Noticias de Cali, Valle y Colombia - Viernes 28 de Noviembre de 2014

Opinión

opinion | columna |  paola-gomez - Septiembre 16 de 2010 - 00:43
  • 16Comentarios
  • Imprime
  • Reporta un error

Granada patas arriba

No está bien atravesarse como mula muerta al progreso. Menos en una ciudad en la que después de tanto tiempo se proyectan obras, se pavimentan algunas de sus destruidas vías y se embellece algo de su entorno, con el paso del MÍO. Pero tampoco está bien que en los planes de desarrollo no haya orden, planeación, concertación ni sentido común.

Eso es lo que está ocurriendo en el barrio Granada, donde se hará la rehabilitación de la Octava –dentro del paquete de las megaobras de la Alcaldía– así como el cambio de acueducto y alcantarillado, subterranización de redes de teléfono y ampliación de andenes en la Novena y Novena A, que se hará por un convenio entre Emcali, Acuavalle y el Departamento y que se conoce como Proyecto Granada.

Quizás lo más preocupante de este proyecto es la incertidumbre que reina entre la comunidad, tanto residentes como comerciantes, porque el cruce de ambas obras hará mucho más difícil el diario vivir de un sector, que en los últimos años se ha convertido en un punto neurálgico de Cali; en él confluyen además de edificios y viviendas, la zona gastronómica más posicionada de Cali, boutiques, hoteles y sitios de disfrute.
Si bien es cierto que se han hecho encuentros para socializar las obras, por lo menos las del Municipio, está clarísimo que no han sido suficientes.

Y, lo que es peor, la gente desconoce el plan de tráfico en el sector y apenas en diciembre se diseñará el de construcción de parqueaderos, que por demás es uno de los puntos críticos de Granada, donde se dejó avanzar el desarrollo comercial sin exigirles a los dueños de los negocios su respectivo sitio de parqueo. Esto se evidencia en el caos de muchas vías y en andenes donde con total descaro se prohibe estacionar, sino se va a consumir en el local donde se encuentra el mismo.

Por último, el polémico proyecto de cambio de redes de Acuavalle, que el Gobernador calificó de inconveniente y costoso, parece una pieza suelta en el rompecabezas. Porque si bien cuenta con permiso de Planeación, no es claro quién vigila su cumplimiento.

En conclusión, lo que estamos por ver es un barrio patas arriba donde está faltando sentido común, orden, planeación y concertación. Por eso creo, al igual que sus vecinos, que es mejor iniciar las obras en enero, cuando pase la Navidad y haya menos impacto socio económico. Hay que potencializar Granada, sin duda. Hay que apoyar el progreso, sin duda. Pero antes que nada y como reza el slogan de una empresa caleña, las cosas hay que hacerlas bien.

Para nosotros es indispensable respetar las opiniones que nuestros lectores expresan.

Por ello te pedimos no hacer comentarios que agredan a otros usuarios.

Para opinar, debes ser un usuario registrado. o regístrate.

cerrar Seudónimo o email: *

Contraseña: *

De boca en boca

  • 16Comentarios
  • Imprime
  • Reporta un error

Servicio al cliente

Clic aquí. Teléfono 685 50 00
Diario El País S.A. Copyright (C) © 2014 www.elpais.com.co | Cra. 2 No. 24-46 Tel. (572) 8987000 Cali - Colombia Política y tratamiento de datos | Aviso legal | Superintendencia de Industria y Comercio de Colombia