Noticias de Cali, Valle y Colombia - Viernes 9 de Diciembre de 2016

Senado refrendó el nuevo acuerdo de paz con las Farc

| Autor:
Senado refrendó el nuevo acuerdo de paz con las Farc
Congreso de la República.
Elpaís.com.co l Colprensa

El Senado refrendó en la noche de este martes el nuevo acuerdo de paz firmado la semana pasada entre el presidente Juan Manuel Santos y el jefe máximo de las Farc, Rodrigo Londoño, alias Timochenko, en el Teatro Colón.  

La aprobación se dio tras un debate de más de doce horas, en el que fueron escuchados todos los sectores políticos, líderes del No y del Sí, organizaciones civiles, sociales , víctimas, y juventudes. La decisión tuvo un total de 75 votos por el Sí y cero por el No. Lea también: Congreso sí puede refrendar el nuevo acuerdo: Consejo de Estado

"Ha sido un día histórico, donde el Congreso de la República debatió el tema más importante para Colombia, la refrendación de la paz. Ha sido un debate con altura, con  ideas;  un debate en el que se dieron todas las garantías a la oposición", señaló el presidente del Senado, Mauricio Lizcano Arango.

Se pudo conocer que los representantes del Centro Democrático, que estuvieron presentes durante todo el debate, se ausentaron al momento de realizar la votación.

Este miércoles a las 9:00 a.m., la Cámara de Representantes debatirá los textos que buscarán la refrendación y posterior implementación vía legislativa de los acuerdos.

Uno de los puntos que se priorizarán será la radicación del proyecto de amnistía que busca darle seguridad jurídica a los guerrilleros que se desmovilicen. Esta primera ley tendrá trámite ordinario. 

Posteriormente, se realizará la radicación de otros proyectos, entre ellos la participación política de las Farc y el estatuto de la oposición. Referente a estos puntos, aún no es claro qué tipo de trámite tendrán porque dependerá de la decisión que tome la Corte Constitucional sobre el 'Fast-Track' que le dará celeridad a la aprobación de las leyes.
 

Lea también: De la Calle asegura que sin 'Fast Track' no habría Jurisdicción Especial hasta finales del 2017

A través de su cuenta de Twitter, el presidente Juan Manuel Santos celebró la decisión del Senado.

Así fue el debate en el Senado

Los del Sí

Ell debate lo abrió el jefe negociador del Gobierno, Humberto de la Calle, quien defendió lo pactado e insistió en que se necesita refrendar e implementar rápidamente para que todo el esfuerzo en La Habana se materialice en el país. Reiteró que se necesita del procedimiento legislativo especial denominado ‘Fast Track’, porque el cese bilateral es frágil y concluyó enviando un mensaje:

A la alta clase dirigente colombiana yo quisiera decirle que no se equivoque, que este es el momento de poner fin al conflicto. Alguien dice ‘pero es que el precio es muy alto’ y no lo creo, me parece que es justo. Pero aquí debo recordar a un finquero importante de Manizales, don Alfonso Jaramillo, al que acudían los vecinos a preguntarle por las tierras que les ofrecían. Él les decía: ‘si la prenda es buena no importa el precio’, la prenda es la paz de Colombia”.

Después, continuó el alto comisionado para la paz, Sergio Jaramillo, quien explicó punto por punto los cambios que se hicieron y sobre los cuales se argumentó que el ‘Acuerdo del Teatro Colón’ es un nuevo acuerdo, e hizo un llamado al consenso.

“Han sido demasiados esfuerzos en La Habana señores senadores. Han sido demasiadas muertes, es la hora de refrendar y pasar a la construcción de paz”, dijo.

Después, por los del Sí, intervino entre otras personas Yolanda Pinto, viuda del exgobernador Guillermo Gaviria, quien le pidió al expresidente Álvaro Uribe que permita que se dé el proceso de paz que él no hizo cuando su esposo estuvo secuestrado.

Lea también: Así fue el duro reclamo de Yolanda Pinto a Uribe en el Congreso

“Lo invito a que en su memoria y acogiendo el mensaje que ellos mismos defendían cuando fueron secuestrados, nos permita senador, (...) a sus nietos y los míos y los de los compatriotas guerrilleros equivocados, que están decididos a corregir su rumbo, algún día ver jugar en el mismo lugar y todos puedan ser felices”, le dijo tras reprochar el operativo de rescate que se hizo para rescatar a su esposo en su Gobierno y el cual calificó como “casi una chambonada”.

También, hubo espacio para las iglesias cristianas y por el Sí habló Jenny Neme quien negó lo impositivo del enfoque de género en el acuerdo: “El acuerdo incluye un enfoque según el cual la implementación de todos los acuerdos debe contribuir al goce efectivo de los derechos de todos y de todas (...) Contiene un principio de respeto a la igualdad y no discriminación que implica que toda persona independientemente de su sexo, edad, opciones religiosas, identidad étnica, perteneciente a la población LGTBI, que tienen derecho a disfrutar de todos los derechos”.

Pero también, entre otros, habló Richard Moreno, líder de las negritudes quien le dijo a los congresistas: “Este congreso tiene la gran responsabilidad histórica de terminar el conflicto armado en Colombia, al menos con una de las guerrillas, o de decirnos a los que no tenemos guardaespaldas: están sometidos a seguir tirando plomo”.

Y agregó: “Porque muchos de los que quieren que el conflicto siga, sus hijos no van al ejército, sus hijos no los recluta la guerrilla, sus hijos cuando esto se aprieta, se van al exterior a prepararse para venir a gobernar acá también. Sus hijos no están cerca del plomo. Quienes llevamos el plomo y quienes nos quedamos aquí estamos convencidos que ustedes harán lo correcto”.

Los del No

El No fue liderado por el Centro Democrático que tuvo a sus tres voceros interviniendo: Carlos Holmes, Óscar Iván Zuluaga y el senador Iván Duque, así como el expresidente y senador Álvaro Uribe. Todos coincidieron en lo mismo: “la refrendación del acuerdo por parte del Congreso sustituye el mandato popular”.

Por ejemplo, el director saliente del Centro Democrático, Óscar Iván Zuluaga, dijo: “Nuestras voces nunca fueron escuchadas (...) jamás nuestras ideas contaron para la construcción de ese acuerdo (...) No le demos la espalda el país. El Congreso no tiene la legitimidad hoy para refrendar el acuerdo que los colombianos rechazaron en las urnas. Este es un tema de fondo que va implicar la transformación colombiana”.

El Centro Democrático anunció minutos antes de las 7 de la noche, que no votarían la refrendación, pero durante el día, otros sectores del No también intervinieron. Por ejemplo, Juan Lozano, quien reemplazó a la exministra conservadora Marta Lucía Ramírez, quien no asistió, e envió el mismo mensaje de los uribistas.

“El Congreso está a punto de asumir las competencias que son del pueblo colombiano por la vía directa (...) Soy consciente de que este Congreso tiene facultades para implementar, pero este Congreso no tiene facultades para refrendar un acuerdo que fue negado por el pueblo colombiano”, dijo.

Pero también intervino John Milton Rodríguez, representante de las iglesias cristiana por el No, quien afirmó: “No aceptamos el uso del enfoque de género. Mundialmente este es conocido, no seamos sordos, escuchemos una fuente que sabe del concepto de familia”.

Y también por las víctimas en representación del No, Diana Sofía Giraldo, de la Fundación Víctimas Visibles, quien insistió en la necesidad de actos humanitarios.

“Ustedes están llamados como verdaderos demócratas a ser los que le dan la voz a esos más de 400 colombianos que siguen secuestrados por las Farc, a los más 250 militares que siguen secuestrados. Necesitamos acciones humanitarias de las FARC. El Gobierno dio muestras de buena voluntad, pero señores de las FARC, ustedes están viendo esta transmisión, por favor, Colombia necesita verdad para que las más de 700 personas que fueron secuestradas puedan cerrar sus duelos”, dijo.

Los congresistas

El debate entre los congresistas, tras la intervención de los invitados se hizo casi refutando lo dicho por el Centro Democrático sobre la falta de legitimidad en el Congreso  y sobre sus afirmaciones de que el nuevo acuerdo es casi el mismo firmado el 26 de septiembre, pese a que el senador Álvaro Uribe dijo que sí se hicieron mejoras.

Uno de ellos, fue por ejemplo, el senador del Polo, Jorge Robledo: “Este Congreso representa a la población colombiana. ¿Cómo alguien puede decir que este Congreso es ilegitimo para tomar una decisión política? ¿Entonces también es ilegitimo hacer leyes? Se ha dicho que hay que revocar el Congreso, la cosa es complicada, en los países donde hay Congreso son dictaduras”.

Pero la tensión se dio entre el expresidente Uribe y la senadora de Alianza Verde, Claudia López, quien le dijo al senador que el proceso de paz con los paramilitares fue un fracaso y que ellos se acomadaban según la conveniencia política y no por principios.

“No se puede acomodar al bandido que nos gusta, o nos apoya o nos pone votos. Aquí lo que está en juego es la vida de los colombianos, no el bandido que nos guste. Pero además, si fuera por convicción, lo que se ofreció entonces debería ser igual de inconveniente a lo que se ofrece hoy”, dijo.

Tiempo después, ante las intervenciones de los miembros de la mencionada colectividad sobre la elegibilidad política, también criticó el proceso de paz con los paramilitares: “Claro que no debatieron sobre la elegibilidad política porque tenían en la mitad de este Congreso, acá la están pidiendo porque no  la tienen, de manera este  no es un tema menor”.

El expresidente no le respondió de manera tan fuerte, aunque sí dijo que no permitió “enloquecerse” por lo dicho por la congresista, pero eso sí, defendió el proceso de paz con los paramilitares y se guardó su molestia que fue evidente durante la intervención de la congresista.

Pero también fue fuerte la intervención de la senadora Sofía Gaviria quien dijo: “No más mentiritas”, al referirse a que solamente 2 puntos que propusieron las víctimas se incluyeron en el acuerdo y aseguró que aunque no es vocera del No, les agradece porque el Gobierno Nacional “nunca nos dio espacio”.

Y reprochó que no se dé la liberación de las personas que se incluyeron en una lista que construyeron desde la Federación de Víctimas y que se les entregó a los negociadores.

“Acaso no oyeron casi 35 nombres de colombianos que hoy tienen secuestrados  las Farc. ¡Por favor! Si se trata de salvar vidas  por qué no salvamos esas vidas. Estamos hablando de más de 700 colombianos que efectivamente están secuestrados. Quienes hemos sufrido el secuestro, quienes hemos sufrido el asesinato después del secuestro, sabemos que estamos hablando de colombianos que llevan años en el secuestro, pero también de colombianos durante la negociación”.

Continúa leyendo

Publicidad

Comentarios