Estos son los estilos por los que reconocen a Duque y a Petro
Elecciones presidenciales 2018

Estos son los estilos por los que reconocen a Duque y a Petro

Junio 13, 2018 - 11:40 p.m. Por:
Redacción de El País 
Lo que va del estilo Duque al estilo Petro

Iván Duque, el candidato del Centro Democrático, podría convertirse este domingo en el presidente más joven en la historia de Colombia.

Archivo de El País

¿Cuál es el estilo de trabajo de los hombres que siguen en contienda electoral y que el próximo domingo se convertirán (uno de ellos) en el presidente número 60 de la República de Colombia?

De Iván Duque, quien logró la máxima votación en la primera vuelta y representa al Centro Democrático, coinciden varios compañeros del Congreso en decir que es una persona conciliadora.

Alfredo Rangel, senador de esa colectividad y quien compartió bancada con él en los últimos cuatro años, asegura que el presidenciable es una persona “supremamente laboriosa, rigurosa y seria con sus compromisos”.

Lea también: Cancelan debate presidencial de los canales públicos

Recuerda que, como congresista, Duque siempre profundizó en los temas de diversa índole, sobre todo, ebn los económicos y sociales. Que le gusta trabajar en equipo y es muy colaborador.

Otro aspecto que se destaca es que, pese a tener un carácter fuerte para defender posiciones, en el partido es reconocido por ser “moderado”, por “buscar y escuchar los puntos de vista. Nunca se va a posiciones extremas y es muy conciliador, pero sin hacer concesiones”.

Rangel dice que Duque, quien podría consolidarse este domingo como el presidente más joven en la historia de Colombia, tiene un gran sentido del humor, y q ue el aspecto que tal vez juega en su contra es que “tiene una alta tendencia a trabajar en exceso, casi que hasta el agotamiento y eso puede ser nocivo para su salud”.

Alberto León Bernal, analista y quien conoció al hoy candidato en sus épocas de funcionario del Banco Interamericano de Desarrollo (BID), dice que es una persona con gran sentido social y muy tolerante de las libertades individuales.

En un escrito que elaboró cuando recién empezaba la campaña, sostuvo que “Iván no es de esos líderes derechistas que se ponen a despotricar de la gente porque no son creyentes o porque están de acuerdo con el matrimonio igualitario”.

Mientras, el experto en marketing político Pedro Viveros indica que desde que Duque comenzó su oficio como senador, labró una imagen de un político conocedor de los temas económicos, de política social y del conflicto en Colombia en todas su facetas: “No improvisó nunca y siempre generó una imagen de juicioso y conocedor del detalle del Estado colombiano. Durante la campaña consolidó esa imagen y siempre la potenció”.

Por su parte, Diego Cediel, politólogo de la Universidad de La Sabana, aclara que por su perfil, el aspirante por el uribismo parece un hombre tecnocrático, que puede lograr una serie de equipos que ejecuten de manera celera y efectiva las tareas.

“Él estuvo en la banca multilateral y su experiencia en el Legislativo le valió ser escogido entre sus compañeros como uno de los mejores senadores del periodo pasado”.

Sin embargo, dice que su desventaja está en que no tiene experiencia ejecutiva en lo local ni en lo nacional. “No sabemos cómo trabaja en esos planos, para entender cómo va a lograr sacar adelante su agenda de gobierno”.

De otro lado, Gustavo Petro, el candidato de la Colombia Humana y quien tiene el reto de conquistar cuatro millones de votos más para superar a su oponente político, ya tiene un perfil reconocido por su trayectoria pública.

Jairo Trujillo, experto en marketing, dice que, pese a que el exalcalde tiene una “incapacidad” para trabajar en equipo, logra consolidar a personas “muy valiosas e inteligentes” en su círculo cercano, que aportan experiencia y suficientes capacidades para desempeñar sus cargos.

Agrega que a Petro le falta aprender a delegar tareas a sus colaboradores. “Su trabajo en la Alcaldía de Bogotá es buena evidencia de ello”.

Entre tanto, el analista Pedro Viveros comenta que el candidato de izquierda “siempre fue un gran parlamentario. Denunció los falsos posítivos y la corrupción en Bogotá y, como candidato, siempre se enfocó en impactar y concertar en su discurso con el núcleo de personas que se sienten excluidas y con ánimo de rupturas inmediatas en la Colombia de hoy”.

Añade que la percepción que genera es que, de no ser por su cuestionada gestión como Alcalde de Bogotá, hoy sería el presidente”.
Pero Diego Cediel coincide con Trujillo en que Petro carece de la capacidad de emprender proyectos de largo aliento porque, al menos, en el caso de la capital del país, constantemente cambió su equipo de trabajo: “Ni siquiera logró mantener una buena relación con quien fue su Secretario de Gobierno”.

Agrega que la coyuntura que vivió a partir de la destitución de su cargo, “lo puso en el escenario que más le gusta, que es el de campaña. A él se le veía más preocupado por su defensa política, mediática, judicial y retórica que por lograr cimentar los equipos de gobierno en una ciudad tan compleja como Bogotá”.

Explica, eso sí, que cada escenario es distinto a nivel nacional y local: Tiene lógicas particulares, actores y dinámicas diferentes. “Pero, en caso de que Petro sea el elegido, su prioridad debe estar enmarcada en lograr una favorabilidad, credibilidad y respaldo porque entra con aspereza y una resistencia fuerte por parte de diferentes sectores”.

Lo que va del estilo Duque al estilo Petro

Gustavo Petro, candidato de Colombia Humana, es reconocido por su talante aguerrido desde su paso por la Alcaldía de Bogotá

Agencia EFE

Según el Concejo de Bogotá, en el Gobierno de Gustavo Petro, la contratación directa se incrementó en el Municipio en un promedio del 79.65 % en los 4 años.

VER COMENTARIOS
CONTINÚA LEYENDO
Publicidad