ensayando como Wilson Saoko, nos reíamos mucho, éramos felices. Cuando de pronto, un día me llamaron de Fox y me dijeron, ‘el personaje es tuyo’. En ese momento me dije, me acabo de retirar de Guayacán y todo el mundo me dice Guayacán, entrar a ser el personaje de Saoko significaría que ahora me digan Saoko y yo quiero ser Anddy Caicedo, tener mi nombre y mi camino. Me voy a hacer 'Salsa', me voy a hacer un personaje totalmente nuevo y así comienzo en la actuación.Llegando a Fox, en esa época la telenovela más vista de la TV colombiana era El Capo I, hice tres capítulos en ella y todavía mucha gente se acuerda, porque esa telenovela tenía como 25 puntos de rating, una cosa absurda. Hice un personaje muy pequeño, salí tres días: trabajaba con el exsocio del Capo, fue algo divertido de hacer".

CONTINÚA LEYENDO
Publicidad
VER COMENTARIOS
Publicidad