Noticias de Cali, Valle y Colombia - Miércoles 26 de Noviembre de 2014

"Cali está saliendo adelante": presidente Juan Manuel Santos

El presidente Juan Manuel Santos es optimista con el futuro de la ciudad. Admite que hay problemas, pero destaca la mejoría en seguridad y en la calidad de vida. Anuncia pronta devolución de Emcali a los caleños.

Por: Redacción de El País Domingo, Enero 27, 2013 - 8:30 a.m.
  • Comentar
    47
  • Imprime
  • Reporta un error
  •   

view counter
Video
"Cali está saliendo adelante": presidente Juan Manuel Santos

El Mandatario de los colombianos, Juan Manuel Santos, inauguró oficialmente el VI Foro de Competitividad de las Américas el 24 de octubre del 2012 en Cali. Aseguró que la producción industrial de Colombia está en buen nivel.

Ampliar
Fotos

El presidente Juan Manuel Santos realizó una gira por España, en el marco de la XXII Cumbre Iberoamericana de Jefes de Estado y de Gobierno, que se llevó a cabo en la ciudad de Cádiz.

completa de 12 fotos
"Cali está saliendo adelante": presidente Juan Manuel Santos

Juan Manuel Santos, presidente de Colombia.

Foto: Aymer Álvarez | El País

Luego de casi trece años de intervención, el Gobierno Nacional está listo para devolverle al Municipio de Cali, el control de las Empresas Municipales de Cali. Así lo anunció, el presidente de la República Juan Manuel Santos, al subrayar que “la ciudad tiene que hacerse responsable de la administración de los servicios públicos y ya tenemos evidencia de lo está haciendo bien”.

En entrevista con El País, el mandatario de los colombianos aseguró que “Cali está saliendo adelante” a pesar de los problemas de violencia que la aquejan. Y enfatizó en que “no es cierto que Cali se haya convertido en una ciudad donde el problema de la criminalidad no sea posible de resolver”

“En el último año se tuvo una reducción importante en el hurto a vehículos del 17%, residencias del 14%, comercio del 3%, entre otros, que afectan a la gente”, dijo el Presidente.

Quizás la gran crítica que se le hace a usted, sobre todo en la provincia, es que su gobierno está alejado de las regiones y es demasiado centralizado. ¿Qué lectura le hace a eso?

Empiezo por decirle que la crítica que me hacen es que salgo mucho a las regiones. Y tienen razón porque recorro ciudades y campos entregando obras y mostrando resultados de los diferentes programas con los que estamos cumpliéndole a los colombianos que me eligieron para gobernar.

¿Qué representa para usted en este momento el expresidente Uribe?

Quiero dejar claro que mi intención es gobernar y no referirme al expresidente Uribe, no solo por mi tranquilidad mental sino porque todo cuanto digo se mal entiende. Creo que esa confrontación a la que él me quiere llevar ni le gusta, ni le conviene al país.

El expresidente Uribe, al parecer encabezaría una lista al Senado y se dice que, para hacerle contrapeso, usted está pensando en armar una lista santista que encabezaría Germán Vargas Lleras. ¿Es cierto eso?

No estamos armando listas. Estamos ocupados gobernando.

Algunos analistas pronostican que su ‘matrimonio’ político con Vargas Lleras va a terminar en un divorcio más amargo que el que tuvo con Álvaro Uribe. ¿Qué opina?

Que se equivocan.

¿No es un acto de populismo ramplón decir “Vamos por los votos, vamos a seguir construyendo casas gratis?

Ojalá pudiéramos entregar más casas gratis porque la demanda supera la oferta.

¿Es más fácil lograr la paz con las Farc que con el expresidente Uribe?

Ya le respondí sobre el expresidente Uribe.

Hace poco usted dijo que solo hasta junio se pronunciará sobre el tema de la reelección, entonces, su continuidad de qué depende ¿las encuestas o los avances de los diálogos?

De ninguno de los dos.

¿Cuál es el as bajo la manga para lograr los acuerdos con las Farc?

No hay as bajo la manga. Solo se requiere voluntad política para llegar a los acuerdos.

Conocedores del conflicto dicen que un importante sector de las Farc, entre el que está el Bloque Suroccidental, no está de acuerdo con los diálogos de paz y que, en caso de llegarse a un acuerdo, no se desmovilizaría. ¿Le preocupa esa versión?

Muchos enemigos del proceso de paz están circulando rumores de todo tipo.

¿Cree realmente que Colombia tenga alguna esperanza en que se revise el fallo de la Corte de La Haya?

Colombia hará uso de los recursos a que tiene derecho. Por primera vez nuestro gobierno podrá intervenir en la defensa de los intereses de Colombia como lo dijo el abogado Volterra. Será también la primera vez que Colombia tenga la iniciativa jurídica frente a Nicaragua. Estamos haciendo un estudio a conciencia con los abogados para definir el recurso o los recursos que mejor sirven para preservar y garantizar los derechos de los colombianos.

La economía nacional sigue mostrando signos preocupantes. ¿Cómo corregir esa situación en el 2013, para evitar un estancamiento del PIB?

Los pronósticos para este año son buenos. Las locomotoras siguen jalonando la economía. El consumo de los hogares sigue firme y las últimas cifras de comercio fueron de un aumento del 6.7%, lo cual comparado con el mismo mes del año pasado representa un incremento muy importante.

La industria sí ha sufrido un bajonazo. Estamos analizando los diferentes sectores afectados para buscar fórmulas que les permitan recobrar su dinamismo. Por fortuna no son todos los sectores sino algunos en particular.

Hay quienes opinan que el país se está desindustrializando y que resulta más fácil importar todo hecho que ponerse a producir, pues es más barato...

No le voy a mentir. Hoy la industria tiene algunas dificultades, pero son problemas puntuales y focalizados en ciertos sectores que estamos atendiendo con medidas concretas como lo han podido ver. Eso es distinto a decir que nos estamos desindustrializando. La industria colombiana tiene muchas fortalezas, es un sector diversificado, que ha logrado conquistar nuevos mercados y posicionar productos en el exterior. Eso es lo que tenemos que profundizar y apoyar. Los TLC son una oportunidad enorme para los productores nacionales.

Hasta ahora no he visto un solo estudio serio que concluya que en el largo plazo, la industria colombiana está de capa caída. Es más, la pérdida de participación del sector es normal a medida que el país se desarrolla. Le recomiendo un buen trabajo que hizo el Centro de Estudios del Banco de la República de Cali donde concluye en los últimos años, a la industria colombiana le ha ido bastante bien.

Esto no quiere decir que nos vamos a quedar quietos; por ejemplo, no vamos a dejar que la competencia de importaciones desleales o el contrabando afecten sectores que si no fuera por eso estarían compitiendo razonablemente.

Algunos analistas dicen que la economía nacional se está ‘venezolanizando’ porque cada vez la industria y el agro son más débiles y dependemos más de la minería y del petróleo. ¿Qué responde a esa percepción?

El sector minero energético no representa mucho en el total de la economía (casi 8% del PIB, menos que la gran mayoría de sectores). También le digo que el sector minero-energético no crecerá en detrimento de la industria ni de la agricultura. Por el contrario, estamos desarrollando políticas en conjunto con el sector privado para aprovechar los encadenamientos de este sector con la industria y otros sectores.

Sobre la agricultura, por primera vez en muchos años este sector está creciendo. Las perspectivas de crecimiento del sector son muy alentadoras con el TLC con EEUU y ahora con el de Corea. Esto lo sabe el sector privado con quien estamos trabajando en compañía del ICA y el INVIMA para que sus productos puedan entrar a esos mercados. Lo estamos también apoyando con vías, con crédito y con investigación.

La promesa de la devolución de Emcali ha pasado año tras año, sin convertirse en realidad. ¿Cuándo podrá contar Cali con el retorno de su empresa?

Le cuento que por fin, y esto es una gran noticia, estamos listos para que Emcali le sea devuelta a los caleños. La ciudad tiene que hacerse responsable nuevamente de la administración de los servicios públicos y ya tenemos evidencia de lo está haciendo bien, con buenos resultados financieros y con una estrategia que no permitirá repetir los problemas del pasado.

Pero además vamos a devolverle a la ciudad la plata que Emcali le pague a la Nación por la deuda que se generó para salvarla. Un billón de pesos será devuelto a la ciudad para proyectos estratégicos. Vamos a hacer un Documento Conpes para formalizar este plan y definir con la Administración Municipal el destino de esa plata. Repito: esto es una gran noticia para Cali.

Ya se estableció que las Megaobras valen $1.4 billones, $870.000 millones que vendrán vía Valorización y $300.000 millones más por Emcali. Sin embargo, la Alcaldía debe conseguir los recursos restantes y le apunta a hacerlo por gestión de dineros con la Nación. ¿Le dará el Gobierno Nacional la mano a Cali con las megaobras?

Con los caleños y el Valle tenemos un total de 222 compromisos en los que estamos trabajando activamente. Hasta hoy ya se encuentran realizados el 41%. Muchos de mis colaboradores en el gabinete son caleños y con ellos estamos trabajando para cumplir con el 100 por ciento. Aparte de los megaproyectos, mire por ejemplo como le damos la mano a la ciudad de manera integral durante este primer semestre:

Dotación Escuela de Música Comuna 21, ViveLab Cali, adecuación Biblioteca Centenario, adecuación Museo La Tertulia, construcción terraza de lectura Biblioteca Manzana del Saber, construcción segunda y tercera etapa del Centro Cultural y Tecnológico Somos Pacífico, IE. Isaías Duarte Cancino, convenio VUR (Ventanilla Única De Registro), entrega de Kioscos Vive Digital, mejoramiento del sistema de alcantarillado para prevención de deslizamientos en zonas de laderas (comunas 1 y 20), mejoramiento hidráulico de canales para mitigar inundaciones por temporada invernal en el sur de la ciudad, entrega de 274 viviendas gratis en la Urbanización Casas del Llano Verde, dotación Centro Cultural Comuna 16, computadores para conexión en sedes educativas, lanzamiento de convocatoria y Feria Departamental programa Ondas, Encuentros de Formación Ondas, Entrega de Puntos Vive Digital Fase Semilla. ¿Y cómo le parece lo de la recuperación del jarillón del río Cauca?

La situación de los operadores del MÍO es difícil, algunos a veces no tienen ni con qué surtir de gasolina los vehículos. ¿Se ha pensado en intervenir Metrocali? ¿Qué salidas hay?

El MÍO atraviesa una transición natural entre el sistema tradicional colectivo y el sistema masivo. La Nación y el Municipio han venido trabajado de la mano con Metrocali para reestructurar las rutas tradicionales y eliminar la sobreoferta para que la operación sea sostenible. El gobierno le ha apostado y le ha dado enormes recursos a estos sistemas de transporte masivo y está seguro que pueden ser exitosos. Hay que seguir avanzando para tener sistemas totalmente integrados, que es lo que garantiza su viabilidad.

En Cali, desde hace tiempo, los homicidios no bajan del 2, 3%, contrario a lo que pasa en la capital, donde se logran reducciones hasta del 6%. ¿Por qué esta ciudad se ha convertido en una ciudad donde la criminalidad parece imposible de resolver?

No es cierto que Cali se haya convertido en una ciudad donde la criminalidad no sea posible de resolver. En el último año, por ejemplo, se tuvo una reducción importante en el hurto a vehículos del 17%, residencias del 14%, comercio del 3%, entre otros, que afectan a la gente. En relación a los homicidios, se logró revertir la tendencia al alza y se concluyó el año con una reducción y tendencia a la baja.

Lo anterior no significa que no haya problemas. Pero de ahí a sugerir que Cali está en una sinsalida, hay un largo trecho. Eso es falso y hace mucho daño. Cali está saliendo adelante, no solo en seguridad, también en calidad de vida, y no bajaremos la guardia.

Hace dos semanas, Presidente, usted vino a Cali. Y en esa oportunidad dijo que para poder combatir la delincuencia en la ciudad era necesario implementar las mismas estrategias que se aplican para luchar contra las bandas criminales. ¿Ya se empezaron a implementar esas acciones?

No hago anuncios sin acciones. Al entregar mil policías más para Cali señalé que se requería enfrentar la delincuencia organizada en las ciudades con igual contundencia a las bandas criminales. Lo estamos haciendo. Tres ejemplos: ya creamos en la Policía una central de inteligencia para contrarrestar esas estructuras, creamos grupos especializados contra varias modalidades delictivas como el hurto de celulares, y acompañamos a la Fiscalía en una reforma de fondo para que sea más efectiva en los delitos de impacto.

La gran bandera de su antecesor, el presidente Uribe, fue la seguridad democrática. La gente se sintió segura. Esa era la percepción. Ahora, pese a grandes golpes contra las Farc y los narcotraficantes, la percepción no es la misma, se ha debilitado. ¿Usted cree que se ha perdido confianza en las posibilidades del Gobierno para conjurar la violencia?

La confianza se gana día a día. No desconocemos que aún hay problemas y desafíos en seguridad, en especial en algunas zonas y municipios. Pero de ahí a decir que se ha bajado la guardia y que los resultados sean desalentadores, hay un abismo. Hay quienes, por hacer política, buscan crear la percepción de inseguridad, que supera con creces la realidad. Le doy un ejemplo. Se realizó una Encuesta de Victimización en Hogares en 25 ciudades del país. Esa encuesta indica que el 20% de los encuestados fueron víctimas de un delito en el año anterior, y la percepción de inseguridad en esas ciudades es del 61%. Dicho de otra manera, nuestras ciudades son más seguras, en general, de lo que la gente percibe. Y si lo comparamos con otras ciudades a nivel internacional, vemos incluso que esa victimización es más baja. Lo anterior, repito, no para negar los problemas. Lo que no puedo aceptar es que se distorsione la realidad.

Pese a los esfuerzos, Buenaventura sigue en manos de los narcotraficantes; ahora está en medio de una disputa por su control territorial y algo similar pasa con Tuluá. ¿Por qué no se ha podido encontrar la fórmula para resolver este problema?

Cuidado. Una cosa es que en Buenaventura, como en otras ciudades, haya presencia del narcotráfico, y otra decir que “está en manos del narcotráfico”. Tampoco es sano estigmatizar a las ciudades como algunos lo han pretendido con Tuluá, cuyo Alcalde está comprometido con la seguridad, como la mayoría de alcaldes del país. Ahora bien, en ambas ciudades presenciamos una lucha por el control del narcotráfico, que genera inseguridad. En el Gobierno somos conscientes de ello y estamos actuando. Acabamos de incorporar más de 400 policías para el centro del Valle. Y en el caso de Buenaventura hay avances, como la reducción del 10% en homicidios en 2012. Pero sabemos que el crimen es mutante y de ahí la necesidad de innovar. Las autoridades saben que la consigna es contrarrestar el delito y la criminalidad organizada, sin contemplación.

  • Comentar
    47
  • Imprime
  • Reporta un error
  •   

Para nosotros es indispensable respetar las opiniones que nuestros lectores expresan.

Por ello te pedimos no hacer comentarios que agredan a otros usuarios.

Para opinar, debes ser un usuario registrado. o regístrate.

Volver arriba

Servicio al cliente

Clic aquí. Teléfono 685 50 00
Diario El País S.A. Copyright (C) © 2014 www.elpais.com.co | Cra. 2 No. 24-46 Tel. (572) 8987000 Cali - Colombia Política y tratamiento de datos | Aviso legal | Superintendencia de Industria y Comercio de Colombia