Noticias de Cali, Valle y Colombia - Miércoles 26 de Noviembre de 2014

Una marea roja en Caracas acompañó al Gobierno en acto de posesión sin Chávez

Desde tempranas horas de este jueves cientos de autobuses llenos de simpatizantes del partido de gobierno se pueden observar en Caracas para participar en una manifestación de apoyo al presidente Hugo Chávez.

Por: Elpais.com.co | Resumen de Agencias Jueves, Enero 10, 2013 - 2:20 p.m.
  • Comentar
    14
  • Imprime
  • Reporta un error
  •   

view counter
Fotos

Miles de seguidores del presidente venezolano Hugo Chávez se concentran en los alrededores del Palacio de Miraflores en Caracas para participar en la concentración convocada por el Partido Socialista Unido de Venezuela, PSUV, en la jornada en que el mandatario debía asumir el cargo para el periodo 2013-2019.

completa de 19 fotos

Dato clave

El apoyo

Cancilleres y representantes de 22 países americanos reunidos en Caracas firmaron este jueves una declaración en la que se comprometieron a cerrar filas en los escenarios internacionales en apoyo a Venezuela y a sus instituciones.

Los 18 países asociados en Petrocaribe y la Alianza Bolivariana para las Américas, Alba, más autoridades de El Salvador, Honduras, Uruguay y Argentina, firmaron la "Declaración de Caracas" en la cual se subraya que colaborarán "en los espacios internacionales" con "el empeño" del Gobierno a cargo del vicepresidente y canciller, Nicolás Maduro, para impedir que la salud del presidente, Hugo Chávez, sirva de "pretexto para atentar contra las instituciones democráticas".

Una marea roja en Caracas acompañó al Gobierno en acto de posesión sin Chávez

Miles de chavistas se concentraron el 10 de enero del 2013 en el centro de Caracas para apoyar al presidente Hugo Chávez. En esta fecha, el Mandatario debía asumir su nuevo mandato, pero el tratamiento al cual está sometido en Cuba tras una cuarta operación de cáncer se lo impidió.

Elpais.com.co | EFE

En una ceremonia excepcional y folclórica, miles de personas se movilizaron este jueves para participar en un acto que busca simular la toma de posesión del presidente Hugo Chávez, el primero en la historia de Venezuela en faltar a su propia juramentación y cuyo real estado de salud es un misterio.

Aunque no habrá técnicamente una asunción debido a la ausencia del actor principal, el gobierno impulsó una masiva concentración callejera como si en realidad Chávez estuviera presente. La colorida manifestación de miles de empleados públicos y personas afectas al chavismo se concentró en el centro de la ciudad para expresar su fervor por el líder ausente.

"Venimos para darle apoyo, para que él sepa que su pueblo está con él... tanto en las buenas como en las malas" , dijo Anny Márquez, una secretaria de 37 años quien llegó la víspera a Caracas en autobús desde la oriental ciudad de Barcelona. Llevaba una camiseta en la que se leía en el pecho "Yo soy Chávez".

Al ser consultada sobre si aún cree que Chávez puede mejorar, Márquez sólo replicó que "imagino que él, como está teniendo su tratamiento, está mejorando".

A pesar de la incógnita sobre su verdadero estado de salud, el centro de Caracas, que amaneció bajo un brillante cielo azul, parecía un día de fiesta: algunas calles se cerraron para darle paso a los manifestantes, retumbaban parlantes con canciones de hip-hop y salsa y desde camiones que trasladaban a simpatizantes se oían vivas a Chávez.

El ambiente contrastaba con el de hace pocos días cuando desde el gobierno se impulsaron misas y los ministros asistieron a solemnes actos religiosos al tiempo que se suspendieron las fiestas oficiales por la Navidad.

El acto de la jornada "es un mensaje totalmente bipolar y contradictorio" porque es celebrar cuando Chávez está enfermo, dijo Mariana Bacalao, profesora de opinión pública en la Universidad Central de Venezuela, en Caracas.

"No estoy muy segura que hay razón para celebrar. Es todo parte de un teatro del absurdo... (Chávez) Está mal y no ha podido ir a su momento histórico. Es una tragedia que se trata de enmascarar", agregó.

Para Marcelo Villegas, un maestro de 52 años que llevaba una gorra de béisbol con los colores de la bandera de Venezuela, "nosotros, el pueblo, representamos a Chávez", dijo. "El es y siempre será nuestro líder", agregó.

Algunos de los manifestantes llevaban en el pecho una suerte de banda presidencial de tela o papel con el tricolor de la bandera venezolana, como la que utilizan los mandatarios de este país cuando asumen en el cargo o participan en actos oficiales, además de portar pequeñas versiones de la Constitución de Venezuela, como símbolo de que conocen cuáles son sus derechos.

Las movilizaciones iniciaron desde temprano y se podían ver buses frente a sedes de empresas públicas -como Petróleos de Venezuela o la compañía telefónica- para transportar a personas enfundadas en camisas rojas, que tradicionalmente ha identificado al chavismo.

Desde el estado el Tachira, cerca de 5 mil habitantes se trasladaron a Caracas para apoyar al presidente reelecto de Venezuela.

El director de la Policía Bolivariana, Luis Fernández, indicó que se dispuso de un amplio dispositivo de 1.500 funcionarios de los cuerpos de seguridad para evitar inconvenientes en la movilización.

En Cúcuta, Norte de Santander, limítrofe con Venezuela también se unieron a la movilización en respaldo al comandante con una una misa en la catedral de San José acompañada de plegarias y oraciones se repiten entre los seguidores del mandatario venezolano que piden por su pronta recuperación.

Al acto asistieron varios dirigentes latinoamericanos, como los presidentes José Mujica, de Uruguay; Evo Morales, de Bolivia, y Daniel Ortega, de Nicaragua, así como primeros ministros de islas del Caribe y cancilleres de naciones como Argentina, Héctor Timerman, y de Ecuador, Ricardo Patino.

A través de un comunicado, el primer ministro de Haití, quien viajó inicialmente a Venezuela para asistir a una reunión del acuerdo Petrocaribe, confirmó su asistencia, a las actividades organizadas por el Gobierno venezolano en señal de solidaridad con el presidente Hugo Chávez.

Por su parte el diputado Alfonso Marquina, en nombre del bloque de la Unidad de la oposición, tildó de "bodrio" y "política" la sentencia emitida el miércoles por el Supremo, cuestionando que ese tribunal considere que ni tan siquiera hay falta temporal del presidente, cuando no está en el país para poder estar en el acto de su asunción.

De igual forma dijo que no se quedarán callados y convocó una manifestación pacífica para el próximo 23 de enero protestando para que se restablezca el orden constitucional perdido en el país.

El vicepresidente Nicolás Maduro dijo el miércoles por la noche en un acto en la sede de gobierno: "vamos a hacer un gran acto en homenaje al presidente Chávez. Vamos a juramentarnos todos... es un día histórico, se inicia el mandato del presidente Chávez 2013-2019".

"Todo el mundo a la calle, con serenidad, tranquilidad, seguridad y en solidaridad con el comandante Chávez", añadió Maduro al ratificar el discurso oficial de que "todos somos Chávez", o una estrategia de permanente recordación del mandatario ante los venezolanos.

En la madrugada de este jueves un bus que transportaba seguidores del presidente Hugo Chávez sufrió un accidente en la autopista Lara-Zulia, cuando se dirigía hacia Caracas, con un saldo de al menos 11 muertos y 75 heridos.

El diario El Nacional de Venezuela informó que el autobús estaba "repleto de simpatizantes del oficialismo y trabajadores de la Zona Educativa del estado Zulia" que viajaban a Caracas para participar en una manifestación de apoyo al presidente Hugo Chávez, enfermo en Cuba, programada para este jueves, fecha en que debía asumir un nuevo mandato de seis años.

Según este medio, la mayoría de las víctimas son profesores y empleados del Ministerio de Educación.

El gobierno, por conducto del vicepresidente Nicolás Maduro, sólo ha dicho que este 10 de enero comienza el nuevo sexenio para el cuál Chávez fue elegido el 7 de octubre.

Esta semana, Maduro dijo que, por recomendación médica, Chávez debía ausentarse de los actos de la jornada, lo que convirtió al convaleciente dirigente en el primero en faltar a su juramentación presidencial desde que se implantó el régimen democrático en Venezuela en enero de 1958.

No se ha informado de una posible fecha de retorno de Chávez al país o incluso si sería posible que lo hiciera para retomar sus labores.

La oposición, en voz de distintos voceros, ha expresado sus deseos de que Chávez se recupere, al tiempo que ha recordado que en los comicios de octubre sólo fue elegido Chávez y no sus ministros. En Venezuela, cargos como el vicepresidente son de designación del jefe de Estado y no de elección popular.

Henrique Capriles, gobernador del estado central de Miranda y principal vocero opositor, indicó la víspera en una conferencia de prensa que a los delegados de Chávez les correspondía dejar las palabras y comenzar a actuar para atender acuciantes problemas como la criminalidad, la inflación o la carestía de algunos alimentos.

  • Comentar
    14
  • Imprime
  • Reporta un error
  •   

Para nosotros es indispensable respetar las opiniones que nuestros lectores expresan.

Por ello te pedimos no hacer comentarios que agredan a otros usuarios.

Para opinar, debes ser un usuario registrado. o regístrate.

Volver arriba

Servicio al cliente

Clic aquí. Teléfono 685 50 00
Diario El País S.A. Copyright (C) © 2014 www.elpais.com.co | Cra. 2 No. 24-46 Tel. (572) 8987000 Cali - Colombia Política y tratamiento de datos | Aviso legal | Superintendencia de Industria y Comercio de Colombia