Adicción a las series, la nueva enfermedad del siglo

Octubre 30, 2016 - 12:00 a.m. Por:
Redacción de El País
Adicción a las series, la nueva enfermedad del siglo

DC’S Legends of Tomorrow es una de las series favoritas sobre superhéroes.

10 claves para saber si usted se ha convertido en un obsesivo de las nuevas producciones de televisión.

Hoy cada quien ve lo que quiere, cuando quiere y como quiere. Desde su televisor, computador, tableta o celular. 

Atrás quedaron los días de apurar el tráfico para llegar corriendo a ver un programa, o de reutilizar quinientas veces el mismo cassette.

Hoy todo es mucho más práctico y, de hecho, más solitario y sedentario. Lo normal es devorarse una temporada, que suele ser de diez a trece capítulos, en un solo día. 

No es necesario esperar a que sea  programada, basta con que el portal de internet  la suba a su plataforma para acceder al contenido. Aunque aún hay audiencias tradicionales que quieren a ver sus series en un horario programado, un día específico. 

Plataformas como Netflix, Amazon y Aereo son los lugares preferidos por la inmensa mayoría para ver series y películas. De hecho, se han animado a producir sus propios programas, como es el caso de Netflix que contó con el favor de la crítica gracias a su prueba en la industria con ‘House of Cards’, de la que hasta el mismo Barack Obama se declara fanático. 

El modelo de consumo ha interferido también en la calidad de las  series,  tan atractivas que incluso las estrellas consagradas de Hollywood se han animado a volver a la “televisión”, algo que en la época dorada de Hollywood sería considerado como un retroceso. 

Algunos han definido esta época como la “era de las series”, lo cual se ha podido comprobar gracias a las redes sociales donde el inicio de una temporada, un giro inesperado en la trama o la muerte de un personaje se convierte en tendencia mundial en cuestión de segundos. 

Algo similar a cuando la gente hacía filas durante días para ver su película favorita, muy popular en las sagas de La Guerra de las Galaxias, Harry Potter o El Señor de los Anillos. Ahora, a través de memes se hace pública la ansiedad por ver qué pasará en la siguiente temporada. Además, ir al cine puede resultar también muy costoso.

“Siempre hemos creído que las grandes historias son universales. Internet nos permite compartir esas historias con una audiencia global, y lo que vemos en los datos es que nuestros suscriptores tienen formas muy parecidas de ver contenidos y de reaccionar a ellos”, explicó Cindy Holland, vicepresidenta de Contenidos Originales de Netflix.

Los productores han saboreado su éxito y gozan con brindar a cuentagotas la información de lo que vendrá, con pequeños, pequeñisimos adelantos sobre quién morirá, cómo saldrán de esta o cuál será la próxima alianza. 

Están de vuelta la fantasía, el misterio, el drama, la intriga y  la comedia. Los ‘biopics’ y los súper héroes también hacen su agosto.

“La programación ha evolucionado al igual que la audiencia y el universo de  DC Comics ha sido una confirmación de que el contenido navega a través de las nuevas generaciones,  porque son universales y aunque sean fantasías,  hablan de lo humano y se refieren a  situaciones familiares y  la fórmula de que el bueno le gana a los malos aún funciona”, explica Vicky Zambrano, vicepresidente y gerente de Warner Channel. 

“Los resultados de este análisis confirman que en todo el mundo existe un deseo por contenidos originales y exclusivos, por eso nos entusiasma ofrecer variedad de historias a nuestros miembros, desde dramas políticos franceses a series musicales del Bronx”, explica Holland.

Lejos quedaron los tiempos en los que el elenco permanecía casi intacto durante toda  la serie, solo con algunos cambios logísticos por presupuesto o razones de fuerza mayor. 

Ahora, la muerte de los personajes se ha convertido en pan de cada día y ya ni los actores, ni los seguidores pueden descuidarse, porque a la vuelta de la esquina puede estar registrada la muerte más triste de la televisión. 

[[nid:230234;http://contenidos.elpais.com.co/elpais/sites/default/files/imagecache/270x/2013/10/dead734.jpg;left;{The Walking Dead (83 capítulos). Invita a ser testigo de la lucha de un grupo de supervivientes por mantenerse a salvo en este entorno infestado de zombis o, como ellos prefieren llamarlos, caminantes. Foto: Especial para El País}]]Tal es el caso de Game of Thrones, The Walking Dead y  Greys Anatomy, que han sacrificado a varios de sus personajes más queridos, aún a costa de perder algunos seguidores.

Este “boom” serial también se vive en Colombia, donde canales como Fox han invertido en grandes estudios para sus producciones, como es el caso de la recién estrenada ‘2091’, que cuenta con un elenco internacional, pero fue rodada en el país.

También vale destacar que aunque antes el orden natural era hacer una película o capítulo especial de una serie, ahora algunas series se inspiran en películas para ahondar en la historia, como Gotham, Daredevil, Terminator, Fargo o Rush Hour. El resultado es una nueva  generación adicta a las series.

VER COMENTARIOS
CONTINÚA LEYENDO
Publicidad