¿Y por qué hablar bien de Cali?

Porque es tu hogar, el lugar donde vivís, soñás y luchás. Porque aquí reposan tus raíces y forjás día a día tu esperanza. Porque es parte de tu historia, tu orgullo, tu memoria. Y porque ahora es cuando más te necesita. Cali no podrá superar todas sus dolencias y carencias si no le das una mano. Esta no es una invitación para que olvidés los problemas. Es un llamado para que aportés a las soluciones. Y lo primero que podés aportar es tu buena vibra con Cali. Volvé a sentirte orgulloso de tu ciudad; contale al mundo que la amás, la protegés y la defendés. Sumate a los que creemos que vale la pena darle nuestro amor a Cali. Y contale a tu vecino: ¡De Cali Se Habla Bien!

Ellos también están hablando bien de Cali

Lo positivo de Cali en El País