Noticias de Cali, Valle y Colombia - Martes 6 de Diciembre de 2016

Insisten en que el Congreso destrabe el acuerdo de paz con las Farc

| Autor:
Insisten en que el Congreso destrabe el acuerdo de paz con las Farc
Senado de la República.
Archivo Elpaís.com.co

Cada vez más se abre paso la posibilidad de que sea el Congreso de la República –de forma muy rápida- desde donde se tramite y adopte la reglamentación requerida para dar marcha a los acuerdos de paz con las Farc, que estarían próximos a ser modificados con el Gobierno Nacional. 

Este martes, el presidente Juan Manuel Santos hizo referencia al tema y dijo que los ajustes se harán con base a la Constitución, las leyes vigentes y los fallos de la Corte Constitucional.

“Esta semana viajan los negociadores del Gobierno para llevar todas estas propuestas a los negociadores de las Farc quienes ya declararon su disposición a escuchar y a entender las distintas preocupaciones. Vamos a buscar una salida entre las alternativas que nos ofrecen nuestras leyes, nuestra Constitución incluida las sentencias de la Corte Constitucional, siempre con la ley, siempre con nuestra Constitución”, dijo el mandatario.

Desde el mismo Congreso se volvió a insistir en que el mismo está habilitado para tramitar las normas que se requieran. 

El senador y negociador en la última parte en la mesa con las Farc, Roy Barreras, planteó cinco escenarios en los cuales se pueden incorporar los cambios en los acuerdos y la manera como se podrán empezar a implementar. 

Según Barreras, el primer escenario, el ideal –según él-, es que haya el consenso con todos los voceros del No, incluido el Centro Democrático, sobre propuestas razonables que sean aceptadas por las Farc.

Otro escenario, el cual denomina como posible, es un “nuevo acuerdo con ajustes fruto del máximo consenso posible con diversos voceros del No y Farc que luego iría a Congreso”. 

Pero también plantea el que llama escenario del fuero presidencial. “El plebiscito negó este acuerdo pero el Presidente mantiene su potestad para firmar un nuevo acuerdo”. 

Barreras asegura que otra posibilidad es que el Congreso, con su autonomía y orden constitucional, decida implementar un nuevo acuerdo.

“El plebiscito según Corte Constitucional no obligó al Congreso”, sostiene. 

Por último, y en lo que llama el escenario más radical, es que si las consultas con voceros del No fracasan, se deba consultar el nuevo acuerdo a los 34 millones de colombianos. 

El senador y expresidente Álvaro Uribe se ha apartado de la propuesta de sectores cercanos al Gobierno, en el sentido de apurar la discusión y fijar los cambios. Para Uribe esta discusión requiere que se escuchen a todos los sectores del No y que se debatan las propuestas. 

Insiste que el acuerdo no debería incluir compromisos de impuestos prediales o de avalúos catastrales. Estos últimos, en lo rural, "han pasado aproximadamente de 32 billones de pesos en 2002 a más de 150 billones en la fecha. Muchos incrementos han ignorado la productividad potencial y aplican un concepto de especulación inmobiliaria, contrario a la economía productiva". 

Dice también que en materia de expropiación no solamente se repite la norma existente sino que se agregan motivaciones de reparto, fracasadas en el pasado. 

"Las zonas de reserva campesina dejan de ser discrecionales para el Estado, su inclusión en los acuerdos y la obligación de regularlas con la comunidad, las hace imperativas. La congelación de la comercialización de inmuebles, dentro de su perímetro, que hoy existe, espanta la inversión", afirma. 

En el Congreso, el liberalismo ya empezó a promover que sean el Senado y la Cámara los que pueden empezar a dar solución a la implementación del acuerdo, sin importar que aún se sigan pactando los cambios que eventualmente considerarían Gobierno y Farc, tras los resultados del plebiscito.

Continúa leyendo

Publicidad

Comentarios