Alejandro Villalobos, un lobo domesticado

Junio 01, 2014 - 12:00 a.m. Por:
Redacción de El País
Alejandro Villalobos, un lobo domesticado

Con el boom de Internet, playlist, emisoras virtuales y YouTube, dijimos: ‘Hasta aquí llegamos’. Pero nunca han logrado hacer lo que hace la radio: mantener a la gente actualizada y acompañada”, Alejandro Villalobos, director de radio.

El juez más despiadado de ‘Idol Colombia’, no quiso ser mánager de Shakira.

Alejandro Villalobos es el ‘coco’ de los artistas en el reality de talentos ‘Idol Colombia’. Con frases como “¿Crees que con lo que estás proponiendo puedes competir en el mercado?”, “No veo en ti nada especial, nada diferente” o “un vallenato más”, se ha ganado la fama de ‘cuchilla’ entre los participantes y despierta odios y amores entre los colombianos.Este DJ bogotano despertó a la generación de los años 80, la de los cassetes y los acetatos, a punta de las ‘pegas’ en El Mañanero de La Mega y de sus personajes Don Fulgencio, Carlota y el Alcalde Rock and Roll, en ‘El Zoológico de la Mañana’. Desde la época en que eran hits ‘Nada Personal’, de Soda Stereo y ‘Time After Time’, de Cyndi Lauper, le dijo a la gente qué escuchar y qué no en la Súper Estación 88.9, y como director de la programación musical de Radio Activa. Él, que anunció a finales de los años 80 a una banda nueva llamada U2, cautivó a los televidentes junto a Andrés López en el programa ‘Pido la Parola’, recibió peticiones de Shakira y Fanny Lú para que fuera su mánager e impulsó la carrera de JBalvin. “Todos los artistas colombianos de la última generación pasaron por su emisora pidiéndole que los sonara”, dice su amigo Mauricio Duque, con quien trabajó en ‘El Mañanero’ y ‘Buscando la Noche’. Para sus detractores es el ‘Benjamin Button’ de la radio, debido a su permanencia de 27 años con una audiencia joven. Así habla el hombre que desde 1996 ha estado al frente de 16 emisoras de La Mega.¿Un hombre de radio como usted, por qué acepta un reality como ‘Idol Colombia’?Porque me apasiona encontrar gente con talento. Y por la buena paga.¿Su rol es el de villano?Uno juega el papel del malo de la película, tal vez, por la forma de decir las cosas francamente.¿Con qué jurado se identifica?Con Rosario. Admiro profundamente su música, la de su mamá, la de su padre.¿Es difícil ponerse de acuerdo con ellos?Los demás jurados evalúan desde un punto de vista musical, yo doy el punto de vista de la industria, digo si un sonido sirve o no. Veo si tienen el potencial de llenar estadios. ‘Idol Colombia’ no se trata de imitaciones, en eso sí coincidimos.¿Qué es lo que busca en un ‘Idol’?No solo que tenga una buena voz, sino que suene bonito, su actitud en el escenario, su look. Que sea auténtico, que sorprenda, que emocione y no se parezca a nadie. ¿Los verdaderos talentos sí participan en estos realities?Sí, hay gente muy buena, de hecho yo aquí ya tengo dos participantes talentosísimos, para mí ya son los ganadores. Son un hombre y una mujer, pero eso lo decide la gente.¿Lo buscan a diario aspirantes a artistas?Es el pan de cada día. Les digo ‘déjeme el material lo oigo y cualquier cosa yo le aviso’. No me gusta oír nada delante de la gente.¿Se considera un músico frustrado?No tengo oído para tocar piano o guitarra. Cantando sí que menos, soy pésimo, pero la emoción sí la tengo. Me hubiera encantado tener buena voz.¿Se le mediría a ser el mánager de algún participante?Sí, se lo dije a una niña del programa que me encanta que es Mariana Padilla. Su voz en alguno de los programas no fue la mejor, pero tiene todo para ser una súper estrella. ¿Se arrepiente de haberle dicho ‘no’ a Shakira cuando le pidió que fuera su mánager?Yo me puedo arrepentir y estoy seguro de que ella no. Shakira debe de estar muy contenta.¿Pero por qué no aceptó la propuesta?Porque yo trabajaba en radio y no lo veía muy factible, pero le recomendé a una amiga que la podía ayudar. ¿Se considera mal mánager?No, estaba dedicado a otras cosas. Además, si yo hubiera sido mánager de Shakira ella estaría cantando en bares y clubes de Bogotá.Dj TravoltaCuando era niño, Alejandro Villalobos quería bailar como Travolta y peinarse como él. El hoy fanático de David Guetta y de Tiësto, creció escuchando a los Bee Gees, los Beatles, a Kiss y a Joan Manuel Serrat. Aunque no fue cantante, terminó siendo hombre de radio con varios hits: En 1988 convenció a Fernando Pava de poner rock en español en 88.9, lo que le costó el puesto por unos días. En el 2004 en La Mega reencauchó viejas baladas, como ‘Yo no te pido la Luna’ y ‘La maldita primavera’; en Radioactiva estrenó ‘Dónde estás corazón’, de Shakira, cuando ella actuaba en El Oasis; en los años 90, en Radioactiva lanzó a Aterciopelados, Ekhymosis y Poligamia. Sus pegas a personajes famosos en La Mega tuvieron gran audiencia.Por aquella época, “lo perseguían las chicas. A pesar de ser feo le ha ido bien con las mujeres”, dice Mauricio, quien lo describe como “leal, honesto. Fuimos hasta socios, tuvimos un bar de música crossover, donde se ponían los éxitos del momento”.Pero las épocas de rumba pasaron. Ahora este exfiestero, que vivía rodeado de modelos y de artistas en otras épocas, es un lobo domesticado. Es bastante casero. Padre de Manuel de 12 años, de su primer matrimonio, y de Isabel, de 5 años, es según sus más cercanos “un súper papá. Dedicado a sus hijos, amorosísimo. Para él no hay mejor plan que estar con ellos”. Y él lo confirma, “mis hijos y mi esposa son mi vida. Yo soy feliz gracias a mi trabajo y a mis hijos. Trato de compartir con ellos todo lo que pueda”. Sus compañeros de set en ‘Idol Colombia’ son testigos de que durante las grabaciones ha llevado a sus hijos y a su esposa, para aprovechar el mayor tiempo posible con ellos.Pese a que sus detractores, que abundan en las redes sociales, según sus amigos de radio Villalobos sabe qué es bueno y qué no, qué va a pegar y qué no. Es un experto conductor de programas de radio, maneja perfectamente los tiempos, es ordenado, entretenido, gran entrevistador y con buen sentido del humor, pero eso sí estricto, muy estricto, según sus amigos.“Y se sabe rodear muy bien para hacer sus programas”, según sus colegas, que también advierten que en sus inicios era “malgeniado. Gritaba en la cabina, pero sin decir groserías”. Villalobos no fue muy aplicado en el colegio, según fuentes cercanas fue “pésimo estudiante” y terminó su bachillerato en un colegio de Estados Unidos. De sus cuatro hermanos, dos hombres y dos mujeres, una murió en el accidente del vuelo 965 de American Airlines en el Valle, en 1995.Alejandro cuenta que le descubrió a una hermana el LP ‘Mediterráneo’, “yo lo oía y lo oía y me encarreté con Serrat, llegó la época de los Bee Gees, tenía 14 años y me atrapó”, admite quien cuenta entre las canciones de su banda sonora a How Deep is Your Love, de The Bee Gees; Prófugos, de Soda Stéreo y Hay Amores, de Shakira. “Desde que estaba pelado quería montar una miniteca. Mis papás me apoyaron”, cuenta quien se coló en la discoteca Disco en Bogotá siendo menor de edad.En Colombia siendo muy joven creó The Best, con su hermano. En su primer programa pagó para que lo dejaran hablar, en 88.9, para promocionar su miniteca, y al siguiente le pagaron a él por hablar. “Margaret Ojalvo me invitó a un programa de HJJZ para hablar de música y el director de la emisora, Manolo Belón, me dijo ‘Algún día tiene que hacer radio’”. A sus 21 años estudiaba mercadeo y publicidad, pero la radio, dice, “me atrapó”.Mega odiadoPara algunos televidentes de ‘Idol Colombia’, Alejandro Villalobos no era el jurado idóneo para este concurso. Comentarios como “aportará tanto como Jaider Villa en un protagónico”, “¿Otro reality de cantantes? ¿Y encima ponen al quiero creerme quinceañero de Villalobos?”, se difundieron. La primera polémica se generó cuando entró como jurado, luego de que fuera descartado finalmente Alejandro Marín.Frente al cambio, reacciones como la del periodista Gustavo Gómez en Twitter no se hicieron esperar: “Oscura la salida del jurado de Idol Colombia @themusicpimp. El patrimonio de un concurso es la transparencia. Empezaron rajados en ética” y “Los realizadores de IdolColombia cometieron un error al sacar sin explicaciones del jurado a @themusicpimp tipo serio y correcto”.Villalobos solo respondió: “La programadora tendrá sus razones. Lo único que puedo decir es que me encantó el proyecto porque tiene lo que me gusta, la música y el talento colombiano”.El crítico de televisión Ómar Rincón argumentó que “en los realities musicales funcionan más los ritmos populares y en el caso de Marín juega en su contra que él es muy conocido en la juventud y experto en rock. Contrario a Villalobos que lleva como 40 años en la música, es más crossover y su público es contemporáneo a él, lo que coincide con el público de estos realities”.Sin embargo, en las redes sociales existen grupos como ‘Yo odio a Alejandro Villalobos’ con 79 miembros, cuya descripción dice: “Estamos mamados de su gomelería barata, de creerse joven cuando ya tiene como 40 años, de haber creado La Mega, que es la peor emisora del mundo, y de tener que aguantarlo todos los días”.Alejandro tiene un karma y no es el tener detractores, sino un recuerdo que lo persigue: “Recuerdo que frente a Caracol Radio, en 1994, Shakira me pidió que fuera su mánager. Jamás lo podré olvidar y jamás me podré perdonar haberle dicho: “No puedo, soy DJ’”. Eso pesa más que algunos calificativos de los televidentes, que lo tildan de “crudo” y más en ‘Idol Colombia’. Para Peter Manjarrés, otro de los jurados, “Alejo es un gran personaje y lo admiro mucho. Cuando tengo dudas al momento de dar un ‘No’, él se voltea y me dice ‘¡ay! la mermeladita’ porque yo le meto sentimiento a la cosa y soy suave al decir que algo no me gusta”.Pero Villalobos también tiene su corazoncito. Alaba a los participantes cuando lo convence su talento y su ángel. Como a Mariana Padilla, a quien luego de interpretar ‘Creo en ti’, de Reik, le dijo: “Profunda y honestamente, creo en ti”.También alabó a Andrés Mauricio, cantante de buses, con ‘Hasta Ayer’, de Marc Anthony: “Su competencia con usted mismo se la gana cada día más”.En los años 90 eran sus ‘pegas’ las que le causaban problemas. Su salida de ‘Pido la Parola’ se atribuyó a una supuesta demanda del periodista Felipe Zuleta, quien aseguraba que lo había querido perjudicar políticamente. Villalobos desmintió aquello: “No hubo demanda. Dijimos que abriría un restaurante y que le faltaban unos papeles y le propusimos sacarle unos a cambio de un billete, una especie de tramitador”. Quien también entró en cólera con las ‘pegas’ fue Martín de Francisco. “Una vez nos tiró el teléfono. A pesar de que se le saltó la piedra, luego nos encontramos y nos morimos de la risa”, cuenta Alejandro, quien le hizo creer al caleño que debía una cuenta de celular por $6 millones. Hasta Fanny Mikey cayó en sus redes; le dijeron que no había llevado a tiempo a la Alcaldía unos papeles para que le dieran el permiso de una obra. Al Lobo de La Mega nadie se le escapó.

CONTINÚA LEYENDO
Publicidad
VER COMENTARIOS
Publicidad