Noticias de Cali, Valle y Colombia - Jueves 30 de Octubre de 2014

Ambulancias de Cali, ¿en estado de emergencia?

Una feroz guerra del centavo por pacientes con Soat, precarias condiciones sanitarias, medicamentos vencidos y escaneo ilegal de frecuencias oficiales son algunas de las inconsistencias encontradas en los últimos operativos de la Secretaría de Salud. Aumentan denuncias ciudadanas.

Por: José Luis Carrillo Sarria, reportero de El País. Domingo, Agosto 15, 2010
Temas:
  • Comentar
    13
  • Imprime
  • Reporta un error
  •   

view counter
98

por ciento de los casos atendidos por las ambulancias de Cali son por accidentes de tránsito. 123 es el número del Centro Automático de Despacho, CAD, (de la Policía).

Dato clave

Datos claves

En el CAD hay un plano de la ciudad sectorizada en zona A y zona B, donde se ha distribuido a todas las empresas de ambulancias por sector y se despachan de acuerdo al turno de empresa.

Con la implementación del CAD la Alcaldía espera evitar “la guerra del centavo” de las empresas de ambulancias cuando ocurren accidentes de tránsito con uno o varios lesionados.

Una feroz guerra del centavo por pacientes con Soat, precarias condiciones sanitarias, medicamentos vencidos y escaneo ilegal de frecuencias oficiales son algunas de las inconsistencias encontradas en los últimos operativos realizados por la Secretaría de Salud a las ambulancias de la ciudad.

A esto se suman las 50 denuncias instauradas ante la Oficina del Defensor del Paciente en los últimos cuatro meses por irregularidades en estos sistemas de transporte, cifra alarmante si se tiene en cuenta que en la ciudad operan 127 de estos vehículos.

María Fernanda Montoya es una de las personas que asegura ha sido afectada por problemas en este servicio. La mujer denunció que fue trasladada en contra de sus voluntad a una clínica tras un accidente que sufrió en la Calle 70 con Carrera 4, al norte de Cali.

“Pedí que me llevaran a la Clínica Cruz Blanca, donde laboro, el centro asistencial más cercano al lugar de la emergencia, pero me dijeron que eso no se podía y que me tenían que llevar hasta el sur, porque si no me cobrarían $70.000”, dijo.

Añadió que ante tal situación optó por pagar. “La empresa de ambulancia que llevó a cabo el cobro fue Paramédicos Salvando Vidas, PSV”, explicó.

Miguel Cuéllar, representante de ambulancias PSV, declaró que esta denuncia es un montaje de la Secretaría de Salud para ocultar una serie de irregularidades de esta dependencia en relación con el negocio de las ambulancias .

El País trató de establecer con Cuéllar el origen de estas acusaciones, pero éste no quiso dar más declaraciones. A la fecha todavía los $70.000 no han sido devueltos a María Fernanda y reposa una denuncia formal de ella contra ambulancias PSV.

En los operativos realizados por la Alcaldía se han encontrando, además, residuos hospitalarios mal dispuestos, medicamentos vencidos y equipos médicos sin baterías, entre otros.

Asimismo, muchos de los vehículos de socorro se encontraban en mal estado mecánico, con llantas lisas o direcciones averiadas. Según las autoridades, en el 2010 han sido supervisadas cerca de cien ambulancias, 19 han sido inmovilizadas.

De igual forma, a cuatro empresas prestadoras de este servicio se les inició proceso administrativo de salud y a dos se les suspendió temporalmente el servicio.

“Hay casos denunciados ante la Fiscalía porque hay ambulancias que llegan al lugar de la emergencia y ni siquiera han sido despachadas por el Centro Automático de Despacho”, dijo el secretario de Salud Pública, Alejandro Varela.

Una de las víctimas de esta situación fue Juan Andrés Palacios, habitante del barrio Tequendama, quien fue arrollado cerca a su residencia.

Según las denuncias de sus familiares, el cuerpo del joven fue trasladado en un estado crítico hasta su casa para recoger la cédula de Andrés y llevarlo al centro asistencial más cercano, pero fue remitido a la Clínica del Rosario, pasando por alto los centros asistenciales cercanos.

“En este caso se saltaron varios protocolos, el primero no llevar al joven directamente al centro asistencial, aunque no tuviera documentos, poniendo el peligro su integridad. El segundo fue no trasladarlo al hospital más cercano”, explicó Jaime Sierra, defensor del Paciente.

Otras de las denunciadas instauradas ante la Defensoría del Paciente es la ausencia de ambulancias en la ciudad durante las noches y los fines de semana.

“Como no es negocio los privados no salen. A algunas empresas sólo le interesan los accidentes automovilísticos porque van a la fija para cobrar el Soat. Por eso en los casos de accidentes caseros es difícil encontrar una ambulancia oportunamente”, anotó un funcionario del Ministerio de Salud, quien trabaja junto con la Secretaría de Salud en este tema.

En medio de esta situación la Clínica del Rosario aparece en escena. Según el Secretario de Salud Municipal, este centro asistencial es el principal receptor de los pacientes accidentados de Cali.

“Hemos realizado varios operativos a la clínica porque la gran mayoría de las ambulancias quieren llevar sus pacientes a allí, sin importar la distancia”, manifestó.

La información fue corroborada por Carlos Alberto Ortíz, representante de ambulancias Ayuda y Vida, quien adujo que este centro hospitalario es el único de la ciudad especializado en traumatología.

“Vamos sobre lo seguro porque allí tienen los equipos y el personal necesario para atender a los accidentados”, explicó.

Ortíz complementó que en varios centros asistenciales no recepcionan a los pacientes de accidentes de tránsito por lo complicado del papeleo con el Soat. “Mientras que en la Clínica del Rosario nos dan un vale a 60 días por el servicio”.

Luis Eduardo Lara, coordinador médico de la Clínica del Rosario, dijo que la mayoría de ambulancias llega allí porque es el primer centro asistencial de traumatología de Cali. “Tenemos una sala Soat con 18 camas para atender cualquier tipo de trauma, prueba de ello son los mil pacientes que atendemos mensualmente”, dijo.

El profesional complementó que además han creado un modelo empresarial que permite cancelar a las ambulancias el servicio prestado. “Algunas instituciones de la ciudad le tienen alergia a atender los pacientes de trauma”, agregó.

Denuncias desde el otro lado

Pero las quejas no sólo vienen de parte de los usuarios y los entes reguladores. Los dueños de ambulancias privadas también se lamentan.

Dicen que la ciudad no cuenta con suficientes ambulancias oficiales (únicamente hay diez) y aseguran que son víctimas de una persecución. “Se debe a intereses de la Secretaría de Salud para crear un monopolio, similar al de las grúas”, sostuvo Carlos Ortíz, representante de ambulancias Ayuda y Vida.

El titular de Salud en Cali dijo que no tiene interés en quedarse con los casos de Soat y que su dependencia viene estructurando un centro administrativo de despacho de ambulancias.

Ortíz complementó que actualmente no es negocio tener una ambulancia. “La gasolina de todo un día cuesta $70.000, además hay que tener un conductor y un paramédico pagados. A ésto súmele que el valor de una ambulancia debidamente equipada es de $120 millones, sin tener en cuenta los cuatro seguros que deben tener para operar, los cuales tienen un valor de $4 millones anuales”, dijo Ortiz.

Cada vez con mayor frecuencia están sonando las alarmas siempre que se habla del tema de las ambulancias. Los síntomas, reales o exagerados, pueden estar indicando que en lo que respecta a las ambulancias hay una enfermedad silenciosa.

    Más sobre el servicio

  • El promedio de accidentes diarios en Cali que requirieron atención pre-hospitalaria durante el mes de julio fue de 23.
  • El tiempo promedio en llegar un ambulancia en Cali al sitio del accidente es de 17 minutos.
  • Asimismo, el tiempo promedio en llegar a la I.P.S. receptora, desde el sitio del accidente, es de 21 minutos.
  • Según la secretaría de Salud, la empresa Ayuda y Vida es la que mas casos SOAT ha atendido en la vía pública, pero no todos han sido despachados a través del CAD.
  • En el último operativo se supervisaron 17 vehículos y se inmovilizaron 4, entre ellos se encontraba
    una ambulancia pirata.

    Otros datos

  • Un total de 2.317 llamadas por incidentes se recibieron en la línea 123 en julio, solicitando ambulancia. Por un accidente se reciben varias llamadas.
  • 171 de estos llamados hicieron parte de casos que no necesitaban desplazamiento.
  • En cada operativo a las ambulancias se evalúan las condiciones técnicas científicas, como el personal idóneo, dotación, procesos prioritarios, elementos biomédicos, registros asistenciales, entre otros.
  • Asimismo, se revisa el sistema mecánico, documentos del vehículo y del conductor.
  • Comentar
    13
  • Imprime
  • Reporta un error
  •   

Para nosotros es indispensable respetar las opiniones que nuestros lectores expresan.

Por ello te pedimos no hacer comentarios que agredan a otros usuarios.

Para opinar, debes ser un usuario registrado. o regístrate.

Volver arriba

Servicio al cliente

Clic aquí. Teléfono 685 50 00
Diario El País S.A. Copyright (C) © 2014 www.elpais.com.co | Cra. 2 No. 24-46 Tel. (572) 8987000 Cali - Colombia Política y tratamiento de datos | Aviso legal | Superintendencia de Industria y Comercio de Colombia