Noticias de Cali, Valle y Colombia - Viernes 9 de Diciembre de 2016

Lo que se sabe de las causas del siniestro aéreo del Chapecoense

| Autor:
Lo que se sabe de las causas del siniestro aéreo del Chapecoense
Así quedó la aeronave del Chapecoense luego del siniestro en Antioquia, donde perdieron la vida 71 personas, de ellas 22 eran jugadores.
Elpais.com.co| AFP

Las autoridades aéreas y los expertos intentan explicar las causas del siniestro aéreo que involucra a la empresa Lamia, a la que pertenece el avión de matrícula boliviana CP2933 donde viajaban las víctimas de la tragedia.

En el accidente que enluta el mundo murieron 19 jugadores del equipo de fútbol Chapecoense que venían a Colombia para disputar la final de la Copa Sudamericana, 20 periodistas, 25 personas del cuerpo técnico y directivo y 7 miembros de la tripulación. Solo seis pasajeros sobrevivieron. 

Aunque circulan varias hipótesis de lo ocurrido, entre seis meses y un año podría tardar en conocerse los resultados definitivos de las investigación sobre lo que realmente sucedió. Así lo indicó el director de la Aeronaútica Civil, Alfredo Bocanegra, en entrevista a Blu radio. 

La principal hipótesis que se maneja es que la aeronave BA Avro RJ85 pudo haberse quedado sin combustible cuando se precipitó el lunes en la noche en un remoto paraje a 3.300 metros de altura, al aproximarse a su destino en el aeropuerto de Rionegro, a las afueras de Medellín.

"Las causas reales van muy orientadas, posiblemente, hacia el tema del combustible", dijo a periodistas Bocanegra, sobre la investigación que la entidad avanza a partir de "las pruebas técnicas, documentales y de rigor" del avión siniestrado.

"Es muy sospechoso que, pese al golpe, no hubiera habido explosión. Eso refuerza la teoría de la falta de gasolina", afirmó una fuente militar a la agencia AFP.

Justamente, este miércoles se conocieron nuevos audios de la comunicación entre el piloto de la aeronave siniestrada y la operadora de la torre de control del aeropuerto de Rionegro, minutos antes del trágico accidente.

En dicho audio, el piloto solicita prioridad para el aterrizaje por problemas de combustile y falla eléctrica total. 

Pero al mismo tiempo la operadora reporta el caso de otra aeronave que también pidió prioridad para aterrizar por lo que necesitaba iniciar su descenso anticipadamente. 

Al final, cuando la operadora pide a la aeronave de Lamia virar por la derecha para iniciar su descenso, el piloto responde que no alcanza a hacer la maniobra pues tuvo que comenzar el aterrizaje de inmediato.

En ese momento desaparece del radar de la torre de control y choca contra las intrincadas montañas de Cerro Gordo, a poca distancia de su destino, el aeropuerto internacional de Rionegro, que sirve a Medellín.

Pero entonces ¿se dio o no prioridad al aterrizaje? Es una de las preguntas que surge ante las fallas manifestadas por el piloto. 

En otro audio que circuló por redes sociales, un copiloto de Avianca indica que el piloto de Lamia pidió prioridad en el aterrizaje por falta de combustible, pero no se declaró en emergencia. 

En el lenguaje aeronaútico, explicó el director de la Aerocivil, pedir prioridad y declararse en emergencia es diferente. “El mayday, mayday, es un lenguaje universal que determina: estoy en la inmunda, no me preguntes”, afirmó.

Sin embargo, los audios servirán para avanzar en las indagaciones, pues hasta ahora todo son hipótesis frente a lo que pudo haber sucedido. 

Las autoridades reportaron el hallazgo de las cajas negras, pero no indicaron cuánto tomará analizar su contenido. 

Piloto tenía la orden de reabastecerse en Bogotá

Por otro lado, Gustavo Vargas, representante de Lamia, dijo al diario Página Siete, que el avión accidentado incumplió el plan de reabastecerse de combustible en Bogotá.

"El avión debería reabastecerse en Bogotá", pero siguió su curso hacia Medellín, afirmó Gustavo Vargas, representante de la compañía aérea al diario Página Siete.

"El piloto es el que toma la decisión de no entrar, porque pensó que le alcanzaba el combustible", insistió Vargas.

Según el funcionario, "en el plan de vuelo estaba la opción de que (la nave) entre a Cobija (frontera boliviana con Brasil), pero luego se habló de la opción de Bogotá para reabastecerse".

Una investigación al respecto está en curso por las autoridades colombianas a las que se sumarán técnicos de la boliviana Dirección General de Aeronáutica Civil. "Tenemos que investigar por qué (el piloto) tomó la determinación de irse en forma directa a Medellín", sostuvo Vargas.

Lamia (Línea Aérea de Mérida) nació en Venezuela en 2009, y en 2015 obtuvo licencia para operar desde Bolivia. Cuenta con al menos dos naves BA-146 modelo RJ85 con capacidad para 90 pasajeros.

Desde que comenzó a operar en 2015 en Bolivia, se especializó en vuelos chárter para selecciones, como la de Argentina, Venezuela y la de Bolivia, además de equipos de la primera división del fútbol boliviano.

En Bolivia obtuvo el permiso bajo el nombre de Lamia Corporation SRL, para realizar "servicios aéreos no-regulares, doméstico e internacional de transporte de pasajeros, carga y correo", según una resolución de esa fecha de la Dirección de Aeronáutica Civil de Bolivia.

Continúa leyendo

Publicidad

Comentarios