Cali es progreso

El dinamismo, la pujanza y el emprendimiento de Cali la llevaron a erigirse como la capital del Pacífico colombiano.

Obras de envergadura, motor de la construcción, centro de comercio del suroccidente, son condiciones que la hacen una urbe atractiva para inversionistas nacionales y extranjeros, lo que repercute en mayores oportunidades y por ende en más empleo.

 

Cali es una ciudad inteligente

Varios organismos internacionales la han destacado e incluso premiado porque la ciudad está transitando la senda que lleva a sus habitantes a sacar el mayor provecho de las tecnologías y las comunicaciones. El acceso a estas es cada vez más fácil para todos los segmentos de la población, facilitando a los caleños un mejor nivel educativo. Las opciones aumentan porque estará mejor conectada con el mundo a través del cable submarino del Pacífico.

 

Cali es para la gente

La ciudad cada vez ofrece más espacios y corredores verdes para el disfrute del peatón, al igual que numerosos sectores dedicados a la recreación y el esparcimiento, además de las bondades que prodigan los afluentes que la surcan, contradiciendo aquella línea poética que la describe como “un sueño atravesado por un río”, porque en realidad es “un sueño atravesado por siete ríos”.

 

Cali es multicultural

El civismo, la alegría de sus gentes, las persas expresiones musicales y el deporte marcan al caleño y a todos aquellos a quienes la ciudad alberga, sin distingo o condición. Esa amalgama de matices, colores y costumbres se sigue forjando a la par del empuje, entusiasmo y calidez de su gente.