Noticias de Cali, Valle y Colombia - Sábado 20 de Diciembre de 2014

Legalización de las drogas, un debate de largo aliento

La posibilidad de legalizar los estupefacientes o buscar otras alternativas de lucha abrió el debate internacional de un tema que es considerado tabú.

Por: Fenner Ortiz R. Reportero de El País Domingo, Abril 15, 2012
  • Comentar
    1
  • Imprime
  • Reporta un error
  •   

view counter

Dato clave

Grupo de seguimiento

Con el inicio de la búsqueda de alternativas para combatir las drogas, este diario conoció que se conformará una comisión de seguimiento con miembros de las naciones que hicieron parte de la Cumbre.

La misión, según se dijo, es la de plantear alternativas para la lucha antidrogas y hacer un sondeo sobre el ambiente de la posible legalización. Las conclusiones se analizarían en una reunión extraordinaria.

 
Legalización de las drogas, un debate de largo aliento

El expresidente Ernesto Samper (izq) reconoce que el hecho que el tema de la legalización sea abordado en un encuentro de mandatarios es histórico. El exembajador de Estados Unidos en Colombia, Myles Frechette, (der) dice que no hay un país en el mundo donde la heroína y la cocaína sean legales.

Foto: archivo | El País

La afirmación del presidente Juan Manuel Santos sobre que el debate de la legalización de las drogas debe darse, pero en un marco mundial, abrió la puerta para que el tema se convirtiera en uno de los principales ejes de la Cumbre de las Américas que culmina este domingo en Cartagena.

La semilla ‘sembrada’ por el Mandatario polarizó de inmediato la conveniencia de abordar el tema. El gran dilema es si el mundo está preparado para dar este paso o si se debe actuar con mesura y de momento buscar mecanismos diferentes a los implementados hasta el momento para la lucha contra este problema.

Recientemente, la senadora Alexandra Moreno, dejó claro que fue el mismo presidente Juan Manuel Santos quien planteó el tema y enfatizó que “Colombia como México son dos países que tienen toda la autoridad para hablar y proponer cosas”.

Sin embargo, el debate fue aterrizado por el experto en relaciones internacionales, Enrique Serrano quien reconoció que este es “aún un tema tabú en el mundo”.
No obstante a estas posiciones, unas a favor y otras en contra, fue evidente que la Cumbre de las Américas se mostró como el escenario propicio para romper el celofán de un tema que se hablaba en corrillos, pero no de manera frontal.

Es por eso que la misma canciller, María Ángela Holguín siempre insistió en que el presidente Santos tenía una propuesta para que el continente se preguntara cuál era el mejor camino para contrarrestar el problema de las drogas, más aún cuando por primera vez “Estados Unidos aceptó debatir el tema”.

La iniciativa surgida del presidente Santos es apenas el abrebocas de un debate de largo aliento, como lo reconoció el analista Serrano, quien dijo que es absolutamente claro que “Colombia también maneja ese tema con cautela y no puede ser el país que se ponga en el plan de proponer la idea unilateralmente”.

Para el experto en economía, Gabriel Misas, lo más importante de que se haya puesto sobre la mesa la discusión es que sirvió para “abrir el camino de un tema vedado como es la legalización o de alternativas distintas para contarrestar el problema del narcotráfico”.

“No estamos ni cerca de llegar a la legalización”

Myles Frechette, embajador de EE.UU en Colombia entre 1994 y 1997

¿Cómo ve que el tema de la legalización de drogas se ventile en la Cumbre de las Américas?

No creo que la legalización funcione. Lo que sí hay que hacer en la Cumbre es iniciar un diálogo que puede tomar varios años. Esto va a tomar mucho tiempo, porque incluso el propio Fiscal de Colombia dijo recientemente que la legalización no le servía al país. Entonces, lo que hay que hacer es buscar mecanismos para reducir el daño que produce el narcotráfico.

No creo que el presidente Santos ni ningún mandatario vaya a abogar por la legalización, porque la opinión internacional no lo vería con buenos ojos. Es que eso no funciona, acuérdese que América Latina no es la única región que está afligida por la droga. Está África, Asia y al final del cuento todos los países tienen que ponerse de acuerdo de como hacerle frente a la droga. En estos momentos no estamos ni cerca de llegar a la legalización.

¿Existe madurez internacional para afrontar el tema?

Estamos lejos de ahí. Incluso hay países donde si uno trata de entrar con droga la pena es la muerte. No creo que haya un país en el mundo en el que ese negocio sea legal.

¿Será que hay voluntad política de países consumidores y productores para abordar el tema?

Lo que hay que hacer es encontrar una manera de que la droga no esclavice. En una nación donde hay 20 mil o más narcómanos eso es un lastre para la economía y hay que encontrar una manera para hacerle frente a esto. Es muy complicada la cosa, nadie tiene una solución definitiva y lo que se debe hacer es que todos los países empiecen a buscar fórmulas y avanzar poco a poco. La droga ha sido ilegal en Estados Unidos desde hace dos siglos y hay países como Suiza, Países Bajos, donde permiten fumar marihuana, pero no creo que haya uno donde la heroína o la cocaína sean legales.

¿Con la legalización podría suceder lo del alcohol o el tabaco?

Cada vez más países están prohibiendo la venta de tabaco porque es mortífero, ya hay campañas en contra del consumo. Con el alcohol, en algunas naciones, se trata el alcoholismo como una enfermedad, mientras que con la droga esto es todavía más difícil, porque no tenemos tratamientos reconocidos para recuperar a la gente. Por eso hay que ponerle mucha cabeza a este problema que va a costar mucho dinero, no importa la fórmula que encuentren.

¿La legalización podría llevar a la impunidad de las mafias?

Lo que pasa es que hay gente que dice que si se legaliza las mafias no tienen cómo hacer dinero y dejan el negocio, eso es ilusorio. Es una idea que dio al expresidente de México, Vicente Fox, pero todo el mundo sabe que eso no funciona, las ganancias no serán las mismas para las mafias, pero el crimen continuará.

Con sus 73 años de edad, Myles Frechette, ha sido ejecutivo de la Boeing Company y del banco Manufacturers Hannover Trust.

Estuvo como diplomático en Brasil, Argentina, Chile y Camerún y fue encargado del área de América Latina, el Caribe y África para la Oficina de Representantes de Comercio.

“No se avanzará si se sataniza la legalización”

Ernesto Samper Pizano, expresidente de Colombia

¿Cómo ve que la legalización de drogas se ventile en la Cumbre de las Américas?

El hecho de que se pueda debatir en una reunión de presidentes un tema que era considerado durante muchos años como tabú y que en esa reunión esté el presidente de Estados Unidos, esto -de por sí- es un hecho histórico.

¿Existe madurez internacional para afrontar el tema?

Lo que existe es un agotamiento demostrado de la política prohibista y de represión que se ha venido desarrollando en los últimos, yo diría, 70 años. Lo que no existe claramente es una política alternativa a la prohibicionista, que es lo que hay que empezar a construir sin caer ni pasar del fundamentalismo prohibicionista al fundamentalismo legalizador.
No se puede dar el salto de la prohibición a la legalización, porque de todas maneras el consumo de las drogas va a seguir siendo una conducta socialmente sancionada. Lo importante es quitarle la condición de que sea criminalizada y que pase a ser regulada, por ejemplo, a través de campañas de salud y educación.
Lo que hay que hacer es que este tema de las drogas siga formando parte de los temas políticos nacionales, porque no se avanzará si se sataniza la legalización, no se podrá avanzar mucho, ni siquiera, en el análisis del tema.

¿Será que hay voluntad política de países consumidores y productores para abordar el tema?

No es un tema fácil porque es una discusión que se está dando en occidente. Los países islámicos y los árabes y la china están cultural e históricamente opuestas a cualquier tratamiento distinto al actual del prohibicionismo.

Esta sería una decisión que afectaría directamente al mundo occidental pero sería una decisión importante, porque hoy en día la mayor parte del consumo de las drogas está, precisamente, concentrado en estos países.

No podemos seguir atrapados en el dilema de que no hacemos nada en el lado de la producción, porque no se hace nada en el lado del consumo. El problema es saber qué es lo que hay que hacer de un lado y otro y eso es lo que no tenemos claro ahora.

¿Con la legalización podría suceder alcohol y tabaco?

Con la legalización del alcohol es diferente, porque jamás se prohibió el consumo, pero con las drogas se considera un delito tanto la producción como el consumo.

¿La legalización podría llevar a la impunidad de las mafias?

Una cosa es el comportamiento de estas organizaciones criminales que deben ser, por supuesto, combatidas y sancionadas ejemplarmente y otra cosa es el negocio del narcotráfico que en un libre juego y demanda regulado por el Estado simple y sencillamente se debe acabar con el negocio y, por supuesto, como negocio criminal.

Perfil

Ernesto Samper fue presidente de la República entre 1994 y 1998. Es abogado y Economista de profesión, se ha desempeñado como presidente de la Anif, diputado de Cundinamarca, concejal de Bogotá y Senador.

Fue ministro de Desarrollo del presidente César Gaviria; embajador de Colombia en España, de donde regresó para hacer campaña presidencial.

  • Comentar
    1
  • Imprime
  • Reporta un error
  •   

Para nosotros es indispensable respetar las opiniones que nuestros lectores expresan.

Por ello te pedimos no hacer comentarios que agredan a otros usuarios.

Para opinar, debes ser un usuario registrado. o regístrate.

Volver arriba

Servicio al cliente

Clic aquí. Teléfono 685 50 00
Diario El País S.A. Copyright (C) © 2014 www.elpais.com.co | Cra. 2 No. 24-46 Tel. (572) 8987000 Cali - Colombia Política y tratamiento de datos | Aviso legal | Superintendencia de Industria y Comercio de Colombia