Noticias de Cali, Valle y Colombia - Viernes 19 de Septiembre de 2014

Blogs

Blogs |  figuras-y-recuerdos - Abril 08 de 2013 - 17:09

América: libertad, gloria y futuro

El ejercicio de una profesión o manejo de un equipo, club o corporación deportiva, tiene sus contratiempos. Nada marcha bien, ni antes, ni después de los procesos, cualquiera que sea, con absoluta precisión, siempre habrá algo que falto, pues una de las cosas que distinguen al ser humano es equivocarse y olvidar de paso detalles por concentrarse en otros conceptos; y ahí está la diferencia de quien sí es infalible: Dios. Que ojala podamos imitarlo en una de sus infinitas virtudes, empezando por temerle, para ser más sabios.

Siempre suelo recordar en momentos que se producen sucesos, hechos históricos, lo que decía Michel Foucault, el gran arqueólogo de la cultura francesa y más que un filósofo, como así estimaba, que la libertad es la condición ontológica de la ética, pero la ética es la forma reflexiva que adopta la libertad.

En el periodismo moderno una cosa es reconocer y otra cosa es adular. La primera estimula, la segunda fastidia. Sin embargo, reconocer no es adular. No es fácil, ni ejercer, ni mucho menos sacar delante ideas para destacar lo bueno, lo malo y lo feo, ni de las personas ni de las instituciones; lo importante es el cambio y tener los propósitos claros porque de los errores también se aprende y de qué manera.

En la vida hay momentos que dejan huella, no solo en las personas sino en las instituciones de cualquier género, mas aún si tienen que ver con el apasionante mundo del fútbol y de un equipo que ganó no solo 13 títulos en Colombia, dejó el nombre de nuestro país en alto en las ediciones de la Copa Libertadores en que participó, donde siempre fue protagonista. Aunque su mejor victoria la consiguió el pasado miércoles -3 de abril- cuando se anunció su salida de la lista Clinton. Se sobrepuso de una racha de 16 años en contra.

La popular “Mechita”, la pasión de un pueblo, salió del infierno para alcanzar el cielo. Quizás en esa fecha histórica dejaron de ser los 'diablos rojos' para convertirse en los ángeles con libertad, gloria y un mejor futuro para recuperar su grandeza, retornar a la máxima categoría del fútbol profesional colombiano y ser protagonistas.

Jamás he ocultado mis simpatías y preferencias por el eterno rival de patio y por eso felicito, a distancia, a tres personajes que en corto tiempo no solamente arriesgaron su tranquilidad como personas, sino también a sus propias familias, sus patrimonios. En el momento crucial de un reto y desafíos para salir de la lista Clinton, se la jugaron e hicieron posible lo que todos soñaban.

Se trata de Oreste Sangiovanni y los juristas Édgar Navia -hijo de un gran y entrañable amigo como Julio Edgar Navia Palacios- y Luis Valero, quien movió todos los hilos en el país norteamericano.

Fue la Oficina de Control de Activos Extranjeros, OFAC, del Departamento del Tesoro de Estados Unidos, la que confirmo el pasado miércoles que América de Cali fue excluido de la denominada “Lista de personas especialmente designadas”, popularmente conocida como “lista Clinton”.

A esa lista negra llego el América en 1997, cuando fiscales norteamericanos demostraron que el equipo de fútbol era una empresa fachada del cartel de Cali.

A partir de la lista Clinton el América entró en una profunda desgracia financiera y deportiva. De nada sirvieron los títulos y reputación futbolística que nadie puede discutir. Nada de eso impidió que sus precarias finanzas afectaran su rendimiento futbolístico, lo que llevó al onceno escarlata a disputar hoy en día el torneo de la segunda división del rentado colombiano.

El primer salvavidas para los “escarlatas” lo lanzó en 2010 el entonces alcalde de Cali, Jorge Ivan Ospina, cuya oficina se contactó con el departamento del Tesoro de Estados Unidos para conocer de cerca la situación y las exigencias que se debían cumplir para salir de dicha lista.

Desde ese instante la primera acción que se tomó fue transformar la naturaleza jurídica del equipo, que hasta entonces era una corporación de afiliados, para convertirlo en una sociedad anónima con socios, que se llamó Nueva América de Cali S.A.

Pero un año y medio después, en 2011, la Junta del equipo retomó las riendas, cambió de nuevo el nombre por América de Cali S.A. y se continuó con las pautas que exigía la OFAC, para continuar con el proceso de exclusión de la lista Clinton.

En ese propósito se hicieron grandes e intensas consultas. En eso ayudó el escritor Gustavo Álvarez Gardeazábal, quien siguió los pasos de otras empresas y personas naturales que ya habían salido de la lista.

Todo parece indicar que la tarea quedó bien hecha y después de casi dos décadas de vivir en el infierno de la crisis económica y deportiva, los 'Diablos Rojos' podrán entrar al cielo en busca de un ángel que los patrocine y los lleve de la mano al podio de grandeza donde están acostumbrados a estar.

Quiérase o no, la noche del miércoles 3 de abril fue para muchos igual a la de aquel miércoles 19 de diciembre de 1979, cuando se ganó la primera estrella.

El impacto quedó grabado en la mitad del corazón, hinchas o no de la pasión del pueblo, porque significa la resurrección del popular equipo de los 'diablos rojos', 'la mechita'. Hay que ser realistas: no se puede seguir viviendo del pasado y ahora es borrón y cuenta nueva, el camino es largo.

Algo para recordar sin ser repetitivo: el doctor Edgar Navia entró a trabajar en mayo de 2011 como abogado promotor del cambio de la Corporación Deportiva América. Su trabajo dio los frutos esperados. El hombre del derecho aseguró que el gran impulso para lograr la salida del América de la lista Clinton la dio el exalcalde Jorge Iván Ospina.

Finalmente, los reconocimientos seguirán en fila y lo único que queda es trabajar y trabajar. Sabemos que hay una serie de inversionistas de Estados Unidos y de México que tienen millonarias ofertas, pero habrá que mirarlas con detenimiento. Lo importante es lograr la estabilidad del equipo escarlata.

Oreste y demás miembros del comité ejecutivo deben escoger, y muy bien. Ahora lo importante es retornar a la primera división. La categoría B no es tan fácil como muchos creen, es el torneo quizá más complicado que en la actualidad existe en Colombia; es duro y agotador, además tiene pocas alternativas un equipo para salir ganador.

La última palabra la tienen los máximos accionistas de la institución, en su orden Oreste Sangiovanni, Edgar Navia y sus hermanos y el empresario Osber Orozco.

América tuvo su amarga experiencia en el 2012 con tres grandes opciones y en las tres fracasó. Seguramente el director técnico Diego Edison Umaña, después de afinar la academia roja, pueda lograr el objetivo. Es complicado más no imposible.

El alborozo sigue y la ilusión también. La nueva etapa es seguir recobrando la grandeza, con nuevos títulos, no solo en Colombia sino en eventos internacionales.

Para nosotros es indispensable respetar las opiniones que nuestros lectores expresan.

Por ello te pedimos no hacer comentarios que agredan a otros usuarios.

Para opinar, debes ser un usuario registrado. o regístrate.

cerrar Seudónimo o email: *

Contraseña: *

Figuras y Recuerdos

Imagen de fabival
Fabio Valdés

Sobre el blog

Soy periodista y he laborado en la prensa hablada y escrita. Me he desempeñado también como profesor y contador. Tengo experiencia y conocimiento en fútbol, natación y ciclismo; un todero en otras facetas de la comunicación. Agrego al perfil mi experiencia como estadígrafo. Hobbies: escribir las 24 horas. Editor de crónicas, reportajes y poemas.

Últimas publicaciones

Publicaciones más comentadas

Servicio al cliente

Clic aquí. Teléfono 685 50 00
Diario El País S.A. Copyright (C) © 2014 www.elpais.com.co | Cra. 2 No. 24-46 Tel. (572) 8987000 Cali - Colombia Política y tratamiento de datos | Aviso legal | Superintendencia de Industria y Comercio de Colombia