Amantes desechables, lo que buscan las mujeres infieles

Amantes desechables, lo que buscan las mujeres infieles

Marzo 02, 2014 - 12:00 a.m. Por:
Meryt Montiel Lugo | Editora Equipo de Domingo
Amantes desechables, lo que buscan las mujeres infieles

El 10% de las mujeres le son infieles al marido por venganza y el 5 % asegura sostener una relación extramatrimonial por haberse enojado mucho con su pareja.

Un estudio revela que las mujeres infieles no buscan relaciones duraderas con sus amantes y mucho menos poner fin a su matrimonio, solo salir del aburrimiento y dar vuelta a la página.

La infidelidad femenina no es sinónimo de ruptura. Cuando ellas son infieles siendo casadas y madres, más de la mitad (el 55 %) prefiere evitar la separación de sus maridos por el bien de sus hijos.Así lo evidencia una encuesta de Victoria Milan, un sitio web de visita para hombres y mujeres casados o en pareja que buscan una aventura, en la que también se reveló qué razones argumentan ellas para ser infieles: 35 % por añadir algo de pasión a sus vidas; el 27,5 % porque sus maridos no les prestan atención; el 22 % porque su cónyuge no las satisface en la cama; un 10 % por venganza y un 5 % como consecuencia de un enfado con él.Para la escritora de libros de orientación sexual y portavoz de este sitio internacional, la sexóloga argentina Alicia Galloti, residente en Barcelona, España, el hecho de que las mujeres se abstengan de divorciarse cuando tienen aventuras extramatrimoniales se debe a que ellas defienden mucho el grupo familiar y no quieren perturbar a sus hijos. Aunque es cierto que en la actualidad nos autoabatecemos más, tenemos un espacio mayor, incluso sexualmente, y que hemos luchado por nuestro derecho al placer, agrega Gallotti, la maternidad sigue teniendo un halo especial para la mujer y ese nivel de conexión que hay entre ella y sus hijos la lleva a pensar más en el daño que les harán con su decisión. “Que les falte pasión a sus vidas no es motivo suficiente para ellas separarse. Ellas, si tienen una buena relación con su marido, si le tienen cariño, si él es un buen padre y tienen un buen grupo familiar, no necesariamente buscan la ruptura, ya que solo desean ponerle emoción a su vida y no quieren perjudicar a sus hijos”.Sicólogos y sexólogos consultados por El País sobre esta encuesta que fue aplicada a mujeres españolas, coinciden en afirmar que los resultados son acordes con lo que ellos perciben en las consultas con las parejas y mujeres colombianas. El sicólogo, sexólogo y terapeuta de pareja Manuel José González Rodríguez, miembro del Colegio Colombiano de Psicólogos, argumenta que ellas no dejan a sus maridos porque, por su carga genética y educación, tienen siempre el anhelo de conseguir un gran proveedor para sus hijos y para ella; por lo tanto, no se quedan con el de la cara bonita que les hable y baile bien, sino con ese proveedor que les dé comodidad a ella y a sus crías.Y no es porque siempre sea una interesada, advierte González, sino que la mujer es más responsable. “Ella está pensando que su hijo tiene que ir al colegio, a la universidad. El hombre no, él ve una mujer bonita y le importa ‘cinco’ si tiene empleo o no. A la mujer sí. Ella tiene la visión del futuro de sus hijos, lo que muchas veces el hombre no”. Similar apreciación tiene el médico y orientador sexual John Palacio, docente de la Universidad Santiago de Cali, quien considera que en la búsqueda del menor daño o trauma para sus hijos, muchas sostienen una convivencia que no les es sana desde su punto de vista individual porque no están plenamente satisfechas en el campo sexual con la pareja. “Detrás del bienestar de los hijos está un componente económico muy fuerte y muchas continúan en sus relaciones por miedo a enfrentar una responsabilidad económica que, a pesar de estar apoyadas por la ley, no sería la misma si está separada de su marido”, explica Palacio.Por qué son infieles Sean las razones que se tengan para no pensar en la separación, lo cierto es que el incremento de la infidelidad femenina es evidente y la principal razón que ellas exponen es que quieren añadirle chispa, picante, pasión a sus aburridas vidas. Así que tienen amantes ‘desechables’. Como lo vivió Miriam, luego de ocho años de casada, siendo madre de dos niños. Ella tuvo un ‘affaire’ de seis meses con uno de los usuarios del gimnasio a donde iba. “Experimentar esa adrenalina que sentía al lado de ese hombre fue delicioso. Siempre intimábamos en lugares diferentes: el sauna, la piscina, el jacuzzi; ambos sabíamos que era solo una aventura carnal porque él tenía esposa y tres hijos. Hasta que mi marido nos pilló besándonos apasionadamente en un balcón, en una fiesta del gimnasio”.

VER COMENTARIOS
CONTINÚA LEYENDO
Publicidad