Anabella le contó a El País los detalles de su victoria en Viña del Mar

Febrero 29, 2012 - 12:00 a.m. Por:
Isabel Peláez | Reportera de El País
Anabella le contó a El País los detalles de su victoria en Viña del Mar

Anabella junto al grupo Juglares en el Festival Internacional Viña del Mar 2012.

La ganadora de la Gaviota de Plata como mejor intérprete en el Festival de Viña del Mar contó su emocionante travesía.

Faltaban 30 segundos para salir a cantar y Anabella estaba petrificada de miedo. Un minuto más tarde, estaba sumergida con placer y dominio en ‘Mudanza de piel’, canción con la que representó a Colombia en el Festival de la Canción de Viña del Mar, ante el público más exigente de América. Aunque sus tías la describen como la más relajada de este mundo, Anabella recuerda la primera gala como “la más asustadora”. “Cuando vi al monstruo de la Quinta Vergara, esas 15.000 personas que tenía en frente, y pensé en los ‘cientos de billones’ de televidentes que nos estaban siguiendo, y en los colombianos que estaban pendientes de nuestra presentación en las redes sociales, aumentó mi susto”, dice al otro lado de la línea con voz serena, pero más ronca que de costumbre, de tantas entrevistas y celebraciones después de obtener la Gaviota de Plata como Mejor Intérprete, en Chile. Antes de salir a cada actuación, Anabella les informaba a sus tías en Cali, a través del celular, lo que iba pasando. Y ellas, Ayde, María Eugenia y Marlene Lozano (hermanas de Gloria, mamá de la artista), veían cada gala por el canal A&E convencidas de que “su sobrina querendona” obtendría la Gaviota. “Nos escribía cosas como ‘en 45 minutos estoy en escena’. Siempre la notamos muy tranquila, muy dueña de sí”, cuenta Aydé Lozano. Aunque seis de los nueve jurados internacionales eran chilenos y el concursante anfitrión estuviera punteando siempre, Anabella nunca se sintió sola o sin esperanzas. A su lado estuvieron sus padres, Gloria Lozano y Gabriel Arbeláez, de quien heredó la vena de cantante, y sus hermanas Adriana, Alexandra y María del Mar, que viajaron con sus esposos para hacer barra.Andrea Botero, la compositora de su canción y quien la convenció de luchar por la Gaviota, la acompañaba desde el público como una integrante más que no podía salir a escena. Pero, astuta como es, Andrea logró llegar muy cerca de los jurados para percatarse de que las calificaciones más altas para Anabella provenían de Rosana, José Luis Perales y el cantautor chileno Manuel García. En los camerinos, las dos amigas y Juglares, el grupo vallecaucano que la acompañó musicalmente, encendían velas y se fundían en abrazos. En la voz de Anabella¿El hombre al que usted le dice adiós en ‘Mudanza de piel’ ya la felicitó?(Risas). Fue el primero que nos puso un mensaje diciendo: “Qué hermosura, qué interpretación, qué canción. Ganen o no, ustedes son mis ganadores, tú eres mi ganadora”. Ayer volvimos a recibir otro: “Tú eres mi ganadora”.Ah... eso me huele a reconciliación...No, esta ‘Mudanza de piel’ es del alma, es de corazón, es con gratitud y amor, pero ya se mudó la piel.Pero estuvo muy acompañada en Chile por su familia, ¿eso también ayudó? Sí, tener a mi papá, a mi mamá, a mis hermanas y a mis cuñados frente a mí cada noche, a Andrea, a muchos amigos colombianos, hizo posible pararnos ahí, en la siguiente gala con más amor y más ganas, sentir que todo valía la pena. Terminábamos de cantar y sacábamos la bandera de Colombia. No había terminado la noche y ya el video de las galas estaba montado en diferentes redes sociales.Pero hubo momentos de tensión... los puntajes empezaron muy bajos... Sí estábamos un poco bajitos por la puntuación. Estábamos en Chile, con seis jurados chilenos y un chileno participando. Pero al final, como dice la canción, “la vida te da sorpresas, sorpresas te da la vida”. Siempre he visto el vaso medio lleno. No hubo momento para la desilusión, así me criaron. Estar en Viña era ya un triunfo. Nos escribieron un comentario hermoso: “No es la gran final, es el gran inicio”, y es verdad, todos los días puedes dar más. Chile venía punteando, pero nosotros ganábamos cada segundo con todo esto. ¿Por qué no le fue permitido cantar otra vez, ya como ganadora?Sí, es de las cosas que no entendemos. La televisión se mide por un ‘rating’, decidieron hacer muy corta la premiación y seguir con el show. Pero pensé, para qué amargarnos cuando ya tenemos en las manos la razón por la que estábamos allí.

VER COMENTARIOS
CONTINÚA LEYENDO
Publicidad