Noticias de Cali, Valle y Colombia - Jueves 30 de Octubre de 2014

¿Está Cali en medio de una guerra entre las bandas de los 'Rastrojos' y los 'Urabeños'?

La guerra por el dinero de las drogas y las extorsiones entre los 'Urabeños' y los 'Rastrojos' se extiende por el Valle y deja varios muertos.

Por: Redacción de El País Domingo, Enero 20, 2013
  • Comentar
    22
  • Imprime
  • Reporta un error
  •   

view counter

Dato clave

Detienen a presunto jefe de ‘Rastrojos’

Unidades de la Armada Nacional capturaron en Cali a alias Felipe o Araño, quien sería uno de los máximos jefes de los 'Rastrojos' en Valle, Cauca y Nariño.
El operativo, que fue coordinado por el CTI de la Fiscalía en Cali, se logró luego de un seguimiento de doce meses. Según la investigación, ‘Felipe’ empezó como jefe de sicarios de los 'Rastrojos' y luego fue escolta de alias el Indio, quien manejaba las actividades delictivas de ‘Comba’ en los municipios de Nariño.

¿Está Cali en medio de una guerra entre las bandas de los 'Rastrojos' y los 'Urabeños'?

En agosto del año pasado ocho personas resultaron heridas luego de que estallaran dos petardos en la Calle 1 con Carrera 66, en el barrio El Refugio. El hecho fue atribuido a la guerra entre bandas criminales.

Elpais.com.co | Archivo

Cuando el subintendente Silva* recibió la llamada, pensó que se trataba de un error. Eran las 11:30 de la noche del sábado 12 de enero y al otro lado de la línea, un miembro del CTI de la Fiscalía le contaba que Jhonny Abad Correa Mena, el hombre que había perseguido por dos años, acababa de morir en un enfrentamiento con la Policía en el barrio Nueva Floresta, al oriente de Cali.

La sorpresa del subintendente no era para menos. Ese hombre, apodado el 'Anticristo', el supuesto lider de una banda de sicarios al servicio de los 'Rastrojos', una de las bacrim más poderosas del país, al parecer iba a cometer un asesinato en el barrio San Marino.

Llevaba un fusil AK-47 capaz de disparar 600 balas por minuto y una pistola Glock. Iba acompañado de dos 'escoltas' que ahora están detenidos. Además, las autoridades aseguran que otros hombres, miembros de su banda, escaparon del sitio. Se cree que lo que venía era una masacre.

Pero la inquietud del subintendente no era el ataque que el 'Anticristo' iba a perpetrar, sino el lugar donde se encontraba. Desde hace casi dos años él controlaba todo el microtráfico y las extorsiones de una zona del suroeste de la ciudad, entre los barrios Lourdes, Los Chorros y Alto Nápoles.

El 'Anticristo' comenzó a tener relevancia el 31 de agosto del 2012 cuando fue señalado por la Policía de Cali como uno de los responsables de la activación de dos petardos en la calle 1 con carrera 66, en el barrio El Refugio, en un hecho que dejó ocho personas heridas.

En esa ocasión, las autoridades lo reseñaron como jefe máximo de una banda de sicarios con nexos con los 'Rastrojos' y con capacidad de atentar, incluso, contra la Policía. Entonces ¿qué hacía un hombre de ese poderío en el oriente de Cali? ¿Qué hizo que saliera de su sector para matar a alguien?

Las hipótesis varían. Para un investigador de la Sijín hay dos posibilidades: o el 'Anticristo' estaba obedeciendo una orden directa de uno de sus jefes o la 'vuelta' era personal. En cualquiera de los dos casos, debía constatar personalmente que se realizara. En el barrio donde vivía dicen otra cosa: al 'Anti' lo mataron porque se había “calentado” y por eso se escondía en Floralia ocasionalmente.

Pero, hasta ahora, la que más fuerza cobra es la que señala que el 'Anticristo' había recibido la orden de masacrar a miembros de los 'Urabeños', otra de las bandas criminales que delinque en el país y que busca ahora el control de las rutas del narctráfico en el Valle del Cauca.

Personas que conocen de cerca el conflicto de poder en las calles de Cali juran que el 'Anticristo' debía asesinar a 'Urabeños' en retaliación a golpes que esta banda le ha propinado a los 'Rastrojos', no solamente en esta ciudad, sino también en Buenaventura.

Un antiguo paramilitar que accedió a hablar con El País explica que la orden de cometer la masacre vino de 'Palustre', quien sería el actual jefe de los 'Rastrojos' en el departamento, tras la entrega a las autoridades de Estados Unidos de los hermanos Calle Serna, alias Comba, herederos del Cartel del Norte del Valle y líderes de la bacrim en todo el país.

La guerra de los medianos

La caída del 'Anticristo, es una muestra más del vacío de poder que hay en los 'Rastrojos'. Todo comenzó con la rendición el año pasado de Javier Antonio y Luis Enrique Calle Serna, los 'Comba', y la captura en Venezuela de Diego Pérez Henao, alias Diego Rastrojo. Esto desató una guerra de control entre los mandos medios de la organización criminal y, en últimas, una fractura en su interior.

El caos en la región habría sido aprovechado por el antiguo capo del Cartel del Norte del Valle, Víctor Patiño Fómeque, quien regresó al país luego de pagar una condena por narcotráfico en Estados Unidos.

Fuentes judiciales señalan que Patiño Fómeque se alió con la banda criminal de los 'Urabeños' (que delinque principalmente en el noroccidente de Colombia) con dos propósitos: vengar la muerte de varios de sus familiares y recuperar las propiedades con las que se quedaron sus testaferros en el Valle.

Hoy, la capacidad económica y poderío armado de esta alianza han dejado una serie de muertes y desplazamientos en lugares como Buenaventura, Tuluá y Cartago, antiguos fortínes de los 'Rastrojos'.

Esta misma situación se trasladó a Cali y, aunque según las autoridades locales no se ha establecido oficialmente la presencia de 'Urabeños' en la ciudad, el propio director de la Policía Nacional, general José Roberto León Riaño, reconoció en octubre pasado que el grupo estaría delinquiendo en la región.

Una fuente de la rama judicial, que prefirió omitir su nombre, explica que el control de la capital del Valle -hasta hace poco en manos de 'Rastrojos'-, es fundamental para estas bandas criminales por las posibilidades que la ciudad ofrece en cuanto al lavado de activos, venta ilegal de armas, contrabando y narcotráfico.

Incluso, -dice la fuente- Cali es tan importante que algunos socios de la banda delincuencial de 'la Empresa', que opera en Buenaventura, estarían lavando dinero en comercios caleños, ubicados en el sur de la ciudad.

De hecho, como reveló El País en su edición dominical, ‘la Empresa’ buscó apoyo financiero entre las oficinas de cobro de Cali para combatir a ‘los Urabeños’ en Buenaventura. Es por esto que gran parte de los muertos en el enfrentamiento ocurrido el 11 de enero en un balneario, a 25 minutos del Puerto, venían de esta ciudad y, al parecer, eran miembros de una banda delincuencial llamada ‘los Diablos’.

Y es que, así como la 'Empresa', muchos de los grupos u 'oficinas' de sicarios de Cali han tenido relación con 'los Rastrojos'. Hasta hace poco, a pesar de la ausencia de sus fundadores, un hombre les brindaba apoyo logístico y respaldo en las altas esferas del crimen: alias La Araña. Este desmovilizado de las AUC, también conocido como 'Torero', se perfilaba como un sucesor de 'los Comba' y fue el patrocinador de personas como el 'Anticristo', a quien le había cedido el suroeste de la ciudad para 'jibarear' (vender droga), según contó una persona cercana a esta estructura delincuencial.

Sin embargo, 'la Araña' fue capturado en el barrio El Caney a finales de octubre del 2012, lo que hizo que su mano derecha, el también sicario de los 'Rastrojos' conocido como 'Palustre', lo reemplazara. Una fuente de la Sijín indicó que este hombre está intentando reagrupar a las bandas que le trabajaban a 'los Rastrojos', pero que “no tiene la experiencia o la capacidad para hacerlo”.

Cali, en la mitad

Mientras se reacomodan las estructuras delincuenciales, la ciudad es testigo y víctima de su violencia. No en vano, por lo menos el 35% de los 1.819 asesinatos registrados el año pasado en Cali, es decir 636, fueron ocasionados por ajustes de cuentas entre bandas, según ha dicho el secretario de Gobierno Municipal, Carlos José Holguín.

A esto se suma un delito que pocas veces es denunciado y que se ha convertido en una de las grandes fuentes de financiación del crimen: la extorsión.

Por ejemplo, un investigador de la Sijín que le seguía la pista al 'Anticristo' cuenta que la mayoría de los negocios de la ladera del suroeste le pagaban a este hombre una 'vacuna' semanal. “El problema es que nadie quiso denunciar y por eso no lo podíamos capturar”, dijo la fuente. En la zona, algunos habitantes cuentan que los cobros iban desde $30.000 a las tiendas más pequeñas, hasta $300.000 a las microempresas.

Por ahora, la muerte del 'Anticristo' ha traído tranquilidad a algunos. Otros son menos optimistas y aseguran que la situación puede empeorar: están a la espera de las retaliaciones.

*Nombre cambiado por seguridad

Lea aquí la primera parte de este informe sobre la disputa entre 'Rastrojos' y 'Urabeños' en el Valle del Cauca.

  • Comentar
    22
  • Imprime
  • Reporta un error
  •   

Para nosotros es indispensable respetar las opiniones que nuestros lectores expresan.

Por ello te pedimos no hacer comentarios que agredan a otros usuarios.

Para opinar, debes ser un usuario registrado. o regístrate.

Volver arriba

Servicio al cliente

Clic aquí. Teléfono 685 50 00
Diario El País S.A. Copyright (C) © 2014 www.elpais.com.co | Cra. 2 No. 24-46 Tel. (572) 8987000 Cali - Colombia Política y tratamiento de datos | Aviso legal | Superintendencia de Industria y Comercio de Colombia