A los 85 años murió Doudou Ndiaye Rose, maestro de la percusión de Senegal
ENTRETENIMIENTO

A los 85 años murió Doudou Ndiaye Rose, maestro de la percusión de Senegal

Agosto 20, 2015 - 12:00 a.m. Por:
Elpais.com.co| AFP
A los 85 años murió Doudou Ndiaye Rose, maestro de la percusión de Senegal

Doudou Ndiaye Rose,maestro de la percusión, considerado por la UNESCO un "tesoro humano viviente".

Senegal ha perdido este miércoles a uno de sus máximos embajadores, pues era considerado por la UNESCO un "tesoro humano viviente".

Senegal ha perdido este miércoles a uno de sus máximos embajadores culturales en el mundo, el maestro de la percusión Doudou Ndiaye Rose, fallecido a los 85 años, considerado por la UNESCO un "tesoro humano viviente".

Al conocerse el deceso de este "monumento", "leyenda", "percusionista sin par", "mago de los tambores", varias cadenas de televisión local alteraron sus programaciones para rendirle homenajes y difundieron imágenes de manifestaciones recientes con ocasión de su cumpleaños número 85.

"Sufrió un desvanecimiento por la mañana, fue transportado al Hospital Le Dantec" de Dakar, donde falleció, explicó Aboubacar Demba Cissokho, de la Asociación de la Prensa Cultural de Senegal, allegado de la familia.

Según la prensa local, Doudou Ndiaye Rose acudió bien de salud el martes a las exequias de otro percusionista senegalés, Vieux Sing Faye.

Nacido el 28 de julio de 1930 en Dakar, Mamadou llamado Doudou Ndiaye Rose -o Doudou Ndiaye Coumba Rose, tal como le gustaba a él-,nacido en el seno de una familia de "griots" o narradores de historias, lideraba una orquesta de varias decenas de percusionistas, entre ellos varios familiares. 

En 2010, indicó a la AFP que tenía "cuatro mujeres y por lo menos 15 hijas y 15 hijos". También contó que tuvo que batallar con su padre, contable, que no le dejaba ser músico, un arte que aprendió en el Senegal profundo.

"Me veía con los ancianos para que me transmitieran este lenguaje muy preciso de las percusiones que todo el mundo conocía entonces: cómo anunciar que hay un incendio en la sabana, que una serpiente le mordió a alguien y qué tipo de serpiente fue, que la mujer que acaba de contraer matrimonio ha llegado al domicilio conyugal y el marido está contento con ella", explicó

Compartió escenarios con numerosos artistas, con Miles Davis, los Rolling Stones, percusionistas en Japón.. "Viajé 17 veces a Japón sólo para que los japoneses pudieran descubrir la cultura senegalesa", declaró recientemente al diario senegalés L'Enquête.

Su nombre está asociado a los desfiles civiles de la Fiesta de la Independencia de Senegal, los 4 de abril, con las "majorettes" llevando el ritmo al son de sus percusiones, un encargo del primer presidente senegalés, Léopold Sédar Senghor (1960-1980), fallecido en 2001.

Llegó a reunir 250 percusionistas en una actuación, cuando antes "el número de bateristas requerido" en una sesión de "sabar" (tambor) era de cinco, recordó la periodista cultural senegalesa Oumy Ndour.

Doudou Ndiaye Rose, hombre menudo, impresionaba en sus actuaciones con un derroche de energía: golpeaba las percusiones, cantaba, bailaba, saltaba, todo con trajes impecables y dirigiendo al mismo tiempo a sus percusionistas, que alternaban a su vez movimientos de conjunto y en solitario.

Según Aboubacar Demba Cissokho, fue designado "Tesoro humano viente" por la UNESCO en 2006, distinción que se destina a "personas o grupos de personas que poseen conocimientos de cuya transmisión son actores estratégicos", según el Ministerio senegalés de la Cultura.

VER COMENTARIOS
CONTINÚA LEYENDO
Publicidad