Noticias de Cali, Valle y Colombia - Viernes 9 de Diciembre de 2016

“Controladora obró con buen juicio”, explican expertos en aviación

| Autor:
“Controladora obró con buen juicio”, explican expertos en aviación
Los homenajes por los jugadores del Chapecoense se siguen presentado alrededor del mundo.
AFP - El País

En el ojo del huracán, así se encuentra Yaneth Molina, la controladora del aeropuerto José María Córdova de Rionegro, lugar en el que debería haber aterrizado el avión de Lamia que se chocó, dejando un terrible saldo de 71 personas muertas, entre ellas casi toda la delegación del equipo brasileño Chapecoense, que se dirigía a Medellín con la ilusión de jugar la final de la Copa Suramericana ante Atlético Nacional.

El hecho de que Molina le haya dado prioridad para aterrizar a un avión de la aerolínea Viva Colombia le trajo como consecuencia muchas críticas y hasta amenazas, como ella misma lo denunció este jueves.

En ese sentido, ¿cuál fue su responsabilidad en esta tragedia que tiene en luto al mundo? ¿Actuó bien?

“Controladora es casi un héroe”

Mucho antes de que el piloto del avión de Lamia hiciera contacto por la falta de combustible (todo apunta a que fue la causa del accidente), la aeronave de Viva Colombia ya se había declarado en estado de “prioridad”.

Según el protocolo, la falla de quien manejó esa aeronave internacional fue no haber definido de inmediato la situación como  “emergencia”, categoría que implica que el aeropuerto se tiene que poner a disposición de ese avión.

Por eso,  Franklin Urbina, fiscal de la Asociación Colombiana de Controladores de Tránsito Aéreo (Acdecta), se basa en esa explicación para respaldar la forma como Yaneth Molina manejó la situación. 

Mire, aunque cada controlador puede responder ante determinada situación de manera distinta, ella tuvo un buen juicio y siguió el protocolo, porque si un piloto dice que tiene un mínimo de combustible, eso no necesariamente quiere decir que sea una emergencia, hubiera sido distinto si él desde el primer momento se declara en una emergencia, y así la prioridad hubiera sido absoluta”, señaló.

Esta idea la respalda Alfredo Bocanegra, el director de la Aeronáutica Civil. “Uno no entiende cómo el piloto, si estaba sin combustible, no se declaró de inmediato como en emergencia ante la controladora aérea”, puntualizó.

Urbina, además, recordó que  una aeronave debe tener  reservas de combustible suficientes para dirigirse a un aeropuerto cercano en caso de no poder aterrizar en el destino inicial.

Según se dice, quizá, el piloto que transportaba ese avión de Lamia tenía algún tipo de temor a una sanción si declaraba que el estado del viaje era crítico. Así lo explica José María Jaimes, capitán de la organización de aviadores de la aerolínea Avianca: “Hay emergencias que son producidas por factores externos y ahí el piloto no puede ser sancionado, pero ocurre todo lo contrario cuando esta situación se produce por una indisciplina en el proceder. De todas maneras, hay que esperar qué dicen los resultados de la investigación, porque recuerden que en un accidente el piloto es el primero que  muere y no se puede defender”. 

 Por otro lado, Carlos Ferney Llanos, vicepresidente de la Acdecta, afirmó en la emisora Blu Radio que la controladora Molina es “casi un héroe”, puesto que “separó dos aviones que se encontraban en emergencia. Profesionalmente, ella tuvo una actuación especial, porque separó los aviones cuando entendió la emergencia que tenía la aeronave de Lamia”.

Franklin Urbina, por su parte, defendió la manera como la organización prepara a los controladores, que por lo general tienen que pasar por estas duras situaciones, en donde una decisión puede afectar la vida de muchas personas. 

“A los controladores se les habla de la calma que deben tener a la hora de dar las instrucciones, que tienen que ser claras y específicas para no contagiar de pánico a los demás”, sostuvo.

“Hice lo humanamente posible”

A pesar del respaldo de su gremio, Yaneth Molina ha tenido que lidiar con críticas y amenazas. Por eso, este jueves publicó una carta en la que expresó que hizo todo lo posible por evitar la tragedia. 

Lamentablemente, por causa de mis colegas periodistas, he conseguido que personas ignorantes y ajenas a este oficio y sobre todo que ignoran los procedimientos, amenacen mi integridad física y mi tranquilidad personal. (...) Puedo aceptar con absoluta certeza que de mi parte hice lo humanamente posible y lo técnicamente obligatorio para conservarle la vida a esos usuarios del transporte aéreo”, sentenció.

Bolivia suspende a Lamia
Bolivia suspendió este jueves los permisos de operaciones de la aerolínea Lamia  y además destituyó a altos funcionarios del control aeronáutico del país, informó el Gobierno.
 
Lamia tenía permiso para operar en cielos bolivianos desde mediados de 2015, indefinidamente.  Previamente la DGAC comunicó este jueves la “suspensión de manera inmediata” del permiso de operaciones de la aerolínea Lamia, cuya nave se estrelló en Medellín con 71 muertos, entre ellos jugadores del club brasileño Chapecoense, dirigentes y periodistas, además de la tripulación.

Continúa leyendo

Publicidad

Comentarios