Noticias de Cali, Valle y Colombia - Jueves 24 de Julio de 2014

Por el respeto a la diferencia

Por: Andrés Fandiño* Domingo, Febrero 20, 2011
Temas:
  • Comentar
    0
  • Imprime
  • Reporta un error
  •   

view counter
 

Tolerar al otro no es tan complicado si se aceptan las normas para resolver la diferencia y se desarrollan habilidades para
la vida.

Las acciones de intolerancia han cobrado importancia mediática recientemente en Colombia, por diferentes hechos de violencia ocurridos en Bogotá y Cali. Lo preocupante es que las acciones violentas por intolerancia ocurren permanentemente en el país a pesar de que en otros momentos no se hable de ello. Más aún, estos hechos representan entre el 40% y el 60% de los homicidios que se presentan en las ciudades colombianas, según cifras de estudios de diversas fuentes como el Observatorio Social de Cali, el Instituto Colombiano de Medicina Legal y Ciencias Forenses y el Instituto Cisalva.

La intolerancia se presenta por la falta de respeto de las opiniones y posturas de los otros, por una pobre capacidad de resolver los conflictos y por una falta de autocontrol. Como ciudadanos de una democracia bajo un estado social de derecho, debemos recordar que la Constitución garantiza la diversidad y la libre expresión, lo cual exige un ejercicio permanente de tolerancia hacia el respeto de estos derechos de las otras personas. El problema es que la sociedad colombiana ha permitido desde hace décadas (se podría decir desde siempre) el uso de la violencia para resolver los conflictos de todo tipo. Este uso permanente de la violencia ha generado que se considere “normal” una reacción violenta contra el otro, ante un evento de la vida diaria, como una colisión de tránsito o una caída en un partido de fútbol. En el peor de los casos, las diferencias y peleas llevan a homicidios, los cuales lamentablemente están ocurriendo con mucha frecuencia, aunque la pérdida de una sola vida no es justificable. Si se explora la causa de la riña, se encuentra que el problema se podía haber resuelto mediante el diálogo o la intervención de un amigo o mediador.

En muchos de los casos de homicidios o lesiones por acciones de intolerancia, el victimario está bajo el influjo del alcohol o ha encontrado algún arma con facilidad. El control de la disponibilidad de armas ha demostrado ser efectivo en la disminución de homicidios y lesiones por actos violentos en diferentes estudios. Además, el uso de las armas debería ser una tarea exclusiva de las fuerzas de seguridad del Estado.

Por otro lado, el uso de alcohol no justifica una reacción violenta. En otras culturas existen muchas celebraciones relacionadas con la ingesta de alcohol y no se presentan casos de personas lesionadas o asesinadas por actos de violencia, o se presentan altercados mínimos. En estas culturas, las personas han adoptado como propias estas normas de comportamiento y los individuos de estas sociedades no aceptan los comportamientos violentos, por lo tanto hay un refuerzo social para censurar las conductas violentas y para promover y premiar los actos de convivencia y resolución pacífica de conflictos.

En Colombia es difícil que este tipo de normas de convivencia se apliquen después de justificar por muchos años los comportamientos violentos; pero es una tarea que se debe abordar con las generaciones más jóvenes a través de programas como “habilidades para la vida”. Igualmente, los adultos podemos comprometernos con estos cambios a través de una actitud más tolerante y paciente hacia los otros. Es una cuestión de inteligencia emocional y social que debemos cultivar y desarrollar.

* Subdirector del Instituto Cisalva de la Universidad del Valle.

  • Comentar
    0
  • Imprime
  • Reporta un error
  •   

Para nosotros es indispensable respetar las opiniones que nuestros lectores expresan.

Por ello te pedimos no hacer comentarios que agredan a otros usuarios.

Para opinar, debes ser un usuario registrado. o regístrate.

Volver arriba

Servicio al cliente

Clic aquí. Teléfono 685 50 00
Diario El País S.A. Copyright (C) © 2014 www.elpais.com.co | Cra. 2 No. 24-46 Tel. (572) 8987000 Cali - Colombia Política y tratamiento de datos | Aviso legal | Superintendencia de Industria y Comercio de Colombia