"La corrupción no la vamos a derrotar en Twitter": Claudia López
Elecciones presidenciales 2018

"La corrupción no la vamos a derrotar en Twitter": Claudia López

Abril 27, 2018 - 11:45 p.m. Por:
Kelly sánchez / Reportera de El País
Claudia López

Claudia López, senadora y candidata a la Vicepresidencia.

Colprensa

Aunque Claudia López, actual senadora y fórmula vicepresidencial de Sergio Fajardo, ha sido criticada por su temperamento aguerrido y sus opiniones ‘sin filtro’ en el campo político, ella asegura que “siempre actuaré no solamente con la indignación que me produce la corrupción, sino también con el carácter para confrontar a los corruptos cuando sea necesario”.

La lucha contra la corrupción es su bandera y será su principal prioridad, de convertirse en vicepresidenta porque, dice, “creemos que ese es el principal problema que tiene Colombia”.

Ella está convencida de que Fajardo, con quien se alió en la ‘Coalición Colombia’, tiene el carácter para gobernar que necesita el país en estos tiempos de tensión, aunque muchos le llamen ‘tibio’.

Una de sus grandes banderas es la lucha contra la corrupción, ¿cuáles serían sus otras prioridades de ser vicepresidenta?

Esa es la principal tarea que me ha encargado Sergio, porque creemos que ese es el principal problema que tiene Colombia. Para esa tarea vamos a hacer varias cosas. La primera ya la estamos haciendo: es que Sergio, Antanas, Robledo, Navarro, yo, todos somos colombianos que llevamos años en la vida pública y que no tenemos tacha, que hemos ganado elecciones sin comprar votos, gobernado sin comprar políticos ni contratistas, y hacer control político sin dejarnos comprar con mermelada.

Lo segundo será que nuestro Gobierno aplicará los siete mandatos de la consulta anticorrupción.

Y la tercera es que, producto de toda esa lucha contra la corrupción, tenemos el compromiso de recuperar cada dos años el equivalente a un punto del PIB de inversión, es decir 9 billones de pesos y trasladarle ese dinero al sistema de educación, ciencia y tecnología en Colombia. Vamos a pasar de 35 a 55 billones de pesos en inversión en educación.

Lea también: 'Detrás de las campañas: estos son los 'alfiles' de Fajardo'.

Usted ha dicho que la consulta anticorrupción no es para hacer campaña, pero por supuesto que ese tema la pone en el centro de los debates, ¿no es esta una manera de sacar provecho?

No es ningún engaño porque yo no me dedico ni a la bioquímica, ni a la maternidad de gallinas; yo me dedico a la política, que no consiste en andar gestionando puestos ni contratos, como hacen otros congresistas, sino en encontrar soluciones a los problemas del país, de manera que esto es una actividad perfectamente legítima. Segundo, yo intenté durante tres años tramitar estas normas en el Congreso, y ocho veces me las negó; hace más de año y medio, decidimos usar el mecanismo que está en la Constitución, que es el de consulta popular, para que de la mano de la ciudadanía lográramos presionar al Congreso para que estas normas se impongan por voto popular. De no haber sido por el retraso del Consejo Nacional Electoral, que se demoró más de siete meses revisando unas cuentas simples, la consulta se hubiera podido votar el año pasado, pero dilataron la aprobación y por eso se ha cruzado con la campaña presidencial, no por interés mío.

Yo tengo un interés político en esto y es que los ciudadanos entiendan que a la corrupción no la vamos a derrotar en Twitter ni en Facebook, sino eligiendo a gente decente e imponiendo estos mandatos que domestican a la clase política. Ese es el propósito en mi vida, no en la campaña. Tan no es para mi interés personal que en el debate de la plenaria del Senado, que debe dar un aval para que la consulta se pueda convocar a las urnas, yo cedí sin ningún inconveniente a que el aval se diera el 5 de junio, después de la primera vuelta presidencial. De manera que la consulta solo se convoque a las urnas después de que haya pasado la campaña presidencial, para que no se mezcle y no se diga que esto me beneficia.

"Sergio es un hombre con carácter para defender sus principios, pero también con el carácter conciliador para recoger a personas de diferentes sectores, eso es lo que necesita Colombia",
Claudia López,
senadora.

¿Qué le dice a la gente que califica de tibio a Fajardo?

Que no lo conocen. Yo conozco a Sergio hace mucho, como amigo y como gobernante. Sergio es un nombre muy respetuoso, siempre de un tono muy amable, es un hombre que sabe unir en vez de dividir, que sabe conciliar y producir resultados. Pero es un hombre también que lleva 18 años derrotando a las peores maquinarias tradicionales y de politiquería en este país, lo hizo como Alcalde de Medellín, lo hizo como Gobernador de Antioquia. Sergio ha demostrado que tiene carácter para derrotar la corrupción, y liderazgo para conducir un Gobierno que produzca resultados de manera transparente.

Cuando fue elegida fórmula vicepresidencial de Fajardo, usted dijo que una de las cosas que debía cambiar era su temperamento, ¿cómo le ha ido con eso?

Yo soy una persona muy apasionada, muy franca y muy directa, y no me arrepiento de eso. Ese es parte de mi estilo, habrá algunos a quienes les gusta, otros a los que no, pero en defensa de los intereses de los colombianos siempre actuaré no solamente con la indignación que me produce la corrupción, sino también con el carácter para confrontar a los corruptos cuando sea necesario y en cualquier escenario.

¿Qué es lo que más le enoja?

El abuso de poder. Es que la corrupción es la expresión extrema del abuso de poder. Yo siempre digo que mi trabajo en el Senado consiste en tres días felices y tres días infelices. Los tres días infelices son en los que tengo que estar en esa plenaria donde mucha gente, desafortunadamente, no cumple, no asiste, no estudia, ni siquiera lee lo que vota, es un nivel de incompetencia y de desidia francamente aterrador. ¿Y por qué no asisten?, pues porque se la pasan en las instituciones viendo cómo roban plata a través de contratistas y presionando a los funcionarios públicos. Ver la desidia, la corrupción y el abuso de poder de una clase política, que vive de espaldas al país, pero que es mayoría en el Congreso, y ver la manera cómo le mata y le perjudica la vida a los colombianos más humildes en las regiones. Eso es muy indignante, pero no se va acabar con que nos indignamos en las redes, sino con que nos organicemos para derrotar a esa clase política corrupta en las urnas y para imponerles controles como los que establece la consulta anticorrupción.

Ha sido criticada por ‘gritona’, ahora ha bajado el tono, pero sí debate con palabras fuertes, ¿no cree que eso le resta puntos?

Yo creo que ese es un acto de machismo en Colombia. Aquí si el senador Álvaro Uribe levanta la voz en el Senado y le grita a algún contendor que ‘es un mermelado y un corrupto’, eso se considera carácter y vehemencia, pero si lo hago yo, soy una loca gritona, eso es machista, y no es un mal colombiano solamente, es un mal del mundo, a las mujeres nos miden con un doble rasero. Las mujeres con carácter somos incómodas, somos gritonas, somos locas, eso es lo mismo que le dicen los maridos a las mujeres cuando las golpean, y es lo mismo que algunos contradictores dicen de mí en la política, pero eso es más muestra de su machismo que de un defecto de mi parte.

¿Cómo cree que se puede romper la polarización imperante en el país?

Por eso apoyo a una persona como Sergio Fajardo, porque creo que él ha demostrado a lo largo de su vida pública que tiene la capacidad de unir en vez de dividir. Tenemos que aprender, como dice él, a ser diferentes sin ser enemigos, que es una cosa que no hemos logrado en Colombia, que las diferencias políticas no se vayan a las balas. Para eso se necesita el temple, el carácter y el liderazgo que una persona como Sergio tiene.

En la última encuesta, Sergio Fajardo se ubica en el tercer lugar, ¿cuál será la apuesta por escalar en estos últimos días de campaña?

Digamos que las encuestas muestran que vamos en el tercer lugar, que vamos creciendo y que hay dos medio escapados, a los que vamos a alcanzar como dice Sergio, es como si estuviéramos subiendo el Páramo de Letras que es la escalada en ascenso más larga que tiene Colombia, 80 kilómetros en ascenso. Nos quedamos un poquito rezagados pero cada vez subimos más y estamos en buenas condiciones y con buen ritmo para alcanzar a los escapados del lote.

Renuncia

Usted no ha renunciado a su curul en el Senado, ¿cuándo lo hará?

Yo no voy a renunciar hasta que el Senado no apruebe la consulta anticorrupción. Soy la vocera de cuatro millones de colombianos que firmaron, y no los voy a dejar tirados.

¿No hay impedimento legal para que continúe en su cargo como senadora, al tiempo que es la fórmula vicepresidencial de Fajardo?

Ninguno. Sí es cierto que me quita tiempo para la campaña, pero primero el trabajo que la campaña.

VER COMENTARIOS
CONTINÚA LEYENDO
Publicidad