Noticias de Cali, Valle y Colombia - Lunes 22 de Septiembre de 2014

Cauca sigue bajo el fuego por ataques de la guerrilla de las Farc

A tan solo 24 horas de haber asumido el nuevo comandante de la Tercera División del Ejército, las Farc atacaron con explosivos a Jambaló, Caldono, Silvia, Siberia y Suárez.

Por: Elpais.com.co Domingo, Septiembre 25, 2011
  • Comentar
    13
  • Imprime
  • Reporta un error
  •   

view counter
 

Efectivos antiexplosivos del Ejército detonaron de forma controlada dos cilindros bomba arrojados por las Farc que cayeron en una zona residencial del municipio de Corinto, departamento del Cauca. Ampliar

La guerra no le da respiro al Cauca. Un soldado muerto, dos heridos, parálisis en el transporte público y daños en viviendas y establecimientos de comercio hacen parte del triste panorama que hoy enfrenta el departamento, luego de los ataques de las Farc en cinco municipios.

La cadena de atentados se desató tan sólo 24 horas después de que el general Miguel Ernesto Pérez Guarnido asumiera el cargo de comandante de la Tercera División del Ejército (que cubre Cauca, Valle, Nariño y Quindío), en reemplazo del general Leonardo Barrero Gordillo.

El primer hostigamiento se registró la tarde del sábado en Corinto, donde guerrilleros del Frente Sexto lanzaron doce cilindros contra las instalaciones del Ejército. Dos de estos artefactos explotaron, causando daños a una vivienda. Al tiempo que unas 200 personas fueron evacuadas provisionalmente de sus hogares, mientras la Fuerza Pública detonaba, de manera controlada, el resto de explosivos.

De acuerdo con las autoridades, estos cilindros tenían hasta 50 metros de radio de acción y habrían causado daños graves a más de seis barrios.

La oleada terrorista continuó en la madrugada de este domingo con atentados simultáneos en las poblaciones de Silvia, Jambaló, Caldono y Suárez.

A las 4:45 a.m., en el corregimiento de Siberia (Caldono), a tan sólo cinco kilómetros de la vía Panamericana, un grupo de subversivos lanzaron contra la estación de la Policía una camioneta Chevrolet Luv cargada con seis cilindros.

Uno de los explosivos detonó en la parte lateral de la estación y causó daños a una vivienda. Los otros cinco cilindros fueron desactivados por los uniformados.

El coronel Carlos Ernesto Rodríguez, comandante de la Policía Cauca, informó que al huir los terroristas lanzaron tatucos (granadas artesanales) y emplearon armas automáticas para atentar contra policías y habitantes.

Simultáneamente, en el sector de Las Delicias (en Caldono), otro grupo de subversivos atentó contra una patrulla.

La alcaldesa del municipio, Enelia Salinas, dice que ya perdió la cuenta del número de veces que la guerrilla ha hostigado a la población. “Cada vez son más crueles, porque aparecen disparando cerca a los resguardos de los indígenas y muchas personas no tienen más remedio que salir corriendo”.

La oleada terrorista no terminó allí. En el municipio de Suárez, en el occidente del departamento, una columna del Frente Miller Perdomo de las Farc atacó con cohetes artesanales la Base Militar de Los Pinos, localizada cerca al embalse de La Salvajina. En el hecho murió un soldado.

Según informaron las autoridades, los subversivos entraron al área urbana del municipio, lo que causó pánico en toda la población. Los establecimientos de comercio cerraron sus puertas.

“La situación fue muy grave. Los guerrilleros se enfrentaron con la Policía y el Ejército. Los conductores de los buses que iban para los mercados de las poblaciones vecinas se detuvieron para no ser alcanzados por los disparos”, indicó Luis Fernando Colorado, alcalde de Suárez.

En el centro de salud de la localidad fue atendida una mujer que sufrió un infarto cuando corría en busca de protección.

El comandante de la Brigada 29, coronel Wilson Chawez Mahecha, se trasladó a la zona para dirigir los operativos de control, con el apoyo de la Fuerza Aérea Colombiana (FAC).

De otro lado, en Jambaló se produjo un hostigamiento contra personal del Ejército que se encontraba cerca al parque principal. Los hombres fueron sorprendidos con el estallido de dos tatucos que fueron lanzados por miembros de las Farc. No se registraron heridos, pues el artefacto cayó en el techo de una escuela.

La jornada violenta de este fin de semana también afectó a Silvia. El alcalde Gabriel Potosí reportó un atentado contra las instalaciones de la policía.

El domingo en la tarde, el coronel Rodríguez confirmó que otro cilindro explotó, sin causar daños, en Caloto. Sin embargo, se ordenó la militarización de la carretera que de este municipio conduce al corregimiento de El Palo, en la vía a Toribío.

El gobernador del Cauca, Guillermo Alberto González, rechazó la guerra que sigue afectando al departamento y calificó de “cobardes” las acciones de la guerrilla.

“En medio de esta violencia, quiero destacar la labor de la Fuerza Pública, pues desde que se iniciaron los ataques hubo una reacción inmediata con presencia de helicópteros y de hombres en toda la región”, sentenció González.

  • Comentar
    13
  • Imprime
  • Reporta un error
  •   

Para nosotros es indispensable respetar las opiniones que nuestros lectores expresan.

Por ello te pedimos no hacer comentarios que agredan a otros usuarios.

Para opinar, debes ser un usuario registrado. o regístrate.

Volver arriba

Servicio al cliente

Clic aquí. Teléfono 685 50 00
Diario El País S.A. Copyright (C) © 2014 www.elpais.com.co | Cra. 2 No. 24-46 Tel. (572) 8987000 Cali - Colombia Política y tratamiento de datos | Aviso legal | Superintendencia de Industria y Comercio de Colombia