Noticias de Cali, Valle y Colombia - Sábado 25 de Octubre de 2014

“Es más rentable invertir en un CDT que cultivar”

Rafael Mejía López, presidente de la SAC, dice que la rentabilidad de la agricultura es mínima, y a eso se suma el alto nivel de contrabando. “Los TLC son buenos, pero hay que prepararse para competir con éxito”.

Por: Zulma Lucía Cuervo | El País Domingo, Junio 20, 2010
Temas:
  • Comentar
    0
  • Imprime
  • Reporta un error
  •   

view counter

Dato clave

Perfil

  • Profesión: Zootecnista y economista agrícola de la Universidad de Carolina del Norte y de la Universidad Raleigh, Estados Unidos.
  • Trayectoria: Empresario del sector agropecuario, vicepresidente Financiero de Diners Club, gerente de Alimentos Colombianos, Alicol, Ltda; gerente de Manufacturas Ajover, gerente de Schrader Camargo Ing. Asociados. También fue director de Crédito Agropecuario del Banco de Colombia.
  • “Es más rentable invertir en un CDT que cultivar”

    Rafael Mejía López, presidente de la SAC, dice que la rentabilidad de la agricultura es mínima, y a eso se suma el alto nivel de contrabando.

    De las 10,2 millones de hectáreas aptas para la agricultura en Colombia, sólo se cultivan 4,9 millones. La razón: el negocio de la agricultura no es atractivo porque el campo en Colombia no es rentable.

    Así lo aseguró el presidente de la Sociedad de Agricultores de Colombia, SAC, Rafael Mejía López, quien agregó que el nuevo gobierno deberá atender las recomendaciones del sector si quiere hacer competitivo el país en materia agropecuaria.
    La atención debe dirigirse a mejorar el financiamiento, reducir los costos de producción, atacar el contrabando, mejorar la infraestructura en el campo, apoyar la asociatividad y la empresarización y diversificar la canasta energética.

    De las 10,2 millones de hectáreas que son aptas para la agricultura, se destinan menos de cinco millones. ¿Qué pasa, por qué no se siembra?

    La gente no se mete a una actividad que no es rentable, entonces, si no se invierte no hay crecimiento y por eso es el resultado de que sólo esta cultivada la mitad de la tierra disponible. Si la agricultura fuera un buen negocio todo el mundo cultivaría.

    ¿Por qué no es rentable el negocio?

    Hoy, un negocio en el campo, en su gran mayoría, no obtiene rentabilidad sobre la inversión que se hace. Si usted va a invertir $100 millones, se va a ganar el 1%. Pero si en cambio invierte ese mismo dinero en un CDT, se gana tres veces más.

    El campo está expuesto al clima, a las fluctuaciones de los precios internacionales, a la inseguridad, aunque ha mejorado mucho, pero no sólo a la seguridad física del dueño, sino a la inseguridad por enfermedades de las plantas o los animales. Si usted analiza la rentabilidad versus los riesgos, los riesgos son mayores, por eso no hay inversión en el campo.

    ¿Si el campo no es rentable, se traduce en que las políticas del Gobierno para el sector no funcionaron?

    Es que el Gobierno no puede decidir si el campo es o no rentable. Hay factores externos que son los precios de los ‘commodities’ (bienes que se comercializan en el mercado internacional), el clima, los costos de los insumos utilizados en la producción y los combustibles no se derivan de las políticas del Gobierno. Es una serie de factores que se da en el entorno en el que se desarrolla un sector y que afecta la rentabilidad. Además, está lo relacionado con el tema de los impuestos como el predial y las tasas contributivas que también hacen que un negocio sea rentable o no.

    Y si a eso le suma que el productor es un tomador de precios, que por ahora están bajos, pues no le puede cargar los altos costos de producción al precio final del artículo y baja la rentabilidad. Me explico: un productor de leche toma el precio que le pagan los pasteurizadores, un productor de arroz toma el precio que le pagan los molinos, y otros cultivadores se quedan con el precio que ofrecen el supermercado y la central de abastos.

    Entonces, los programas del Gobierno no alivian la grave situación de los productores del campo...

    Pues deberían aliviar, pero no hay programas del Gobierno.

    Pero el Ministerio de Agricultura dice lo contrario. De hecho, anda de gira mostrando las bondades de Agro Ingreso Seguro, el programa bandera de esa cartera...

    Agro Ingreso Seguro lo que hace es destinar crédito, pero un mal proyecto no lo arregla un préstamo. Cuando la estructura productiva no es adecuada, no funciona aunque haya crédito. Es que la financiación no le va a dar la rentabilidad que requiere un proyecto.

    Usted habla que los precios bajos en los alimentos perjudica al productor, pero para el consumidor es una gran noticia...

    Sí, pero desafortunadamente se va a repetir lo del año 2009 en que la inflación de alimentos se controla a través de la formación del precio por parte de la industria: los molinos, los pasteurizadores, las plazas de mercado y los centros de abastos. Los tomadores de precio, es decir, los productores del sector agropecuario son los perjudicados porque se controla la inflación con base en la reducción de los precios de los productores. Eso genera la baja rentabilidad que impide la inversión en el campo.

    ¿Y qué tanto golpea el contrabando la rentabilidad del agro?

    Muchísimo. El contrabando va desde animales en pie hasta lactosueros.

    En arroz entró el año pasado cerca de 250.000 toneladas y la papa llega, aparentemente, del Ecuador, pero no se sabe cuánto está entrando al país. Lo que está pasando es que en los países vecinos entran productos que no se producen en esa nación, pero de todas formas llega como contrabando a Colombia. Y hay contrabando de ambos lados, de los países vecinos hacia Colombia y de Colombia hacia los países vecinos. Ese es el resultado del deterioro de las relaciones comerciales, la cual es aprovechada por los
    contrabandistas.

    ¿Qué tan atrasado está el agro colombiano frente al resto de países de Latinoamérica?

    El PIB agropecuario está en este momento en el 8,5% en Colombia, mientras que en Latinoamérica el PIB agropecuario está en 9,1%, en promedio.

    Pero a eso se suma que el PIB agropecuario no ha crecido como parte del total de la economía, porque con la reducción en los cultivos ilícitos, se estaban afectando las mediciones del PIB.

    Además, para ser más competitivos, nos debemos comparar con los países donde estamos comerciando y no solamente en forma interna. Hay que entender que los productores grandes como los llamamos aquí, en otros países como Argentina, Brasil, Estados Unidos, Canadá son medianos y pequeños.

    ¿Frente al tema de cultivos ilícitos, los campesinos que dejan de cultivar coca y amapola se están cambiando a la agricultura legal?

    Eso es muy relativo. Lo que hay que entender es que hacia el futuro el país tiene grandes oportunidades en el sector agropecuario como abastecedor de alimentos y materias primas a nivel mundial.

    ¿Qué tantas oportunidades tienen los productores agrícolas frente a los tratados de libre comercio que está suscribiendo el país?

    Tienen oportunidades pero las oportunidades hay que construirlas, no es simplemente que porque un TLC está para ser firmado, en vísperas de ser ratificado o que va a entrar a funcionar, por obra y gracia del Espíritu Santo empiezan a funcionar las cosas para los productores. Ahora, hay oportunidades y hay que tomarlas. Hoy en día cada vez es más la demanda de productos y de tierras por otros países.

    ¿Como los asiáticos?

    Sí. Básicamente la SAC ha solicitado tratados de libre comercio con Asia porque la China y la India son compradores de productos agrícolas. Hay que entender que las economías de Estados Unidos, Canadá, la Unión Europea y los países tradicionales van a tener en los próximos años unos crecimientos relativamente moderados versus unos crecimientos y unas demandas mayores de los países de Asia-Pacífico. Por eso estamos buscando esos acercamientos y esos tratados de libre comercio.

    ¿Qué tanto gana el sector agropecuario con el TLC con la Unión Europea?

    Un tratado de libre comercio hay que evaluarlo en su totalidad. Para el sector agropecuario son ganadores los productos como el banano, el azúcar, las flores, el café, el aceite de palma, las frutas, las verduras, las hortalizas, la carne y el tabaco.

    Hay sectores perdedores y por eso la SAC, desde el principio, dijo que no se podía firmar en las situaciones en las que se negoció porque el sector lácteo sale perdedor. Pero también se ha dado información que no es correcta sobre los efectos en el sector lácteo: los primeros efectos se verán en cerca de doce años, cuando se habla de un contingente de 4.100 toneladas de leche en polvo, hay que entender que ese es el 0,055% de la leche que se produce en Colombia.

    • Comentar
      0
    • Imprime
    • Reporta un error
    •   

    Para nosotros es indispensable respetar las opiniones que nuestros lectores expresan.

    Por ello te pedimos no hacer comentarios que agredan a otros usuarios.

    Para opinar, debes ser un usuario registrado. o regístrate.

    Volver arriba

    Servicio al cliente

    Clic aquí. Teléfono 685 50 00
    Diario El País S.A. Copyright (C) © 2014 www.elpais.com.co | Cra. 2 No. 24-46 Tel. (572) 8987000 Cali - Colombia Política y tratamiento de datos | Aviso legal | Superintendencia de Industria y Comercio de Colombia