Noticias de Cali, Valle y Colombia - Viernes 9 de Diciembre de 2016

Los errores tras la tragedia aérea del Chapecoense

| Autor:
En fotografías: ¡Impresionante! Así fue el homenaje al Chapecoense en Medellín

Más de 35.000 personas colmaron las gradas del Atanasio para corear el nombre de este equipo que se metió para siempre en el corazón de la gente. Todos los asistentes fueron con velas blancas en sus manos.
Fotos: AFP

Si bien el avión que transportaba al equipo Chapecoense se estrelló  la noche del lunes cerca al aeropuerto de Rionegro, el accidente empezó a ocurrir  días atrás en un escritorio.
 
Lea también: Confirman que avión de Chapecoense no tenía combustible al momento del siniestro.
 
Así lo asegura el capitán Jaime Hernández, presidente de la Asociación Colombiana de Aviadores Civiles, al analizar con El País la conversación que tuvo el piloto con la operadora en la torre de control del aeropuerto José María Córdova, donde el equipo brasileño llegaría para jugar la  final de la Copa Suramericana.
 
Aunque no se conocen aún los resultados de la investigación sobre las causas del accidente del vuelo 2933 de Lamia, el diálogo entre el piloto y la torre de control revela que además de las evidentes fallas humanas, hubo también una trágica coincidencia.
 
Lea también: Sentido homenaje a las víctimas del accidente aéreo del Chapecoense en Antioquia.
 
El audio con los 8 minutos y 55 segundos que duró la charla entre el piloto y la operadora deja en claro que el primer problema que advierte el piloto al pedir prioridad de aterrizaje, cuando tenía tres aviones por delante, es la falta de combustible.
 
“La reglamentación internacional  exige tres combustibles que se deben sumar. Primero, el combustible origen-destino, en este caso desde Bolivia hasta Medellín. Además, la seguridad aérea es preventiva y no reactiva  y por eso se debe tener la gasolina para llegar a un aeropuerto alterno. Y el tercer combustible son los galones suficientes para sostener el avión media hora sobre ese aeropuerto alterno”, explica el capitán Hernández.
 
Lea también: Medicina Legal ha identificado 59 víctimas de la tragedia aérea del Chapecoense.
 
Por esa razón, agrega, “el accidente no ocurrió en Rionegro, sino que empezó a ocurrir en un escritorio de la empresa cuando se  planificó el vuelo; se establecen políticas y se generan costumbres para ahorrar dinero o para ser más amable con el cliente. A veces uno no se da cuenta que con una determinación puede causar un accidente 15 días o un mes después”.
 
Mala  planificación
 
Una teoría que de alguna manera avala la propia empresa Lamia, de origen venezolana y que presta su servicio de vuelos charter desde Bolivia.
 
Gustavo Vargas, representante de la compañía aérea, aseguró a medios en su país que el avión incumplió el plan establecido porque “debería reabastecerse en Bogotá” y no lo hizo.
 
Pese a la situación, el piloto  pide prioridad de aterrizaje, cuando tenía otros tres vuelos por delante, pero no declara la emergencia para que se activen los protocolos establecidos.
 
“Prioridad es una cosa y emergencia es otra. Cuando yo pido prioridad le estoy diciendo al controlador que debo aterrizar sin demoras; pero cuando me declaro en emergencia, todos los instrumentos de seguridad se activan y se cierra el aeropuerto hasta el aterrizaje”, explica el capitán Hernández.
 
Lea también: Nuevos audios revelan detalles de la tragedia aérea en Antioquia.
 
No obstante, lo que se escucha en la mitad de la grabación es que la controladora una vez el piloto pide prioridad le ordena a un avión que ya tiene luz verde para aterrizar que se eleve nuevamente y gire a la derecha para darle prioridad al LMI2933. 
 
De acuerdo con la reglamentación internacional, una declaración de emergencia va  precedida de la palabra ‘Mayday’ tres veces y el número de la aeronave y la falla. 
 
Pero mientras la operadora intenta reordenar la posición de los demás aviones que estaban listos para aterrizar, 4 minutos y 29 segundos después, el piloto desesperado pide vectores a la torre de control. Una vía que le garantiza que así no tenga visibilidad, irá con la altura y en el lugar correcto camino a la pista.
 
Sin embargo, un minuto y medio después, la operadora le ordena bajar de nivel y el piloto responde de forma negativa porque ya han iniciado el descenso en medio de tres aviones. 
 
“Las aeronaves se mueven como en una pista de atletismo. Es una recta, luego una curva, y le sigue otra recta y otra curva. En ese espacio se mueven los aviones a diferente altura y el piloto sintió que no tenía cómo continuar girando y pide de nuevo vectores”, explica el piloto consultado.
 
Pero el destino también conspiró contra el vuelo. Cerca de 11 minutos antes, había entrado otro avión con una fuga de combustible y cuando el piloto del LMI2399 revela que viene sin combustible y con fallas eléctricas, todos los aviones debieron dar una vuelta más de cuatro minutos sobre el aeropuerto, mientras en tierra revisaban la pista para garantizar el aterrizaje seguro de los vuelos.
 
Entonces hay un nuevo esfuerzo de la operadora por llevar el vuelo a la pista, pero   la grabación revela que cuando ella intenta bajarlo de nivel, el piloto responde de forma negativa porque ya viene intentando llegar a como dé lugar, “como un gesto de desespero porque ya conoce la situación en la que se encuentra y seguramente bajó como una flecha a 300 o 400 kilómetros por hora”, indica el capitán Hernández. 
 
La controladora se percata de la gravedad de la situación e intenta mantener alejados los otros aviones de la autopista que le abrió al LMI2399, pero 8 minutos y 55 segundos después se pierde toda comunicación; el avión desaparece del radar y viene la tragedia.
 
La comunicación previa al accidente 
 
  • LMI 2933: Vuelo 2933 en acercamiento, solicitamos prioridad para la aproximación debido a que se nos ha presentado... 
  • Operadora: LMI 2933 entiendo que solicita  prioridad para su aterrizaje por problemas de combustible, ¿correcto?
  • LMI 2933: Afirmativo…
  • Operadora: Ok, atento entonces, le daré vectores para proceder al localizador y efectuar la aproximación. Se estima aproximadamente en siete minutos...
  • Operadora: LMI 2933, notifique rumbo.
  • LMI 2933:  179 en las ms2…
  • Operadora:  Mantenga presente rumbo y espere para continuar su descenso
  • LMI 2933:  Mantenemos presente rumbo y estamos atentos…
  • Vuelo 9771:  En aproximación vuelo Avianca 9771; es posible continuar nuestro alejamiento hasta la milla… cinco millas más, hasta la milla 15…
  • Operadora:  No capitán, necesito que inicie el acercamiento; la aeronave delante suyo está a una milla y necesito iniciar el descenso de esa aeronave; se declaró con prioridad para el aterrizaje.
  • Vuelo 9771:  Enterado entonces ahora iniciamos el acercamiento Avianca 9771
  • LMI 2933:  LMI 2933 solicita vectores para acercamiento, señorita.
  • Operadora:  Atento, tengo una aeronave por debajo suyo efectuando  la aproximación y adicional están efectuando una revisión de pista. ¿Qué tiempo tiene para permanecer  en su aproximación?
  • LMI 2933:  Estamos con emergencia de combustible señorita y por eso le pido de una vez curso final.
  • LMI 2933:  Le solicito descenso inmediato.
  • Operadora:  LMI 2933 puede efectuar el viraje  por la derecha para  iniciar el descenso; tiene los tránsitos a una milla...
  • LMI 2933:  ... Solicitamos incorporarnos de una vez al localizador.
  • Operadora:  Capitán, usted tiene 210 y necesito bajarlo de nivel  tendría que virar por su derecha para iniciar su descenso…
  • LMI 2933:  Negativo, señorita, estamos ya iniciando el descenso...
  • Operadora: LMI 2933 tiene tránsito adelante suyo 18.000 pies aspa 320.
  • Operadora: Atento, LMI 2933, 17.700 continúe la aproximación pista húmeda le es practica, ¿requiere servicio en tierra?
  • LMI 2933: Le confirmaremos por el servicio en tierra y estamos a través de 16.000 para el localizador.
  • LMI 2933: Señorita, LMI 2933 está en falla total eléctrica, sin combustible.
  • Operadora: Pista libre, tenemos lluvia sobre la especial LMI. Bomberos alertados.
  • LMI 2933: ¡Vectores, señorita! ¡vectores, señorita! ¡vectores a la pista!...
  • Operadora: La señal radar se perdió, no lo tengo; notifique rumbo ahora…
  • LMI 2933: Estamos con rumbo 360, 360
  • Operadora: Vire por la izquierda 010… procederé al localizador del Vor Rionegro una milla adelante… en el momento usted se encuentra… correcto le confirmo, por la izquierda con rumbo 350.
  • LMI 2933: Por la izquierda 350, señorita. 
  • Operadora: Correcto, está a 0,1 milla del Vor Rionegro. No tengo altitud.
  • LMI 2933: 9000 pies, señorita... ¡vectores, vectores! 
  • Operadora: Usted está a 8,2 millas de la pista… ¿qué altitud tiene ahora? 
  • Operadora: ¿LMI posición? ¿Posición?
*** No hubo más respuesta

 

Continúa leyendo

Publicidad

Comentarios