Actriz Patricia Reyes Spíndola cuenta su experiencia en la nueva serie 'Fear the Walking Dead'

Agosto 18, 2015 - 12:00 a.m. Por:
Redacción de El País

Después de superar el cáncer de seno, Patricia Reyes Spíndola debuta en la televisión estadounidense en el spin-off de ‘The Walking Dead’. La actriz asegura que a estas alturas de su vida, “sólo le queda seguir disfrutando”.

Patricia Reyes Spíndola, recordada generalmente  por sus papeles de villana despiadada en el cine y la televisión mexicana está muy lejos de la maldad. Es una mujer sencilla y divertida que sin mayores reparos asumió el reto de trabajar en una serie americana, con zombis, y  donde  habla solo en español.  Lea también: Vuelven los zombies con la sexta temporada de 'The Walking Dead'

 En la serie ‘Fear the Walking Dead’,  que es llevada a la pantalla chica por el canal AMC, la actriz interpreta a Griselda Salazar, una mujer de fe inquebrantable, que ve como todo su mundo se viene abajo al desatarse un apocalipsis zombi en la ciudad de Los Ángeles, donde ella vive junto con su esposo y su hija.

 En la historia, está casada con el cantante y actor Rubén Blades, y ambos representan en pantalla muchos de los dramas que   las familias de inmigrantes tienen al estar en tierra extranjera, peor aún con muertos vivientes al asecho. 

¿Era fan de ‘The Walking Dead’?

Me había visto la primera temporada y antes de empezar a grabar vi hasta la cuarta y cuando regresé la terminé.  

¿Qué fue lo más difícil de trabajar en una serie americana?

El idioma. Había hecho  cosas en ingles, pero al final de cuentas el idioma es un reto que se suma al estar en un ambiente que no es el tuyo, y donde estas escuchando constantemente un lenguaje desconocido, así que te  tienes que esforzar el doble para no entender en otra cosa. Cuando me perdía  miraba a Rubén y le hacía cara de “no entendí nada” y él me ponía al día.

 Entonces contó con los mejores profesores...

La verdad es que el elenco me hizo sentir como en casa, a pesar del idioma y que no nos conocíamos. Desde el principio hubo una química muy padre, porque pues yo llego aquí, como se dice ‘a picar piedra’, pero yo ya he picado por muchos años y lo último que quiero ahora es que me den el pico y la pala. Sin embargo,  ellos me lo alivianaron mucho, al igual que David Erickson (director), y  estoy muy agradecida con todos porque fueron muy importantes para que yo pudiera desarrollar bien mi trabajo. Me sentí ‘like home’, con todo y que no hablo bien inglés.

¿Esta serie es muy diferente a lo que estaba acostumbrada?

La verdad es que yo he hecho de todo, todos los formatos y todos los personajes, aunque generalmente es o la madre abnegada o la mala,  mala. Hay actrices que solo hacen de buenas o de villanas, pero yo he tenido la fortuna de hacer las más malas, como en Mujeres Asesinas donde estuve en las tres temporadas y en dos fui malísima y en la otra solo era tremenda. 

  También he hecho otros personajes muy descarnados, así que aquí solo son otro tipo de descarnados (risas).

¿Qué tan diferente se siente trabajar en Hollywood?

Es mucha más producción. Los efectos especiales son fantásticos. Mucho nos preguntan sobre los zombis, pero poco sobre cómo se logran y la verdad es que los efectos  son impresionantes, son tan talentosas las personas que los hacen que yo me fui a retratar con ellos como fanática. 

Al final solo nos entrevistan a los que damos la cara, pero el trabajo de atrás es importantísimo. Vale la pena hacer un detrás de cámara con ellos. 

¿Cómo se enfrenta Griselda el apocalipsis zombi?

 Es curioso porque  habla poco y a pesar de que los latinos siempre le dan el lugar al ‘macho’, en este caso ella es aparentemente  una mujer muy sumisa, pero cuando  Daniel (Rubén Blades), que es mi esposo,  no hace lo que  ella quiere, con la sola mirada le dice todo. Es calladita, pero como todas las latinas tenemos la razón al final de cuentas. 

 ¿Cómo se comunica?

Rubén conmigo habla en la serie en español y con los demás habla en inglés.  Y mi hija le dice a los demás que aunque no hablo inglés, lo entiendo todo. Y yo solo muevo la cabeza confirmándolo. Es igual con muchas personas que viven en Estados Unidos.  

¿Qué opina sobre  las posibilidades que está teniendo la comunidad latina  en la televisión americana?

Creo que la industria por fin se dio cuenta que los latinos en Estados Unidos realmente representamos un número muy importante, y que bueno que los productores entiendan que tienen  que abrir un espacio para que los latinos sean latinos. Los actores lo vamos a agradecer mucho ya que vamos a tener una puerta que antes no tenía a menos que vinieras súper joven como Salma Hayek, que se vino a luchar desde abajo. Sin embargo, algunos actores no queremos vivir aquí, no es nuestra intención establecernos, pero si queremos trabajar y tener un espacio. 

Si se desatara un  apocalipsis zombi, ¿qué sería lo primero que haría?

Buscaría a mi familia. Cuando estás en esa situación la única arma que te sirve es la fe. Yo buscaría unir a mi familia.

¿Cree que es  diferente la forma de los latinos de asumir un apocalipsis?

En este caso sí  porque tenemos tan arraigada la religión  que se asumen los actos de una forma diferente, porque al creer en Dios, la fe te arropa, es un escudo para bien o para mal.

¿Usted ya ha puesto su fe a prueba?

En el 2011 tuve cáncer y la fe sí me ayudó.  Era una mujer creyente, pero cuando me dijeron ‘señora tiene cáncer’,  la fe se hizo protagónica en mi vida. Una noticia así es tu ‘apocalipsis individual’ y entonces agarré a todos los santos, tenía la corte celestial en mi cuarto. La fortaleza no te la dan los médicos, eso viene desde adentro. Así que cuando mi personaje descubre que lo que la sostiene es la fe, pues no tuve problema en interpretarla porque yo ya venía entrenadita.

Entonces ‘la fe los salvará’...

La fe te da una cosa que aprendí en mi periodo de recuperación y viene de ese dicho tan mexicano que es “ya Dios dirá”, si las cosas no salen bien, pues ya no podemos hacer más de lo que se hace. No te mueres cuando quieres, te mueres cuando Él decide.

Después de trabajar con zombis, ¿qué le falta?

 A estas alturas de mi vida, con 62 años, la verdad es que no me falta nada. Tengo 42 años de profesión, en el 2011 tuve cáncer, y  todo lo que me llega es para agradecer al universo y a Dios, así que lo único que me falta es la capacidad para vivir lo que me está llegando día a día.

[[nid:454938;http://contenidos.elpais.com.co/elpais/sites/default/files/imagecache/563x/2015/08/patricia-reyes-spindola.jpg;full;{Patricia vive entre Ciudad de Mexico y San Miguel de Allende. Con más de 40 años de carrera, acaba de contratar su primer manager. Foto: Especial para El País}]]

 ‘Fear The Walking Dead’ La serie se desarrolla en el mismo universo de la exitosa serie  ‘The walking dead’ y desde la ciudad de Los Angeles pretende contar cómo inició el brote zombi. La nueva apuesta de AMC Studios, responsable de  series de culto, como Breaking Bad y Mad Men, presenta un concepto novedoso en el cual sus protagonistas deberán enfrentarse a los desafíos de adaptarse a un mundo totalmente nuevo.  Es una travesía que documenta el fin de los tiempos, a través de los ojos de una familia tan disfuncional como unida, conformada por los actores Kim Dickens,  Cliff Curtis,  Alicia Debnam-Carey y Frank Dillane.
CONTINÚA LEYENDO
Publicidad
VER COMENTARIOS
Publicidad