Noticias de Cali, Valle y Colombia - Jueves 19 de Enero de 2017

Las 8 reglas de WhatsApp que usted no debe violar

| Autor:
 Las 8 reglas de WhatsApp que usted no debe violar
¡Cuidado! Si está ebrio evite escribir por Whatsapp a su ex, a su jefe, a la esposa o esposo de su jefe o cualquier persona de su empresa.
Foto: Elpais.com.co | AFP

Comunicarse hoy en día ya no supone toda la logística que implicaba, hace cinco décadas, enviar un mensaje a alguien. Lea también: Si WhatsApp se le volvió una pesadilla no deje de leer esto

Basta mover rápidamente los dedos en una pequeña pantalla y presionar la tecla ‘enviar’ para que alguien al otro lado de la línea alguien este ‘enganchado’ en una conversación. Al parecer, por medio de WhatsApp no se requiere la espera inquietante que genera el tuuuu, tuuuu, tuuuu, de la llamada telefónica.

 Esta aplicación permite contactar a alguien de inmediato, saber cuándo esta con su celular en la mano, cuándo recibe el mensaje, cuando lo lee y no contesta y cuando se encuentra escribiendo una respuesta.

  Es, además, el mecanismo ideal para saber los movimientos de cualquier persona. Sin embargo, hasta qué punto puede ser intrusivo y molesto. Dónde quedaron las reglas de privacidad y el protocolo de “establecer conexión” con otra persona.

 A continuación, 8 reglas implicitas que aconsejamos poner en práctica al utilizar la aplicación.

1. Preséntese

 
Al contactar a una persona vía WhatsApp  usted tiene vía directa a ella, pero eso no la hace su amiga; es más, puede que ni siquiera le conozca. Asegúrese de suministrar en el primer mensaje su nombre y apellido,  y por qué le contacta. Si es posible, escriba quién le dio el contacto. De esta forma, cuando le contesten, la persona que le escribe tendrá idea de a quién le habla y se ahorrará ser ignorado por completo.
 

2. La hora sí importa

 
No envíe mensajes antes de las nueve  de la mañana, ni después de las siete de la noche. Tampoco lo haga a la hora del almuerzo. Los fines de semana son sagrados. Si esa persona no es su amiga, no le escriba. Tenga muy en cuenta que la otra persona tiene derecho a descansar y muchas veces contesta por vergüenza, no porque le interese tener una conversación con usted a esa hora.
 

3. No asuma 

 
El que usted conozca a la persona a quien le escribe, no quiere decir que esta le tenga en su lista de contactos.  Así que, por favor, antes de estar en sintonía, evite hacer bromas de mal gusto o envíar mensajes subidos de tono. De esta forma se ahorrará bastantes malentendidos. Procure que todo lo que escriba sea en un solo bloque, así evitará mandar diez mensajes con diez palabras que generarán diez notificaciones. Si es de carácter urgente, llame o deja un mensaje en el que lo haga saber.
 

4. Tenga un  perfil claro y directo  

 
La aplicación le da la opción de poner una imágen, un nombre, un mensaje y un estado.  Haga uso de esta herramienta y ponga la información necesaria para que otros le reconozcan. ¿Cuántas veces no ha quedado en la nebulosa cuando se topa con alguien con un mensaje inspiracional y una imagen que poca razón da sobre quién está detrás de ese contacto? Evite también ubicar una foto donde aparecen siete personas y usted sea el que menos se destaque. Si utiliza ese número para hablar con sus contactos laborales, evite fotos ligeras de ropa, que indiquen contenidos sexuales o de usted sosteniendo la garrafa 
de aguardiente con la que se pegó su última borrachera.
 

5. Tenga en cuenta el estado del otro

 
Si la persona tiene en su estado  que está de vacaciones, ocupado o no disponible, evite al máximo escribirle, porque si puso el mensaje es que no le interesa que nadie le contacte en su tiempo de descanso. Lo mismo sucede si al escribirle le contesta que está en una reunión, así que absténgase de seguir enviando mensajes.
 

6. Ojo con las llamadas y los grupos 

 
Actualmente hay pocas cosas tan molestas  como estar en un grupo con gente desconocida que habla miles de cosas sin importancia. Si usted es el creador de dicho espacio, pregunte antes de agregar un nuevo participante. Al ser el administrador deje claro cuál es el fin de esta reunión por escrito y trate de mediar entre quienes están conectados.
 
Las llamadas y los mensajes de voz suelen ser también un poco molestos, porque nunca se sabe si la persona a quien se le envía está en disposición de escucharlo o contestar.
 
Consejo:  Chat de grupo>info>silencio>seleccione el tiempo más apropiado según su paciencia y necesidades.
 

7. Ojo con el tono  

 

 La comunicación por escrito  puede generar múltiples interpretaciones, más aun si no se tiene una buena ortografía y uso de puntuación, que por cierto es vital.
 
Existen estudios que reflejan que a la hora de comunicarse en persona el contenido verbal sólo representa alrededor del 10 % del impacto del mensaje dejando un 50 % a la comunicación no verbal y otro 40 % a las claves vocales que acompañan al mensaje.
 
En las aplicaciones de mensajería instantánea  los elementos para poder representar “la forma” de comunicación es por medio de emoticones o mayúsculas.
 
Esto es algo así como caminar en un campo minado de emociones a punto de desatar un conflicto.  Así que evite enfrascarse en discusiones, que por lo general terminan mal. En este caso es mejor una llamada e incluso una visita.
 

8. No se convierta en un acosador

 
Estar pendiente del "estado en línea”  de las demás personas es una de las adicciones de la nueva era. De hecho, muchas parejas se han visto en problemas por la notificación de “última conexión”. La posibilidad de que la otra persona aparezca en línea puede darse en cualquier momento del día y no tiene por qué significar que la otra persona está al otro lado del teléfono.   
 
Consejo:  Ajustes>ajustes de chat>avanzado> desactiva  “última hora en línea” y viva en una placentera ignorancia.
 

No mande cadenas

 
 Las cadenas han existido desde hace varios años, básicamente desde que se crearon los correos electrónicos. Sin embargo, suelen ser muy molestas, sobre todo si se trata de contenido político y religioso. O apocalíptico, que -más que motivación- lo que genera es preocupación. 
Es muy probable que recibiera un mensaje que decía que se cobraría la aplicación si no reenviaba un mensaje. WhatsApp solamente cobra una suscripción anual a usuarios nuevos y, si no reenvían el mensaje no le pasará nada, no le caerá un piano encima mientras camina por la calle, ni tendrá mala suerte en el amor, esas cuestiones  no dependen de una aplicación móvil.  
 
La aplicación también tiene términos y condiciones que casi nadie lee pero que podrían generar el cierre de la cuenta, como el  subir material protegido con derechos de autor o protegidos por el secreto comercial, “Publicar falsedades o tergiversaciones "que podrían dañar a WhatsApp o a terceros”; publicar contenidos de tipo “ilegal, obsceno, difamatorio, calumnioso, amenazante, acosador, odioso, racista o étnicamente ofensivo.

 

Prioridades

 
  • Conversaciones cara a cara
No se convierta en un esclavo de su celular.  Siempre dé prioridad a la persona que tiene en frente por encima de la persona que le está escribiendo, ya que además de ser una falta de respeto, le tomará más tiempo resolver el asunto. En muchas empresas han optado por prohibir los celulares en las reuniones para que estas sean más rápidas y productivas.  
 
  • Cuidado al manejar
Según el Departamento de Transporte de Estados Unidos  el solo chatear, escribir o leer mensajes de texto en el dispositivo móvil durante la conducción, aumenta 23 veces la posibilidad de sufrir un accidente de tránsito. ¿Le parece poca razón para dejar el celular guardado mientras se va al volante?
 
  • Ponga límites
Recuerde que hay vida más allá del celular.  Así que si siente que se está convirtiendo en un adicto de la mensajería y redes sociales, establezca un horario para conectarse. Puede ser una revisión cada hora. El tiempo depende de su necesidad.
 
¡Cuidado!  Si está ebrio evite escribir a su ex, a  su jefe, a la esposa o esposo de su jefe o cualquier persona de su empresa.

 

Continúa leyendo

Publicidad

Comentarios