Noticias de Cali, Valle y Colombia - Viernes 31 de Octubre de 2014

Los trámites ilegales aún rondan por la Secretaría de Tránsito de Cali

El País planteó tres casos hipotéticos de diligencias ilegales de tránsito y los tramitadores dieron el sí.

Por: Redacción de El País Domingo, Mayo 5, 2013
  • Comentar
    30
  • Imprime
  • Reporta un error
  •   

view counter

Dato clave

Tecnología

El Centro de Diagnóstico Automotor del Valle, CDAV, tiene sedes en La 14 de Calima, Valle del Lili,
Av. Roosevelt, Aventura Plaza, Salomia
y Sameco.
Este 10 de mayo entrará en operación una nueva aplicación tecnológica en los Centros de Reco-
nocimiento de Conductores, CRC.
Según Martha Nieto, directora de las CRC en Cali, el conductor debe plasmar su huella y foto en cámara digital desde que valida su identidad al iniciar el trámite, hasta que pasa por el médico, el optómetra, el fonoaudiólogo y el sicólogo.
A su vez estos especialistas deben dejar su huella en cada examen. “Así el Ministerio de Transporte busca erradicar las malas prácticas para la obtención del certificado médico”, dijo Haydé Chávez, jefe del Dpto. de Evaluación del Conductor del Cdav.
Jaime Cárdenas, subdirector operativo de revisión tecnico- mecánica del Cdav, dijo que está en licitación para entrar a operar un sistema de cámaras en cada una de las líneas de revisión de los CDA, conectadas con el Ministerio de Transporte.
Así se busca garantizar que la revisión tecnicomecánica sea con el carro ‘in situ’ y no sin llevar el vehículo como solía ocurrir antes.

Los trámites ilegales aún rondan por la Secretaría de Tránsito de Cali

A sol y agua se ofrece tramitar traspasos, licencias y salidas de vehículos de los patios de tránsito. Y muchos usuarios prefieren esta informalidad.

Foto: Archivo / El País

–Buenas.
–Sí, dígame qué se le ofrece...
–Pues es que, cómo le dijera...
–Dígame tranquila que yo soy tramitador.
–Necesito sacar el pase para mi sobrino, pero él no ha hecho el curso.
–¿Qué categoría?
–De quinta, se lo exigen para un empleo.
–De quinta ya no se puede por el Ministerio de Transporte, pero el de cuarta sí.
–Entonces el de cuarta, pero no tiene ni tiempo ni plata para el curso.
–Si no sabe conducir no importa, lo metemos por la escuela (de conducción). Se le puede sacar, pero se demora mes y medio.
–¿Y qué hay que hacer?
–Traer la fotocopia de la cédula y dos fotos en fondo blanco. Le vale $320.000. Usted me llama, apunte mi número (...), cuando vaya a venir. Me llamo Manuel.
–Ahh, pues nos podemos ver en la escuela.
–No, no, no, me llama y lo llevo allá, usted va conmigo porque yo recibo la comisión.
–Ahh, bueno. Yo lo llamo.

Esta conversación entre una usuaria y uno de los tramitadores que forman un enjambre frente a la Secretaría de Tránsito de Cali, deja entrever que las irregularidades con relación a trámites ilegales de documentos asociados con la tenencia y conducción de vehículos no son históricas sino pan de cada día.

El gerente del Centro de Diagnóstico Automotor del Valle, Cdav, José Nicolás Urdinola Calero, acepta que “todos los temas de tránsito lamentablemente están sujetos a la ilegalidad, casi que los arropa a todos. El Cdav trata de luchar contra eso, pero no es fácil”.

“Estos señores (algunos tramitadores) sacan licencias sin que vaya el conductor y tienen que tener cómplices en los municipios vecinos, porque las sacan en secretarías de tránsito de otras ciudades o son falsas y la gente es ingenua”, dijo a El País.

El funcionario afirmó que ha recibido dos licencias de tránsito falsas: “Son diligenciadas por tramitadores y luego los usuarios vienen a reclamar y al verificar en el Registro Único Nacional de Tránsito, Runt, no aparecen, son falsas”.

También reconoció que hay ilegalidad en una cantidad de escuelas de conducción que no cumplen los requisitos de ley. “En Cali no todas están acreditadas por el Ministerio (de Transporte) como sí lo está el Cdav. Aquí puede resultar más caro, pero se cumplen las normas, pero la gente acude a lo ilegal porque es más rápido, más barato y más sabroso”, dijo Urdinola.

El secretario de Tránsito, Alberto Hadad, rechazó enfáticamente la hipotética expedición de la licencia sin saber conducir y dijo que contactar a un tramitador en la calle “es responsabilidad directa del usuario, porque nos acostumbramos a lo fácil: a no hacer fila y a no pagar las multas”.

Por eso, explicó, se ha hecho una gran inversión al pasar de una a cinco salas para la expedición de la licencia, con oficinas remodeladas y con una tecnología que no le tiene que envidiar nada a las de Estados Unidos o Europa.

El funcionario recalcó que, con el apoyo de la Sijín de la Policía, han sido judicializados siete tramitadores ilegales por suplantación de cédulas para evadir las fotomultas y anunció que habrá nuevos procesos porque tienen identificados otros cuantos. “Así hemos erradicado casi en su totalidad esa tramitomanía ilegal que se presentaba en el Tránsito”, dijo Hadad.

“No veo por qué acuden a los tramitadores particulares cuando lo pueden hacer en una forma oportuna, rápida y eficaz sin someterse a pagar multas adicionales, porque la suplantación de cédulas es un delito”, agregó el funcionario y reveló que en los controles de tránsito han detectado licencias falsas y pases piratas expedidos en otros municipios, lo cual acarrea sanciones graves al conductor.

Adalbert Clavijo, coordinador del cuerpo de guardas de tránsito, desmintió que al interior de la entidad se presenten estas situaciones. “Entre julio y agosto del año pasado, la Sijín hizo operativos con los que se retiró esa invasión de tramitadores del sector”, dijo.

Clavijo dice que no hay una norma o ley que prohiba ser tramitador, cuya función es facilitar al usuario la diligencia o evitarle hacer las filas para agilizar el proceso.

Sin embargo, una fuente del sector automotor sostiene que conoce personas de Cali cuya licencia es de sitios tan remotos como Puerto Boyacá o Ciénaga. “Siempre dicen que un primo, un amigo o familiar conoce a un agente de tránsito que le ayudó a tramitar el documento en tiempo récord o sin realizar el curso, pero ese fenómeno es todo un homenaje a la vuelta a Colombia”, dice en forma socarrona.

–Buenos días, ¿usted me puede ayudar?
–Sí, dígame.
–Es que necesito hacer un traspaso, pero tengo una multa, un semáforo en rojo.
–Uff, esa multa es cara. Vale como $800.000. (En realidad vale $515.000).
–Sí, y tengo urgencia de vender el carro.
–¿Cuánto hace que la multaron?
–Hace como un mes...
–Eso se puede, se le demora unos 15 días, pero con el billete esa vuelta es breve.
–¿Y qué hay que hacer?
–Me trae el comparendo y $200.000.
- ¿$200.000?
–Sí, claro, eso es para el doctor, que es el que autoriza–, dice mientras hace el ademán de firmar un documento.
–¿Y él la desaparece del sistema?
–Sí, claro, y usted puede hacer su traspaso tranquila y no pasa nada.
–¿Y a usted cuánto le pago?
–Ah no, me da unos $40.000. Es barato. Ahí se ahorra más de la mitad de la multa.
–¿Y cómo lo ubico? ¿Tiene un teléfono?
–No, a mí me encuentra en este andén o al otro lado. Me llamo Christian.

Horacio, un tramitador que trabaja para un banco que da créditos para vehículos, acepta que “antes sí se podían hacer trámites como los que usted cita, pero desde que llegó el nuevo secretario de Tránsito ya no se puede hacer nada: ni borrar una multa ni desaparecer comparendos, ni siquiera la rebaja provisional mientras se hacían los trámites; él quitó todo eso y con la nueva norma de la licencia que se va a expedir en julio va a ser totalmente imposible”.

Y añade que al que le digan que le sacan la licencia en ocho días, cuando se demora de 30 a 45 días, esa licencia es falsa. “No puede haber gente tan incauta que se crea ese cuento porque hay que hacer el empalme con la escuela (de conducción), verificar en el Simit, subirlo al Runt, no es tan fácil como lo pintan”, dice.

Milton está a la entrada del Cdav de Sameco y me ofrece sus servicios.

–Necesito renovar la licencia de tránsito, pero no tengo el certificado médico. Tendría que cambiar de gafas, pero son costosas...
–Tranquila, no se preocupe. Soy asesor de una escuela (de conducción) y la ingreso por ahí. Usted me trae la fotocopia de la cédula y las fotos y ya.
–¿Y ellos cómo hacen?
–Con contactos que uno tiene allá dentro; como sus datos aparecen registrados, ellos hacen que registren como si usted hubiera presentado el examen médico.
–¿Y cuánto vale?
–Lo mismo que vale la licencia: $180.000 y a mí me da lo que quiera. Para empezar me adelanta $120.000 y cuando le entregue la licencia me da el resto. Se le demora quince días.

Urdinola Calero aclara que es requisito presentar un examen médico en un Centro de Reconocimiento del Conductor, CRC, debidamente acreditado por el Organismo Nacional de Acreditación de Colombia, Onac. “En los exámenes médicos hay probable corrupción, también hay CRC que entregan exámenes sin que la persona vaya”, admite.

El funcionario recalcó que la supervisión de las escuelas de conducción y de los centros de diagnóstico, está a cargo del Ministerio del Transporte y de la Superintendencia de Puertos y Transportes. “La Superintendencia está empeñada en poner control a estas irregularidades con una apuesta tecnológica, con cámaras en los sitios de la revisión para controlar, pero no es fácil”.

Pero tramitadores como Manuel, Cristian y Milton, que merodean frente a las sedes del Tránsito y Cdav, sobre todo de Salomia y Sameco, parecen una logia o una cofradía del rebusque. Todos se conocen, se llaman por el apodo de calzada a calzada, se hablan en voz baja o no tienen escrúpulos en decir delante de todos: “esa vuelta hay que hacerla bien hecha”.

Muchos atajan a los usuarios con expresiones temerarias como “allá se cayó el sistema”, “ahí se va a demorar cinco horas”, “yo le ayudo porque sino ese paz y salvo no le sale”. Y los consultados dicen que mientras haya usuarios urgidos de una ‘vuelta rápida’, sin mirar si es legal o no, habrá “asesores” apostados en los andenes para hundirle al acelerador y sacarlos del apuro.

Hadad enfatizó en que “esos casos son un engaño. La persona que incurra en ello va a ser sancionada así como el tramitador; en la administración ya hay unos controles y los tenemos identificados. Muchos usuarios ya han tenido que venir a llorar, a pedir perdón, que yo no sabía, pero hemos hecho un gran esfuerzo para ofrecer un buen servicio que acabe con esta tramitología ilegal”.

  • Comentar
    30
  • Imprime
  • Reporta un error
  •   

Para nosotros es indispensable respetar las opiniones que nuestros lectores expresan.

Por ello te pedimos no hacer comentarios que agredan a otros usuarios.

Para opinar, debes ser un usuario registrado. o regístrate.

Volver arriba

Servicio al cliente

Clic aquí. Teléfono 685 50 00
Diario El País S.A. Copyright (C) © 2014 www.elpais.com.co | Cra. 2 No. 24-46 Tel. (572) 8987000 Cali - Colombia Política y tratamiento de datos | Aviso legal | Superintendencia de Industria y Comercio de Colombia