Noticias de Cali, Valle y Colombia - Domingo 22 de Enero de 2017

¿Las babillas del lago se deben quedar en Ciudad Jardín?

| Autor:
¿Las babillas del lago se deben quedar en Ciudad Jardín?

 

Cada vez que alguna de las dos babillas que habita el lago de Ciudad Jardín, en el sur de Cali, sale para tomar el sol, transeúntes y vecinos se asombran, incluso muchos se detienen a tomarles  fotos. 

Los animales se han convertido en foco de atención, por curiosidad o por temor, y  han  logrado sobrevivir en un humedal de uno de los barrios más transitados de la ciudad.

Aunque pocas veces salen del lago, muchos opinan que las babillas no son el vecino ideal. De hecho, se ha debatido si deberían ser trasladadas a otro espacio en aras de garantizar la seguridad de los ciudadanos que visitan el sector.

El doctor Carlos H. Valderrama, docente de la Universidad Icesi.<br>Foto: Especial para El País

El doctor Carlos H. Valderrama, docente de la Universidad Icesi.
Foto: Especial para El País

Además, viven en el humedal que se conecta con el Zajón del Burro, entorno caracterizado por una gran diversidad ecológica, y que los habitantes de Ciudad Jardín han defendido para evitar el proyecto de conexión vial de las Calles 12 y 13

Pero, ¿son realmente estas babillas un peligro para los caleños? Carlos Humberto Valderrama, doctor en Ecología Animal y profesor de la Universidad Icesi, considera que es posible convivir con animales como estos y  que el desarrollo urbano de Cali debe estar comprometido con el medio ambiente.

¿Sirve de algo tener a una babilla en un lago de Cali?

Hablar de si sirve o no es una visión absolutamente utilitarista de las cosas y  no podemos acercarnos a conocer la naturaleza con un fin utilitarista,  lo hemos intentado y eso ha demostrado ser un fracaso. Porque si pretendemos que las cosas sirvan de algo, no van a servir. Desde la ley de reforma agraria se decía que tenía que tumbarse el monte para demostrar que se está utilizando el terreno, y eso promovió la deforestación de nuestras montañas, porque, aparentemente, las masas de monte no servían de nada. Después nos dimos cuenta que la deforestación y pérdida de regulación del agua, entre otros, era consecuencia de eso.  La babilla es un animal que apareció en ese lago, pero en el pasado había babillas en el Valle del Cauca. Esta babilla no es de las que quedaban, llegó probablemente de los Llanos Orientales u otra zona, pero está allí y no está sola. Están el lago, las aves acuáticas, las  aves migratorias, aves nativas, y eso cumple una función en el ecosistema, pero también una función estética de lugar de esparcimiento en un área muy  poblada.

Se dice que el animal habría sido adquirido por tráfico ilegal y que cuando creció, los dueños lo tiraron al lago, ¿por eso hay que sacarlo de ahí?

Usando ese principio sí deberían sacarla del lugar, seguramente ella estará más cómoda en un ambiente más natural. Pero esa babilla allí también nos está enseñando que debemos tener cierto nivel de tolerancia con la fauna silvestre. Yo hice mi doctorado en New Orleans, zona rodeada de pantanos, y todos los parques urbanos tienen caimanes, a veces muy grandes, pero la gente sabe que los animales son habitantes de los lagos. Les enseñan a los ciudadanos a tener cuidado con ellos, a no alimentarlos, y la gente aprende a manejarlo.

¿Cree que la babilla puede representar algún peligro? 

Sí hay un riesgo, como animal depredador siempre hay un riesgo, yo no lo voy a negar, pero también se debe considerar hasta dónde debemos aceptar que esté o  no esa especie. Yo no puedo decir si es inofensiva o no, ningún animal lo  es, los gatos domésticos no son inofensivos, los perros tampoco, todos tienen un grado de riesgo mayor o menor. A mí me preocupa mucho que traten de justificar la construcción de una vía por un animal que puede que esté o no allí, lo importante es pensar lo que significa ese ecosistema.  Buscar la excusa de que la babilla es la que está trancando la obra  me parece justificar la construcción con una aproximación errónea.  La otra, ¿es esa vía realmente la solución para desembotellar el tráfico?, la posible continuidad de esa vía son zonas de callejuelas pequeñas entorchadas, no es la continuidad de una avenida al otro lado porque todo está urbanizado, ¿por ahí van a meter  todo el tráfico de la Pasoancho?, lo dudo.

¿Que una o dos babillas estén allí y estén bien es un indicador de que el lago también está saludable?

Sí, es un indicador de que hay cierto nivel de estabilidad en el ecosistema. Nosotros ya hemos hecho ejercicios de toma de mediciones para evaluar las condiciones de ese humedal, comparado con otros, y es un humedal saludable, que está funcionando bien, y es  uno de los mejores del área urbana. Tiene una cobertura vegetal buena, tiene un espacio amplio y por allí están circulando especies, como los zorros cañeros.

Es decir, que las babillas podrían seguir viviendo en el lago sin ningún problema y deberían tomarse otro tipo de medidas para garantizar la seguridad  y la movilidad de los habitantes...

Yo creo que debemos asegurarnos de   que la gente sea consciente de que allí están las babillas,  y que debemos tener ciertos niveles de precaución. Creo que con solo unos ciertos niveles de educación podemos manejar el tener una babilla en el lago. Pero justificar que tenemos un lago con una especie que no debería estar allí, sigo siendo muy crítico con esa aproximación.

¿Es imposible convivir con animales como una babilla en  centros urbanos?

En otras partes se convive con los animales. No se necesita pensar que sólo los países tercermundistas conviven con animales grandes. En Estados Unidos, no sólo en New Orleans, en toda la zona pantanosa de la Florida, se encuentran caimanes en los alrededores. Son caimanes que llegan a los 4 metros, no como una babilla que llega a los dos metros. Ya que hablamos tanto de un país de intolerancia, deberíamos tener tolerancia con esa especie.

La babilla es parte de la vida del barrio Ciudad Jardín, no por nada el lago lleva su nombre...

Sí, por algo tiene ese nombre y esa identidad. Puede que haya sido otra babilla en otro tiempo, pero no tenerla es perder la identidad de ese lago, podría ser importante mantener esa identidad cultural. Yo creo que es valioso para la gente.

¿Qué opina sobre la conexión vial que se planteó realizar y que podría afectar al Zanjón del Burro y el lago de la Babilla?

Uno tiene que poner en el balance los beneficios versus consecuencias de las obras. En este caso, ¿la ampliación de la vía permite el desembotellamiento real del tráfico del sur de Cali?, no. Por otro lado, las consecuencias sí pueden ser desastrosas para el ambiente del lago, le cortaríamos el suministro de agua, la conectividad; yo creo que estamos hablando de buscar una solución no real teniendo consecuencias nefastas. Hay zonas urbanas al otro lado del lago y creo que los intereses de esa vía tienen que ver más con esos urbanizadores, que con una solución real.  En caso que se decida, hay que pensar cuál será la obra que puede causar el menor impacto y el menor daño en el curso de agua. Y entre más se busque una obra con menor impacto, va a ser más costosa.

¿Y qué recomendaciones se pueden dar para que el impacto ambiental no sea tan grave?

Hacer un estudio de una obra que disminuya al máximo el impacto sobre el ecosistema natural. Y eso implicaría hacerla como un paso elevado o subterráneo. Yo no estoy muy seguro del terreno, no lo conozco en detalle, pero siendo un paso de quebrada, lo ideal sería un paso elevado y no un relleno de terraplén,  o un puente alto que permita que la vegetación natural y el curso del agua se mantenga. Sería agradable que la gente se diera cuenta que hay guatines y zorros cañeros moviéndose por ese humedal.

¿Qué opina del rechazo que la obra ha causado en los habitantes de Ciudad Jardín?

En parte tienen razón, porque yo no veo que esta vía provea alguna solución. Si la Alcaldía se va a poner en la posición de construir la Pasoancho hasta la Carrera 122 y sacar el tráfico, bienvenido, pero no va a pasar. Y hay otras obras planeadas que tampoco están ocurriendo. Yo no lo veo como una solución real para desembotellar el tráfico.

¿Y de los problemas ambientales de Cali, cuál es el que más le preocupa?

El agua. La regulación del recurso hídrico tanto en temporadas muy lluviosas como secas. Cada vez vemos que fenómenos como la Niña o el Niño son más fuertes, esa es la tendencia con el cambio climático,  y  necesitamos claridad de cómo controlar esos fenómenos de sequías y lluvias extremas. Estamos tomándonos los ríos completamente, secando al ecosistema. 

¿Cómo ve la gestión del medio ambiente en Cali?

En las últimas  administraciones que ha tenido el Dagma, ha pasado gente que le ha puesto empuje e interés a la continuidad de los procesos. Pero previo a esto vimos un Dagma que cambiaba varios directores en un año, que no le daba ninguna continuidad de gestión a la institución. Hemos visto un mejoramiento en la gestión, un desempeño más positivo, pero aún falta mejorar en muchas cosas.

¿Cómo cuáles?

Capacidad de control, sigo pensando que el Dagma tiene pocas herramientas  para hacer esa capacidad de control, no tienen tanta fuerza en acciones policivas,  por ejemplo  en controles sobre la regulación de la urbanización que se está dando, sobre todo al sur de Cali, porque hay obras que se están construyendo  donde no deberían estar.

Carlos Humberto Valderrama Ardila

Cargo:  Jefe del Departamento  de Ciencias Biológicas de la Facultad de Ciencias Naturales de la Universidad Icesi.

Es doctor en Ecología Animal de la Universidad de Tulane,  New Orleans.

Es Biólogo de formación en la Universidad de los Andes,  donde también cursó una maestría en Biología. Trabaja en cursos de biología del desarrollo, conservación del medio ambiente, entre otros.

 

Continúa leyendo

Publicidad

Comentarios