Los cinco ejes de Iván Duque para fortalecer la agricultura en Colombia
Elecciones presidenciales 2018
ELECCIONES PRESIDENCIALES

Los cinco ejes de Iván Duque para fortalecer la agricultura en Colombia

Junio 04, 2018 - 11:30 p.m. Por:
Redacción de El País 
Iván Duque, candidato por el Centro Democrático

La formalización de la propiedad y la inversión en ciencia, algunas propuestas de Iván Duque.

EFE

Legalizar la propiedad rural en cabeza de los pequeños campesinos, llevar educación técnica a esas zonas, facilitar la estructuración de los créditos con la banca, promover la zonificación regional y generar una mayor inversión en tecnología son las bases del sector agropecuario que propone el candidato a la presidencia por el Centro Democrático, Iván Duque.

Indalecio Dangond, coordinador de las políticas agropecuarias en la campaña de Duque, manifestó que si el país logra poner en marcha esos cinco ejes, la Nación podrá encaminarse por la senda de la eficiencia y la productividad. ¿En qué consiste esos ejes estratégicos.

1. Legalizar 1 millón de predios rurales de campesinos que no tienen sus títulos, y como no los tienen, no son sujetos de créditos con en el sistema financiero, por lo tanto no tienen como apalancar un proyecto productivo rentable. “Estamos hablando de unas 4 millones de hectáreas que se están produciendo de una manera ineficiente porque sus dueños, que son campesinos, no tienen los recursos para volverlas competitivas”, señaló.

Agregó que el objetivo es tomar de la Agencia Nacional de Tierras y del Ministerio de Agricultura un presupuesto de unos $700.000 millones, los cuales se sumarían a los recursos que adicionen las gobernaciones y las alcaldías para que entre todos se les subsidien a los campesinos la formalización de dichos títulos.

2. Llevar educación al campo porque se necesita formar a los hijos de los pequeños productores. De acuerdo con el más reciente censo, de 100 campesinos, 42 no habían terminado el bachillerato. “La idea es generar una alianza entre el Sena, Corpoica, las Umatas y los gremios del sector para darles educación a los jóvenes de 961 municipios rurales que hay en el país. El objetivo es graduar alrededor de 50 alumnos en buenas prácticas agrícolas y pecuarias para que sean capaces de desarrollar un proyecto productivo viable. El Sena debe acudir a esos municipios y enseñarles a los jóvenes directamente en sus tierras, no hacerlos viajar a las ciudades”, añadió.

3. Financiamiento agropecuario. “Hoy, de cada $100 que presta la banca, solo $18 van al pequeño productor. En el país, en el 2017, se colocaron $14,7 billones al agro y el 18 % fue para el pequeño productor. La meta es cubrir un 60 % en los siguientes 4 años”, anotó Dangond.

Indicó que para hacerlo “es necesario despolitizar el Banco Agrario y sistematizar el crédito, es decir, estructurarlo para que lo pueda entender el productor pequeño, pero esa tarea la debe hacer el Banco Agrario”, expresó.

Lea también: Las señales de optimismo que muestra la economía del Valle en el 2018

4. La zonificación regional agrícola. “Hoy, el 34 % de los productores cultivan en el lugar equivocado. El sector público debe hacer los mapas de zonificación agrícola para que los municipios puedan darles a los campesinos la información clara y precisa sobre las condiciones agroecológicas del terreno, las cuales deben coincidir con las condiciones técnicas de los cultivos. Esa será la herramienta poderosa de los alcaldes para direccionar a los campesinos y que ellos sepan qué sembrar, cuándo y qué cantidad”.

El Valle ya hizo el ejercicio. Este departamento sabe qué se debe cultivar. “Aquí entendieron las condiciones agroecológicas”, dijo.

5. Mayor inversión en proyectos de investigación y transferencia tecnológica. “No es posible que el país siga con un hato ganadero que en promedio da tres litros de leche, cuando en el resto de los países vecinos de Suramérica están en 8 litros, incluso en 16 y hasta 18. Nos ha faltado centros de investigación y de transferencia de tecnología por subsector. La idea es crear y fortalecer los que existen, como por ejemplo el de Cenicaña. Además, invertir más recursos para mejorar la investigación.

El sector ganadero no tiene centro de investigación y ya es hora de que se constituya uno”, concluyó.

VER COMENTARIOS
CONTINÚA LEYENDO
Publicidad