Adaptaciones de series de EE. UU. a la TV colombiana suscitan debate

Noviembre 24, 2013 - 12:00 a.m. Por:
Meryt Montiel Lugo
Adaptaciones de series de EE. UU. a la TV colombiana suscitan debate

Hay opiniones divididas entre televidentes y analistas sobre la conveniencia de los 'remakes' en el país ¿Usted qué opina?

Con la emisión en el Canal Caracol de ‘Mentiras perfectas’, adaptación de la serie Nip Tuck, sobre la vida personal y laboral de dos reconocidos cirujanos plásticos, y con el anuncio de la realización en el país de ‘Metástasis’, versión colombiana de ‘Breaking Bad’, acerca de un profesor de química diagnosticado con cáncer que por su precaria situación económica termina produciendo anfetaminas, vuelve el debate sobre la conveniencia o no de realizar ‘remakes’ de series tan reconocidas en la TV de EE. UU. en nuestra televisión.Las opiniones están divididas, especialmente el público joven, que es el que más sigue este tipo de programas estadounidenses, se muestra reacio a que se adapten para la televisión nacional. Así quedó en evidencia en la página de Facebook de este diario, en la que decenas de muchachos se manifestaron con expresiones como “es patético”, “jamás superarán la producción original extranjera”, “demuestra la falta de creatividad”, “¿para qué copiar algo que está bien hecho?”.Con expresiones en contra, pero también a favor, lo cierto es que, como lo explica Fernando Gaitán, vicepresidente de producto del Canal RCN, esta es una tendencia en el mercado de la televisión mundial: se prefiere, antes que adquirir la ‘lata’, o sea, el programa ya elaborado, comprar un formato, los libretos o la sinopsis y que cada país haga el producto introduciendo elementos de su entorno cultural. “Y en el caso particular de Estados Unidos se hace con series excepcionales que si las pasáramos en su versión original no tendrían el mismo impacto que tienen ahora las versiones hechas en Colombia o en Latinoamérica de esos productos”. Así que, concluye Gaitán, bien vale la pena comprar una historia de estas, adaptarla al contexto local y presentarla.Además, explica, que aunque cierto público ya haya visto una serie por cable, esta no es del dominio masivo aquí en Colombia, “ese no es el público masivo que está rigiendo la televisión colombiana ahora”. Buena acogidaExpertos en TV consultados por El País coinciden en señalar que, en términos generales, en los años más recientes les ha ido bien a las producciones gringas adaptadas en Colombia.El público, tal como dice el decano de la Facultad de Comunicación y Lenguaje de la Universidad Javeriana de Bogotá, José Vicente Arismendi, “se engancha con una historia si la ve suficientemente creíble y atractiva, no le importa si fue copiada de una historia japonesa, hindú o gringa”. Este país ha sido pionero en las adaptaciones de teleseries gringas, a través de los canales RCN, Caracol y de productoras como Fox Colombia, Sony Entertainment Colombia, opina el periodista Víctor Manuel García, quien agrega que las adaptaciones hechas aquí han salido al exterior por la puerta grande por su buena factura, casting, locaciones y, adicionalmente, las historias las han adaptado a las idiosincrasias no solo de este país sino de los de Latinoamérica, que son los mercados a donde se exportan.Para este periodista de la revista de entretenimiento Momentos, han funcionado producciones como A Corazón Abierto, Mujeres Asesinas, Mentiras Perfectas y Amas de Casa Desesperadas. Esta última, aclara, aunque no resultó con gran sintonía en Colombia sí le fue bien en países como Ecuador, Argentina y México. Las adaptaciones han funcionado dentro de la televisión nacional para el beneficio del televidente porque tocan otras temáticas universales con versiones muy latinas, en este caso, muy colombianas, anota Pedro Pablo Aguilera González, director del Observatorio de Medios de la Universidad Santiago de Cali, USC.Además, dice Aguilera, en este proceso se ha avanzado mucho porque hay mayor profesionalismo en cuanto a la capacidad de adaptación, el manejo de la imagen, el ritmo, los recursos tecnológicos y hay una apuesta por una mayor calidad actoral que garantice la calidad. “Ya no se hace ‘copy page’ como antes”. Sin embargo, para el docente cubano, algunas series no calan por su temática. “Quizá la que mejor ha pegado fue la primera versión de ‘A corazón abierto’”.De acuerdo con sondeos realizados en la Universidad Santiago de Cali, Aguilera sostiene que ‘Mentiras perfectas’ está llamando la atención de los televidentes por capítulos, “la gente dice, ‘la he visto algunas veces’, pero, aunque está en un horario Triple A, el nivel de fidelización del público no ha sido constante, “porque la lógica del televidente colombiano está más asociada hacia la telenovela, que tiene una estructura dramática diferente”.Al televidente colombiano le gusta más seguir la lógica de la telenovela, donde uno puede perder dos semanas, volver y está en el mismo lugar, precisa Aguilera, en cambio con las series no puede hacer lo mismo, porque son historias diferentes en cada capítulo y la gente todavía no está enganchada a ese tipo de lógicas. TelenovelizaciónPara calar en ese estilo narrativo al que estamos acostumbrados los colombianos, las series que se adaptan a nuestra TV las tienden a telenovelizar, comenta Enrique Uribe Jongbloed, director del Grupo de Investigación de Cultura Audiovisual de la Universidad de la Sabana, “entonces les extienden los capítulos, alargan ciertos dramas, les agregan melodrama a las circunstancias”.En ese sentido, los televidentes a los que les gustan las telenovelas o que no han visto las series originales siguen las adaptaciones, agrega Uribe, pero en cambio, se aleja el público que ya las ha visto por cable u otros medios, no son suficientemente atractivas para los que tienen algún conocimiento sobre ellas, porque ya traen expectativas sobre el ritmo de las mismas. Por eso, advierte el profesor Uribe, me sorprende que nos concentremos en adaptar productos exitosos en el mercado norteamericano que ya tienen amplia difusión, sería mejor buscar otras formas u otras lógicas de adaptación o al menos distanciarnos de ellas en el tiempo. En Chile, comenta Uribe, adaptaron La Nana, una serie norteamericana de los 90, pero recientemente y les ha funcionado, quizá por la distancia, porque la gente que ahora está viendo la versión chilena es motivada por la americana. Al tener estas distancias la gente está más dispuesta a verla. “Aquí las adaptaciones se hacen muy pronto, muy cercanas a la versión original en el tiempo. Sin embargo, abono a favor el interés de adaptar las producciones extranjeras y tratar de hacerlas culturalmente adaptables al mercado colombiano”, concluye Uribe Jongbloed.Adaptables al país enganchadosA medida que van pasando las semanas, dice Juliana Barrera, productora ejecutiva de ‘Mentiras perfectas’, la gente está súper enganchada con la serie, “tenemos muchas mujeres jóvenes comprometidas con la historia y enamoradas de los dos cirujanos protagonistas y el público está agradecido porque en cada capítulo pasan muchos eventos importantes”.No es lateral‘Mentiras perfectas’ no está contada de manera literal a la serie original, comenta Barrera, “está bastante adaptada y con elementos más de melodrama y más cercanos a nuestra realidad. Se escogieron las historias, personajes claves y los mejores momentos de las cinco temporadas de Nick Tup, pero no aparecerán en el msimo orden, porque nuestra forma de contar, nuestros ritmos y sobre todo, nuestras emociones, son diferentes”.Con sentimientoPor eso, agrega Barrera, aquí se le dará más relevancia al amor, a ese triángulo de Julia y los dos médicos; “y Julia aquí tiene amigas (en la original no) porque los latinos somos más amigueros. La línea juvenil también es propia”. Conservar el espíritu de la obraSegún el maestro Fernando Gaitán, lo importante en las adaptaciones es respetar el espíritu de la obra, aun cuando se tenga la licencia para crear ciertos personajes o situaciones. AdaptaciónEn ‘A corazón abierto’ se hizo una adaptación socioeconómica cultural del hospital original de Grey’s Anathomy, explica Gaitán. Había que aterrizar ese universo gringo tan sofisticado y maravilloso en donde el tema del dinero no importa para ser atendido, a una realidad colombiana, por eso creamos el personaje del Dr. De la Pava (Santiago Moure), que representaba la figura de la salud como institución nacional.Además, el 35 % ó 40 % de los casos médicos venían en Grey’s Anathomy, pero el 60% restante eran casos comunes en Colombia. Novelar sin traicionarDe acuerdo con Fernando Gaitán la línea dramática de Greey’s Anathomy permitía novelar sin traicionar la serie, extender las líneas dramáticas y convertir el dramatizado en emisión diaria, semanal, manteniendo la línea de tensión necesaria de acuerdo con los personajes, pero no todas las series dan esa posibilidad, “tiene que estar en la matriz original para que se pueda hacer”, precisa. A raíz de ese trabajo que se hizo con Grey’s Anathomy, “hemos tenido muchas ofertas de hacer versiones locales, pero no todos los productos se prestan para eso”, advierte Gaitán.Para estar conectadosLos pininos que se hicieron para la adaptación de programas estadounidenses a la televisión nacional fueron con las comedias, que no fueron de muy buen recibo por parte de los colombianos.Dos de las más recordadas son Casados con Hijos (‘Married with children’), protagonizada por Lorna Paz y Santiago Rodríguez, y ¿Quién Manda a Quién? (‘¿Whos’s the boss?’), estelarizada por la caleña Margarita Ortega y el cubano Alberto Yoel.La baja sintonía se debió entre otras razones, dicen expertos, a que ya se habían visto aquí las originales; a esa manera chabacana, exagerada de hacer las comedias gringas, como parodias; a las risas pregrabadas y a esa forma tan estricta de ceñirse a los libretos y al humor gringo. Hoy el panorama ha cambiado, y aunque aún hay distancias, sobre todo de recursos técnicos en la forma de realizar las adaptaciones de los productos originales estadounidenses, estas seguirán llegando a la pantalla chica.Sony Pictures está haciendo en Colombia la adaptación de Breaking Bad (‘Metástasis’) queserá protagonizada por Diego Trujillo. Participarán entre otros, Julián Arango y Sandra Reyes.El Canal RCN, tal como lo informó Fernando Gaitán a El País, quiere sorprender el próximo año con la adaptación de ‘Brothers and sisters’, “serie que se puede asociar al género que nosotros manejamos, no el de la telenovela clásica, sino al de la telenovela seriada o la serie novelada, porque esta tiene una estructura narrativa, unos personajes y unos contenidos que pueden pasar con cierta comodidad al mundo del seriado de emisión diaria en Colombia”.

VER COMENTARIOS
CONTINÚA LEYENDO
Publicidad