Noticias de Cali, Valle y Colombia - Sábado 20 de Diciembre de 2014

Opinión

opinion | columna |  german-patino - Febrero 12 de 2012 - 22:18
  • 49Comentarios
  • Imprime
  • Reporta un error

Revolviendo las cosas

Recuerdo el asalto del M-19 al Palacio de Justicia. Recuerdo que consideré aquel acto como una ‘aventura revolucionaria’ de alto grado de irresponsabilidad, que ponía en riesgo a buen número de personas inocentes.

Recuerdo también las insólitas pretensiones del M-19 que pretendía llevar a juicio al entonces presidente, Belisario Betancur, precisamente el mandatario que más concesiones le había hecho a las guerrillas colombianas, hasta entonces, cosechando tan sólo incumplimientos y aumento de la violencia.

Por eso, cuando el Ejército intervino para desalojar al comando del M-19 del Palacio de Justicia, me pareció que a Belisario no le habían dejado más salida, y que aquella acción violenta era una respuesta legítima del Estado. Aún creo en aquello que pensé entonces.

Lo que no se sabía, y aún no se conoce bien, es que a las Fuerzas Armadas de Colombia no se las puede dejar actuar a su antojo. Que se les deben dar instrucciones precisas y colocarles límites severos. Porque una vez “sueltas de madrino” son capaces de cualquier cosa. Como se demostró con los ‘falsos positivos’ de la época de Uribe, y también con la recuperación a sangre y fuego del Palacio de Justicia.

Como se comprobó con el fallo en primera instancia proferido por la juez tercera del circuito de Bogotá (ver http://www.usergioarboleda.edu.co/derecho_penal/pdf/sentencia_condena_pl...) en 2010, que condenó al coronel Plazas Vega a 30 años de prisión por sus actuaciones criminales como comandante operativo de la recuperación del Palacio de Justicia. Como lo han comentado distinguidos columnistas, este fallo fue ratificado recientemente por el Tribunal Superior de Cundinamarca, con el agregado de un par de decisiones polémicas que pueden ser consideradas como “errores judiciales”, según lo han aclarado juristas expertos.

Pero hay suficientes pruebas para saber que muchos civiles que fueron sacados del Palacio por militares, sufrieron tratos indignos que llegaron hasta la tortura, que se asesinó a la guerrillera Irma Franco y que se secuestró y desapareció a un grupo importante de empleados de la cafetería del Palacio. Además que se intimidó a sus familiares para que no reclamaran por sus parientes y lo mismo se hizo con los principales testigos de la Fiscalía.

De hecho, el propio Plazas Vega, en larga entrevista con Caracol el 31 de octubre de 2007, dijo textualmente: “Tengo claro de que a Irma Franco la asesinaron y la asesinaron miembros de los organismos de seguridad del Estado”, pues su estrategia de defensa consistió en que él no tenía nada que ver con los hechos indignos ocurridos después de la toma del Palacio por el ejército, sino que eso es responsabilidad del B-2, a cargo entonces de otro Coronel.

Pero los hechos criminales sucedieron y aún hay 10 personas, que las vimos salir vivas por televisión, custodiadas por militares, y que aún no aparecen. ¿Por qué el general Arias Cabrales, máximo comandante de la recuperación, no ha sido condenado?

No lo entiendo, como no puedo entender a quienes escriben de esos sucesos olvidándose que lo que se juzga no es al M-19, que ya está condenado por la historia, sino a un grupo de militares que llegaron hasta el asesinato en la recuperación del Palacio de Justicia.

Para nosotros es indispensable respetar las opiniones que nuestros lectores expresan.

Por ello te pedimos no hacer comentarios que agredan a otros usuarios.

Para opinar, debes ser un usuario registrado. o regístrate.

cerrar Seudónimo o email: *

Contraseña: *

Al Margen

  • 49Comentarios
  • Imprime
  • Reporta un error

Servicio al cliente

Clic aquí. Teléfono 685 50 00
Diario El País S.A. Copyright (C) © 2014 www.elpais.com.co | Cra. 2 No. 24-46 Tel. (572) 8987000 Cali - Colombia Política y tratamiento de datos | Aviso legal | Superintendencia de Industria y Comercio de Colombia