Noticias de Cali, Valle y Colombia - Viernes 9 de Diciembre de 2016

De la Calle asegura que sin 'Fast Track' no habría Jurisdicción Especial hasta finales del 2017

| Autor:
De la Calle asegura que sin 'Fast Track' no habría Jurisdicción Especial hasta finales del 2017
Humberto de la Calle durante su intervención en el debate en el Senado para la refrendación de acuerdo de paz con las Farc.
Foto: Elpais.com.co | Colprensa

El jefe negociador del Gobierno, Humberto de la Calle, fue el encargado de abrir el debate en el Senado de la República donde se busca refrendar los acuerdos. Lea también: "Fast track no es un capricho, es una necesidad": De la Calle sobre futuro de los acuerdos

De la Calle reiteró que es necesario el ‘Fast Track’ y aseguró que la discusión se ha ido a lo jurídico cuando el tema central es mucho más importante. 

El jefe del equipo negociador empezó asegurando que aunque no se puede decir que este es el debate más grande del siglo, sí se puede decir que es el “más grande del medio siglo” porque se discute el futuro del país y señaló que en este debate están todos los sectores pero faltan aquellos soldados que han dejado de combatir: “1200 familias que no tienen que estar llorando sus muertos”.

 Expuso cuatro puntos fundamentales, el primero que el trabajo de este acuerdo se hace sobre la base del cumplimiento mutuo: “Hay que tener cuidado con esto, desarmar al enemigo para luego aprovechar la circunstancia del desarme no se puede (...) No se puede imponer la perfidia. De tal manera que la esencia de lo que acordamos tiene que cumplirse por las ramas del poder”, dijo. 

El segundo que en el acuerdo se incluye la interpretación del Derecho Internacional Humanitario, DIH, al que tiene que estar abierto Colombia; el tercero, que se aprobó el control constitucional automático de los acuerdos sobre lo que resaltó que tiene mucho valor el hecho de que la guerrilla que luchó contra el Estado reconozca el mandato de la Corte Constitucional. 

Y en cuarto lugar, afirmó que sobre la discusión del acuerdo especial todos se han metido a unos “laberintos jurídicos que nadie entiende”, y que solo se eleva a categoría especial como tal, los aspectos que se refieren al DIH.

“Nos hemos introducido en una discusión hasta estrambótica, diría yo, para poner en duda decisiones que tienen un propósito (...). Estamos perdiendo de vista lo importante”, dijo. 

De la Calle reiteró que el cese bilateral establecido es frágil y que urge la rápida implementación: “Eso no resiste mucho tiempo, por ejemplo si no hay decisiones rápidas, si no reivindicamos el procedimiento especial y acudimos a la vía ordinaria estaríamos en problemas”.

Aseguró que sin el Fast Track muy probablemente hasta noviembre o diciembre del otro año habría la jurisdicción especial y cuestionó: ¿Resiste una guerrilla tanto tiempo por ajustarnos a la vida ordinaria? El Fast Track no es un capricho (...) busca garantizar que con lo logrado en este acuerdo logremos llegar a la otra rivera”.

 Asimismo, dijo: “No hubo conejo. Ahora persisten diferencias, pero lo que se hizo fue un esfuerzo leal y genuino de lo que se nos dijo en el plebiscito y lo que se nos dijo por los voceros de las variantes del No”.

Y precisamente sobre los cambios hechos en el acuerdo, el alto comisionado de paz, Sergio Jaramillo hizo su exposición. Defendió así punto a punto, como por ejemplo, el hecho de que se ponga fin al conflicto y que se hablará con las Farc las reformas en materia del campo, dijo que se trata de un ‘gana a gana’ o como se dice comúnmente "matar dos pájaros de un solo tiro"; que no se plantean temas como el matrimonio, ni nada transcendental para los colombianos con el enfoque de género, pero sí que se da el enfoque diferencial que requieren las mujeres para ser reparadas por los daños que sufrieron en el conflicto; y así mismo defendió, el hecho de que se pongan penas restaurativas.

 “Para una víctima es preferible que el victimario pida perdón, hable con sus víctimas y los repare. Esa es una solución más razonable y ahí podemos tener una diferencia incancelable”, dijo.

 Y finalizó haciendo un llamado a que se implemente rápidamente el acuerdo final: “A la alta clase dirigente colombiana yo quisiera decirle que no se equivoque, que este es el momento de poner fin al conflicto.

Alguien dice ‘pero es que el precio es muy alto’, primero no lo creo, me parece que es justo. Pero aquí debo recordar a un finquero importante de Manizales, don Alfonso Jaramillo al que acudían los vecinos a preguntarle por las tierras que les ofrecían. Él es decía: ‘si la prenda es buena no importa el precio’, la prenda es la paz de Colombia”. 

Continúa leyendo

Publicidad

Comentarios