Noticias de Cali, Valle y Colombia - Sábado 1 de Noviembre de 2014

Helenita Vargas: Encuentre fotos, videos y todas las memorias de la artista caleña

Días antes de su fallecimiento, varios de los amigos más entrañables de Helenita Vargas recibieron a un equipo de Elpais.com.co para rememorar muchos de los momentos maravillosos que vivieron junto a ella.

Por: Texto y videos: Katherine Arredondo | Elpais.com.co Martes, Febrero 8, 2011
  • Comentar
    3
  • Imprime
  • Reporta un error
  •   

view counter
Video
Helenita Vargas: Encuentre fotos, videos y todas las memorias de la artista caleña

El presentador y columnista Mario Fernando Prado habla de su gran amistad con la cantante Helenita Vargas, que falleció el lunes 8 de febrero en Cali.

Ampliar
Video
Helenita Vargas: Encuentre fotos, videos y todas las memorias de la artista caleña

Helenita Vargas: En charla con la artista, recordó sus vivencias junto a la Ronca de Oro.

Ampliar
Video
Helenita Vargas: Encuentre fotos, videos y todas las memorias de la artista caleña

Antes de su fallecimiento, su única ahijada musical, Anabella Arbeláez, la recordó y habló de un homenaje que le está organizando.

Ampliar
Video
Helenita Vargas: Encuentre fotos, videos y todas las memorias de la artista caleña

Leonor González, La Negra Grande de Colombia, recuerda apartes de la carrera musical de Helenita Vargas.

Ampliar

Helenita Vargas: Sus vivencias son recordadas por su gran amigo Raúl Fernandez de Soto. Ampliar

Días antes de su fallecimiento, varios de los amigos más entrañables de Helenita Vargas recibieron a un equipo de Elpais.com.co para rememorar muchos de los momentos maravillosos que vivieron junto a ella. El objetivo de este trabajo era obtener información para un especial periodístico sobre la vida y la trayectoria de la 'Ronca de Oro'.

Como fruto de estas conversaciones, la periodista Katherine Arredondo comenzó a escribir un sentido perfil, a manera de carta, que esperaba entregar a la artista, una vez su salud se lo permitiera. Lastimosamente, la muerte se le atravesó a este objetivo. Sin embargo, a manera de homenaje, entregamos a nuestros lectores la versión inicial de esta carta – no concluída --, en la que se detallan varios de los asuntos pendientes que la Ronca no pudo concluir, así como algunas anécdotas que reflejan su intensa, emotiva y apasionada vida. Descansa en paz, Helenita.

La carta que nunca recibió Helenita

Alguien estrecha tu mano y canta al lado de tu cama. Quizá no la escuchas, pero allí está tu hija, Pilar. Ahora, en ese cuarto de cuidados intensivos, ella te canta, como en los viejos tiempos, Golondrinas, esa canción que tanto adoras. Ese mismo tango con el que te despediste de tus amigos en el 2002, antes de irte a vivir a Bogotá. Con él dijiste adiós, y a la vez sentenciaste tu regreso con aquella frase… “Con las alas plegadas también yo he de volver”...

Tu nieto David ya está tocando la guitarra que le regalaste el año pasado. La que te acompañó hasta que tus manos ya no tuvieron más fuerza para agitar sus cuerdas como antes. Tienes que verlo, parece que el muchacho heredó tu talento. Kike Fernández, tu director artístico, te está esperando para realizar por fin ese espectáculo de tango que siempre has querido hacer. ¿Recuerdas que lo aplazaste desde que tu amiga Fanny Mikey hizo el montaje 'Perfume de Arrabal y Tango' para que no pensaran que la estabas imitando? Anabella Arbeláez, tu ahijada musical, te está haciendo un homenaje y quiere que lo veas.

Además, no le has cumplido la promesa de hace un mes: “Mija, prontito cantaremos juntas”, y tu yerno, Nick; tus dos nietos, y hasta ‘Carboncita’, la perrita, están frente al computador deseando comunicarse contigo desde los Estados Unidos… ¿Ves, Helenita? Aún hay muchos esperándote.

Se acerca tu cumpleaños. Ya falta menos de un mes. Dos de tus amigos, Raúl Fernandez de Soto y Mario Fernando Prado, aún recuerdan lo que sucedió el 3 de marzo del 2009. Antes de apagar la vela de la torta, cerraste los ojos y pediste en voz alta que apareciera un hígado para ti. Al día siguiente, te trasplantaron uno de un jovencito de 23 años.

Todos están muy tristes porque han pasado cuatro semanas y no has despertado. A veces hablan de ti y de las cosas graciosas que te pasan por vanidosa. La risa les alivia un poco la pena. En estos días, Pilar recordaba la vez que viajaste a los EE.UU. a visitar a tu nieta, Helenita. Contó que antes de que la niña acabara con tu ego, alguien lo infló, y que fue nada más y nada menos que Paul Newman, pues ¡el actor te dijo que te parecías a Sophia Loren! No era para menos, me imagino que te habías puesto, como siempre, el baúl y la tapa. Pero que la dicha se te acabó cuando cargaste a Helenita y te dijo: “Abuelita, como estás de viejita”. Todos se echaron a reír.

¿Qué tal las palabras de tu nieta? Son iguales de directas que las tuyas. ¿Te acuerdas del día que viniste a Cali desde Bogotá para ir a Reminiscencias con Luis Guillermo Restrepo, Raúl Fernandez de Soto y sus esposas, y que después de cantar como diez boleros de Agustín Lara les dijiste que si sonaba uno que no te supieras, llamabas un taxi y te ibas para donde las putas? Soltaste esa palabrota sin pena. A sangre fría. Raúl se acuerda y dice, “Allí estás pintada, Helenita”.

Sincera y buena consejera. Así dicen que eres. Yolanda Rayo, por ejemplo, te agradece porque le enseñaste mucho de la profesión y del medio. Para ella, eres una maestra. Aprendió de ti a no ser sólo una intérprete, sino a ser una contadora de canciones. Y aunque alguna vez le advertiste que los caballeros las prefieren rubias, y que usara joyas finas, te cuento que no ha cambiado el color de su pelo; ni ha cambiado de accesorios.

Todavía hay más espacio sobre tu “peano”, como le dices jocosamente a tu piano, para que pongas más de esas fotos donde apareces abrazada con amigos como Vicente Fernández, Carlos Vives, Rocío Dúrcal, Julio Iglesias. Aún hay gente que no ha probado tu famosa cazuela de mariscos. Tus “maridos”, Roberto Gómez, Uldarico Minotta, Fernando Gamboa, El Mono Velasco, Gerardo Sedeño, Hernando Duque, Luis Guillermo Restrepo y Raúl Fernandez de Soto, te están esperando para compartir más de esas noches de guitarra y boleros.

Mientras te despiertas, sigo recordando las fiestas que armaban mi abuela, mi tío y mi mamá en la casa con ‘María de los Guardias’. Esas reuniones eran famosas en la familia. Había aguardiente hasta para los vecinos. Te digo que las recuerdo porque ya mi abuela y mi tío, al igual que tu amado ‘Chalito’, están en el cielo. Ellos se fueron primero, y allá te esperan, pero no ahora. Después.

  • Comentar
    3
  • Imprime
  • Reporta un error
  •   

Para nosotros es indispensable respetar las opiniones que nuestros lectores expresan.

Por ello te pedimos no hacer comentarios que agredan a otros usuarios.

Para opinar, debes ser un usuario registrado. o regístrate.

Volver arriba

Servicio al cliente

Clic aquí. Teléfono 685 50 00
Diario El País S.A. Copyright (C) © 2014 www.elpais.com.co | Cra. 2 No. 24-46 Tel. (572) 8987000 Cali - Colombia Política y tratamiento de datos | Aviso legal | Superintendencia de Industria y Comercio de Colombia