Noticias de Cali, Valle y Colombia - Sábado 19 de April de 2014

Cortar un árbol sin autorización ambiental puede salir costoso

Este año el Dagma ha conocido 18 casos de tala de especies naturales sin la debida autorización. Durante el 2010 un concesionario tuvo que pagar $107 millones por haber cortado 17 árboles.

Por: Redacción de El País Sábado, Septiembre 17, 2011
Temas:
  • Compartir
    Facebook El Pais Twitter El Pais
  • Comentar
    6
  • Imprime
  • Reporta un error
  •   

view counter
300

mil árboles, aproximadamente, tiene la ciudad según el censo del 2006. 4.300 plantas se han sembrado este año, entre árboles y arbustos, según el Vivero Municipal de Cali. 10% de los caleños dicen sembrar árboles como una acción para cuidar el medio ambiente, según la encuesta ‘Cali Cómo Vamos’. 2.537 solicitudes de atención ambiental ha recibido el Dagma para atención arbórea y zonas verdes este año.

Dato clave

Beneficios de árboles:

Mejoran el clima y la calidad del aire.
Reducen el calentamiento global.
Disminuyen el efecto de la contaminación auditiva.
Protegen el agua.
Conservan el suelo.
Ayudan a regenerar y descontaminar las escombreras y vertederos públicos.
A quienes talan árboles por obras se les pide que siembren especies propias de la región.

 
Cortar un árbol sin autorización ambiental puede salir costoso

Quienes talan árboles sin permiso del Dagma tienen sanciones que dependen del impacto ambiental del hecho y que pueden llegar a ser millonarias.

Bernardo Peña I El País

En lo corrido del año el Dagma ha tenido conocimiento de al menos 18 casos de tala de árboles sin la debida autorización. Se trata de personas, constructoras, unidades residenciales o empresas que, sin consultar a esa entidad, proceden a cortar uno o varios árboles, lo cual es sancionado por la Ley 1333 de 2009 con multas de hasta cinco mil salarios mínimos diarios, es decir, $85 millones.

Efraín Sierra, director del ente ambiental, explicó que talar un árbol se justifica cuando el mismo representa un peligro para la comunidad, es decir, cuando su estado sea irremediable, se encuentre totalmente seco, presente inclinación severa y pueda volcarse o cuando su sistema de raíz y tronco esté deteriorado.

“En estos casos, el adecuado proceso es que el interesado avise al Dagma para que nuestros expertos evalúen qué se debe hacer y se proceda a actuar. En ocasiones, cuando son árboles muy viejos, como el que fue talado recientemente en Versalles, se realiza la tala de manera preventiva, para que no haya accidentes que afecten a la comunidad. Los árboles también cumplen un ciclo de vida y es necesario renovarlos”, explicó.

Sierra agregó que cuando las raíces de un árbol afectan andenes o estructuras de casas se puede evaluar si se realiza una tala de las raíces, pero no siempre se puede proceder, porque “los árboles son importantes para regular la temperatura y la humedad, sobre todo en los parques, entonces no siempre se justifica cortarlos.

Además, la gente ha construido encima de los árboles y por eso es que con los años ellos crecen y producen los daños. Han sido sembrados en lugares inadecuados y eso no es causal para la tala”.

Las sanciones por la infracción de talar árboles sin permiso se aplican de acuerdo al tipo y magnitud del impacto ambiental del hecho. Los infractores utilizan carretillas, camiones particulares y equipos como motosierras para realizar las talas, que les son incautados una vez se comprueba que cometieron el ilícito.

Los 18 casos están actualmente en proceso jurídico, para aplicar las multas pertinentes. El año pasado el caso más representativo fue el de los propietarios de un concesionario de carros del Sur de Cali, que tuvieron que pagar $109 millones por haber talado 17 árboles sin previa autorización del Municipio. El agravante, según las autoridades, fue envenenar las especies, para luego cortarlas y posteriormente construir un parqueadero. Además de pagar la millonaria multa, los responsables tuvieron que restituir los árboles.

Déficit verde

Según el último censo arbóreo, en la ciudad hay un árbol por cada catorce habitantes, cuando debería haber uno por cada siete. Según un informe de ‘Cali cómo vamos’, sólo un 27% de los caleños está satisfecho con la cantidad de árboles que hay en la ciudad.

Otro problema es que muchas de las especies que hay ya son viejas, por lo que requieren de labores de mantenimiento constante. Este año, entre abril y agosto, el Dagma intervino 4.110 árboles, de los cuales 2.728 fueron podados y 1.382 debieron ser talados por su grave estado fitosanitario.

La autoridad ambiental añadió que a eso se le suma que con las Megaobras se ha tenido que talar un número significativo de árboles el último año.

Las zonas en las que más se ha dado esta situación son la Avenida 3N, Avenida Las Américas, la Calle 70 con 3N y con 8. Sin embargo, Sierra afirmó que a largo plazo esto ayudará a que la ciudad mejore en materia arbórea, pues “los responsables de esas talas deben compensarlas en una proporción de 1 a 5, es decir, que por cada árbol que corten, siembren cinco.

En algunos casos, cuando el árbol es muy significativo, se les exige que siembren hasta quince.

  • Compartir
    Facebook El Pais Twitter El Pais
  • Comentar
    6
  • Imprime
  • Reporta un error
  •   

Para nosotros es indispensable respetar las opiniones que nuestros lectores expresan.

Por ello te pedimos no hacer comentarios que agredan a otros usuarios.

Para opinar, debes ser un usuario registrado. o regístrate.

Volver arriba

Servicio al cliente

Clic aquí. Teléfono 685 50 00
Diario El País S.A. Copyright (C) © 2014 www.elpais.com.co | Cra. 2 No. 24-46 Tel. (572) 8987000 Cali - Colombia Política y tratamiento de datos | Aviso legal | Superintendencia de Industria y Comercio de Colombia