Noticias de Cali, Valle y Colombia - Viernes 22 de Agosto de 2014

Opinión

opinion | columna |  carlina-toledo-patterson - Agosto 20 de 2010 - 00:58
  • 36Comentarios
  • Imprime
  • Reporta un error

¡Nada de ciudad sin límites!

No es un secreto que en la adolescencia las hormonas se alborotan. También la irreverencia hacia todo sentido de autoridad. Los jóvenes entre los 12 y los 18 comienzan una fase en la cual experimentar sin medir los riesgos es la supuesta clave del éxito para muchos. Por eso son tan vulnerables, y es cuando padres y docentes más debemos estar alerta para darles apoyo y orientarlos.

Ante este hecho incontrovertible, resulta inaceptable que desde la Alcaldía Municipal haya surgido un proyecto llamado Formación en educación sexual con énfasis en orientación sexual diversa y fortalecimiento de las instituciones educativas incluyentes. Se trata de un programa en el que la Alcaldía desarrolla para los jóvenes de la ciudad una estrategia de educación sexual basado en el principio de inclusión. El sorprendente lema es: Con la diversidad sexual y de género ¡Todo bien!

El paquete que ya se repartió y ejecutó en diez instituciones educativas oficiales de Cali, consta de una guía para docentes y otra para madres y padres; cuatro cartillas para jóvenes de 14 a 17 años, y un CD de música urbana. En la introducción de la cartilla para docentes, la Alcaldía establece que el objetivo es “empezar a derribar barreras culturales acentuadas que impidan que los y las estudiantes accedan a una información objetiva sobre el tema”. Hasta ahí todo bien. Porque nadie puede negar que se debe promover la tolerancia como un método sano de convivencia.

Sin embargo, muy rápidamente la cartilla -al igual que todas las otras piezas de comunicación- pierde su norte. Lejos de concentrarse en la convivencia y el respeto hacia la diversidad, promueve la noción de que es normal transitar por los géneros y apoyándose en expertos afirma que “la sexualidad humana es un continuum de distintas variantes, es decir una permanente variación de alternativas disponibles de sexo/género con las que podemos identificarnos y en las cuales habitamos”. Es ahí donde el esfuerzo de inclusión se desvirtúa y se le abre a unos jóvenes ya de por sí confundidos con su terremoto hormonal, una gama de alternativas sexuales para que escojan. Todo con la idea de que es normal el tránsito.

¡Pues no es normal! Si vamos a los argumentos científicos, la siquiatría incluso hoy -reconociendo la diversidad y los derechos de género- considera el tránsito como una anomalía que implica un serio quiebre en el orden interno de los individuos.

Lo que cada cual haga con su sexualidad en privado, es problema de cada cual, mientras no vulnere la seguridad y los derechos de los demás. Lo cuestionable es que sin el debido análisis y control, a nuestros niños se les esté exponiendo a fotos, letras de canciones, juegos y dinámicas de grupo en las cuales oigan que Norma “en su cama a hombres y mujeres ama” o que los que practican un género distinto al de hombre y mujer “son la nueva era”. Eso no es información objetiva sobre la diversidad sexual y de género, es claramente parcializada.

Está previsto que el programa comience nuevamente cuando los jóvenes reanuden sus estudios en septiembre. Yo invito al Alcalde a que antes de promover este tipo de programas por fuera del pénsum aprobado por el Ministerio de Educación, analice con un grupo de expertos sexólogos, sicólogos, educadores, el Icbf y congresistas que conocen del tema para ver cuál es el enfoque adecuado, porque un examen detallado de las piezas permite concluir que lo que está en marcha es un gran error. Cali no es, ni puede ser, una ciudad sin límites, señor Alcalde.

Para nosotros es indispensable respetar las opiniones que nuestros lectores expresan.

Por ello te pedimos no hacer comentarios que agredan a otros usuarios.

Para opinar, debes ser un usuario registrado. o regístrate.

cerrar Seudónimo o email: *

Contraseña: *

Céfiros

  • 36Comentarios
  • Imprime
  • Reporta un error

Dentro de la carga semántica entre un texto y el otro hay mucha diferencia ya que en el de Álvaro Ache si hay argumentos sólidos sobre el tema, y denota una documentación previa, así mismo un respeto inconfundible, y se evidencia una clara organización de ideas, en cambio en el texto de carlina no, ella por el contrario nunca hace posición respetuosa, excluye a la comunidad LGTB y se apoya en el argumento de autoridad, es decir, olvida del respeto hacia donde debe ser ubicado el tema del sexo, el género y la sexualidad y se ubica desde el comienzo en imponer su posición, y donde claramente no hay estudios anteriores específicos de psiquiatría donde se demuestren que lo que ella está diciendo es cierto, Carlina hace parte de una cultura patriarcal, y antigua, como también una forma indirecta donde hay evidencia de ironía ya que trata de aparentar que todo está bien cuando no es así, y le pone doble sentido a sus premisas, dejándolas desde nuestro punto de vista, como subentendidas. Carlina muestra un mundo de realidades no existentes, se hace pasar por objetiva e imparcial y en realidad no lo es, sin fundamento fuerte, no tiene nada que apoye sus premisas, no hay presencia de verdades, ni hechos, solo de presunciones, así como también resulta obvio que desde el principio está en contra y en desacuerdo con la comunidad LGTB, y ni siquiera se entera bien ni hay una pre-búsqueda desde el principio de los comportamientos y cambios que viven los adolescentes en esta etapa y ahí si escribir sobre ellos, esto denota una falta de documentación sobre el tema.
Carlina se guía a lo largo del texto en el deber ser, en opiniones implícitas, marca su percepción, acentúa los parámetros que para ella no son conductas normales, y que asegura que la cartilla esta fuera de promover la noción de transitar por los géneros y que esto indica una vez más que la inclusión se desvirtúa, hace generalizaciones.
Por otro lado, “No se puede tapar el sol con un dedo” pretender negar que es evidente el aumento de personas que hacen parte de la diversidad sexual, es imposible, cada día son muchos los que “salen del closet” y reclaman no ser discriminados por su condición sexual. Se debe propender por formar una sociedad más respetuosa y tolerante ante los derechos humanos para entender que los cambios actuales conllevan nuevas formas de vida.

De a acuerdo al lema: “Con la diversidad sexual y de género ¡Todo bien!” creo que sería importante establecer su significado. Ya que puede confundir, por que termina con un modismo. Este lema puede tener una interpretación diversa porque trata de participar bajo una jerga que está motivada a reducir una expresión.

Sería sensato proponer que esta campaña debería de ser titulada bajo la pedagogía de un refrán, la cual busque mediante el juego de palabras un mensaje que contenga un sentido educativo. Eso sí, sin desmeritar los esfuerzos que la alcaldía de Cali ha hecho con esta campaña. Lo importante aquí es que previendo los problemas presentes y futuros se quiere establecer un programa que busca el bien estar de la comunidad caleña.

Todo gracias a la deficiencia de los legisladores de este país, los cuales no han regulado estos problemas sociales que hoy la juventud padece. El ICBF, Ministerio de educación y demás entes gubernamentales no han hecho nada para prever estos problemas y por el contrario lo atacan por no haber sido regulado por estos.

Siendo así, nos enfocaremos en el contenido del programa el cual busca el apoyo de la comunidad y esta enfocado a prestar educación e información a la población de adolescentes que esta vulnerable a la competencia entre sexos y la globalización.

Lo importante aquí es dar una guía donde los adolescentes, donde se tenga las herramientas que les guíe por el mejor camino y no sea por ignorancia que se vallan a cometer imprudencias. En cuanto a los padres y docentes de planteles educativos esto se convierte en un instrumento de trabajo. El cual les brindaría ayuda para asumir una situación donde estos jóvenes decidan afrontar un tema sobre su sexualidad.

Lo positivo de esta campaña es que para comunidad y la alcaldía de Cali van creciendo a medida que se van implementando estas campañas, las cuales van progresando y van reformando a medida que se implementa.
luis gabriel calderon, eleonora campo, jhoanna rosales, katherine estudiantes de la universidad autonoma de occidente

Señores(as)
DIARIO “EL PAIS”
Un llamado de emergencia social: Catalina Toledo
Columnista sección editorial.
Ciudad.

Asunto: “Perdieron el norte”
Cordial Saludo.
Se plantea un programa que la alcaldía municipal de Cali pretende desarrollar para los jóvenes de la cuidad una estrategia de educación sexual basado en el principio de la inclusión; donde se repartió paquetes con diferente información para padres de familia y docentes de instituciones sobre la diversidad sexual, con el lema Con la diversidad sexual y de género ¡todo bien!; por cual motivo nos dirigimos a usted para apoyar la causa de la no fomentación al libertinaje sexual como lo quiere diseñar la alcaldía de Cali sin desmotivar dicha causa manejándola desde puntos de vista sociológico, psicológico y con la madures que hay que abordar este tema, porque para ello se necesita hacer estudios estadísticos de las manifestaciones Lgtbi en dicha ciudad para la búsqueda de la educación y sensibilidad de la misma; planteamiento que aun no tienen estadísticas.
El material con el que se dispone a trabajar la alcaldía son guías de educación que deberán de ser distribuidas a docentes, padres de familia y jóvenes mayores de 18 años que estén documentados previamente sobre este tema y no lanzar este material a jóvenes sin la madures necesaria, para que lean esta guía y malinterpreten que la sexualidad se vive con libertinaje.

Se debe plantear que es un materia de salud y educativo, para ayudar a la comunidad Lgtbi para que sean respetados y le otorguemos derechos, para que no sólo tenga acceso a los servicios de salud, a la libertad de expresiones afectivas, a la libertad de prácticas sociales, a la libertad de educación y trabajo etc, sino destacar avances en materia de derechos humanos y civiles, tolerancia y convivencia, todo lo que se hace para evitar la violencia específica por su orientación sexual, fomentando a la sociedad que existe una ley que afirma que todos nacemos iguales y libres y que por eso mismo se necesitan recibir la misma protección y oportunidades sin ninguna discriminación por razones de sexo, raza y origen; cuando la sociedad este sensibilizada este tipo de programas ayudaran al desarrollo de una ciudad libre de discriminación.
De tal manera que antes de haber lanzado dicho programa se debió publicar extenuantemente artículos en revistas, boletines, realizar videos, documentales, programas de radio y televisión o en cualquier otro tipo de comunicación no solo en 10 instituciones educativas sino también en toda la cuidad, informando las expresiones culturales de la comunidad Lgtbi, generando espacios de dialogo que fomenten la sensibilización para el intercambio y ayuda mutua para personas LGBT víctimas de cualquier tipo de opresión y discriminación, principalmente aquella basada en la orientación e identidad de género/sexo. Promoviendo la autoaceptación y la defensa de los propios derechos en la juventud LGBTI y las personas LGBTI de la tercera edad.
Por nuestra parte creemos que si le dan el enfoque que hemos planteado sería un buen proyecto de trasformación de la cuidad.

Atentamente:
Viviana Rojas
Catalina Lenis
Andrea Londoño
Periodista(s) de la Universidad Autonoma de Occidente Cali.

En cuanto a la diversidad sexual y de género, estamos de acuerdo con la opinión del profesor, este tránsito no puede continuar siendo entendido como una anomalía o como un “serio quiebre en el orden interno de los individuos” por el contario, se debe fomentar la aceptación tolerancia y respeto por parte de la sociedad, igualemente es una información que necesita ser transmitida y entendida por la juventud de manera que el país con sus nuevas generaciones pueda erradicar la intolerancia y la violencia, ya que es prácticamente imposible educar a la sociedad que continúa considerando a la diversidad sexual y de género como una enfermedad, una sociedad en la que cualquier diferencia es considerada una anomalía.
Este objetivo solo puede conseguirse por medio de la educación, pero no significa que no sea necesario controlar la información que se le presenta a los jovenes.
Por lo que consideramos que sí es importante realizar algunos cambios en la cartilla, pero no es posible seguir ignorando esta situación y continuar creyendo que marginar el tema evitará que los adolescentes consideren nuevas opciones acerca de su sexualidad.
Mauren Balanta
Melissa Luna
Rodrigo Farfan
Carolina Muñoz.

Con relación a la columna de opinión de carlina Toledo “nada de ciudad sin límites” en la cual plantea que las piezas de comunicación del proyecto de la alcaldía “formación en educación sexual con énfasis en orientación sexual diversa y fortalecimiento de las instituciones educativas incluyentes”, “pierde su norte” porque “Lejos de concentrarse en la convivencia y el respeto hacia la diversidad, promueve la noción de que es normal transitar por los géneros y apoyándose en expertos afirman que ‘la sexualidad humana es un continuum de distintas variantes, es decir una permanente variación de alternativas disponibles de sexo/género con las que podemos identificarnos y en las cuales habitamos’”.
Seria pertinente afirmar que la señora Carlina Toledo se queda en la comodidad de hacer énfasis en el producto y no en el propósito de este, el cual no sería ofrecido a niños, sino como la Oficina de Inclusión de la Secretaría de Educación explicó, tales contenidos son para “grados noveno en adelante.
Sería impensable que una persona aprenda a ser homosexual o a seleccionar su género con un video, con canciones, o boletines, pues con ejemplos reales, se expone el tema de la discriminación en los colegios, el cual fue un tema que durante varias semanas fue polémica en nuestro país, dos niñas de un colegio de Bogotá fueron expulsadas tras declararse homosexuales, dos niñas que desde temprana edad descubrieron cuales eran sus preferencias sexuales, pero por falta de inclusión social en nuestra sociedad colombiana no se les permitió vivir como seres humanos corrientes.
He escuchado casos donde si una persona se declara homosexual le piden que replantee su sexualidad, porque es seguro que esté confundido, nunca he escuchado que a una persona que dice ser heterosexual le digan esto, porque eso es lo correcto ante los ojos de los que no están en los zapatos de una persona que aun sabiendo cual es el género de su preferencia tenga que esconderse por miedo a que sus derechos, los derechos que usted, yo, y todos tenemos sean vulnerados.
Es muy fácil pensar en imponer un solo modelo de educación cuando se está lejos de conocer una persona que es declarada homosexual y sufre por no poder tener una relación libre porque dentro de las normas no está bien, es peor cuando no se reconoce que desde muy temprana edad los seres humanos ya empiezan a definir sus gustos y sus intereses, pero es peor aún no reconocer que en el mundo hay personas “diferentes” a usted, que merecen ser respetadas, y para que esto suceda se debe educar esta generación y las futuras también, en donde aprendamos que aquí todos somos iguales, solo así no viviremos en un país hipócrita donde se hable de tolerancia pero no se practique.

Jhoan Manuel Sabogal Zamora
Estudiante Universidad Autonoma de Occidente, 6to semestre

Con relación a la columna de opinión de carlina Toledo “nada de ciudad sin límites” en la cual plantea que las piezas de comunicación del proyecto de la alcaldía “formación en educación sexual con énfasis en orientación sexual diversa y fortalecimiento de las instituciones educativas incluyentes”, “pierde su norte” porque “Lejos de concentrarse en la convivencia y el respeto hacia la diversidad, promueve la noción de que es normal transitar por los géneros y apoyándose en expertos afirman que ‘la sexualidad humana es un continuum de distintas variantes, es decir una permanente variación de alternativas disponibles de sexo/género con las que podemos identificarnos y en las cuales habitamos’”.
Seria pertinente afirmar que la señora Martina Toledo se queda en la comodidad de hacer énfasis en el producto y no en el propósito de este, el cual no sería ofrecido a niños, sino como la Oficina de Inclusión de la Secretaría de Educación explicó, tales contenidos son para “grados noveno en adelante.
Sería impensable que una persona aprenda a ser homosexual o a seleccionar su género con un video, con canciones, o boletines, pues con ejemplos reales, se expone el tema de la discriminación en los colegios, el cual fue un tema que durante varias semanas fue polémica en nuestro país, dos niñas de un colegio de Bogotá fueron expulsadas tras declararse homosexuales, dos niñas que desde temprana edad descubrieron cuales eran sus preferencias sexuales, pero por falta de inclusión social en nuestra sociedad colombiana no se les permitió vivir como seres humanos corrientes.
He escuchado casos donde si una persona se declara homosexual le piden que replantee su sexualidad, porque es seguro que esté confundido, nunca he escuchado que a una persona que dice ser heterosexual le digan esto, porque eso es lo correcto ante los ojos de los que no están en los zapatos de una persona que aun sabiendo cual es el género de su preferencia tenga que esconderse por miedo a que sus derechos, los derechos que usted, yo, y todos tenemos sean vulnerados.
Es muy fácil pensar en imponer un solo modelo de educación cuando se está lejos de conocer una persona que es declarada homosexual y sufre por no poder tener una relación libre porque dentro de las normas no está bien, es peor cuando no se reconoce que desde muy temprana edad los seres humanos ya empiezan a definir sus gustos y sus intereses, pero es peor aún no reconocer que en el mundo hay personas “diferentes” a usted, que merecen ser respetadas, y para que esto suceda se debe educar esta generación y las futuras también, en donde aprendamos que aquí todos somos iguales, solo así no viviremos en un país hipócrita donde se hable de tolerancia pero no se practique.

jhoan manuel sabogal
estudiante comunicacion social 6to semestre

Santiago de Cali, Noviembre 04 de 2010
Atención: Carlina Toledo Patterson
Columnista Sección Editorial Diario El País.
Asunto: Columna ¡Nada de ciudad sin límites!
Cordial saludo.
Teniendo en cuenta la columna citada, la cual fue publicada en la sección editorial del Diario EL PAÍS el día viernes 20 de agosto de 2010. Considero pertinente señalar la importancia que cada ser humano consiga su propia identidad, es decir, su propia manera de ser, de pensar y de hacer, como consecuencia de las potencialidades que hay en su interior. La adolescencia es una edad privilegiada para inclinar y hacer de la formación de nuestra identidad el finalizamiento que deseamos que tenga.
Un elemento íntimo, que interesa para la formación de la identidad son los conceptos de identidad y rol sexuales.
Roles Sexuales son las formas de conducta que se adscriben socialmente a las personas en función de su sexo. En otras palabras, es lo que se espera que haga una persona solo por el hecho de haber nacido hombre o mujer. Las presiones sociales existen, sin embargo, se deben tener en cuenta para entender a las personas, ya que somos distintos y valoramos de distintas maneras esas presiones y actuamos en consecuencia.
La Identidad sexual es sí, así mismo nos percibimos y sentimos como tal, es decir, como mujer u hombre independientemente de si estamos de acuerdo con las conductas y condiciones que socialmente se adscriben al rol sexual. La identidad sexual forma un papel muy importante para la formación de nuestra Identidad. En este orden de ideas es importante que a los jóvenes se les eduque con una visión amplia y multidimensional frente a las diferentes expresiones e intereses que cada ser humano elige conforme su criterio. Por ende, me parece bien visto que desde la Alcaldía Municipal haya surgido un proyecto llamado Formación en educación sexual con énfasis en orientación sexual diversa y fortalecimiento de las instituciones educativas incluyentes. Dado que, busca valorar el reconocimiento a la diversidad con tolerancia.
Lina Maria Rengifo
Estudiante Universitaria

Santiago de Cali, Noviembre 04 de 2010
Señores(as)
DIARIO EL PAÍS

Atención: Carlina Toledo Patterson
Columnista Sección Editorial
Ciudad
Asunto: Columna ¡Nada de ciudad sin límites!

Cordial saludo.

Teniendo en cuenta la columna citada, la cual fue publicada en la sección editorial del Diario EL PAÍS el día viernes 20 de agosto de 2010, quiero plantear diferentes argumentos, partiendo desde mi punto de vista feminista y dándole aceptación a la diversidad de género, pero a su vez quiero decir que usted es una de esas periodistas que suele manipular los medios a través de una columna que se vuelve sorprendente y llamativa incluso desde el mismo título: es la tajante negación de la negación, alarmando y logrando cautivar a la audiencia.
Cuando tuve la oportunidad de leer la columna que generó un alboroto en los lectores, ya que de manera repetitiva y aburridora hace un juicio de valor para todos los jóvenes entre los 12 y los 18 años que padecen de un trance hormonal y por tanto de actitud y comportamiento lo que con sus palabras fue escrito como una “irreverencia hacia todo sentido de autoridad”. Es el compromiso por parte de la ciudadanía en especial de padres y docentes estar pendientes de todos aquellos factores que puedan afectar a jóvenes que se encuentren en la adolescencia. No se puede desmeritar el ‘’buen trabajo’’ que hace el estado para suplir y estar pendientes de las necesidades culturales, políticas, sociales y económicas que día a día invaden a nuestro país, pero no por la sencilla razón de que en la adolescencia las hormonas se alborotan quiere dar por hecho que se da la homosexualidad en las personas, pues entonces vamos a la gran inquietud, ¿el homosexual nace o se hace?
No entiendo que ve de malo la columnista en que la alcaldía sienta esta preocupación y de tal manera genere un proyecto para la formación y fortalecimiento de las instituciones educativas con el propósito que dentro de cada individuo se dé una vida digna, la construcción de identidades, la inclusión social y el respeto por la diversidad, mediante el desarrollo de la población y su ampliación de oportunidades para el desarrollo creativo y productivo de las personas. No tengo argumentos de autoridad pero me baso de diferentes ejemplos que a diario veo dentro de nuestra sociedad caleña donde se parte del hecho que por ser alguien “ diferente” y digo diferente en otros aspectos que dejan a un lado la homosexualidad, mas bien hago referencia a la diferencia de gustos que genera una sociedad consumista, pues las mujeres también nos vemos afectadas dentro de esta sociedad machista, si eres mujer malo, si eres negra peor, y si no tienes plata no eres nadie y es así como sucesivamente puedo decir que Cali es una sociedad de poca libertad mental y social, donde no podemos vivir con diferencias, sino que somos excluyentes de estas, nos tenemos que regir por unos ordenes sociales que son los que nos hacen mejores personas, es absurdo y parece que esto es lo que usted quiere que siga pasando, como si nunca se hubiera visto afectada por ” x” comentario por el hecho de ser mujer.
El problema va más allá de la elaboración de unas cartillas que enseñen diversos temas, sea cual sea, no solo el que a usted le genera incomodidad. El verdadero problema se da con valores infundidos en medio del crecimiento de cada persona. Son esos valores que se convierten en ideales dentro de la realidad caleña. Entonces indago el siguiente punto para entender su texto: ¿usted alguna vez fue adolescente? Porque de ser así, entonces está asumiendo que en una época de su vida sintió que era tener un alborote de hormonas, pero si es todo lo contrario, usted no ha vivido por lo tanto no sabe lo que es ser mujer o peor aún no ha sido del todo definida.
No entiendo el porqué a Carlina le parece sorprendente el lema ¡TODO BIEN!, cuando el único propósito que tiene la alcaldía con el programa es construir el respeto a la vida y garantizar el uso de los derechos humanos, mediante la construcción social, por medio de las relaciones humanas y la convivencia comunitaria donde todos piensen diferente y no hayan exclusiones de las diferencias sociales. Los objetivos que se tiene con la diversidad de género es llegar a sensibilizar a la población en el respeto de los derechos humanos para que de esta manera no pasen por desapercibidos sino que se dé una exigencia, fortalecer los espacios y acciones de promoción de los derechos humanos, convivencia y paz; aquí hago un énfasis muy importante a los medios de comunicación, pues en la mayoría de casos lo único que quieren es proyectarnos unos modelos de personas a los cuales todo el mundo quieren acceder pero que de una u otra forma se vuelve imposible, haciendo entrar en violencia, enfermedades mentales y sicológicas, no podemos admitir aquellos medios como un graffiti donde nos muestran la interacción de diferentes individuos con diferentes costumbres e ideologías plasmadas en un dibujo haciendo alusión a la diversidad de género sin problema de verse rechazado.
Todo es bien desde el punto de vista que lo quiera ver, mas aún cuando estamos hablando del valor TOLERANCIA que carece de importancia y de uso dentro de la ciudad. Es por esta razón que retomo mis ideas planteando que para una mejor convivencia debemos dejar a un lado ese individualismo que nos enorgullece, pues hay que ponerse a pensar que los seres diferentes a veces son mejores de aquellos que se creen demasiado y a la hora de la verdad no es nada. Que rico que dentro de las instituciones nos enseñen métodos para acceder a la información sobre el tema del homosexualismo y no sea visto como el oscurantismo del momento, sino que por el contrario nos llenemos de apoyo para ser una mejor ciudad, y si esto es en Cali, no me imagino en años.
Por otro lado, creo y estoy totalmente segura que usted esta metida dentro de las idiosincrasias que algunos estatus sociales nos han mostrando haciéndola caer en una incontrovertible e inaceptable variedad cultural, asumidas como ‘anormales’, sin dar inicio a argumentados de personas sanas en lo mental, lo físico y lo social, desde la obligación del “deber ser heterosexual”, y siendo también todo lo homosexual algo público y exento de criticas sociales. De una u otra forma con la diversidad e género también se puede llegar a una identificación dando alternativas sexuales. No crea que esas personas que dicen llamarse “gays o lesbianas” son del todo felices, pero aun así siguen ahí tratando de sobresalir, cosa que pocos de los heterosexuales, en espacial los hombres “machistas” suelen hacer.
Llegando a este punto del problema que importa lo que piensen los científicos, no debemos basarnos solo de estos argumentos, por qué mas bien no pensamos desde el punto de la sociología donde cada vez la sociedad esta en cambio y tratamos de asumir este transito como un cambio que simplemente muestran vidas humanas, personas que tienen características relacionales que históricamente no han sido entendidas ni asumidas como el verdadero reto relacional contemporáneo.
Por ultimo no diga que este programa es un error cuando no hemos visto aún los resultados, más bien tratemos de tener compromiso social, moral y ético a la hora de dar a conocer proyectos de investigación que se basen en la diversidad de género, no hablemos por hablar, no seamos elitistas, dediquémonos más bien a tolerar las diferencia en público. Por otro lado quiero dejar un pequeño mensaje a los medios de comunicación, que antes de escribir sobre la realidad social de la Población en Contexto de Diversidad Sexual y Géneros en la ciudad primero “busquen” en especial usted Señora Toledo fuentes confiables y de esta manera dediquemos como buenos periodistas a criticar, de lo contrario no lo hagamos sin buenos argumentos, porque es de esta manera que pierde credibilidad y se vuelve un acto de negligencia.
Carlina, usted ha caído en el error. Hubiera sido más oportuno y menos modesto que se hubiera asesorado de “un grupo de expertos sexólogos, sicólogos, educadores y congresistas que conocen del tema, para darle un enfoque a su columna, que hasta el momento lo único que ha generado es una lectura cuestionable, reprochable y vergonzosa de sus argumentos esgrimidos.

Agradezco de antemano al periódico El País que deje constancia de mis escritos.
Atentamente,

VALERIA MARMOLEJO CUELLAR
Estudiante de comunicación social y periodismo- Tercer semestre, Universidad Autónoma de Occidente.

OPINION SOBRE :

¡NADA DE CIUDAD SIN LÍMITES!

El proyecto de formación en educación sexual con énfasis en la orientación sexual diversa y el fortalecimiento de las instituciones educativas incluyentes que la Alcaldía desarrolla para los jóvenes aportando un material para las instituciones con la que los docentes deben aplicar y promover se convierte en una formula dada por el estamento municipal con la falsa creencia de que con una cartilla y guías se pretenda que los estudiantes accedan a una información sobre el tema y lograr mayor tolerancia y convivencia .
Es bien cierto que los jóvenes tienen gran vulnerabilidad dados sus comportamientos por la edad y desacato a la autoridad y en su rebeldía experimentan sin tener en cuenta los riesgos.
Los niños y jóvenes permanentemente están expuestos ya sea mediante los medios y situaciones que vivencian a su alrededor en su entorno donde las personas que ven siendo hombre es ante sus ojos mujer o al contrario los que practican un género distinto se ofrece un panorama de que es muy normal transitar por los géneros y va a dar un falso manejo de la sexualidad en nuestros jóvenes que los confundiría y además que decir de los docentes al ponerles un manejo en las aulas sin un previo manejo de preparación y análisis con expertos en la materia que les de herramientas para un manejo adecuado Los entes oficiales no pueden ir formulando así porque si proyectos que requieren de personas especializadas y estudios muy profundos previos a cualquier ejecución
JOHAN SEBASTIAN SOTO
ESTUDIANTE UNIVERSITARIO

Señora Carlina Toledo Patterson nosotras entendemos que usted se preocupe por el bienestar del los y las jóvenes caleños como lo expreso en su columna de opinión del periódico El País el día 19 de Agosto de 2010. Lo que no logramos entender son ciertos puntos de su columna, ya que no sabemos en que se basa y exactamente a donde quiere llegar con ciertas opiniones. Nuestras inquietudes son las siguientes:
• Cuando usted dice que la cartilla “promueve la nación de que es normal transitar por los géneros…” como si estar con mujeres o con hombres es algo “anormal”. En el caso de un adolescente que se encuentra confundido porque no sabe si le gustan los hombre o las mujeres, lo mas normal es que el o ella experimenten para darse cuenta que es lo que le gusta. De esta manera se quita ese letrero de “confundido” y si ese es el “éxito” que usted menciona al principio de la columna, nosotras nos arriesgaríariamos a experimentar.

• Siguiendo con el mismo párrafo que dice “… y apoyándose en expertos afirma que la sexualidad humana es un continuum de distintas variantes, es decir una permanente variación de alternativas disponibles de sexo/genero con las que podemos identificarnos y en las cuales habitamos”.
Es aquí donde nos empiezamos a perder porque en su columna en el último párrafo usted le dice al señor Alcalde que “analice con un grupo de expertos sexólogos, sicólogos, educadores, el icbf, y congresistas que conocen el tema para ver cual es el enfoque adecuado…” Nosotras encuentramos una incompatibilidad porque primero dice que se apoyaron en expertos para elaborar la cartilla, pero después dice que consulte a unos expertos para que la analicen. Le volvemos a decir estamos perdidas!!

• Cuando usted menciona que no es normal, ya que según “la siquiatría incluso hoy – reconociendo la diversidad y los derechos de géneros – considera el transito como una anomalía que implica un serio quiebre en el orden interno de los individuos”. Usted tiene razón en una época eso fue verdad pero la investigación y el paso de los años se han encargado de demostrar que la homosexualidad no es un trastorno mental. “En 1973 la Asociación Americana de Psiquiatría (APA) decidió eliminar la homosexualidad del 'Manual de Diagnóstico de los trastornos mentales' (DSM) y urgió a rechazar toda legislación discriminatoria contra gays y lesbianas. La acción vino motivada tras una completa revisión científica sobre el tema.” (Lantigua, Isabel F.) Y en 1990 la Organización Mundial de la Salud (OMS) retiro la homosexualidad de su lista de enfermedades mentales. Aunque en algún momento eso fue un hecho, como también fue hecho en algún momento que la tierra era plana, en este momento ni lo uno ni lo otro son verdades, entonces su argumento no es valido. Recordemos que los hechos “son un conjunto de datos reconocidos como reales por una continuidad determinada” (Perelman, Chaim). Las verdades “son cuando los hechos complejos o explicados a partir de un marco teórico muy elaborado.” (Perelman, Chaim).

• Cuando usted dice que “un genero distinto al del hombre y mujer son la nueva era”. No esta aplicando a la regla de justicia que es parte de los argumentos cuasi lógicos, que a la vez es parte de la argumentación y usted como Comunicadora Social debe saber. La regla de justicia es cuando a una persona que no se trata igual que a las demás por alguna discapacidad, racismo o clasismo. Esta puede apelar a las reglas y leyes que determinan que el o ella en su condición de humano ha de ser tratado de la misma forma que los demás. Y usted con ese comentario esta diciendo que si no es lo uno o lo otro, sencillamente no es persona. Entonces Señora Carlina ¿Que pasa con los transexuales? ¿Qué son ellos?
Ya para terminar nosotras entendemos que hay personas que tienen creencias muy arraigadas y que por eso no pueden entender ciertos cambios que tiene nuestra realidad. Lo que no entendemos es porque esta personas no permiten que las nuevas generaciones piensen diferentes porque aunque esta claro que la homosexualidad es algo que ha existido toda la vida, lo que pasa es que antes no se hablaba del tema y déjeme decirle que eso no volverá a ser igual, por el contrario cada vez se va a ser mas publico y lo mas sano es que las generaciones que vienen vean la homosexualidad como una decisión madura que no le hace daño a nadie, por el contrario hace que las personas homosexuales puedan ser felices y estar tranquilos con ellos mismos.

Estudiantes Universitarios
Paula Andrea Santamaria G.
Karen Martinez

Texto ¡Nada de Ciudad sin Límites!
Carlina Toledo Patterson

Es primordial iniciar con la importancia que tiene reconocer la diversidad de género en la sociedad actual, ya que es indudable que existe una gran cantidad de personas con tendencias sexuales LGTB. Asimismo, el desarrollo de las relaciones entre personas del mismo sexo, la unión matrimonial homosexual, adopción de niños en parejas de gays o lesbianas; son algunos de los temas que se encuentran en debate en la actualidad y han causa mucha controversia tanto en la iglesia como en la comunidad en general.

En el texto se plantea la idea de que los jóvenes en su adolescencia (12 – 18) experimentan diferentes cambios hormonales y psicológicos que despiertan la curiosidad hacia diversas situaciones y experiencias como lo son: las drogas, el alcohol, el sexo, la promiscuidad, la violencia, los riesgos, donde juegan con su vida constantemente.

La Alcaldía Municipal de Santiago de Cali desarrolló un proyecto llamado “Formación en Educación Sexual con Énfasis en Orientación Sexual Diversa y Fortalecimiento de Las Instituciones Educativas Incluyentes”, manejando el lema “Con la Diversidad Sexual y de Género: ¡Todo Bien! En un inicio estaría bien vista la propagación de este proyecto en los planteles educativos de la ciudad, con el fin de propiciar un ambiente tolerante y sano, aceptando las tendencias sexuales diversas que existen en la sociedad, disminuyendo el índice de violencia generado por la falta de aceptación hacia estas conductas y de esta manera generar un ambiente de convivencia en paz.
Sin embargo, en nuestra opinión, el objetivo principal sería entonces aceptar y tolerar la diversidad, más no, mostrar u ofrecer una serie de posibilidades a jóvenes para desarrollar su sexualidad.

Cuando la Alcaldía establece dentro de la cartilla para docentes que el objetivo es “Empezar a derribar barreras culturales acentuadas que impidan que los y las estudiantes accedan a una información objetiva sobre el tema”, y a continuación por medio de una historieta se muestra evidente la normalidad que existe entre las relaciones intimas entre personas del mismo sexo. Inicialmente, se encaminó el proyecto por una idea valida y oportuna ya que hoy en día los jóvenes y la sociedad son más receptivos y tolerantes a aceptar temas controversiales como la diversidad sexual, lamentablemente, aún existe un gran índice de violencia por parte de personas homo fóbicas, rechazos, y discriminación hacía los integrantes de la comunidad LGTB, y es por esto que es apenas pertinente brindar información básica sobre la diversidad sexual a las nuevas generaciones, ya que es una realidad evidente e inevitable en el mundo, que además los medios de comunicación como la TV, la muestran en novelas y series incluyendo abiertamente el tema.

Con lo anterior se enfatiza en la intención de respeto y cumplimiento de los Derechos Humanos que son iguales para todos los seres humanos, sin importar las características que conformen su personalidad, ni tampoco la orientación sexual que puedan tener.

Sin embargo, siguiendo con nuestro punto de vista hacia el sentido que tiene la cartilla de los docentes para los estudiantes, la explicación viable de romper las barreras, evitar el irrespeto, y promover la tolerancia; cambia de sentido, de rumbo, de objetivo, al atreverse a mostrar contenido explícitamente homosexual que no es apto para jóvenes que están atravesando por una etapa de formación y de estructuración personal. El objetivo es que los jóvenes lo acepten y sepan de su existencia, más no que lo vean como algo normal, sano y accesible, ya que física y mentalmente no lo es, no sólo por los prejuicios culturales y tradicionales a los que seguramente se verán sometidos al crecer y formar parte activa de la sociedad, sino porque existe una constitución biológica que choca directamente con la practica sexual que se da en las relaciones LGTB.

Tomándolo desde otra mirada, nos apoyamos en la opinión de Monseñor Pedro Rubiano, que en una entrevista dada a la emisora “La W”, manifestó su inconformidad hacía las relaciones íntimas entre personas del mismo sexo y aclaró la posición de la iglesia frente a las mismas, dijo que basados en la palabra de Dios, la religión estableció ciertos cánones que de una u otra manera indican a la persona lo que es moralmente correcto y lo que no, esto no quiere decir por supuesto que quien no sea parte de alguna religión no posea moral, pero sí brinda una luz muy clara hacía lo que históricamente la sociedad ha adoptado como conducta apropiada. Entonces, teniendo en cuenta la perspectiva de la iglesia, la cual nos dice que la inclinación homosexual no es pecado en sí misma, pero que inclina al pecado y a actos antinaturales, gravemente inmorales y que constituyen faltas graves cuando se comenten con pleno conocimiento e intención, podemos decir que el homosexualismo no sólo constituye un grave desorden moral, sino que implica también una concepción equivocada de la sexualidad y de la persona humana que es una unidad esencial de cuerpo y alma: El cuerpo no es un "vestido" que se quita y que se pone; es parte exclusiva de quién soy como persona y el medio a través del cual me expreso y me manifiesto como ser humano, por ende, posee una gran importancia moral.
Además, es importante puntualizar un hecho ineludible, que la naturaleza humana se manifiesta en la creación de dos modos: masculino y femenino. Ello es perfecta y sencillamente constatable observando el cuerpo del hombre y de la mujer, la anterior es una razón que no está apoyada sólo por la iglesia y la naturaleza misma, también podemos remitirnos a las ciencias de la medicina, la psicología y la sociología, nos damos cuenta de que el hombre y la mujer son distintos pero complementarios. Y esta complementariedad se da no sólo a nivel físico, sino incluso a nivel psíquico y espiritual.

Es por esta razón que nosotros no estamos de acuerdo con la distribución de este material a los jóvenes adolescentes caleños, la homosexualidad es el resultado de la confusión en la identidad sexual, es una visión antropológicamente equivocada y que tiene, por esa razón, implicaciones morales nefastas, no sólo para la persona misma, sino también para el matrimonio, la familia y la sociedad. En efecto, si se aceptara la repartición de esta información a la ciudadanía ahora, podría llegar el momento en que también pareciera normal legitimar las "uniones" homosexuales y los presuntos "derechos" que las acompañan como la adopción de niños, etc., y estas no sólo constituyen en sí mismas un grave desorden moral y social sino que, incluso, tienden a crear una gran confusión en la conciencia colectiva, acerca del sentido verdadero de la sexualidad humana y de la institución del matrimonio. Ello es grave; porque la sexualidad es parte importante del matrimonio, y éste es el fundamento de la familia, base de la sociedad.

Ana María Abadía C –
Valentina Barberena G –
Felipe Caicedo M –
Alejandro Álvarez -

MODIFICACIÓN

Señora: Carlina Toledo Patterson.

A propósito de su columna “!nada de ciudad sin límites!” publicada en el diario El país de Cali el pasado 20 de agosto de 2010, debemos decir que nos sorprende su columna incluso desde el mismo título: es la tajante negación de la negación.
Cuando leímos la columna, pensamos que quien la escribía era una eminente sicóloga o siquiatra o socióloga por aquello de “zapatero a tus zapatos”. Pero lástima! nos equivocamos. Su formación pontificia en una universidad confesional no da para más. Por un momento, sentímos instantes angustiosos de saber que su especialización en mercadeo la había puesto en el lugar equivocado al tratar un tema tan espinoso y controvertido. Pero bueno, descartemos eso. No lo tomemos en cuenta.
Cuando usted “alborota” el avispero, haciendo un juicio de valor para todos los jóvenes entre los 12 y los 18 años (sabe cuál es el límite entre niñez, adolescencia y edad adulta?), haciendo un peligroso coctel entre una trance hormonal (fisiológico) y otro de actitud y comportamiento (sicológico) lo que -en sus palabras- conduce a una “irreverencia hacia todo sentido de autoridad”, nos preguntamos entonces, cuando ya no hay autoridad, para qué orientación de padres y docentes a esas alturas? Lea bien y observe su contradicción.
El problema va más allá de la elaboración de unas cartillas que enseñen uno u otro tema, sea cual sea, no solo ese. Radica más bien en los valores infundidos o no en la familia desde chiquitos. Esos mismos, que no enseñan en ninguna escuela o universidad en una institución reconocida constitucionalmente como célula fundamental de la sociedad. Ese es el deber ser, lo utópico, lo ideal pero otra bien distinta la que se vive en la realidad caleña. Pero volvamos al tema: usted no fue adolescente? A usted no se le alborotaron las hormonas? Tuvo un trance perfecto entre adolescencia, juventud y madurez? Siempre estuvo orientada? Si es así déjenos decirle que no ha vivido, que no sabe lo que es ser mujer.
La tolerancia es sinónimo de aguante, pasividad, calma y resignación entre otros. Satanizar un material –apoyandose en expertos como usted lo reconoce- por una supuesta actitud de unos jóvenes alborotados y desorientados es asumir una postura y un prejuicio que no compartimos con Usted. Quién dijo, dónde está escrito que “por culpa” de una cartilla emitida con determinados contenidos por la Alcaldía de Cali, va a presentarse una desbandada de disfuncionalidades de carácter sexual en uno u otro sentido? Aterrice, que precisamente es la juventud de hoy día quienes tenemos la oportunidad de establecer las diferencias porque los tabúes ancestrales, los de antaño ahora sí que tienen límites: el respeto por la opinión y el parecer ajeno. Antes por el contrario, celebramos que haya cartillas para docentes, padres y el universo objetivo. Deje que ellos mismos saquen sus propias conclusiones.
En estos tiempos modernos, qué podemos considerar normal o anormal, norte o sur, interno o externo, parcial o imparcial? Todo depende de con qué prisma se mire. Habrá detractores y defensores de sus ideas: cada quien es partidario de lo que mejor le convenga. Es una decisión individual que atañe a cada cual, siempre y cuando no traspase el lindero de los demás (en eso estamos de acuerdo con usted). Son los paradigmas, los prejuicios los que impulsan a descartar de plano el contenido al que hace alusión.
Alguien decía con mucha razón: viva su vida y déjesela vivir a los demás! Sin ser médicos o siquiatras, creemos que quien nace con una tendencia hacia uno u otro género, continuará así hasta el fin de sus días. El que es hetero será hetero, homo será homo, lesbi será lesbi, gay será gay. Sólo que esta sociedad con clara influencia medieval y feudal no se resigna a enfrentar los grandes retos y nuevos paradigmas a los cuales se expone días tras día.
Claro! Permitamos en privado la sexualidad de cada quien. Pero en privado, auspiciemos una doble actitud: arrinconemos a los “diferentes de la oscuridad” mientras fomentamos la doble moral. Por qué odiosamente se dice que Ricky Mártin por fin salió del clóset por temor al rechazo de una sociedad apegada a las costumbres, a los tabúes de muchos años?
Doña Carlina: usted es la del error. Hubiera sido más oportuno que se hubiera asesorado de “un grupo de expertos sexólogos, sicólogos, educadores, el Icbf y congresistas que conocen del tema para ver cuál es el enfoque adecuado” pero de su columna. Muchas abuelas dicen que en boca cerrada no entran moscas. Porque créame que está bien desenfocada por su análisis tendencioso y desconsiderado.
Agradecemos al periódico El País que deje constancia “que los escritos solo comprometen a los colaboradores y no reflejan el pensamiento de la casa editorial”.

Estudiantes Universitarios
Sandra Cuellar, Jelanny Cuellar, Gloria Zambrano, Camilo Suárez

Señora: Carlina Toledo Patterson.
A propósito de su columna “!nada de ciudad sin límites!” publicada en el diario El país de Cali el pasado 20 de agosto de 2010, debemos decir que nos sorprende su columna incluso desde el mismo título: es la tajante negación de la negación.
Cuando leímos la columna, pensamos que quien la escribía era una eminente sicóloga o siquiatra o socióloga por aquello de “zapatero a tus zapatos”. Pero lástima! nos equivocamos. Su formación pontificia en una universidad confesional no da para más. Por un momento, sentímos instantes angustiosos de saber que su especialización en mercadeo la había puesto en el lugar equivocado al tratar un tema tan espinoso y controvertido. Pero bueno, descartemos eso. No lo tomemos en cuenta.
Cuando usted “alborota” el avispero, haciendo un juicio de valor para todos los jóvenes entre los 12 y los 18 años (sabe cuál es el límite entre niñez, adolescencia y edad adulta?), haciendo un peligroso coctel entre una trance hormonal (fisiológico) y otro de actitud y comportamiento (sicológico) lo que -en sus palabras- conduce a una “irreverencia hacia todo sentido de autoridad”, nos preguntamos entonces, cuando ya no hay autoridad, para qué orientación de padres y docentes a esas alturas? Lea bien y observe su contradicción.
El problema va más allá de la elaboración de unas cartillas que enseñen uno u otro tema, sea cual sea, no solo ese. Radica más bien en los valores infundidos o no en la familia desde chiquitos. Esos mismos, que no enseñan en ninguna escuela o universidad en una institución reconocida constitucionalmente como célula fundamental de la sociedad. Ese es el deber ser, lo utópico, lo ideal pero otra bien distinta la que se vive en la realidad caleña. Pero volvamos al tema: usted no fue adolescente? A usted no se le alborotaron las hormonas? Tuvo un trance perfecto entre adolescencia, juventud y madurez? Siempre estuvo orientada? Si es así déjenos decirle que no ha vivido, que no sabe lo que es ser mujer.
La tolerancia es sinónimo de aguante, pasividad, calma y resignación entre otros. Satanizar un material –apoyandose en expertos como usted lo reconoce- por una supuesta actitud de unos jóvenes alborotados y desorientados es asumir una postura y un prejuicio que no compartimos con Usted. Quién dijo, dónde está escrito que “por culpa” de una cartilla emitida con determinados contenidos por la Alcaldía de Cali, va a presentarse una desbandada de disfuncionalidades de carácter sexual en uno u otro sentido? Aterrice, que precisamente es la juventud de hoy día quienes tenemos la oportunidad de establecer las diferencias porque los tabúes ancestrales, los de antaño ahora sí que tienen límites: el respeto por la opinión y el parecer ajeno. Antes por el contrario, celebramos que haya cartillas para docentes, padres y el universo objetivo. Deje que ellos mismos saquen sus propias conclusiones.
En estos tiempos modernos, qué podemos considerar normal o anormal, norte o sur, interno o externo, parcial o imparcial? Todo depende de con qué prisma se mire. Habrá detractores y defensores de sus ideas: cada quien es partidario de lo que mejor le convenga. Es una decisión individual que atañe a cada cual, siempre y cuando no traspase el lindero de los demás (en eso estamos de acuerdo con usted). Son los paradigmas, los prejuicios los que impulsan a descartar de plano el contenido al que hace alusión.
Alguien decía con mucha razón: viva su vida y déjesela vivir a los demás! Sin ser médicos o siquiatras, creemos que quien nace con una tendencia hacia uno u otro género, continuará así hasta el fin de sus días. El que es hetero será hetero, homo será homo, lesbi será lesbi, gay será gay. Sólo que esta sociedad con clara influencia medieval y feudal no se resigna a enfrentar los grandes retos y nuevos paradigmas a los cuales se expone días tras día.
Claro! Permitamos en privado la sexualidad de cada quien. Pero en privado, auspiciemos una doble actitud: arrinconemos a los “diferentes de la oscuridad” mientras fomentamos la doble moral. Por qué odiosamente se dice que Ricky Mártin por fin salió del clóset por temor al rechazo de una sociedad apegada a las costumbres, a los tabúes de muchos años?
Doña Carlina: usted es la del error. Hubiera sido más oportuno que se hubiera asesorado de “un grupo de expertos sexólogos, sicólogos, educadores, el Icbf y congresistas que conocen del tema para ver cuál es el enfoque adecuado” pero de su columna. Muchas abuelas dicen que en boca cerrada no entran moscas. Porque créame que está bien desenfocada por su análisis tendencioso y desconsiderado.
Agradecemos al periódico El País que deje constancia “que los escritos solo comprometen a los colaboradores y no reflejan el pensamiento de la casa editorial”.

Santiago de Cali, Octubre de 20l0
Señores
El País-Columna de opinión
Cali
Fortunosamente para mí, hace muy poco tiempo pasó esa etapa maravillosa de nuestras vidas: La adolescencia. Por ello con mucha propiedad y seguridad voy a referirme al tema expuesto y motivo de esta singular controversia. Tiene una verdad a medias aquello que en esta etapa de la vida las hormonas se alborotan. Si ello fuese cierto, las universidades ó los claustros de educación superior seguramente no existieran porque toda la juventud estaría con las hormonas alborotadas y no habría lugar en donde colocar los a tanto “VARON” y “HEMBRA” andando por las calles y dando de qué hablar y con los cables invertidos. Ahí tiene mucho que ver la educación recibida en el hogar y también en su etapa de estudiante. Sinceramente dista mucho mi concepto con los columnistas y desde luego no estoy de acuerdo en que desde la alcaldía municipal de Santiago de Cali, en cabeza del señor Jorge Iván Ospina , se esté tratando de desorientar a la juventud , entregando cartillas a los docentes para “enseñar” a comportarse en sociedad. ¡Vaya equivocación¡ y que tal entregar manuales ó cartillas para que un padre enseñe a sus hijos a comportarse sexualmente. ¡Que locura ¡ Sera que un futuro también se repartirán cartillas en los diferentes planteles educativos para enseñarnos a educar la voz y ser profesionales del canto¿ ´´O cómo jugar fútbol, o beisbol¿ Eso seguramente sería menos descabellado. Personalmente me gustaría saber si los protagonistas de la discusión tienen hijos, ó por el contrario tienen la responsabilidad moral de la crianza o son responsables de algún tipo de paternidad con alguien, porque lo cierto de este asunto es que este caso que nos ocupa se puede mirar desde dos ángulos diferentes, con dos aristas opuestos totalmente. Si la educación ó preocupación sexual de los adolecentes son nuestros hijos o por el contrario son hijos ajenos a nuestros ancestros. A mí personalmente me toco ver algo totalmente abominable, feo, horrible. Al entrar a una alcoba de un familiar de un amigo, vi una cama amplia de matrimonio, Hasta ahí, “todo bien”, pero luego me entere que en esa pieza vivían una pareja gay y en forma desproporcionada había en la pared en medio de la cama, un crucifijo
Estos muchachones tendrían las hormonas alborotadas ¿ o por el contrario en alguna etapa de sus vidas habían recibido un Cd de música urbana, habían sido criados bajo los parámetros de algunas cartillas que les habrían entregado algún alcalde desocupado ó su secretario de educación, y porque no seguramente, sus padres también habrían recibido alguna guía que les sirvió también a los educadores ¿ Yo creo que nos debemos poner muy serios y no tirarnos la educación sexual de unos muchachos y muchachas que esperan verdaderas orientaciones en un tema de tanto futuro y de tanta delicadeza como este. Y como punto de reflexión, solamente de reflexión, les pregunto si no vemos con algún sarcasmo como una señora alcaldesa de Chapinero en Bogotá se casó con otra mujer. Sera que por éstos lados de Cali también vamos a ver sin ninguna pena ó desconcierto el matrimonio del señor alcalde con uno de sus secretarios?

Alejandro Díaz
Estudiante Universitario

Pronunciamiento sobre la columna
“¡Nada de ciudad sin límites!”, de Carlina Toledo Patterson

El pasado viernes 20 de agosto, el diario El País publicó una columna de opinión en su sección Editorial titulada “Nada de ciudad sin límites”, escrito por la comunicadora social Carlina Toledo Patterson. En este editorial, la escritora ofrece su sentencia sobre el programa Formación en educación sexual con énfasis en orientación sexual diversa, y fortalecimiento de las instituciones educativas incluyentes, promovido por la Alcaldía Municipal. El artículo empieza mencionando que “en la adolescencia las hormonas se alborotan” y que existe “También la irreverencia hacia todo sentido de autoridad.”. Podríamos detenernos en debatir el análisis simplista que hace la columnista de los y las jóvenes como “irreverentes” y “vulnerables”, pero nos interesan más otras cuestiones.

La señora Patterson no demora la exposición de su desacuerdo con esta iniciativa de la Alcaldía, considerando que éste “pierde su norte” en cuanto, según sus propias palabras, “Lejos de concentrarse en la convivencia y el respeto hacia la diversidad, promueve la noción de que es normal transitar por los géneros y apoyándose en expertos afirma que «la sexualidad humana es un continuum de distintas variantes, es decir una permanente variación de alternativas disponibles de sexo/género con las que podemos identificarnos y en las cuales habitamos»”. Habría que preguntar qué concepto tiene en mente la señora Patterson de “lejanía” para sostener que la cartilla no se concentra “en la convivencia y el respeto hacia la diversidad”.

Para conocer la posición axiológica de una persona basta con escucharla o leerla atentamente, es sintomático que la señora Carlina hable de NORTE, eso quiere decir que ella en su fuero interno acepta pasivamente la división entre Norte y Sur, es probable que desee vivir en el norte del mundo y deplore íntimamente tener que vivir en este Sur, ni hablar de Oriente y Occidente eso ni se lo debe imaginar la señora Carlina, tal vez arriba y abajo si entienda ella, arriba el cielo, no el firmamento, y abajo el infierno; por eso se entiende que ella defienda la norma heterosexista patriarcal vigente, en nuestro país, y condene sin rubor a las minorías LGBT a la región donde siempre han debido estar, un Sur tapado con la hipocresía y la doble moral, un Sur invisibilizado donde esos niños y niñas o adolescentes, que ella pretende defender, terminan suicidándose o en el infierno de las drogas por la intolerancia del modelo de sociedad que ella defiende.

Luego nos topamos con una rápida interpretación que hace Patterson de la anterior idea: “Es ahí donde el esfuerzo de inclusión se desvirtúa y se le abre a unos jóvenes ya de por sí confundidos con su terremoto hormonal, una gama de alternativas sexuales para que escojan. Todo con la idea de que es normal el tránsito.”

La señora Patterson es enfática –por lo menos así lo demuestra el uso de los signos de exaltación- afirmando que este “tránsito” “no es normal”, pese a que en la cita que extrae del documento no se menciona la palabra “normal” en ninguna parte. Para sustentar su argumentación, la autora apela a la autoridad de la ciencia. Si en las primeras frases nos habló de las hormonas y su relación con la juventud, luego nos comenta: “Si vamos a los argumentos científicos, la siquiatría incluso hoy -reconociendo la diversidad y los derechos de género- considera el tránsito como una anomalía que implica un serio quiebre en el orden interno de los individuos.”

El problema de la discusión radica en comprender qué es lo normal en un momento dado y cómo las normas sociales cambian con la cultura. En la época del cristianismo primario era normal que los cristianos fuesen un espectáculo público mientras eran devorados por los leones en el circo romano. Hoy es normal que algunos cristianos sigan viendo a los homosexuales, las lesbianas y los transexuales, como anormales que deben sufrir el escarnio de su diferencia. Olvida la señora Carlina Toledo, que nos encontramos en un momento histórico donde la cultura patriarcal, con toda su sarta de discriminaciones está desapareciendo y estamos construyendo una nueva cultura, de carácter democrático, donde todos los seres humanos, cristianos o no, tengamos derecho a existir.

Como vemos, son evidentes los desatinos de la columnista en esta parte de su columna. La interpretación que hace de la frase de la cartilla no sólo es arriesgada y falta de seriedad, sino que está en sintonía con la clásica dicotomía que históricamente se ha construido sobre la base que existen prácticas y orientaciones sexuales y expresiones de género que son “normales” y otras que son “anormales”. Habría que recordarle a la señora Toledo Patterson –que invoca sin mayor rigor la potestad de la psiquiatría- que en el año 1973 la Asociación Americana de Psiquiatría eliminó a la homosexualidad del 'Manual de Diagnóstico de los trastornos mentales', y que la aún utilizada categoría de “disforia de género” –si a esto a lo que la autora se refiere, aunque no deja mucha claridad al respecto- es motivo desde hace varios años de una intensa revisión con el fin de excluirla como noción científica. Más aún, habría que enfatizarle a la señora Carlina que la definición de sexualidad que extrae de la cartilla -y que parece incomodarle tanto-, se encuentra conectada con algunas de las enunciaciones de ciertas posturas recientes que, desde disciplinas como la psicóloga, la sociología y la antropología, se manejan sobre el concepto de sexualidad humana.

La opinión de Toledo llama la atención por el cúmulo de críticas que lanza sobre la iniciativa, que contrasta con su falta de rigor en las argumentaciones. Para ella, la iniciativa está mal diseñada, por lo que debe buscar con urgencia un “norte”. Por esta razón, la columnista, al final de su opinión, tiene la gentileza de invitar al alcalde a analizar este proyecto junto a un “un grupo de expertos sexólogos, sicólogos, educadores, el Icbf y congresistas que conocen del tema para ver cuál es el enfoque adecuado”.

Las lagunas en la opinión de Toledo Patterson son constantes, quizás por el poco espacio asignado a su columna o por la ausencia de una argumentación más sólida. Que se nos permita plantear entonces algunas cuestiones: ¿Cuál creerá Toledo que es la definición adecuada de sexualidad humana? ¿A qué se refiere ella con la expresión “debido análisis y control” que espera en los “niños y jóvenes” que leen la cartilla? ¿En qué segmento de la cartilla –material en el que ella se basa- se arguye que “los que practican un género distinto al de hombre y mujer “son la nueva era”? ¿No será, más bien, que nos encontramos ante un intento de conciliar el privilegio de tener un espacio en un diario masivo para opinar sobre cualquier tema y la falta de conocimiento o de investigación sobre el mismo?

La postura de Toledo puede interpretarse como un bastión que intenta salvaguardar la educación tradicional, basada en el consabido régimen hegemónico que menosprecia la diversidad sexual y de géneros entre las personas, y que flaco favor hace para que decenas de jóvenes acepten con tranquilidad y sin mayores problemas psicológicos su orientación sexual que incluye, por supuesto, la heterosexual.

En el plano periodístico, son merecidas algunas apreciaciones adicionales. Como es sabido, hoy los medios de comunicación masiva tienen un papel fundamental en la creación de la opinión pública. Esto es particularmente importante cuando se trata de columnas de opinión, pues éstas en muchas ocasiones ayudan a configurar un universo de discursos que construyen valoraciones, actitudes y juicios sobre un determinado tema. Un amplio abanico de bibliografía –que quizás no vale la pena mencionar aquí- da cuenta de la anterior idea. Pero no es necesario irnos tan lejos: precisamente las posturas de algunos individuos y sectores de la sociedad sobre el tema una vez publicada la nota de Toledo dan cuenta del decisivo papel que cumplen este tipo de artículos.

Sobre este aspecto, nos permitimos también hacerle una invitación a la señora Carlina;.la invitación es a que le apueste por columnas más rigurosas en sus argumentaciones y en los postulados que invoca, ya que la manera de referirse a ciertos eventos, grupos sociales o personas es decisiva en la construcción de creencias culturales compartidas. Que el afán de escribir una columna de opinión en un diario masivo no vaya en detrimento de un análisis y de un control –que tanto le exige a la redacción de la cartilla- sobre sus propias palabras y de sus consecuencias. Ya es hora de que la señora Toledo comprenda un poco en qué consiste la democracia y que todos los discriminados, en las escuelas, y con la anuencia de sus profesores, puedan ejercer su dignidad, hacer uso de la palabra y tener el derecho a ser normales. Ese día llegará y las cartillas estarán actualizadas. Por ahora son motivo del debate, el cual es bienvenido.

Grupo de reflexión gay El Aguacatal

Cali, agosto 30 de 2010
grupoaguacatal@gmail.com
WWW.GRUPOAGUACATAL.BLOGSPOT.COM

Basta con leer quienes están a favor de lo que escribio la señora Carlina, para saber que defienden, una sociedad patriarcal, heterosexista y machista, en la cual la primera víctima es la mujer y lo femenino y después lo diferente, entiéndase opciones LGBT.
Entonces sigamos discriminando en la escuela al raro, al diferente, nada de sociedad incluyente, diversa, libre y democrática, de aquí sigue aceptar el clasismo y el racismo que hemos heredado.
Sorprende que una comunicadora social grduada en una universidad defienda la intolerancia y la exclusión, ¿esta señora no ha leído a Focucault ni a Bourdieu? ¿no sabe que la primera víctima de la sociedad patriarcal y machista es la mujer? ¿no sabe qué además de la violencia física existe la simbólica?

me parecen injustos los comentarios en contra de la columna. Lo correcto es entenderla y opinar sobre el contenido y no sobre quien escribe. Estoy de acuerdo con el mensaje de la columnista.

Cada vez más homosexuales salen del closet y se adosan al resto de la sociedad, es por eso que la identidad gay es cada vez menos distintiva, y más aceptada, no veo porque en pleno siglo en el que estamos viviendo todavía hay que gente que es ignorante sobre el tema, será por que todavía en Colombia no hay una educación sobre el tema? Precisamente alguien se esta preocupando por esto de una manera RESPONSABLE. Alguna vez pensó señora Carlina Toledo Patterson que si hubiera habido una educación y una guía muchos de nuestros niños tanto mujeres o hombres no se hubieran suicidado? Algunos de los muchos que empiezan a sentir deseos por su mismo sexo no saben qué hacer y piensan que están enfermos, no aceptan su naturaleza y se sienten culpables, pero lo que no saben es que eso no se hace o se influencia por otros o como si fuera una enfermedad, sólo se es!!!! y no hay nada de malo serlo. Nunca acuden a sus familiares porque creen que es algo malo y allí es donde viene el problema. Cuando alguien reprime su sexualidad, se vuelve alguien violento y vuelca esa violencia sobre sí mismo o sobre otros. Estas son las dos posibilidades: o convertirse en sádico y torturar a otros, o masoquista y torturarse a sí mismo. Pero en cualquier caso, habrá tortura. La represión no es el camino. El camino es la transformación, la tolerancia y la educación. No hay que reprimir nada porque no hay nada de malo en serlo. Si pueden llegar a una sexualidad natural, espontánea, las cosas resultarán muy sencillas. La señora Toledo está siendo muy irresponsable al tratar este tema de este modo, porque su objetividad está siendo nublada por su homofobia, siendo periodista debe saber que usted tiene una responsabilidad con la sociedad y que no debe desvirtuar la realidad de esta manera, o es que a caso usted no ha visto las cifras fuera de Colombia? Nunca ha viajado? No conoce? Me extraña que una profesional de su altura no se dé cuenta que este tema no se debe tratar con sólo una opinión insulsa. Haber le recuerdo… El New York Times publicó un artículo de tapa respecto al decreciente encanto de la comunidad gay en los Estados Unidos. Al día siguiente, el San Francisco Chronicle publicó una nota en su página central explicando cómo es que las parejas del mismo sexo en California son mucho más socioeconómica y racialmente diversas de lo que uno cree. El Colegio de Abogados de la Universidad de California ha publicado un reporte realizado por el demógrafo Gary Gates que se puede resumir con la siguiente pregunta: ¿son los gays los nuevos hetero? El estudio de Gates, realizado con información proveniente del censo de los Estados Unidos, confirma el punto por el cual la vanguardia gay ha estado luchando desde hace tiempo: la cultura hedonista, transgresora y radical que alguna vez caracterizó a la comunidad gay ya no es representativa de la realidad. las comunidades gays ubicadas en las zonas urbanas costeras, el incremento de la población gay en el interior de los Estados Unidos, de otros países y la diversificación de la población gay son hechos comprobados. Además, asegura Gates, estas tendencias son una muestra del crecimiento de la aceptación de la homosexualidad.

En el año 1998, por ejemplo, una encuesta realizada por la consultora Gallup demostró que solamente el 33% de los norteamericanos encuestados consideraban que las relaciones sexuales entre personas del mismo sexo debían ser legales. Para el año 2007, esa cifra ha subido al 59%. Ahora en la actualidad el 80% y ya hay por ley matrimonios legales entre personas del mismo sexo.
El crecimiento de la aceptación de la homosexualidad significa una disminución del estigma social relacionado con las relaciones entre personas del mismo sexo, y en consecuencia, esto ha conseguido que más personas asuman su sexualidad públicamente. Cuantos más gays salen del closet, más gente lo acepta, y cuanto más lo acepta la gente, más gays salen del closet. El estudio de Gates muestra que la cantidad de parejas abiertamente gays en los Estados Unidos se ha cuadruplicado desde el año 1990 y los mayores incrementos se han dado en las áreas más conservadoras del país. Ahora imagínese estamos en el 2010!!!!! Colombia también se ha sumado a estos hechos, las parejas gay han salido del closet y ya lo podemos ver en la calle, en las marchas gay, etc… Pero la tendencia más importante es simplemente el hecho de que en cuanto los gays salen del closet, no necesitan cambiar ni esforzarse por encajar en la sociedad porque ya forman parte de ella. Además lo más probable es que uno sus vecinos podría ser gay o heterosexual.

Costa Rica es uno de tantos países que ejemplifica el tema en cuestión. Reconocido como la “Cuna del Ambiente Latino” por otros latinos. “Hace 6 años se caminaba por las calles y difícilmente a cada 400 metros podía verse algún notorio gay caminado por aquí o por allá, generando malas caras de aquellos que no aceptaban sus preferencias o estilo de vida. En la actualidad, y debido al notable incremento de la población gay en el país esa indiferencia se ha convertido en tolerancia, o tal vez simplemente no le dan tanta importancia a esto como antes”. El ser gay entonces se convierte en un simple elemento de la personalidad del individuo ante los ojos de los demás”, en Argentina ya el matrimonio gay es legal.

Me pregunto, señora Toledo será que esta fuera de la realidad tener una educación al respecto en Colombia? Por favor no podemos desvirtuar la realidad, hay que respetar las preferencias de los demás y no ser tan obtuso, hay que evolucionar y ser tolerantes.

QUE VERGUENZA SEÑORA ELIZABETH GARZON SOTO...TODA UNA ABOGADA, MADRE DE TRES HIJOS COMO DICE SU PERFIL, QUE UTILICE UN CALIFICATIVO COMO "DESGRACIADO DESTINO" PARA REFERIRSE A UNA PERSONA CON UNA PREFERENCIA DIFERENTE A LA SUYA.
HA PENSADO ALGUNA VEZ SEÑORA SOTO Q ALGUNO DE SUS HIJOS O SUS FUTUROS NIETOS PODRIAN TOMAR UN "DESGRACIAS CAMINO" ?

Y UD SEÑORA CARLINA TOLEDO PATTERSON, PORQUE MEJOR NO SE DEDICA A ESCRIBIR SOBRE LO QUE SABE, ESCRIBA SOBRE MERCADEO TODO LO QUE SE LE ANTOJE, PERO NO SE TOME EL ATREVIMIENTO DE ESCRIBIR SOBRE TEMAS QUE OBVIAMENTE NO CONOCE Y MUCHO MENOS, UTILZANDO SU TITULO DE PERIODISTA, QUIERA EXPONER LA "VERDAD REVELADA" SOBRE TEMAS TAN DELICADOS QUE NO SE PUEDEN TRATAR A LA LIGERA.

USTED ESTA EN TODO SU DERECHO DE OPINAR ACERCA DEL TEMA Y PROPONER TODAS LAS DISCUSIONES QUE SE LE ANTOJEN AL RESPECTO PERO SIN EMITIR JUICIOS SOBRE EL MISMO, JUICIOS QUE SOLO RESPONDEN A SU MINUSCULA CAPACIDAD DE VER MAS ALLA DE LO QUE CONOCE O LE HA TOCADO VIVIR.

UD ES UNA VERGUENZA PARA LOS COMUNICADORES SOCIALES Y PERIODISTAS!

Santiago de Cali, Agosto 21 de 2010

Señores(as)
DIARIO “EL PAÍS”
Atención: Carlina Toledo Patterson
Columnista Sección Editorial
Ciudad

Asunto: Columna ¡Nada de ciudad sin límites!

Cordial saludo.

Con relación a la columna citada en el asunto de esta carta, la cual fue publicada en la sección editorial del Diario EL PAÍS el día viernes 20 de agosto del año en curso, y ejerciendo el derecho y deber a la réplica, planteo lo siguiente:

Párrafo 1: “No es un secreto que en la adolescencia las hormonas se alborotan. También la irreverencia hacia todo sentido de autoridad. Los jóvenes entre los 12 y los 18 comienzan una fase en la cual experimentar sin medir los riesgos es la supuesta clave del éxito para muchos. Por eso son tan vulnerables y es cuando padres y docentes más debemos estar alerta para darles apoyo y orientarlos.

Comentario: Completamente de acuerdo. Padres y docentes deben, desde su compromiso y responsabilidad social, estar pendientes de todos aquellos factores que puedan afectar a jóvenes, factores tales como violencia en cine y televisión, consumo de sustancias psicoactivas, canciones con ritmos y contenidos sexistas, ética social, sexualidad, género, deberes y derechos. Todo lo anterior ha venido siendo intervenido desde el Estado y el gobierno nacional, en sus distintos niveles de territorialidad, siempre en diálogo directo con la misma sociedad, la cual es dinámica y no es estática, conocedora de su propia estructura de necesidades y realidades culturales, políticas, sociales y económicas.

Párrafo 2: “Ante este hecho incontrovertible, resulta inaceptable que desde la Alcaldía Municipal haya surgido un proyecto llamado Formación en educación sexual con énfasis en orientación sexual diversa y fortalecimiento de las instituciones educativas incluyentes”.

Comentario: El Plan de Desarrollo 2008 – 2010 del Municipio de Santiago de Cali: “Para vivir la vida dignamente”, plantea en su Artículo 2 como principios de gestión los siguientes: la vida digna, derecho a la ciudad, equidad e inclusión, colaboración y solidaridad, imparcialidad y servicio, descentralización y participación, respeto y transparencia; en su Artículo 4 plantea como una de sus “dimensiones estratégicas y un fin último para vivir la vida dignamente” la Dimensión de Población, la cual tiene como Objetivo General: Generar las condiciones para la vida digna, la construcción de identidades, la inclusión social y el respeto por la diversidad, mediante la generación de condiciones para el desarrollo de las potencialidades de la población y la ampliación de oportunidades para el desarrollo creativo y productivo de las personas. Todo lo anterior dentro de la misma finalidad del Plan de Desarrollo: Generar condiciones para la construcción de proyectos significativos de vida digna, mediante la acción sinérgica de las actividades del Plan de Desarrollo.

Párrafo 2: “Se trata de un programa en el que la Alcaldía desarrolla para los jóvenes de la ciudad una estrategia de educación sexual basado en el principio de inclusión. El sorprendente lema es: Con la diversidad sexual y de género ¡Todo bien!”

Comentario: El Plan de Desarrollo 2008 – 2010 del Municipio de Santiago de Cali: “Para vivir la vida dignamente”, en consonancia con lo anterior plantea en su CAPÍTULO III: CALI ES VIDA, y dentro del Artículo 9 el Programa General Cali es vida: El municipio enfrenta día a día la tragedia de la muerte y de las violencias: política, social, familiar, sexual, problema generado por abuso del poder y el uso ilegítimo de la fuerza en las relaciones entre individuos, grupos sociales e instituciones. Este programa tiene como objetivo general construir un orden municipal que privilegie el respeto a la vida y garantice el ejercicio de los derechos humanos, mediante la construcción de tejido social, dignificando el vínculo humano y la convivencia democrática. Desde lo anterior, en el MACRO PROYECTO: REDES PARA LOS DERECHOS HUMANOS se plantea como Lineamiento de política el implementar un modelo de gestión institucional y ciudadanía que garantice la plena vigencia de los Derechos Humanos en el Municipio, mediante mecanismos de sensibilización, inclusión, educación, prevención y monitoreo. Dentro de este Lineamiento se incluyen como objetivos: Sensibilizar a la población en el respeto de los derechos humanos y en la política de reintegración; Generar procesos de formación y organización ciudadana para la exigibilidad de los derechos; Monitorear la situación de derechos humanos en el Municipio; Adelantar acciones de sensibilización de la población en el respeto de los derechos humanos, la política de reintegración y la libertad de cultos; Fortalecer los espacios y acciones de promoción de los derechos humanos, convivencia y paz; y dentro de lo anterior se presentan como Procesos: Fomento a iniciativas ciudadanas y comunitarias de promoción de los derechos humanos y prevención de su vulneración; y Amparo a la población LGBT bajo una política pública.

Párrafo 3: “El paquete que ya se repartió y ejecutó en diez instituciones educativas oficiales de Cali, consta de una guía para docentes y otra para madres y padres; cuatro cartillas para jóvenes de 14 a 17 años, y un CD de música Urbana. En la introducción de la cartilla para docentes, la Alcaldía establece que el objetivo es “empezar a derribar barreras culturales acentuadas que impidan que los y las estudiantes accedan a un información objetiva sobre el tema”. Hasta allí todo bien. Porque nadie puede negar que se debe promover la tolerancia como un método sano de convivencia”.

Comentario: La Alcaldía Municipal, dentro de los compromisos adquiridos en el Plan de Desarrollo 2008 – 2010, los cuales son el fruto de la incidencia política realizada por distintos grupos, sectores y actores sociales, como figuras que hemos planteado nuestra realidad social dentro de un esquema de necesidades, realidades, singularidades y especificidades, ha respondido a lo anterior incluyendo la Diversidad Sexual y Géneros en el Plan de Desarrollo, el cual fue aprobado en su integralidad por el Concejo Municipal según Acuerdo no. 0237 de 3 de julio de 2008, lo cual fue socializado a la ciudad en la Gaceta del Concejo No. 869. Con base en lo anterior se han ejecutado distintos planes, proyectos y programas desde las Secretarias Municipales de Educación (Caja de herramientas “En mí escuela con la diversidad sexual y género ¡Todo bien!), Desarrollo Territorial y Bienestar Social (construcción de Lineamientos de Política Pública para Población en Contexto de Diversidad Sexual y Géneros), Cultura y Turismo (Semana de la CaliDiversidad 2009 y 2010), Gobierno, Convivencia y Seguridad (apoyo a Marcha LGBTI de junio 2008, 2009 y 2010, y al desfile LGBTI de julio 2010), Secretaria de Deporte y Recreación (Juegos Deportivos LGBTI 2009 y 2010). Todo esto desde la aprobación misma del Plan de Desarrollo Municipal 2008 – 2010 por parte del Concejo Municipal, y en concordancia con los artículos 13 (Todas las personas nacen libres e iguales ante la ley, recibirán la misma protección y trato de las autoridades y gozarán de los mismos derechos, libertades y oportunidades sin ninguna discriminación por razones de sexo, raza, origen nacional o familiar, lengua, religión, opinión política o filosófica) y 350 (En la distribución territorial del gasto público social se tendrá en cuenta el número de personas con necesidades básicas insatisfechas, la población, y la eficiencia fiscal y administrativa, según reglamentación que hará la ley) de la Constitución Política Colombiana.

Párrafo 4: “Sin embargo, muy rápidamente la cartilla – al igual que todas las otras piezas de comunicación – pierde su norte. Lejos de concentrase en la convivencia y el respeto hacia la diversidad, promueve la noción de que es normal transitar por los géneros y apoyándose en expertos afirma que “la sexualidad humana es un continuum de distintas variantes, es decir una permanente variación de alternativas disponibles de sexo/género con las que podemos identificarnos y en las cuales habitamos”. Es ahí donde el esfuerzo de inclusión se desvirtúa y se le abre a unos jóvenes ya de por sí confundidos con su terremoto hormonal, una gama de alternativas sexuales para que escojan. Todo con la idea de que es normal el tránsito”.

Comentario: La normalidad que usted plantea es tal vez la que se sustenta en el código oculto de la heteronormatividad, la cual incide en distintos ámbitos de los seres humanos, y mediante la cual se promueve como único modelo valido, legal y aceptado, cultural, política y socialmente, la heterosexualidad como orientación sexual hegemónica, que a la vez platea como válida la dicotomía femenino y masculino para los géneros. Tal vez su planteamiento surge de ese sesgo cultural, que además otorga una zona de comodidad para emitir juicios de moral y juicios de valor, que desconoce e invisibiliza otras posibilidades del ser en sus dimensiones de género y sexualidad, las cuales por estar peyorizadas y reducidas, se asumen como ‘anormales’, sin dar pie a debates argumentados que permitan la elaboración de personas sanas en lo mental, lo físico y lo social, desde la obligación del “deber ser heterosexual”, disminuyendo las demás posibilidades y formas del género y la sexualidad al oscurantismo, con lo que todo lo heterosexual puede ser público pero todo lo homosexual debe ser privado.

Párrafo 5: “¡Pues no es normal! Si vamos a los argumentos científicos, la siquiatría incluso hoy –reconociendo la diversidad y los derechos de género- considera el transito como una anomalía que implica un serio quiebre en el orden interno de los individuos”.

Comentario: El punto no debería ser si la Diversidad Sexual y Géneros es ‘normal’ o ‘anormal’. El debate puede ir más allá, toda vez que se habla de seres humanos, que además de ser aceptados como contribuyentes plenos dentro del sistema fiscal colombiano, somos vidas humanas, somos personas y como tales tenemos características relacionales que históricamente no han sido entendidas ni asumidas como el verdadero reto relacional contemporáneo. La invitación es a realizar el tránsito hacia los juicios de realidad en vez de perdernos en tránsitos en el género y la sexualidad, revisando que aporta cada una y cada uno como persona a la creación de una sociedad de derecho, y no a una en que las primacías hegemónicas tienden a defender un supuesto orden social que desconoce una clara estructura de Derechos y Deberes Humanos que respalda la Diversidad Sexual y Géneros desde los ámbitos políticos:

Derecho Internacional de Derechos Humanos

• Declaración Universal de Derechos Humanos.
• Pacto Internacional de Derechos Civiles y Políticos.
• Pacto Internacional de Derechos Económicos, Sociales y Culturales.
• Declaración sobre el Derecho al Desarrollo.
• Declaración Protección contra la Tortura.
• Convención contra la Tortura y Otros Tratos o Penas Crueles, Inhumanos o Degradantes.
• Convención sobre los Derechos Políticos de la Mujer.
• Declaración sobre la eliminación de la Discriminación contra la Mujer.
• Convención sobre la eliminación de todas las formas de Discriminación contra la Mujer.
• Declaración sobre la eliminación de la violencia contra la Mujer.
• Declaración y Programa de Acción de Viena.
• Declaración del Milenio.
• Marco de Acción de Dakar.
• Declaración de compromiso en la lucha contra el VIH/SIDA.
• Declaración política sobre el VIH/SIDA.
• Principios de Yogyakarta.

Sistema Interamericano de Derechos Humanos

• Convención Americana sobre Derechos Humanos (Pacto de San José).
• Protocolo Adicional a la Convención Americana sobre DH - DESC (San Salvador).
• Convención Interamericana sobre Concesión de los Derechos Civiles a la Mujer.
• Convención Interamericana sobre la Concesión de los Derechos Políticos a la Mujer.
• Convención Interamericana para Prevenir, Sancionar y Erradicar la Violencia contra la Mujer (Convención de Belém do Pará).
• Convención Interamericana para Prevenir y Sancionar la Tortura.
• Declaración de San Pedro Sula: Hacia una Cultura de la No violencia.
• Derechos Humanos, Orientación Sexual e Identidad de Género.

Normatividad Colombiana

• Constitución Política de la República de Colombia: Bloque de Constitucionalidad: Artículos 9, 93, 94 y 214

• Sentencias de la Corte Constitucional:
T-484/92, T-491/92, T-499/92, T-518/92, T-529-92, T-532/92, T-572/92, C-575/92, T-222/93, T-594/93, T-097/94, T-098/94, C-224/94, T-534/94, T-539/94, T-079/95, T-150/95, T-261/95, T-309/95, T-310/95, T-477/95, T-098/96, C-404/98, C-481/98, T-101/98, T-274/98, T-248/98, SU-747/98, T-823/99, T-551/99, T-692/99, SU-337/99, T-268/00, T-505/00, T-813/00, T-814/01, T-1390/00, T-435/02, C-373/02, C-671/02, T-301/04, C-075/07, T-811/07, T-295/08, C-336/08, T-1033/08…

Normatividad Local (Santiago de Cali)

• Decreto Extraordinario No. 0203. “Por el cual se compilan el Acuerdo 70 de 2000, el Acuerdo 01 de 1996 y las demás disposiciones que lo hayan modificado, adicionado o aclarado que conforman la estructura orgánica y funcional del municipio de Santiago de Cali”. Alcaldía de Santiago de Cali. Marzo 16 de 2001. Santiago de Cali, Colombia.
• Plan de Desarrollo del municipio de Santiago de Cali 2008- 2001 “Para vivir la vida dignamente”. Adoptado por el Acuerdo No. 0237 de julio 3 de 2008. Santiago de Cali, Colombia.

Párrafo 6: “Lo que cada cual haga con su sexualidad en privado, es problema de cada cual, mientras no vulnere la seguridad y los derechos de los demás. Lo cuestionable es que sin el debido análisis y control, a nuestros niños se les esté exponiendo a fotos, letras de canciones, juegos y dinámicas de grupo en las cuales oigan que Norma “en su cama a hombres y mujeres ama” o que los que practican un género distinto al de hombre y mujeres “son la nueva era”. Eso no es información objetiva sobre la diversidad sexual y de género, es claramente parcializada”.

Cometario: Considero que este debate también puede ir más allá, pues se podría iniciar uno en el que, como usted menciona, se haga un “debido análisis y control” a contenidos machistas, sexistas, falocéntricos y patriarcales de un sin número de canciones que rotan por canales de radio y televisión. Pero tal vez por promulgar el dominio del macho hacia la hembra, código imperante dentro de la matriz heteronormativa, pasen desapercibidos para algunas figuras y personas del cuerpo social, tanto así que ya son elementos normalizados dentro de la cultura, la política y la sociedad. Sin contar todos aquellos códigos ocultos que se perciben en programas de televisión, comerciales, aulas de clase y en la misma vida diaria.

Párrafo 7: “Está previsto que el programa comience nuevamente cuando los jóvenes reanuden sus estudios en septiembre. Yo invito al Alcalde a que antes de promover este tipo de programas por fuera del pensum aprobado por el Ministerio de Educación, analice con un grupo de sexólogos, sicólogos, educadores, el Icbf y congresistas que conocen del tema para ver cuál es el enfoque adecuado, porque un examen detallado de las piezas permite concluir que lo que está en marcha es un gran error. Cali no es, ni puede ser, una ciudad sin límites, señor Alcalde.

Comentario: El Ministerio de Educación Nacional (MEN) y la Agencia de Población de las Naciones Unidas para Colombia (UNFPA), han socializado ya a nivel país en el año 2008, y dentro del Proyecto Nacional de Educación Sexual, el Programa de Educación para la Sexualidad y Construcción de Ciudadanía, en el cual se reconoce y se aborda la Diversidad Sexual y Géneros como un componente más de los pensum educativos colombianos. Además, el Plan Decenal de Educación 2006 – 2016 incluye amplios componentes sobre la Diversidad Sexual y Géneros como reto educacional y relacional. Por otra parte, apoyo su intención de analizar el material y las piezas de la caja de herramientas, pues seguramente el consenso dirá que este tipo de material resulta altamente pertinente en lo educativo y necesario en lo social. La pregunta que me surge es ¿cuál fue su metodología para mencionar que “un examen detallado de las piezas permite concluir que lo que está en marcha es un gran error”. Desde lo académico, lo pedagógico y lo social resulta importante que explicara a la opinión pública su método de revisión desde el cual usted plantea la síntesis de observaciones, comentarios y conclusiones en su columna editorial del día viernes 20 de agosto.

Con la esperanza que el diario El País y la columnista en mención participen, desde el compromiso social y la ética profesional que otorgan el publicar un documento en medios de comunicación, en un debate abierto a nivel ciudad sobre la realidad social de la Población en Contexto de Diversidad Sexual y Géneros en la ciudad de
Santiago de Cali, me suscribo de ustedes.

Por mi parte le digo al señor Alcalde que Cali no es, ni puede ser, una ciudad sin límites… a la homofobia y a la transfobia.

Atentamente,

ÁLVARO HERNÁN PLAZAS BERMÚDEZ (Álvaro Ache.)
Promotor y Defensor de Derechos Humanos
c.c. 16.792.342 Exp. Cali

Copia. Abierta a la opinión pública. Archivo personal

Este documento puede ser reenviado y publicado en medios de comunicación.

ES EL COLMO Q ESTA SEÑORA TOME UN ESPACIO DE ESTOS PARA EXPRESAR TODA ESA SARTA DE IMPROPERIOS CON LO QUE CREO QUE EL FIN DE TODA LA COMUNIDAD LGTB Y ES LA DE QUE NOS RECONOZCAN COMO NORMALES Y QUE LA DECISION FINAL DE RECONOCERSE COMO HOMOSEXUAL ES PROPIA DE CADA QUIEN, PARA NADIE ES UN SECRETO Y HA SIDO AMPLIAMENTE ESTUDIADO DESDE FREUD Q ES POSIBLE Q EN ALGUN MOMENTO DE LA VIDA EL NIÑO O NIÑA EXPERIMENTE CON NIÑOS DE SU MISMO GENERO ASI QUE LO MEJOR ES QUE SE DEDIQUE A SU MERCADEO Y LA PROXIMA VEZ "PERIODISTA" LEA SOBRE EL TEMA Y NOS DESBORDE UNA MANADA DE BOBERIAS Y SIN SENTIDO Q SOLO BUSCA AUMENTAR LA HOMOFOBIA.

Qué lamentable y vergonzoso que a estas alturas de la evolución humana y de la historia haya pensamientos tan retrógrados, caducos y mandados a recoger. ¿A que persona medianamente razonable se le ocurre que alguien pueda enseñar, transmitir o contagiar el sexo, la orientación sexual o la identidad de género? ¿Cómo se atreven a querer anteponer un libro escrito hace miles de años (por unos pocos que quisieron aprovecharse de la ignorancia de otros muchos) a estudios juiciosos adelantados por profesionales dedicados a la investigación a lo largo de décadas?

Es deplorable que este tipo de ideas tengan eco en medios de comunicación masivos y puedan aportar a la desinformación y sobretodo a fomentar el odio hacia personas con orientación sexual o identidad de gènero diversos, de manera que lo que logran es generar el caldo de cultivo para la violencia de género.

Recuérdese que vivimos en un estado laico y las acciones del estado en todo su nivel deben regirse por el interés de los ciudadanos y no de las iglesias.

Como perdemos el norte de fácil. La clase de orientación sexual es para controlar la natalidad y obtener una mejor calidad de vida. Como dice el eslogan del DIA mundial de la salud: “la madre y los niños sanos son la riqueza de la sociedad”. En pocas palabras hablemos de control de natalidad y a los que les gusta que les den………

Bueno,porque no se ven "el lugar sin limites" de Artur ripstein,basada en en la obra de don Jose Donoso,allí se puede ver retratado tanto hipocrita,adalid de la moral;don gigatron y otros ciudadnos que odian al alcalde y su posible homosexualismo y basan en ello su analisis seudopolitico,les puede ayudar a reflexionar y ademas,si los homosexuales no entran al cielo,como afirma don Giga,apoyado en la biblia(o recostado)mejor, asi el cielo será para él solito(tan aburridor).Don Puskas,gracias por los comentarios recibidos!

la verdad, y con todo el respeto, el fundamento de la oprobiosa (para quienes desconocen que cada cual hace de su capa un sayo y de su lo-que-sabemos un candelabro) intentona de la secretaría municipal lo que hace es mostrarle a los jóvenes que hay géneros masculino y femenino y hay decisiones respecto de las tendencias sexuales que se deriven de estos 2 géneros. Tal parece que la señorita/miss aquella que decía que "el hombre es el complemento de la mujer, así como la mujer complementa al hombre, mujer con mujer, hombre con hombre, del mismo modo en sentido contrario" no estaba del todo errado. El que haya un texto totalmente respetable que nos diga que hubo 2 seres inicialmente sobre la tierra, y que de ahí en adelante dicho modelo lo tenemos que copiar porque es el dictamen divino, no indica que eso aplique en nuestros días, cuando las cosas han cambiado: la Iglesia que Gigatrón y usted (de nuevo, con todo el respeto del mundo) defienden apoyándose en la Sagrada Biblia es un ente oficial no gubernamental obsoleto, que no ha podido ni siquiera con sus propios crímenes entre, los cuales, hay homosexualismo, lesbianismo y pederastia, los cuales serían, a la postre, igualmente condenados por las escrituras que todos tratan de defender. La obsolescencia no puede anquilosarnos a la ignorancia, pilas con eso.

Hay que precisar el respeto a la privacidad y a la libertad sexual,pero otra cosa es a la inducción a variar su personalidad sexual;somos gladiadores a la inclusión de la comunidad gay pero eso es distinto a decirles a los jovenes que pueden experimentar otras opciones sexuales distintas a su instinto sexual,solo éxisten dos ejes de proyectos en el PLAN DE DESARROLLO del municipio PROMOCIÓN DE ACCIONES DE PREVENCIÓN PARA EL EMBARAZO PRECOZ EN LA POBLACIÓN ADOLESCENTE y el otro es PROMOCIÓN DEL ACCESO A NUEVOS MÉTODOS DE PLANIFICACIÓN PARA LA POBLACIÓN ADOLECENTE,incluso son proyectos que no se han ejecutado,precisamente por la negligencia e incapacidad de la SECRETARIA DE EDUCACIÓN MUNICIPAL.

Hay que precisar el respeto a la privacidad y a la libertad sexual,pero otra cosa es a la inducción a variar su personalidad sexual;somos gladiadores a la inclusión de la comunidad gay pero eso es distinto a decirles a los jovenes que pueden experimentar otras opciones sexuales distintas a su instinto sexual,solo éxisten dos ejes de proyectos en el PLAN DE DESARROLLO del municipio PROMOCIÓN DE ACCIONES DE PREVENCIÓN PARA EL EMBARAZO PRECOZ EN LA POBLACIÓN ADOLESCENTE y el otro es PROMOCIÓN DEL ACCESO A NUEVOS MÉTODOS DE PLANIFICACIÓN PARA LA POBLACIÓN ADOLECENTE,incluso son proyectos que no se han ejecutado,precisamente por la negligencia e incapacidad de la SECRETARIA DE EDUCACIÓN MUNICIPAL.

Como psicólogo me di en la tarea de leer tu opinión sobre las "benditas" cartillas estas de la educación sexual inclusiva, sin embargo, aunque pareció por un momento que contabas con un argumento solido y novedoso, terminaste escribiendo una columna de normas de etiqueta sexual.
Pretendiste adornarla con el lema "Porque nadie puede negar que se debe promover la tolerancia como un método sano de convivencia" pero ni siquiera te alcanzó, pues ni tu misma crees esto.
Creo que el trabajo que se hace desde la secretaría de educación es un buen apunte, no el único que se debe hacer, pero es una manera de hacerlo.

...aver, a ver. Que una persona sea gay (llámese marica, lesbiana, bisexual, o lo que sea) no implica que esté en un problema: sencillamente aceptó que su tendencia o preferencia está en su mismo sentido o género. Yo creo que lo que si desvía la cartilla es lo que habla don Alberto Furman, porque al fin y al cabo la aceptación de la diversidad sexual es problema individual, pero la educación sexual sobre la prevención de embarazos en la adolescencia, el uso conciente, adecuado y responsable del sexo y los tópicos que se ligan a estos temas son de fundamental (y prioritaria) enseñanza a la juventud caleña y colombiana. Que si el alcalde es marica? allá el, o ella, o lo que sea. Se de homosexuales cuyo camino es muchísimo más agraciado, exitoso y feliz que el de muchos heterosexuales. Las personas llaman degeneración al homosexualismo, pero lo que hacen los padres o padrastros (y madrastras) con sus hij@s, en la impunidad de sus casas, qué es? o lo que hacen esas mismas personas, con menores fuera de casa, a eso cómo se le podría llamar? no seamos tan de doble moral, que al igual que los cuchillos, tiene la peculiaridad de ser un arma de doble filo...

ALCALDE MARIKON... Lo que nos faltaba pues, ahora esta loca de vereda busca volver marikones a los jovenes y lesbianas a las muchachas... perro sarnoso ese home... no demoran en salir los defensores de LA ALCALDESA sus novios pasivos encabezados por jhacu1 y jorgelopezbta. OJO no podemos permitir que esta loca quiera llenar la ciudad de travestis, en la biblia claro esta que los homosexuales no entraran al reino de los cielos, esto es motivo suficiente para organizar la REVOCATORIA A LA ALCALDESA.

Muy Buen articulo, totalmente de acuerdo con su punto vista señora carlina (que ademas esta hermosa. segun la foto). Pero me parece que no debemos quedarnos en este comentario, hay que generar espacios en los cuales como padres podamos rechazar de forma veemente esta clase de conductas que buscan degenerar mas esta sociedad. Un llamado a los docentes para que se nieguen a dictar esta catedra con el direccionamiento que se le ha dado.

Que articulo tan extrano, si la senora lo que quiere es hacer alguna denuncia porque no lo hace con claridad? exponga los puntos errados de las cartillas, diga clara y abiertamente que es lo que le incomoda y no sea hipocrita, por que se va por las ramas? Yo no creo que nadie tenga en mente ensenarle a los adolescentes a tener una vida sexual descontrolada y sin limites (por cierto, eso ya esta ocurriendo sin que nadie les ensene nada), pero si estoy totalmente de acuerdo con que los muchachos tienen que conocer, entender y sobre todo aceptar la diversidad sexual, eso es parte de la naturaleza humana y nada ganamos con intentar ocultarle a nuestros hijos su existencia. Parece ser que usted es de las que piensa que el homosexualismo es una conducta aprendida y que si su hijo es gay entonces tiene que llevarlo al psicologo para que lo sane y si el muchacho no se cura entonces no queda otro remedio que esconderlo o mandarlo matar, lo cual solo muestra su grado de ignorancia en el tema. Tenga en cuenta que los homosexuales nacemos de padres heterosexuales porque hasta ahora no se sabe del primer caso de una pareja de hombres o de una pareja de mujeres engendrando hijos.

Para ABOGADA, como sabe usted que ser homosexual es camino desgraciado?
Segun parece usted ha tenido una vida desgraciada por culpa de su identidad sexual, sera eso? si es asi, dejeme decirle que usted tiene muy mala suerte, porque yo soy gay y soy un profesional feliz, exitoso con una vida digna y de muy buena calidad. O es que le gusta el alcalde y como no puede comerselo porque es homosexual la unica forma que tiene de calmar su frustracion es denigrar y escribir estupideces en los foros de El Pais, podria ser eso no? todos sabemos que muchas mujeres cuando un hombre no les presta atencion se dedican a destrozarle la reputacion.

MEJOR HACER PLANEACION FAMILIAR.
muy buena la "cartilla" para la enseñanza, cierto: "lo que cada cual haga con sexualidad en privado,es problema de cada cual",pero lo que pasa es falta de informacion sobre el embarazo no deseado,enseñar la forma para prevenir un sexo seguro tanto de enfermedades, como de planeacion,porque vemos despues de la adolescencia como se llenan de hijos sin ningun control, no es vender la cama, es evitar traer hijos al mundo sin poder alimentarlos.

MUY BUEN ARTÍCULO, ES UNA ALERTA PARA EL PROYECTO DE ESTE ALCALDE HOMOSEXUAL Y QUE PARA JUSTIFICARSE QUIERE QUE TODOS LOS JOVENES TOMEN EL MISMO DESGRACIADO CAMINO.

Servicio al cliente

Clic aquí. Teléfono 685 50 00
Diario El País S.A. Copyright (C) © 2014 www.elpais.com.co | Cra. 2 No. 24-46 Tel. (572) 8987000 Cali - Colombia Política y tratamiento de datos | Aviso legal | Superintendencia de Industria y Comercio de Colombia