Noticias de Cali, Valle y Colombia - Jueves 8 de Diciembre de 2016

El drama de los García Rojas que perdieron a seis familiares en deslizamiento de Siloé

| Autor:
En video: el rescate de los sobrevivientes tras derrumbe por lluvias en Siloé

En medio de la angustia de los habitantes del sector por la emergencia que se registró este jueves, miembros del Cuerpo de Bomberos de Cali y de la Cruz Roja lograron sacar con vida de los escombros a tres personas. Derrumbe dejó seis muertos.
Videógrafo: Álvaro Pío Fernández

Lo que era para Johana un día especial para presentar en sociedad a su pequeña de ocho días de nacida, terminó en una tragedia desencadenada por un torrencial aguacero de dos horas en Cali.    
                   
La familia García Rojas perdió no solo a la mujer de 33 años; también a su bebé, su otra hija de once años, y otros tres menores de edad que murieron sepultados en el derrumbe de Siloé. 
 
Las lluvias llevaron al colapso de un muro de contención que estaba arriba del predio y que por la debilidad del terreno se vino abajo, dejando entre los escombros y las latas a las víctimas. 
 
Lea también: En 60 minutos llovió más que todo un día de fuerte aguacero en Cali: CVC.
 

Unidades del Cuerpo de Bomberos de Cali, Cruz Roja y Gestión del Riesgo rescataron con vida a Darnely Melo, de 63 años, madre de Johana y quien estaba en el baño cuando la casa se desplomó; una menor de 13 años y otra niña de 15 años. 

Los heridos presentan fracturas en sus brazos, afectaciones en sus piernas y algunas laceraciones. El derrumbe se registró en la Calle 1 Oeste con Carrera 42.

Una vecina del sector que conoció a las víctimas dijo que otra familiar tuvo que ser atendida por problemas de salud cuando presenció la tragedia.

Lea también: En 20 imágenes: los estragos de la tempestad de este jueves en Cali.

"Marisol es hermana de Johana y fue la señora de 41 años que sufrió un desmayo en el lugar de la tragedia cuando llegó para ver si a su hija le había pasado algo, quien se encontraba en la casa con el resto de familiares cuando sucedió la tragedia, pero milagrosamente la menor se salvó y solo tuvo heridas leves", afirmó la vecina. 

La escena de la tragedia era dolorosa: las mantas y colchonetas de la niña recién nacida quedaron sobre los escombros. Todo lo demás desapareció.

La vivienda en ruinas era propiedad de James y Adriana, una pareja de esposos que llevaba quince años residiendo en el sector. Ella es hermana de Johana y se salvó de morir porque no estaba en la casa, al igual que su esposo, cuando sucedió el deslizamiento. 

Sin embargo, el destino se llevó, junto a Johana y sus dos niñas, a los hijos de la joven pareja: una adolescente de 15 años y dos jóvenes de 12 y 16 años, todos estudiantes de colegios oficiales cercanos al barrio Siloé. 

La familia departía en la sala de la vivienda cuando el suelo literalmente se hundió y en segundos quedó reducida a latas retorcidas y escombros. 

Una vecina del sector le contó a El País cómo fueron esos momentos angustiantes minutos después de la tragedia.

"Empecé a ver que los vecinos entraban y salían del callejón que lleva a la casa de la familia García Rojas, llevaban baldes de escombros y lodo. Colaboraban niños y adultos. No entendía que pasaba. Llamábamos a la Policía y los Bomberos y las líneas parece que se congestionaron en el sector porque todos los vecinos querían reportar la emergencia", dice la mujer, quien lleva más de 40 años viviendo en el sector. 

Más de cinco horas duró el operativo de rescate en esta zona de ladera de Cali.<br>Foto: Jose Luis Guzmán|El País

Más de cinco horas duró el operativo de rescate en esta zona de ladera de Cali.
Foto: Jose Luis Guzmán|El País

Sin embargo, la tragedia no paró ahí. Adriana, en medio del llanto por la pérdida de sus hijos, habría intentado quitarse la vida en la casa de una vecina luego de ver la dramática escena. 

"Lo que sé es que le dijo a una vecina que le permitiera entrar a la casa porque estaba muy mal, muy afectada. Cuando menos pensó a los segundos llegaron corriendo primos de ella diciendo que la agarraran porque se quería quitar la vida", dice la testigo con asombro.

Todo fue caos. Ya no llovía torrencialmente pero sí se mantenían los chubascos que hacían de las escaleras unos 'toboganes' por donde se debía transitar con cuidado. Los Bomberos de Cali y la Policía mantenían las labores de rescate en el sector atendiendo la emergencia. 

"Se escuchaban llantos y gritos de ayuda desde esa casa. Como será que le tocó intervenir a varios uniformados porque Adriana estaba destrozada, insistía que su vida ya no valía nada sin sus tres hijos", dijo la vecina.

Hacia las 5:15 p.m. los socorristas y familiares empezaron a bajar por las escaleras con los cuerpos de las seis víctimas, todos envueltos en bolsas plásticas de color blanco. La bebé de ocho días nacida bajó en brazos de su padre. 

La gente lloraba y gritaba. Unos pedían por el descanso de sus vecinos, mientras otros buscaban respuestas de por qué el destino se había llevado a la familia García Rojas. El doloroso recorrido terminó sobre la Calle 1 (Avenida Circunvalar) en un carro de la Sijín donde fueron ubicados uno a uno los seis cadáveres. 

Continúa leyendo

Publicidad

Comentarios