ENTRETENIMIENTO

Alejandro Fernández: ¿de niño bueno a potro descarriado?

Mayo 14, 2017 - 07:55 a.m. Por:
Redacción de El País 
Vicente Fernández

‘El potrillo’ ha trabajado con grandes artistas de diferentes géneros: Beyoncé, Nelly Furtado, Lucero, Julio Iglesias y otros.

Archivo El País

Que coqueteó con un hombre en una fiesta de bodas, en la que estaba tan pasado de copas como hace unos días en el Palenque de la Feria de Puebla, México, donde estuvo a punto de trasbocar luego que le invitaran a un vaso de tequila rosa.

Eso y más se dice de Alejandro Fernández, ‘El Potrillo’, quien a sus 46 años recientemente cumplidos —los celebró el 24 de abril de 1971— parece andar desbocado por la vida, suscitando escándalos. Y él sin tantita pena, pareciera que se dedicó a perderse, como dicen dos de sus canciones.

Sobre la posible adicción del hijo de Vicente Fernández al alcohol se habló mucho antes que se filtraron a medios imágenes del cantante completamente borracho por las calles de Ciudad de México, luego de asistir a una fiesta por la boda de la modelo y actriz Ximena Navarrete. En agosto del año pasado se publicaron imágenes de él en una discoteca de Las Vegas, Estados Unidos, en las que aparecía sin camiseta y en aparente estado de embriaguez.

Pareciera que el intérprete de ‘Sé que te duele’, ‘Hoy tengo ganas de ti’, ‘Se me va la voz’ y ‘Me dediqué a perderte’, anda perdido en el licor, pero él lo niega todo.

Sólo el pasado jueves, Fernández se pronunció al respecto del incidente con el tequila al diario Reforma: “Siempre sobra gente que te quiere molestar y hacer daño. Lo que pasa es que yo estaba tomando coñac cuando me ofrecieron la bebida de color rosa. Se me revolvieron hasta las ideas porque la verdad fue muy grande el trago que le di. No lo soporté porque no esperaba que fuera tequila”.

En su cuenta de Twitter suscitó el descontento de la marca al tuitear: “¡Ah! y la próxima vez que me den un tequila en un palenque, que sea Herradura, no un tequila rosa; ¿Quién tiene un tequila rosa?”. Eso provocó la reacción de la empresa que produce la bebida, Tequila Pasión, el principal patrocinador del Palenque de Puebla, en el que se presentó el artista.

Y ante las quejas del artista, los empresarios le respondieron al ídolo en su cuenta de Instagram: “Querido Alejandro, lamentamos que sientas que nuestro Tequila Pasión te haya dado náuseas. Te invitamos a una cata-maridaje de nuestros tequilas para que los disfrutes. El color rosa de nuestro tequila no influye en su calidad. Conocer no es excederse”.

Y el cantante aclaró: “Nunca había visto un tequila rosa ni me imaginé que era un tequila. Quiero que quede claro que no estoy hablando mal de la calidad del tequila”. Pero además se apresuró a negar tener problemas de alcoholismo.

“Me gusta pasarla bien con amigos. Se trata más bien de gente malintencionada que te toma una foto sin avisar. Ahí se ve la mala leche (mala intención) de la gente que te quiere hacer daño”, comentó.

Si bien ‘El Potrillo’ se toma muchos sucesos en broma, y alardea de ellos en las redes sociales, ya acumula varios episodios bochornosos relacionados con el alcohol e incluso en los que se ha puesto en entredicho su heterosexualidad. En octubre del año pasado la estrella estuvo en el ojo de la prensa rosa luego que saliera a relucir una fotografía donde se le ve sin camisa acompañado de dos hombres. Días después se disculpó, en Facebook, por la imagen que lo mostró ebrio: “Si bien me he reído, ahora siento que debo abrir mi corazón, sincerarme y reconocer que también me siento profundamente avergonzado”.

Sobre sus flirteos amorosos con hombres se viene rumorando desde hace cuatro años cuando, a través de un video en Youtube un exguardia de Alejandro aseguró que este es gay y que lo vio en más de una ocasión besándose con hombres. Y el artista lo desmintió: “Soy niño. No me beso con hombres”.

“Pese a que todo el mundo habla de su sexualidad, muchos comentarios son sin fundamentos, él ha estado siempre rodeado de mujeres y hasta que no haya pruebas de lo contrario, uno no puede hacer un juicio de valor, diciendo, ‘sí, es gay’, sin tener la seguridad de que pasó algo”, dijo el periodista mexicano Víctor Hugo Sánchez.

“No, hombre, no tengo problemas con la bebida y me vale 17 toneladas de pepino lo que se diga. Yo estaba perfectamente bien. Sobra gente que te quiera molestar”.

Desde hace ya cuatro años se habla de los excesos de Fernández con el licor que lo han llevado a usar bastón y silla de ruedas. En 2015, por ejemplo, en Zapopan, Jalisco, su auto quedó destrozado, tras un accidente de tránsito, él no tuvo heridas graves, pero se supo que él conducía en estado de ebriedad.

Tan solo el año pasado reporteros de Kadri Paparazzi intentaron entrevistarlo después de un concierto y el cantante, en aparente estado de alicoramiento, golpeó al equipo y amenazó a los periodistas. El medio grabó el bochornoso episodio.

De acuerdo con elgrafico.mx. fue tras una trombosis pulmonar que sufrió su padre, Vicente Fernández, que ‘El Potrillo’ cayó en una depresión que lo llevó a buscar refugio en las fiestas, el alcohol y en una mujer de 21 años a la que él le dobla en edad. La diferencia cronológica no es grave, lo que le critican algunos es que, según cercanos, en las fiestas se comporta como si tuviera la edad de ella.

A eso se suma la preocupación de la familia de ‘El Potrillo’ por su apego a la bebida, que podría llevarlo a heredar el cáncer de hígado que padeció ‘El Charro de Huentitán’ en 2012.

Siempre se ha hablado de la relación estable que Alejandro sostiene con su padre, a quien le debe que le digan ‘El Potrillo’, ya que éste nombró su rancho como Los Tres Potrillos, en honor a él y a sus dos hijos, Vicente Jr. y Gerard, (también tiene una hermana, Alejandra). Sin embargo, en una entrevista con Adela Micha, el hijo menor de ‘El Chente’ y de María del Refugio, ‘Doña Cuca’, aseguró que su padre le hizo daño en el pasado. Pero que a pesar de los errores que este cometiera, sabe que lo hizo porque buscaba lo mejor para él y no le guarda ningún rencor.

Eso sí, le echa la culpa a ‘El Chente’ de su precoz vida amorosa: “Soy un poquito tremendo. Era la oveja negra de la casa, de lo que mi padre me enseñó he tratado de no repetir muchas cosas. A mí mi papá me hizo muchísimo daño, tal vez fue una de las cosas que a mí me influenció para que tomara la decisión de casarme a una edad temprana”.

Admite que sufre de los mismos celos que padece su padre con él, pero trata de controlarse. Y que los momentos que marcaron su vida fueron el secuestro de uno de sus hermanos y la cirugía de Vicente.

No obstante, lejos de distanciarse de la música, como lo ha hecho su colega Luis Miguel, Alejandro ha encontrado refugio en ella. “Nunca dejaré de cantar rancheras. Hace como diez u once años empecé a cantar pop en mis presentaciones, pero jamás he dejado de salir a cantar mis éxitos con mariachi y vestido con traje de charro. Yo nací como artista con el mariachi y me voy a morir con el mariachi”, dice.

Es por esa versatilidad en su voz que ha trabajado con grandes artistas como Plácido Domingo, Christina Aguilera, Rod Stewart, Marc Anthony, Beyoncé, Nelly Furtado, Miguel Bosé, José Carreras, Chayanne, Joan Sebastian, Gloria Estefan, Julio Iglesias, Franco De Vita, Diego ‘El Cigala’, Marco Antonio Solís y José Luis Perales. E incluso con Luis Miguel, a quien demandó por cancelar una gira que habían pactado hacer juntos y por la que se invirtieron US$ 5 millones. El mánager de Fernández aseguró que confía en que la demanda va a terminar en buenos términos: “No nos conocen de peleoneros”.

Eterno enamorado 

“Mátalas! con una sobredosis de ternura, asfíxialas con besos y dulzuras, contágialas de todas tus locuras”, ¿Qué mujer no cae rendida ante sus canciones, su presencia y su galanería?

Esta combinación de talento y seducción han hecho de Alejandro Fernández uno de los músicos más deseados y pese a ello, ha sido un hombre que ha mantenido la costumbre de tener relaciones estables.

De 1992 a 1998 estuvo con América Guinart con quien se casó y tuvo tres hijos, Alejandro, América y Camila, estas últimas gemelas. El exceso de trabajo y la inmadurez de ‘El Potrillo’ los llevaron al divorcio. Incluso ella contó que cuando empezó a rehacer su vida, le avisó a su ‘ex’ para ver si se salvaba la relación, pero él le dio vía libre, porque él ya estaba haciendo la suya.

Precisamente lo hizo con la actriz caleña Ximena Díaz con quien tuvo también dos hijos: Emiliano y Valentina. Con ella terminó en 2004 cuando Fernández fue captado por las cámaras en un hotel de Miami Beach retozando su rostro en los senos de la joven Lidia Alarcón, mientras departían en una piscina.

No tardó en correr a los brazos de la modelo y empresaria Ayari Anaya, con quien duró ocho años, hasta 2011, según la revista Quién. Con ella no hubo ni boda ni bebés, pero ha sido una de las relaciones más duraderas del cantante.

Su última relación fue con la modelo Karla Laveaga, con quien duró cuatro años, pero aún en varios eventos se les ha visto juntos.

“Alejandro creció de una familia que superó muchas situaciones difíciles, por eso él ha buscado siempre estar en relaciones estables, que le permitan estar acompañado de personas que le aprecien”, dijo Víctor Sánchez, periodista mexicano.

De hecho, América Guinart, otra de sus ‘ex’ le dijo a la revista People en Español, que “él le tiene alergia a la soltería”. “La verdad no le gusta estar solo, ni puede, ni quiere, ni sabe estar solo”, relató ella.

De tal potro...

Son ya 25 años del primer lanzamiento musical de Alejandro Fernández. Su talento habló por si solo cuando tenía apenas cinco años, en el momento en que Alejandro pisó el escenario para intepretar ‘Alejandra’, en 1976 frente a más de 10.000 personas.

Él ha dicho que esa presentación fue un momento muy traumático, pues sufrió pánico escénico. A los cuatro años trabajó en la película ‘Picardía mexicana’ y recibió su primera compensación económica.

Pese a que luego estudió arquitectura en la Universidad del Valle de Atemajac, en Jalisco, México, su voz envidiable, su porte de caballero y su ‘performance’ en el escenario e incluso, el ser el hijo de Vicente Fernández, le dieron el pasaporte de entrada a la música.

“La gente tiende a comparar, pero Alejandro ha tenido éxito por sí solo. Su música ha sido tan buena que se creó una carrera sin la necesidad de apoyarse en su padre y lo que eso representa en el mundo de la música”, explicó Carlos Saldarriaga, realizador de Javeriana Estéreo.

Su imagen de galán, de seductor y del hombre soñado, no ha sido problema para mantener una carrera sólida. Se calcula que ha vendido más de 20 millones de discos a nivel mundial.

Su voz ha sido causa de desmayos, lágrimas y pasión que desprende cada vez que ‘El Potrillo’ pisa el escenario. Como ocurriera en el Festival Viña del Mar, donde su grandeza se hizo mayor ganando las antorchas de Plata y Oro y la Gaviota de Plata, reconocimientos que entrega el público de la Quinta Vergara.

Y es que en ese trayecto exitoso, Fernández ha sido sabio, una sabiduría que lo ha guiado para mostrar que su voz no es solo para música ranchera, a la que ama. “Hoy en día es común ver colaboraciones entre artistas, no a todos les funciona, pero a Alejandro Fernández lo ha impulsado más, le ha servido para estar más vigente buscando otros mercados para cautivar otras audiencias. Es una fórmula que en los últimos años le ha dado beneficio”, concluyó Saldarriaga.

Pero, ¿cuál ha sido el mayor mérito de Alejandro Fernández en su carrera musical? “Sin duda su valía es sobresalir en un país cuya herencia musical es amplia. Él sigue llenando palenques, estadios, y eso es sinónimo de que lo que ha conseguido hasta el momento se debe a él y quienes trabajan a su alrededor”, dijo el periodista de espectáculos mexicano, Víctor Sánchez.

Durante 20 años en el mundo de la música, ‘El Potrillo’ se ha convertido en uno de los artistas mexicanos que más venta ha registrado en la historia.

Se calcula que ha sumado más de 20 millones de copias a nivel mundial y que a sus conciertos han asistido unas 15 millones de personas.
Hoy, ‘Rompiendo fronteras’, la nueva producción de ‘El Potrillo’ es la número 17 desde sus inicios en el año 1992. Este álbum es una muestra de que las colaboraciones siguen siendo una fórmula para su éxito y de los demás, pues en este se apoyó en la nueva sangre de grupos como Favela, quienes según Alejandro “tienen una calidad impresionante y su melodía llega al alma”.

También se destaca la influencia colombiana en el LP, de la mano de Mauricio Rengifo, de Cali & El Dandee, en ‘Sé que te duele’. El disco retomó la esencia de la música mexicana, ya que seleccionó temas muy mexicanos para trasladarlos al pop”.

Eso sí, desde el 2008 ostenta el título de primer Embajador Turístico de Jalisco, que le otorgó el gobierno del estado por ser “un moderno representante de una legión de charros cantores, al llevar las más nobles tradiciones de su estado de gira por el país y el mundo”.

Más del cantante

‘El Potrillo’ y América Guinart, que pusieron fin a su matrimonio hace casi dos décadas, mantienen una excelente relación que les ha permitido criar en armonía a su tres hijos, América, Alejandro y Camila.

Pese a que tiempo después de finalizar la relación con Karla Laveaga, los dos retomaron el contacto, al parecer la relación no prosperó.

En el cumpleaños 46 de Alejandro Fernández, su hijo Alejandro Fernández Jr. se unió a las gemelas, América y Camila, para interpretar la canción ‘El niño más grande’ que, precisamente, Camila había lanzado ese día con dedicatoria a su padre.

Alejandro Fernández ha recibido varios reconocimientos tales como el Grammy Latino, Billboard, premios Lo Nuestro, premios TVyNovelas, premios Oye! y premios Cadena Dial España.

En 1997 el compositor y productor caleño Kike Santander compuso seis canciones para el álbum ‘Me estoy enamorando’, de Fernández.

VER COMENTARIOS
CONTINÚA LEYENDO
Publicidad