Noticias de Cali, Valle y Colombia - Sábado 3 de Diciembre de 2016

15 años de un ambicioso plan que le dio vuelta a la guerra en Colombia

| Autor:
15 años de un ambicioso plan que le dio vuelta a la guerra en Colombia

El próximo 4 de febrero los presidentes Barack Obama y  Juan Manuel Santos se reunirán  en la Casa Blanca para celebrar los quince años del Plan Colombia.
 
Aunque el aniversario se cumplió en realidad en julio del  año pasado,  por las agendas de los mandatarios se aplazó la visita, a la que también están invitados los expresidentes Andrés Pastrana y Álvaro Uribe. 
 
El Plan Colombia fue concebido, en principio, como un plan de inversiones por US$7500 millones, de los cuales Estados Unidos aportaría US$3500 millones  en cuatro años, el resto era de recursos nacionales. Expertos coinciden en que este apoyo   inclinó la balanza de la guerra a favor del Estado, gracias al fortalecimiento de las Fuerza Pública: Policía, Ejército, Armada y Fuerza Aérea.
 
“Presidente, la democracia está en peligro. Estamos perdiendo la guerra”, le dijo el entonces Comandante de las FF. MM., general Fernando Tapias, al presidente Andrés Pastrana en su primer reunión con la cúpula militar, en 1998. La preocupación también fue manifestada por el entonces ministro de Defensa, Rodrigo Lloreda,  quien impulsó la modernización de las FF. AA.
 
La segunda mitad de la década de los años 90 fue, tal vez, la más aciaga de las etapas que han padecido las Fuerzas Armadas de Colombia. Se vivieron la tomas de Mitú, capital de Vaupés, que duró tres días en poder de las Farc, donde fueron asesinados 20 policías y secuestrados 81; la masacre de Puerres (Nariño), con 31 soldados asesinados en septiembre de 1996; de la vereda El Billar, Cartagena del Chairá (Caquetá), en marzo de 1998 con 64 soldados muertos, 19 heridos y 43 secuestrados, y la toma del cerro de Patascoy (Nariño) el 21 de diciembre de 1997, con 11 militares muertos y 18 secuestrados.
 
Ese era el panorama de un  país acorralado por la guerra. “Cuando llegamos al gobierno en 1998, Colombia tenía unas Fuerzas Militares  desvertebradas, sin equipos, sin armamento y sobre todo sin movilidad. Con el Plan Colombia y con inversiones propias se logró cambiar la movilidad, se reentrenó la Fuerza Pública, se hizo la más importante reingeniería a las Fuerzas Militares, con unos resultados más que notorios: pasamos de tener tres helicópteros de combate a tener más de 20; se triplicó la capacidad de transporte aéreo militar”, explica Camilo Gómez Alzate, ex Comisionado  de Paz.
 
En el Gobierno de  Pastrana (1998-2002) se pactó con el entonces máximo jefe de las Farc, ‘Manuel Marulanda Vélez’, el inicio de un  proceso de paz que incluyó el despeje de cinco municipios (43 mil kilómetros cuadrados). Simultáneamente, en su primera visita a la Casa Blanca, acordó con su homólogo Bill Clinton una nueva estrategia de lucha contra las drogas.
 
Fue así como nació el Plan Colombia, estrategia antinarcóticos que terminó por emplearse en la lucha contra las guerrillas.
 
Un informe de la Oficina en Washington para Asuntos Latinoamericanos, Wola, explica que “esta estrategia de ‘intervención por invitación’ implicaba aceptar la agenda antidrogas de Estados Unidos, a cambio del necesario apoyo militar, técnico y socioeconómico de Washington. La ayuda exterior buscó ampliar, profesionalizar y modernizar las Fuerzas Armadas, combatir los insurgentes armados, aumentar el control territorial, y más tarde, durante la fase de consolidación del Plan Colombia (2007-2013), extender el Estado de derecho y perseguir el desarrollo económico y social”.
 
Los apoyos
 
El Plan Colombia le permitió tanto  a la Fuerza Aérea Colombiana (FAC) como al Ejército modernizar su flota de aeronaves de combate, una mayor capacitación a sus integrantes y fortalecer los programas de Inteligencia, clave para las operaciones militares en tierra, destaca el excomandante de esa institución, general (r) Fabio Zapata.
 
En la Armada  la situación no fue distinta. El almirante en retiro Gabriel Arango Bacci sostiene que sin el Plan Colombia “nuestra realidad sería otra”. “Se fortaleció  la Infantería de Marina, porque los ríos de Colombia estaban casi abandonados, y gracias a las lanchas donadas se mejoró la movilidad fluvial y terrestre que estuvo casi en manos de la guerrilla”, agrega.
 
Y la lucha antinarcóticos, encabezada por la Policía, fue una de las más apoyadas. Según el exdirector de la institución, general (r) Rosso José Serrano, “fuimos la primera Policía del mundo en recibir seis helicópteros Black Hawk. EE. UU. nos apoyó mucho en entrenamiento y en inteligencia, luego nos dieron 40 aviones UH para transporte de personal”.
 
 “Antinarcóticos tiene ya casi diez mil policías, tiene bases muy bien desarrolladas; la Dirección de Inteligencia de la Policía es la mejor de Latinoamérica, es la que más contribuye a la localización de los capos de la droga. Es una Policía tan fuerte que nos consulta todo el mundo”, concluye.
 
Para el senador del Centro Democrático y exdirector de la Fundación Seguridad y Democracia, Alfredo Rangel Suárez, este plan “fue definitivo para alterar la ecuación de la guerra a favor del Estado”. Rangel dice que con esa estrategia se redujeron los homicidios en 50 %, el secuestro en 90 %, las acciones terroristas en 80 %, los retenes terroristas en 95 %, los ataques a los oleoductos en 65 % y las plantaciones de hoja de coca en 50 %.
 
Según el excomisionado, “lo más importante  es que tres presidentes seguidos lo han mantenido y lo han fortalecido”.
 
La visita a la Casa Blanca
 
El martes pasado,  se conoció que el presidente de Estados Unidos, Barack Obama, invitó presidente Juan Manuel Santos, a la Casa Blanca para conmemorar los 15 años del  Plan Colombia. La invitación también es para los ex madantarios Andrés Pastrana y Álvaro Uribe.
 
Según  el portavoz de la Casa Blanca, Josh Earnest,  la idea de este encuentro es celebrar en una reunión bilateral.
 
En la reunión también se hablará   de los avances que de los acuerdos de paz del Gobierno con las Farc en La Habana. Pastrana  ya confirmó su asistencia, pero Uribe dijo que debe ser prudente.
 
Más datos
 
Fuentes militares  explicaron  que las aeronaves donadas fueron nacionalizadas y actualmente es Colombia quien se encarga de su sostenimiento.
 
“La idea del plan era que poco a poco el país pudiera asumir solo varias de las responsabilidades económicas y eso es lo que se ha hecho”.
 
Una de las  críticas al Plan Colombia se basa en el fracaso de la guerra represiva contra las drogas.
 

 

Continúa leyendo

Publicidad

Comentarios